x
Mi Enfoque #521 Agosto 31, 2014

¿Qué ganó Israel con la guerra? ¿Qué perdió Israel con la guerra?
¿Qué ganó Hamás con la guerra? ¿Qué perdió Hamás con la guerra?
Respecto a una carta abierta de "sobrevivientes del Holocausto" contra Israel
Lecciones que Israel aprendió del reciente enfrentamiento
Lecciones que Hamás aprendió del reciente enfrentamiento

Dos celebraciones de victoria
Lo que la Autoridad Palestina demanda
A cada zona le llega su turno
________________________________

¿Qué ganó Israel con la guerra? ¿Qué perdió Israel con la guerra?
Mi Enfoque #521, Agosto 31, 2014, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il


El cese de fuego está funcionando. Hamás no dispara cohetes a Israel e Israel no bombardea Gaza. Los pobladores de los kibutzim fronterizos con Gaza están regresando a sus hogares. Se puede ya hacer un balance provisional de "ganancias y pérdidas".

Ganancias
•        Israel descubrió y destruyó 32 túneles que Hamás tenía planeado utilizar el 24 de setiembre del 2014 para realizar una infiltración masiva a los pueblos fronterizos israelíes, masacrar a los pobladores y secuestrar a los supervivientes. Esto habría sido un terrible golpe para Israel, y su anulación, casi por si sola, justifica haber tenido el enfrentamiento con Hamás.
•        Entendimiento tácito con dos importantes países árabes, Egipto y Arabia Saudita, que consideran a Hamás parte de la Hermandad Musulmana y un peligro para ellos.
•        El asombroso éxito del sistema anti-cohetes de Israel Cúpula de Acero hará pensar dos veces a Hizballah y a Irán antes de decidir ir a la guerra con Israel. También abre la posibilidad de exportación del sistema a países como Corea del Sur.
•        Israel ha conseguido que la Unión Europea y los Estados Unidos presten atención a la demanda israelí de que Gaza sea desmilitarizada.
•        Tal vez, si las negociaciones dan resultado, los habitantes del sur de Israel podrán disfrutar de paz y tranquilidad por un número de años, sin necesidad de correr en menos de 15 segundos a los refugios.

Pérdidas
•        71 personas murieron. 64 soldados y 7 civiles. 71 familias enlutadas. Cada uno de los caidos es un duelo nacional, un dolor que se siente en cada corazón.
•        El costo económico de la guerra fue inmenso. La economía del país en general y el turismo en especial han sufrido un inmenso golpe.
•        La imagen de Israel ha sufrido un grave daño, no entre los gobernantes (aparte de varios países latinoamericanos que retiraron sus embajadores) que entienden que el enfrentamiento de Israel con Hamás es parte de una guerra del Occidente contra el Islam fanático, sino en los lectores de periódicos y televidentes en muchos países del mundo cuyo conocimiento y comprensión de la situación no se extiende más allá de las imágenes de muerte y destrucción, hábilmente manipuladas por Hamás y exhibidas con gran énfasis por los medios de comunicación.
________________________________

¿Qué ganó Hamás con la guerra? ¿Qué perdió Hamás con la guerra?
Mi Enfoque #521, Agosto 31, 2014, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

Hamás inició la guerra cuando asesinó a tres adolescentes israelíes. Su propósito principal era salir de su terrible situación económica, en la cual no tenía dinero para pagar sueldos. Sus entradas, basadas en los "impuestos" que cobraba por el contrabando que entraba por los túneles desde Egipto a Gaza habían disminuido por completo debido a que Sisi, el presidente de Egipto, había cerrado muchos de los túneles.

Ganancias
•        Hamás, en una forma u otra, recibirá cientos de millones de dólares en teoría para la reconstrucción de Gaza, pero posiblemente, si las cosas no cambian, el dinero será para beneficio de sus lideres e importación ilegal de armamentos.
•        Hamás, a pesar de ser considerada una organización terrorista por la Unión Europea, Estados Unidos, Japón y otros, recibió un tremendo apoyo popular de las manifestaciones anti-judías en las principales ciudades europeas. Personajes como Jimmy Carter y el Arzobispo Tutu, ambos enemigos jurados de Israel, e ironicamente Premios Nobel de Paz, dieron su bendición y apoyo a Hamás, sin tomar en cuenta su constitución genocida y sus actos terroristas, incluyendo hace pocos días ejecuciones sumarias.
•        Israel aceptó una ligera modificación del límite marítimo de los pescadores de Gaza, de 3 millas a 6 millas.
•        Consiguieron lo que ningún enemigo de Israel había conseguido: cerrar por dos días el aeropuerto internacional Ben Gurión.
•        Enviaron cohetes a Tel Aviv, algo que Hizballah nunca logró hacer.
•        Obligaron a miles de personas que vivían en poblaciones fronterizas a abandonar sus hogares.
•        Causaron daño a propiedades y a la economía de Israel.
 
Pérdidas
•        Más de 2,000 muertos, 50% de ellos combatientes.
•        Su stock de cohetes bajó de 10,000 a 2,000
•        32 de los túneles que habían construido a un costo de muchos millones de dólares fueron destruidos por Israel que así desbarató el plan de ataque del 24 de setiembre, de masacres de los civiles israelíes de las poblaciones fronterizas y secuestros de los sobrevivientes.
•        Perdieron varios líderes militares liquidados por Israel.
•        Miles de casas fueron destruidas por los bombardeos israelíes y cientos de miles han quedado sin techo. El costo de la reconstrucción será de miles de millones y podrá demorar hasta diez años.
•        No lograron lo que exigían como condición para el cese de fuego: un puerto y un aeropuerto y total anulación del bloqueo que le hacen Egipto e Israel.
________________________________

Respecto a una carta abierta de "sobrevivientes del Holocausto" contra Israel
Mi Enfoque #521, Agosto 31, 2014, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

Israel es un líder mundial en tecnología, medicina, comunicaciones, agricultura y otros campos, pero en lo que se refiere a "relaciones públicas" es, diciéndolo sin rodeos, un lamentable fracaso. Sus oponentes son mucho más ingeniosos, imaginativos y exitosos cuando se trata de denigrar y difamar a Israel. Esto lo puede fácilmente comprobar cualquier persona que lee periódicos o ve televisión. Acciones que Israel realiza para defender a su población—en las cuales hace todo lo posible por minimizar el inevitable número de víctimas, cuyos líderes cínicamente las usan como escudos humanos e imágenes de propaganda—son utilizadas por sus oponentes para demonizar e ilegitimizar al Estado judío.

Un ejemplo es la carta abierta publicada hace dos semanas por "sobrevivientes judíos, descendientes de sobrevivientes y victimas del genocidio nazi" condenando la "masacre de palestinos en Gaza". La carta apareció el 15 de agosto en el periódico Guardian de Gran Bretaña y el 23 de agosto en el New York Times de los Estados Unidos. Ambas publicaciones, no por coincidencia, son las que más expresan una profunda antipatía al Estado judío en sus respectivos países.

Utilizar a sobrevivientes, o a pseudo sobrevivientes, del peor crimen cometido contra la humanidad en el Siglo XX, para condenar a Israel es, hablando en forma imparcial, un acto magistral de relaciones públicas. Subliminalmente identifican a Israel con los nazis. Los firmantes se sitúan en un alto plano moral desde el cual condenan y desprecian a los judíos israelíes. Al no mencionar los miles de cohetes disparados por Hamás ni los túneles de terror diseñados para secuestrar y masacrar, convierten a Hamás en una organización humanitaria inocente de toda mala intención contra Israel.

Los 327 firmantes acusan a Israel de genocidio y exigen un total boicot económico, cultural y académico del Estado judío. Los firmantes, la mayor parte de ellos conocidos sólo por sus familias, se identifican como sobrevivientes, descendientes de sobrevivientes, amigos de sobrevivientes y primos de sobrevivientes. Poco faltó para incluir en la lista "vecinos de sobrevivientes" y "amigos de personas que han visto la película La Lista de Schindler".

El autor Edward Alexander, erudito del Holocausto, reconoció algunos nombres entre los firmantes:
•        Daniel Boyarin es profesor de Talmud en la Universidad de California. Se llama a si mismo "bisnieto de sobrevivientes", y ha declarado que "su judaísmo murió en Nablus, Daheishe, Beteen". Dice que odia "el machismo sionista" y que lo quisiera reemplazar con un judaísmo más femenino. Alaba a los judíos del pasado que nunca usaron violencia para defenderse. Respecto a la violencia de Hamás, no tiene críticas respecto a los 20,000 cohetes que la organización terrorista ha disparado desde el año 2003 hasta hoy a poblaciones israelíes.
•        Hedy Epstein utiliza el hecho de que en el año 1939, cuando era un pequeña niña, logró abandonar Alemania para convertirse en una "sobreviviente profesional". Ha participado en las flotillas que intentan romper el bloqueo impuesto por Egipto e Israel para impedir el contrabando de armas. No pierde ocasión de expresar su odio a Israel.
•        Anna Baltzer, "nieta de sobrevivientes" es activa en el movimiento anti-Israel "Solidaridad Internacional" y propone el boicot de Israel. Su verdadero apellido es Piller, pero no lo usa para ocultar sus actividades de su abuela que apoya a Israel de todo corazón.

Sería interesante averiguar quien financió la publicación de esa carta en dos periódicos cuyas páginas no son baratas. Como dirían los franceses cherchez l'argent.
________________________________

Lecciones que Israel aprendió del reciente enfrentamiento
Mi Enfoque #521, Agosto 31, 2014, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

De toda experiencia se puede aprender, tanto de las buenas como de las malas. El reciente enfrentamiento con Hamás ha permitido a Israel aprender, entre otras, las siguientes lecciones:

•        Ataques a Israel pueden venir no sólo por tierra, por aire y por mar, sino también por túneles. Esto se deberá tomar en cuenta en las negociaciones de fronteras finales.
•        Nunca se debe subestimar a un enemigo. Hay que considerarlo de igual inteligencia, capaz de sorprender con nuevas tácticas y estrategias.
•        La teoría de que en esta época moderna de cohetes y bombardeos aéreos la infantería ya no juega un rol importante, se ha demostrado que es completamente equivocada. Si el ejercito de Israel no hubiese ingresado a Gaza nunca se hubiesen ubicado los túneles ni hubiesen podido ser destruidos.
•        A Hamás no le afecta la muerte de sus civiles. Al contrario, les brinda imágenes que ayudan a su causa. Pero la muerte de sus dirigentes, es algo completamente distinto. Fue el ataque a Mohammed Deif, jefe militar de Hamás, y la liquidación de dos importantes comandantes, lo que causó alarma en Hamás y le dio incentivo para aceptar el mismo cese de fuego que Egipto le había propuesto un mes antes.
•        Actos de buena voluntad de Israel, (como recibir a la nieta de Haniyeh y a cientos de palestinos en hospitales en Israel y proveer de agua, electricidad, combustible, cemento y ayuda humanitaria) nunca serán reconocidos por Hamás ni mencionados por los medios de comunicación internacionales.
•        Masacres en otros países (200,000 muertos en Siria, decenas de miles en Irak, centenares de miles en Sudán) no reciben tanta atención ni producen tanta indignación moral en el mundo como la muerte de un solo palestino a manos de Israel, aun cuando es un combatiente.
•        La muerte de un niño israelí por fuego de mortero de los palestinos no es motivo de indignación internacional.
•        El antisemitismo en Europa encuentra en las acciones de Israel el mejor pretexto para su expresión.
•        Israel debe, en lo posible, hacer siempre lo que mejor convenga para la protección de su población y la supervivencia del Estado, aún cuando sus acciones afecten su imagen internacional.
•        Cada respuesta de Israel, (excepto dar la otra mejilla) a un ataque es considerado "desproporción".
•        Hamás, aun si la destrucción de su territorio fuese diez o cien veces mayor que lo que ha sido en el reciente conflicto, nunca abandonará su objetivo de destruir el Estado de Israel.
________________________________

Lecciones que Hamás aprendió del reciente enfrentamiento
Mi Enfoque #521, Agosto 31, 2014, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

A juzgar por las declaraciones de Khalid Mashaal, jefe del Hamás, en un discurso hace unos días en Qatar, donde juró que pronto iniciarán una nueva "guerra de resistencia" contra Israel, las lecciones que Hamás aprendió del reciente enfrentamiento se pueden resumir en una sola palabra: ¡Ninguna!
________________________________

Dos celebraciones de victoria
Mi Enfoque #521, Agosto 31, 2014, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

Los árabes en el Medio Oriente, incluyendo los palestinos, tienen la cualidad de poder convencerse a si mismos de cualquier fantasía, aun cuando esta contradiga a la más obvia y visible realidad. No por nada son los autores de esa maravillosa colección de fantasías llamadas "Las mil y una noches".

Tan pronto Hamás aceptó el cese de fuego (básicamente con las mismas condiciones que pudieron haber aceptado un mes antes, lo cual habría evitado muertes y destrucción) cientos de palestinos salieron a las calles a celebrar la "victoria" con disparos al aire. Sus líderes subieron de sus túneles y bunkers, donde habían estado escondidos durante 50 días, para proclamar la "victoria".

El problema con las fantasías de los árabes es que no solo las creen sino que actúan de acuerdo a ellas. En vez de ver la realidad del terrible costo de muertes y destrucción causadas por la cadena de eventos que Hamás comenzó con el asesinato de tres adolescentes israelíes, están convencidos de que han logrado una gran victoria, que les servirá de motivación para repetir acciones similares en dos o tres años, que ocasionarán más destrucción y más muertes, y serán motivo para una nueva "celebración de victoria".

En Israel también hubo una "celebración de victoria", pero no la realizaron judíos israelíes para quienes la destrucción y las muertes en ambos lados no se justifican ni se celebran, sino árabes israelíes identificados con Hamás.

Cerca de 2,000 árabes israelíes, (de una población árabe israelí de 1,700,000 personas), que portaban banderas palestinas, se reunieron hace unos días en un pueblo cercano a Haifa para "celebrar la victoria de Hamás". En el estrado, bajo una gran bandera que decía "Gaza Triunfó", estaban tres parlamentarios árabes israelíes, que, cuando fueron elegidos, habían jurado lealtad al Estado y a sus leyes. Dos eran del partido Balad, Jamal Zahalka, y la parlamentaria Haneen Zoabi,. Ambos últimamente visitaron Qatar, y presumiblemente se reunieron con los dirigentes de Hamás. También tomó parte en la celebración Ibrahim Sarsur, del partido Árabe Unido.

Los manifestantes cantaron el himno nacional palestino y luego guardaron un minuto de silencio no por los ciudadanos de Israel que murieron (uno de ellos fue un beduino), menos aun por los soldados, sino por los pobladores de Gaza que perdieron la vida.

Haneen Zoabi dio un discurso elogiando "la resistencia palestina que derrotó al poder militar y político de Israel."

La Zoabi está siendo investigada por llamar traidores a policías árabes-israelíes e incitar a que la gente les escupa. Hoy ocupa un escaño en una institución gubernamental, la Knesset, pero en cualquier otro Estado normal estaría en otro tipo de institución gubernamental, ocupando no un escaño sino una celda.
________________________________

Lo que la Autoridad Palestina demanda
Mi Enfoque #521, Agosto 31, 2014, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

A diferencia de Hamás (cuya demanda se puede resumir en una sola frase: la destrucción inmediata del Estado de Israel), la Autoridad Palestina, para firmar la paz con Israel, demanda lo siguiente:

•        Las fronteras finales de Israel deben ser las del armisticio de 1949, tal vez con mínimos intercambios. Jerusalén Oriental, incluyendo la Ciudad Vieja, donde está el Muro Occidental, el lugar más sagrado para el judaísmo, será parte del Estado palestino.
•        A ni un solo [judío] israelí se le permitirá quedarse a vivir en territorios que serán parte del Estado palestino.
•        Los descendientes de los refugiados de 1948 tendrán el derecho a retornar a las aldeas (hoy ya no existentes) en Israel, dentro de las fronteras del armisticio de 1949, donde vivían sus abuelos o bisabuelos.
•        Israel nunca será reconocido por los palestinos como Estado judío.

Estas demandas se pueden resumir en una frase: la destrucción gradual del Estado de Israel.

Las fronteras del armisticio de 1949 fueron llamadas por Aba Eban "fronteras de Auschwitz". Una frontera que le da a Israel en algunos lugares sólo 14 kilómetros de ancho, y permite que el aeropuerto internacional esté a menos de 5 kilómetros de la frontera, no da seguridad a Israel. Imponer esas fronteras significa violar la Resolución 242 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que especifica "Israel se retirará de territorios—no dice de los territorios—mediante negociaciones a fronteras seguras y reconocidas".

El hecho de no permitir a un solo [judío] israelí residir en el futuro Estado palestino es un claro caso de racismo, discriminación y apartheid. En comparación, 1,700,000 árabes viven en Israel, gozando de todos los derechos que una democracia otorga a sus ciudadanos.

Respecto al retorno de los nietos y bisnietos de los refugiados de 1948 a Israel, la resolución 194 de la Asamblea General de las Naciones Unidas se refiere a refugiados tanto árabes como judíos, y especifica alternativas como compensación y residencia en otros países.

Respecto al reconocimiento de Israel como Estado judío, similar al reconocimiento de Egipto como Republica Árabe de Egipto o de Irán como Republica Islámica de Irán, esa es la esencia del problema: la negativa de los árabes de admitir la legitimidad de un Estado sin mayoría árabe ni islámica en el Medio Oriente.
________________________________

A cada zona le llega su turno
Mi Enfoque #521, Agosto 31, 2014, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

He notado una cosa curiosa: a cada zona de Israel le llega su turno de sufrir el máximo número de ataques.

En una época las guerras de Israel se llevaban a cabo afuera de las fronteras. La Guerra de los Seis Días, en junio de 1967, se realizó en el Sinai y en territorios que pertenecían en ese momento a Siria (el Golán) y a Jordania (Cisjordania).

La Guerra de Yom Kippur (1973) se luchó principalmente en el Sinai y en territorios sirios limítrofes con las fronteras del Golán.

La Primera Guerra del Líbano (1982) se luchó en el Líbano.

Las cosas cambiaron con la Guerra del Terror, también llamada Segunda Intifada (2000 al 2004) cuando suicidas bombas mataban a gente en todo el país, pero principalmente en Jerusalén y en Tel Aviv.

Luego, durante años, fueron las poblaciones del sur, fronterizas con Gaza las que absorbieron casi diariamente los cohetes disparados por los palestinos.

En julio del 2006, en la Segunda Guerra del Líbano, los habitantes del norte, desde la frontera con el Líbano hasta Haifa, fueron blancos de cohetes. Muchos de ellos abandonaron sus hogares y encontraron refugio temporal en el centro y sur del país.

En los tres enfrentamientos que Israel ha tenido con Hamás, la organización terrorista que gobierna Gaza: "Plomo Fundido" en diciembre del 2008 a enero del 2009 "Pilar de Defensa" en noviembre del 2012 y "Margen de Protección, julio a agosto del 2014, los que más sufrieron fueron los habitantes del sur, los pueblos fronterizos, Beersheba, Ashkelon y Ashdod. (Lo que no quiere decir que los habitantes del centro no tuvieron su cuota de cohetes).

Por ahora la situación está calmada en el sur, pero en el noreste, en la frontera del Golán con Siria, terroristas de Al Qaeda se han apoderado de los puestos fronterizos sirios, y tal vez los habitantes del Golán serán los siguientes en estar bajo fuego.

No hay duda de que vivimos en un barrio peligroso.

 

 

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui