x
Mi Enfoque #526 Octubre 1, 2014

Dos discursos de Obama
El discurso de Mahmoud Abbas en las Naciones Unidas
El discurso de Benjamín Netanyahu en las Naciones Unidas
Obama el despistado
Honran a asesinos
"Shadenfreude"
________________________________

Dos discursos de Obama
Mi Enfoque #526, Octubre 1, 2014, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

Con un intervalo de 5 años y tres meses Obama ha dado dos importantes discursos acerca del Islam. El primero lo pronunció el 4 de junio del 2009, en la Universidad del Cairo, en Egipto. El segundo lo dio el 24 de setiembre del 2014 en las Naciones Unidas, en Nueva York.

En el primer discurso ofreció un nuevo comienzo de las relaciones entre los Estados Unidos y el mundo musulmán, basado "en interés mutuo y respeto mutuo". Mencionó lo mucho que la civilización debe al Islam, y dijo que Islam es parte de América. Mencionó que extremistas han matado a mucha gente en muchos países, actos, según Obama, incompatibles con el Islam. Aseguró que los Estados Unidos no están y nunca estarán en guerra con el Islam. Respecto a la democracia, que Estados Unidos no presume de saber lo que mejor conviene a cada nación, y que ningún Estado puede imponer su sistema de gobierno a otro Estado. Mencionó que los países occidentales no deben impedir que los musulmanes practiquen su religión en la forma que mejor les parezca, como por ejemplo no permitir a las mujeres velos o burkas. Terminó ofreciendo cooperación en educación, desarrollo económico, ciencia y tecnología.

En el segundo discurso habló principalmente acerca de la necesidad de combatir el extremismo violento. Denunció las acciones de Rusia en Ucrania. La mayor parte de sus palabras fueron acerca del "terrorismo que ha pervertido una de las más importantes religiones del mundo". Insistió que Estados Unidos no está y nunca estará en guerra con el Islam, y que el Islam enseña la paz, pero que fanáticos religiosos constituyen un peligro. Dijo que ya es tiempo para que las comunidades musulmanas en el mundo rechacen explícitamente la ideología de Al Qaeda y del Estado Islámico. Indicó que la violencia dentro del Islam es la causa de tanto sufrimiento humano.

La principal diferencia entre los dos discursos es en relación al conflicto israelí-palestino. En el primer discurso dedicó 1020 palabras de un total de 5802 palabras, el 17% de su discurso, al conflicto israelí-palestino, calificándolo como la segunda causa de tensión en el mundo (la primera causa, dijo, era la "confrontación con el extremismo violento en todas sus formas").

En el segundo discurso, que constó de 4261 palabras, dedicó sólo 176 palabras al conflicto israelí-palestino, es decir el 4%. Dijo, contradiciendo todos los inútiles e ineficaces esfuerzos que su Secretario de Estado John Kerry realizó durante un año: "la situación en Irak, Siria y Libia debería curar a cualquiera de la ilusión de que este conflicto es la principal causa de los problemas de la región. Durante demasiado tiempo, este conflicto ha sido usado para distraer a la gente de los problemas de sus propias naciones".

Respecto a la amenaza nuclear de Irán contra Israel y la ambición iraní de hegemonía política en el Medio Oriente, un peligro mucho mayor para el mundo que lo que representa el Estado Islámico, Obama se limitó a  expresar 78 palabras en el tono más amistoso posible, mucho menos de las 351 palabras que dedicó al problema de Irán en su discurso en El Cairo.

Cuando habló de organizaciones islámica terroristas mencionó a ISIS, al Qaeda y Boko Haram. No incluyó en esa lista a Hizballah o a Hamás, organizaciones islámicas terroristas que han matado a cientos de judíos israelíes y no israelíes

Obama demostró su prejuicio contra Israel al decir "demasiados israelíes están listos para abandonar la paz" sin mencionar los miles de cohetes disparados por los palestinos, el odio genocida de Hamás, y las encuestas en las cuales el 80% de los palestinos expresaron estar a favor de renovar los disparos contra centros poblados de Israel.
________________________________

El discurso de Mahmoud Abbas en las Naciones Unidas
Mi Enfoque #526, Octubre 1, 2014, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

El 26 de setiembre del 2014 Mahmoud Abbas, presidente de facto de la Autoridad Palestina, (fue elegido para un periodo presidencial que terminó el 9 de enero del 2009, hace casi 6 años, pero, sin elecciones, Abbas continúa ejerciendo el puesto), dio un discurso* en las Naciones Unidas, donde demostró, sin lugar a dudas, que no ha leído el clásico libro de Dale Carnegie, "Como ganar amigos e influir sobre las personas".

Abbas comenzó su discurso acusando a Israel de realizar una guerra de genocidio contra el pueblo palestino. Y de allí, hasta el final, todo fue cuesta abajo. El odio y los insultos caracterizaron las 3373 palabras de su discurso. Acusó a Israel de innumerables crímenes de guerra, de terrorismo racista, de actuar impunemente contra la ley internacional, de atentar contra la mezquita Al Aqsa, de causar con sus acciones el extremismo y terrorismo en el Medio Oriente, de convertir a Gaza en la "más grande prisión del mundo".

Por algún motivo olvidó mencionar los miles de cohetes disparados por Hamás contra ciudades israelíes y la construcción de túneles cuyo objetivo era masacrar civiles y secuestrar a los sobrevivientes.

El Departamento de Estado de los Estados Unidos calificó el discurso de Abbas de "ofensivo, desilusionante, provocativo, contra productivo y dañino a los esfuerzos de crear una atmósfera positiva y de mutua confianza entre las partes".

En Israel el rechazo al ofensivo e incendiario discurso de Abbas fue prácticamente unánime, desde la derecha hasta la izquierda, con la única excepción de la presidente del partido Meretz de ultra izquierda, Zahava Gal-On, que apoyó las palabras de Abbas.

Si la intención de Mahmoud Abbas fue demostrar a los israelíes y al mundo que no tiene la menor intención de hacer paz con Israel, su discurso logró su cometido con creces.

* http://lospuebloshablan.org/discurso-del-presidente-de-palestina-ante-la-asamblea-general-de-las-naciones-unidas/
________________________________

El discurso de Netanyahu en las Naciones Unidas
Mi Enfoque #526, Octubre 1, 2014, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

Tres días después del discurso de Mahmoud Abbas, el Primer Ministro de Israel, Benjamín Netanyahu dio un discurso* en la Asamblea General de las Naciones Unidas frente a un auditorio casi completamente vacío excepto por la presencia de un grupo de funcionarios israelíes y judíos americanos simpatizantes.

El discurso de Netanyahu duró 35 minutos y constó de 3,477 palabras. Su primera frase fue "Israel reza por la paz". Continuó mencionando el peligro del terrorismo islámico que, "al igual que el cáncer, comienza pequeño pero luego se puede metastisar". Dijo que no hay diferencias entre ISIS y Hamás, "ambos son ramas del mismo árbol venenoso", "ambos comparten un credo fanático". Comparó las palabras del "califa" Abu Bakr Al.Baghdadi con las de Khaled Meshaal, jefe del Hamás, y no encontró diferencia. Mencionó que la ambición del Islamismo terrorista de conquistar el mundo e imponer su fe es similar a la ambición nazi de conquista global.
Demostrando mucha mayor preocupación que la que tiene Obama, por la amenaza que representa la intención de Irán de producir bombas nucleares Netanyahu usó 802 palabras, 23% de su discurso, para este tema comparado a las 78 palabras utilizadas por Obama, 0.20% de su discurso (quinta parte del 1%).

 Netanyahu mencionó que Israel lamenta la muerte de cada civil palestino, pero responsabilizó a Hamás que hizo todo lo posible no sólo para maximizar el número de víctimas israelíes sino también el de víctimas palestinas.

Denunció la obsesión del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas respecto a Israel. 50% de sus resoluciones fueron contra el Estado Judío, obsesión basada en un antisemitismo que es compartido por muchedumbres en ciudades europeas que piden enviar a los judíos a las cámaras de gas.

Posiblemente lo más importante que dijo es que muchos antes pensaban que el camino para la convivencia de Israel con el mundo árabe era mediante la paz entre Israel y los palestinos. Hoy las circunstancias han cambiado, y la situación es al revés. La convivencia pacífica y cooperación con los Estados árabes facilitará llegar a la paz con los palestinos.

 Respecto a las calumnias de Mahmoud Abbas, no mencionó su nombre, pero dijo "un hombre que escribió su doctorado con mentiras acerca del Holocausto y exige una Palestina completamente limpia de judíos, judenrein, puede hablar desde este podio y sin la mínima vergüenza acusar a Israel de genocidio y limpieza étnica."

El discurso fue, como todos los de Netanyahu, una demostración de su elocuencia y de su perfecto dominio del idioma inglés, pero políticos de partidos de la oposición criticaron que no aprovechó la oportunidad para presentar una propuesta israelí para resolver el conflicto Israel-palestinos.

* http://www.jpost.com/Arab-Israeli-Conflict/Full-text-of-Prime-Minister-Netanyahus-UN-speech-376626
________________________________

Obama el despistado
Mi Enfoque #526, Octubre 1, 2014, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

Desde que nací Estados Unidos ha tenido trece presidentes. El primero fue Franklin Delano Roosevelt. Luego, ocuparon el puesto Truman, Eisenhower, Kennedy, Johnson, Nixon, Ford, Carter, Reagan, Bush padre, Clinton, Bush hijo, y ahora Obama. Varios de ellos fueron excelentes, algunos buenos, otros mediocres, uno de ellos malo, y otro pésimo.

Obama es el presidente que merece el calificativo de pésimo. Nunca ha tenido Estados Unidos un presidente tan poco preparado para el puesto, tan despistado, tan ineficaz tanto en su política interior como exterior.

Su programa de seguro médico ha imposibilitado a millones de americanos a permanecer con el seguro que habían tenido durante años. El departamento de impuestos, Internal Revenue Service, utiliza su poder contra sus opositores. Ha aumentado la deuda interna de los Estados Unidos a niveles nunca antes alcanzados.

Es ineficaz y amable con los países enemigos, descortés e indiferente hacia los países amigos. El embajador americano en Libia fue asesinado y el gobierno de Obama culpó unicamente por la tragedia al productor de un video ridículo.

Defiende al Islam y rehúsa entender que la causa del terrorismo islámico es el Islam.

Hoy Estados Unidos recibe menos respeto, y tiene menos influencia militar y diplomática de lo que ha tenido en los últimos 70 años. En el Medio Oriente ningún país, aún aquellos que son aliados de los Estados Unidos, tiene confianza en Obama.

Su Secretario de Estado, John Kerry, es aún, si esto fuera posible, más despistado, más ineficaz, más ingenuo, más ignorante de la situación y mentalidad de amigos y opositores, que el mismo Obama.

Hace un par de semanas confesó que no tenía ninguna estrategia para oponerse a ISIS.

Los ayatolas de Irán y Vladimir Putin lo manipulan con la mayor facilidad.

El irresponsable retiro de las tropas americanas de Irak produjo un vacío que está siendo aprovechado por ISIS.

Lamentablemente para los Estados Unidos y para el mundo todavía le quedan a Obama dos años de (des) gobierno.
________________________________

Honran a asesinos
Mi Enfoque #526, Octubre 1, 2014, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

Dos terroristas de Hamás raptaron hace tres meses a tres adolescentes israelíes y los asesinaron a sangre fría. Khaled Mashal, jefe de Hamás, en una entrevista que dio a Yahoo reconoció que los asesinos eran miembros de Hamás.

Durante tres meses los asesinos lograron evadir a las fuerzas israelíes que los buscaban. Hace una semana fueron ubicados y matados en un intercambio de fuego.
La Autoridad Palestina ha calificado a los dos asesinos de shahids, (mártires), el más alto status en la religión islámica, a quienes Allah recompensa. Respecto a Israel, dijeron que la muerte de los dos terroristas "era un crimen horrible", "una ejecución cobarde", "un asesinato", "un crimen premeditado", "una matanza a sangre fría".
 
La delegación palestina a las conversaciones de cese de fuego en el Cairo declaró: "Estamos convencidos de que las fuerzas de ocupación mataron a los combatientes para que ellos no declaren la verdad sobre la desaparición de los tres colonos".
________________________________

"Shadenfreude"
Mi Enfoque #526, Octubre 1, 2014, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

El idioma alemán tiene impresionantes palabras que no se encuentran en otros idiomas. Una, por ejemplo, es judenfrei, que literalmente se traduce como "libre de judíos". La palabra fue inventada por los nazis para designar un área territorial "limpio" de judíos. Otra palabra alemana, adoptada por otros idiomas, es shadenfreude, literalmente "daño-alegría", que significa el placer que uno siente por las desventuras de otros.

Los nazis fueron derrotados hace siete décadas, pero hoy hay un régimen que ha adaptado la política de judenfrei. Me refiero a la Autoridad Palestina, cuyo presidente, Mahmoud Abbas, ha declarado, en más de una ocasión, que, tan pronto se declare el Estado Palestino, no permitirá en su territorio la presencia de un solo israelí.

Es paradójico que una reciente aplicación de la política judenrein en Ramallah me dio motivo para sentir shadenfreude. Una mujer judía fue expulsada de una conferencia que se llevaba a cabo en la Universidad Birzeit en Ramallah. Leí la noticia con una gran sonrisa y, como dicen en inglés, "it made my day".
Debo explicar esto con más detalle para no dar la impresión de que he adoptado los prejuicios de Mahmoud Abbas. La mujer a la que se refiere la noticia es Amira Hass, una periodista de extrema izquierda que trabaja para el periódico Haaretz. Esta señora, judía de origen, de nacionalidad israelí, reside en Ramallah. En sus artículos manifiesta no conocer un solo israelí bueno ni un solo palestino malo. Justifica el terror contra Israel. Cuando no encuentra alguna noticia perjudicial para Israel o que puede ser tergiversada, la inventa, por lo cual ha sido enjuiciada por calumnias y mentiras.

Amira Hass relata su caso en un artículo publicado hace unos días en el Haaretz*. Fue invitada por la Fundación alemana Rosa Luxemburg, una institución de izquierda, para atender una conferencia en la Universidad Birzeit, titulada "Perspectivas críticas de alternativas al desarrollo neo liberal en los Territorios Palestinos Ocupados".

Estaba ella ya sentada, muy cómoda, esperando disfrutar de las acusaciones e insultos contra Israel que expresarían los conferenciantes, cuando, para su sorpresa, se le acercaron dos organizadores y le pidieron que abandone el salón de conferencias. Resulta que la Universidad tiene un reglamento que prohíbe a israelíes (sólo a israelíes judíos, no a israelíes árabes) pisar el suelo de la Universidad. Uno de los organizadores le dijo que era para su propia protección.

En su artículo la Sra. Hass escribe que es una injusticia que los palestinos la traten a ella, izquierdista y anti-sionista, igual como tratan a otros judíos. Ella es "judía buena". No es como los "judíos colonialistas, que les niegan sus derechos y les han robado sus tierras".  

Por suerte Amira menciona que el verdulero que le vende frutas y verduras en Ramallah le pidió disculpas "en nombre de la nación palestina".

No hay peor ciego, no hay peor sordo, que una persona de extrema izquierda. La Sra. Hass nunca comprenderá que para los palestinos, (al igual que lo fue para los nazis), no existe un judío bueno. No hay diferencia entre sionistas y pro palestinos. Si es judío, es judío, y no hay lugar para él o ella en la Universidad Birzeit, o, para decirlo con toda franqueza, en todo el Medio Oriente.

* http://www.haaretz.com/news/features/.premium-1.618007

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui