x
Mi Enfoque #434

El islamismo y la intolerancia
Obama y el Islam: el tiro salió por la culata
Romney tiene un grave defecto: dice la verdad
Alquimia en Israel
Lo que no ocurrió en el año 5772 que acaba de terminar
________________________________

El islamismo y la intolerancia
Mi Enfoque #434, 20 de setiembre, 2012, por David Mandel, www.mandeldavid.com

"No odiarás al egipcio, porque tú fuiste extranjero en su tierra".
 (Deuteronomio 23:8)

"Amen a sus enemigos y oren por quienes os persiguen" (Mateo 5:44)

"El Día del Juicio no llegará hasta que los musulmanes maten a los judíos. Cuando un judío se esconda detrás de rocas y árboles, las rocas y los árboles dirán, 'Oh, Musulmán', 'Oh, Abdulah', hay un judío escondido detrás de mí. Ven y mátalo"
 (Mahoma)

No se necesita ser un estudiante de teología para notar que hay cierta diferencia entre el Islam y las otras dos religiones abrahámicas, judaismo y cristianismo. Pero, para ser completamente justos, debemos reconocer que también hay versos en la Torah y en el Nuevo Testamento, que predican el odio, la xenofobia y la intolerancia, obsesiones que los judíos desde hace más de dos mil años, y los cristianos desde hace doscientos años, cuando se abolió la Inquisición en el año 1835,  han dejado a un lado.

La teoría de que hay una religión verdadera, que es superior a todas las otras, y que debe ser impuesta al mundo, incluso por medios violentos, ha sido desacreditada en el cristianismo. Hoy esa teoría prima sólo en el islamismo, movimiento absolutista y totalitario, cuyo objetivo es hacerse del poder para imponer sus creencias, no sólo en sus propios países sino en el mundo entero. Es una amenaza tan grave para la paz mundial como lo fueron, en el siglo pasado, las ideologías del nazismo y del comunismo.

El islamismo considera que cualquier burla, crítica o parodia de su religión, es una blasfemia que debe ser castigada severamente, no solamente en los países islámicos sino en todo el mundo, lo cual equivale a imponer universalmente la Shaaría, (leyes sagradas islámicas que condenan la blasfemia y la castigan con pena de muerte). El hecho de que las constituciones de los países democráticos garantizan la libertad de expresión no les interesa a los islámicos, cuando se consideran ofendidos. Para ellos, la religión, su religión, es más importante que la prensa libre o la libertad de expresión. Son incapaces de entender que los gobiernos de países democráticos no controlan la prensa ni son responsables de lo que sus ciudadanos puedan escribir u opinar, ya que en los países árabes el gobierno es quien dicta a los periódicos lo que tienen que escribir, y castiga al que tiene la osadía de decir algo que va en contra de la política oficial.

En 1988 el escritor Salman Rushdie, nacido en la India y residente en Gran Bretaña, publicó un libro titulado Los Versos Satánicos. Ayatolá Khomeini, líder espiritual de los shiitas musulmanes y líder supremo de Irán, emitió una fatwa (edicto religioso) ordenando a los musulmanes del mundo que maten a Rushdie, acusándolo de blasfemia. Es decir, en términos que nos hemos acostumbrado a escuchar en películas de la Mafia, uno de los principales líderes islámicos del mundo "puso un contrato sobre la vida de Rushdie". Ningún país retiró su embajada de un país cuyo líder se portaba igual que Don Corleone. En realidad la fatwa de Khomeini no llamó la atención a nadie.

¿Alguien puede imaginar, cuando se estrenó en ese mismo año, 1988, la película La última tentación de Cristo, dirigida por Martín Scorsese, película que contradecía todos los fundamentos de la religión cristiana, que el Papa de entonces, Juan Pablo II, podría emitir una encíclica ordenando matar a Scorsese? ¡Qué inmenso escándalo hubiese causado esto en todo el mundo!

¿Cuál fue la reacción de los cristianos en el año 2003 cuando se publicó el libro El Código de Da Vinci, que niega la muerte y resurrección de Jesús? Nadie exigió matar al autor Dan Brown. Nadie lo acusó de blasfemia. Por el contrario, los millones de personas, la gran mayoría de ellos cristianos, que compraron el libro lo convirtieron en el éxito del año.

He visto la película La Inocencia de los Musulmanes*, y estoy convencido de que merece el mayor de los desprecios, no por su estúpida parodia de Mahoma, (al único a quien le puede causar risa es al autor del esperpento, pero a nadie más ya que el humor brilla por su ausencia), sino porque es peor que la peor película amateur que he visto en mi vida, carece totalmente de valor artístico, las actuaciones de los actores son ridículas, y mientras menos digamos de la dirección  de la película mejor será. El responsable de la película es un egipcio cristiano, furibundo anti-musulmán, residente en los Estados Unidos, con prontuario policial por estafa. Al principio dijo llamarse Sam Becile**, pero más apropiado habría sido Im Becile. Pero, habiendo dicho esto, debo agregar que ninguna persona normal puede pensar que la ofensa, causada por una película de gusto deplorable, justifica la muerte de personas, los ataques a las embajadas y la quema de banderas.

Debería modificar el párrafo anterior, y no escribir "ninguna personal normal", sino "ninguna personal normal en el Occidente", ya que la violenta y fanática reacción de los musulmanes a una ofensa, a la cual nadie en el Occidente daría importancia, es para ellos completamente normal.

El error del Occidente, en especial de los Estados Unidos, es creer que la democracia, el respeto al individuo y a la libertad de expresión, y la tolerancia a quienes tienen una fe distinta o ninguna, se puede imponer a los países árabes. Eso es lo que Bush trató de hacer en Irak, y eso es lo que Obama trató de conseguir en Egipto, alentando la mal llamada "Primavera árabe", cuyo único resultado es haber cambiado una dictadura secular por una dictadura de fanáticos islámicos de la Hermandad Musulmana. Obama, demostrando que no es estudiante de historia, repitió exactamente todos los errores que el patético Jimmy Carter hizo cuando fue presidente, lo cual causó, debido a la ineptitud del peor presidente que los Estados Unidos han tenido en su historia, que Ayatolá Khomeini reemplace al Shah. Ejemplo clásico de saltar de la sartén al fuego.

La democracia y el liberalismo que caracterizan al Occidente no pueden implantarse en una cultura que considera suprema la ley divina, Shaaría, y no tiene respeto a las leyes dictadas por gobiernos compuestos por seres humanos.

Los gobernantes de los Estados Unidos ingenuamente creían que convocar a elecciones en los territorios que se encuentran bajo el control de la Autoridad Palestina era ipso facto convertirlos en una democracia liberal. Lo único que consiguieron fue demostrar cuan cierta es la frase del diplomático americano Edward Djerejian respecto a las elecciones en los países árabes, "un hombre, un voto, una sola vez". Hamás nunca permitirá elecciones libres en Gaza, y la Hermandad Musulmana tampoco lo hará en Egipto.

Hay gente desalmada que cree que la mejor forma de enseñar a un cachorrito a no orinar en la alfombra es refregarle las narices en la orina. Me opongo a ese cruel método educacional, pero, respecto a las ilusiones que Obama tiene acerca de la democracia árabe, refregarle la nariz en la realidad sería la única forma de que aprenda algo.

* Si alguien quiere ver La Inocencia de los Musulmanes lo puede ver en:
http://www.youtube.com/watch?v=YYRAmKCxVrg

** El periódico Haaretz, anti-sionista, y el periódico británico Guardian, anti-israelí, se sobrepasaron a sí mismos esta vez. Cuando en Internet ya se había ampliamente revelado que el autor de la película era un egipcio cristiano, Haaretz y Guardian continuaron presentando en sus páginas Web un gran titular "Judío israelí es el autor de la película". No quisiera creer que su objetivo era provocar pogroms y asaltos contra judíos en distintas partes del mundo, pero eso es lo que fácilmente podría haber ocurrido como resultado de la mala intención de ambas publicaciones.
________________________________

Obama y el Islam: el tiro salió por la culata
Mi Enfoque #434, 20 de setiembre, 2012, por David Mandel, www.mandeldavid.com

Obama, cuando asumió la presidencia de los Estados Unidos el 20 de enero del año 2009, estaba convencido de que él era capaz de lograr lo que ningún presidente americano, desde Truman hasta Bush II, había logrado: establecer la paz entre los israelíes y los árabes.

Basaba su convencimiento en dos factores:
a)  Obama es el único presidente en la historia de los Estados Unidos que estudió de niño en escuelas islámicas, lo cual posiblemente lo haya persuadido de que conoce muy bien la mentalidad islámica.
b)  La exagerada adulación que Obama había recibido de sus partidarios le hicieron creer que realmente era poseedor de una mente excepcional que claramente veía soluciones donde otros, de mentes inferiores, sólo veían problemas.

Dos días después, (no, no es error de imprenta, realmente sólo dos días después, cuando aún no tenía idea de donde estaban los baños en la Casa Blanca), Obama anunció su iniciativa para resolver el problema del Medio Oriente, y nombró  a un representante de alto nivel para recomenzar de inmediato y con urgencia las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos. ¡Craso error! Los planes, que recién estaban a medio preparar, exigían todo de los israelíes y nada de los palestinos, elevaban a niveles irreales las expectativas palestinas, y no tomaban en cuenta la opinión de Israel.

En abril del 2009 Obama visitó Arabia Saudita y se inclinó sumisamente para saludar al Rey Abdullah. Esto causó gran impresión tanto en los Estados Unidos como en los países árabes.

Dos meses después, el 4 de junio del 2009, Obama dio en el Cairo un importante discurso, al que llamó "Un nuevo comienzo". Fue un intento de congraciarse con los musulmanes, en el cual abundaron las alabanzas para las míticas contribuciones de los musulmanes al progreso de los Estados Unidos. Aunque el aeropuerto de Tel Aviv está a menos de una hora de distancia, Obama no consideró necesario demostrar imparcialidad y visitar también, aun fuese sólo por unas pocas horas, al Estado Judío.

En noviembre de ese mismo año Obama forzó a Netanyahu a congelar durante diez meses las construcciones en Judea y Samaria, diciéndole que esa era la condición de los palestinos para renovar las negociaciones. Netanyahu congeló las construcciones y los palestinos continuaron negándose a negociar.

En febrero del 2011 Obama obligó a Mubarak a renunciar, creyendo que así contribuía a crear democracia en Egipto y que eso sería beneficioso para Egipto y para las relaciones egipcias con los Estados Unidos. El resultado, (gente más escéptica y mejor informada, se lo habían advertido), fue que los fanáticos islámicos de la Hermandad Musulmana pescaron en el río revuelto y asumieron el poder. La gratitud egipcia a los Estados Unidos se manifestó la semana pasada cuando la turba, sin que la policía egipcia lo impida, asaltó la Embajada y quemó la bandera americana.

En Libia, Obama con las fuerzas de la OTAN, ayudó a los rebeldes a deponer al dictador Gaddafi. La semana pasada los libios expresaron su gratitud matando al Embajador de los Estados Unidos y a otros americanos más.

El odio islámico a Obama en los meses finales de su presente período presidencial es muchísimo mayor que la antipatía que los árabes e islámicos tenían a los Estados Unidos hace cuatro años.

El "Nuevo Comienzo" de Obama fue un tiro que salió por la culata.
________________________________

Romney tiene un grave defecto: dice la verdad
Mi Enfoque #434, 20 de setiembre, 2012, por David Mandel, www.mandeldavid.com

No tengo demasiada simpatía hacia Obama, pero creo que saldrá reelegido. Su contendiente Milt Romney tiene un grave defecto, fatal para cualquier político: dice la verdad, tal como él la ve.

Hace algunas semanas Romney visitó Israel y dijo que la enorme diferencia entre los  niveles de vida de los israelíes y la de los palestinos se debe, en su mayor parte, a la diferencia en culturas.

Esta opinión no fue racista, (aunque los líderes palestinos no perdieron un momento en acusar de racismo a Romney), sino que expresaba la realidad de que hay diferencias en cultura, mentalidad y prioridades. Si los palestinos de Gaza, por ejemplo, en vez de destruir los invernaderos dejados por los israelíes en el año 2005, hubiesen continuado trabajándolos, hoy tendrían más fuentes de ingresos, más puestos de trabajo, y mejor nivel de vida. Pero, debido a que su prioridad es otra, prefirieron destruir los invernaderos, y concentrar sus esfuerzos en fabricar cohetes y dispararlos a las poblaciones israelíes limítrofes.

Un político más diplomático que Romnye no habría expresado su sincera opinión en una forma tan clara.

Romney ha vuelto a cometer el mismo error. Ha expresado la verdad. En un banquete pro-fondos de su campaña, en Boca Ratón, Florida, lo filmaron diciendo lo siguiente:

• La idea de forzar a los israelíes a hacer concesiones a los palestinos para lograr que estos reciproquen es pésima.
• Los palestinos no tienen ningún interés por hacer la paz con Israel.
• Si los palestinos tuviesen control sobre las fronteras, los iraníes, al igual que lo han hecho en el Líbano y en Gaza, les transferirán armas y cohetes para ser usados contra Israel.
• La distancia entre Tel Aviv y un Estado Palestino no sería mucho más que once kilómetros, y el aeropuerto de Israel estaría al alcance de cualquier cohete.
• El objetivo final de los palestinos ha sido y es la destrucción y eliminación de Israel.

Las opiniones que expresó el candidato Romney no son necesariamente las que expresará el Presidente Romney. Generalmente los presidentes, una vez electos, sufren de amnesia respecto a lo que expresaron y prometieron cuando eran candidatos. Pero, por lo menos, en un momento, dijo la verdad.
________________________________

Alquimia en Israel
Mi Enfoque #434, 20 de setiembre, 2012, por David Mandel, www.mandeldavid.com

Alquimia era una filosofía medieval cuyo objeto era transmutar metales ordinarios en oro. Lamentablemente, los alquimistas nunca pudieron tener éxito.

Los alquimistas israelíes, (prefieren ser llamados químicos o ingenieros), han logrado convertir excrementos de pollos y gallinas en electricidad.

Acaban de inaugurar en Israel una planta de biogás que producirá cuatro megawats de electricidad, lo cual cubrirá las necesidades de más de seis mil hogares, aparte de resolver un problema de contaminación ambiental y de malos olores.

La "materia prima" será colectada de las granjas, y llevada en receptáculos cerrados a la planta de procesamiento. El primer paso es pasteurizar, y luego introducir la materia a dos tanques de concreto, que no tienen oxígeno. La materia prima emitirá biogás metano que sirva para producir la electricidad. La materia sólida que quede será vendida como fertilizante.

Hay dos plantas similares. pero de menor tamaño, funcionando en el norte de Israel, y se está planeando hacer otra cuya materia prima será contribuida por las miles de vacas lecheras que hay en Israel.
________________________________

Lo que no ocurrió en el año 5772 que acaba de terminar
Mi Enfoque #434, 20 de setiembre, 2012, por David Mandel, www.mandeldavid.com

Generalmente, al terminar un año se hace un recuento de los importantes eventos que ocurrieron durante ese año. Creo que también es muy importante hacer un recuento de los importantes eventos que no ocurrieron durante el año.

Estos son algunos de los importantes eventos que no ocurrieron:

• Guerra entre Israel e Irán
• Irán cesó de desarrollar armas nucleares, y abrió todas sus instalaciones para que sean revisadas.
• Los palestinos aceptaron sentarse a negociar con Israel.
• Los palestinos declararon la creación de un Estado Palestino
• Se realizaron elecciones en Israel.
• El mundo intervino en Siria para dar fin a las diarias masacres que ya han costado la vida a más de 20,000 personas.
• Los ultra-ortodoxos han sido obligados a servir en el ejército.

Y la noticia más importante que no ocurrió en el año 5772:
¡Llegó el Mesías!
________________________________

 

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui