x
Mi Enfoque #455

Israel y Turquía
La pusilanimidad de la Unión Europea ó No hay peor ciego que el que no quiere ver
Herzl y Moisés, paralelismos
"Wingate de Judea"
El Premio Génesis

________________________________

Israel y Turquía
Mi Enfoque #455. Marzo 28, 2013, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

En el año 1492 los Reyes Católicos promulgaron un decreto expulsando de España a los judíos que rehusaban convertirse al cristianismo. Gran parte de los expulsados encontró refugio en el Imperio Otomano, donde el Sultán Bayazet los recibió con los brazos abiertos, comentando respecto a los inmigrantes, "¿Acaso se le puede considerar a Fernando de Aragón como un rey sabio, cuando ha empobrecido su tierra y enriquecido la nuestra?"

En el curso de los siglos siguientes los judíos, aunque estaban sometidos a las mismas limitaciones de otras minorías, no fueron discriminados ni perseguidos a diferencia de lo que ocurría en Europa y también en el mundo árabe.

Los turcos permitieron la inmigración de judíos a la Tierra de Israel sin poner trabas, en contraste a las disposiciones de Gran Bretaña durante la época del Mandato, cuando limitó drásticamente el ingreso de judíos.

Aunque Turquía votó en contra del Plan de Partición de las Naciones Unidas en el año 1947, un año después reconoció al Estado de Israel, el primer Estado de población musulmana que así lo hizo.

En noviembre del año 1976 Turquía votó a favor de la resolución 3379 de la Asamblea General de las Naciones Unidas que declaró que el sionismo es una doctrina racista. En diciembre del año 1991 Turquía se abstuvo de votar por la Resolución 46/86 de la Asamblea General de las Naciones Unidas que anuló la resolución 3379.

Durante todos esos años Turquía fue el lugar preferido de los israelíes para pasar sus vacaciones. Cientos de miles lo hacían cada año. Las relaciones comerciales y militares (Turquía permitía a la Fuerza Aérea Israelí entrenar a los pilotos israelíes en los cielos turcos) eran excelentes.

Las relaciones de amistad entre los dos países empezaron a deteriorarse cuando el partido islámico AKP (Justicia y Desarrollo) ganó las elecciones parlamentarias en el año 2002, y su líder, Recep Tayyip Erdoğan, (ferviente musulmán), asume el puesto de Primer Ministro en el año 2003, puesto que ocupa hasta hoy.

En el mes de enero del 2009, en Davos, Suiza, durante un debate sobre Gaza, Erdoğan insultó al presidente de Israel Shimon Peres llamándolo prácticamente asesino.

El 31 de mayo del 2010 las fuerzas israelíes abordaron seis barcos que habían sido fletados por IHH, una organización turca, considerada terrorista por Israel, que querían romper el bloqueo israelí-egipcio de Gaza. Cinco barcos no opusieron resistencia, pero en el sexto barco, el Mavi Marmara, 40 miembros del IHH, armados con barras de fierro y cuchillos, formaron un "Comité de Recepción" a los soldados israelíes. El resultado fue 9 muertos, 8 de ellos turcos, y un número de heridos.

Turquía exigió disculpas públicas de Israel e indemnización a las familias de los muertos, exigencias no aceptadas por Israel. Turquía retiró su embajador de Israel pero no rompió relaciones con el Estado Judío.

En el mes de julio del año 2011 un comité de investigación de las Naciones Unidas dictaminó que el bloqueo israelí (para prevenir el contrabando de armas y explosivos que serían usados contra civiles israelíes) era legal, y que Turquía debió haber evitado que la flotilla fuese a Gaza. El comité criticó a Israel por usar fuerza excesiva y no haber abordado los barcos en aguas más cercanas a la costa.

En febrero de este año, Erdoğan, en una conferencia en Viena, declara que el sionismo (el movimiento de liberación nacional judíos) es un crimen contra la humanidad y lo compara con el nazismo.

Para los Estados Unidos el hecho de que la relación entre sus dos aliados más confiables en el Medio Oriente está cada vez peor, en momentos cuando Irán amenaza la paz mundial y Siria se desintegra, es algo que no tiene sentido ni lógica, y va en contra de los intereses americanos. Obama aprovechó su visita a Israel para convencer a Netanyahu que ofrezca disculpas a Turquía y así terminar con la mutua antipatía que podrían terminar en hostilidades abiertas.

Netanyahu, maestro del realpolitik*, sabe que mejorar las relaciones con Turquía es de vital importancia, debido a lo que está sucediendo en Siria, y que no hay otra alternativa para lograr ese objetivo que presentar disculpas, utiliza la presencia de Obama para telefonear a Erdoğan. Aunque su excusa no es exactamente la esperada por el líder turco, ya que Netanyahu se disculpó por la muerte de los activistas, "si es que fueron debidos a un error de nuestras fuerzas" (pero no se disculpó por abordar los barcos y abortar el objetivo de la flotilla de romper el bloque de Gaza), inmediatamente aparecieron cartelones en Estambul felicitando a Erdoğan por haber defendido el honor turco.

Los dos Estados han quedado en intercambiar embajadores y llegar a un acuerdo sobre la suma de las indemnizaciones. Hay indicios de que Erdoğan se está enfriando, ya que ha declarado su intención de visitar Gaza (Abu Mazen, el Presidente de la Autoridad Palestina, le ha pedido que no lo haga) y dice que continuará el juicio contra los militares israelíes.
 
*  Realpolitik se refiere a la política o diplomacia basada en factores prácticos y materiales, y no ideológicos.
_______________________________

La pusilanimidad de la Unión Europea ó No hay peor ciego que el que no quiere ver
Mi Enfoque #455. Marzo 28, 2013, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

Toda nación que valorice la justicia debe considerar a Hezbollah
como lo que realmente es: una organización terrorista.
(Barak Obama, en un discurso en Jerusalén el 21 de marzo del 2013).

Europa ha tirado la toalla, Europa se ha rendido, Europa, en la frase del eminente islamista Bernard Lewis, "está perdida". Los europeos han perdido su religión, han perdido su energía, han perdido su honor. Ciegamente han abierto de par en par las puertas de sus países a fanáticos islámicos, que, gracias a la inmigración descontrolada y desenfrenada, y al aumento demográfico de los inmigrantes, serán dueños del viejo continente antes de fines de este siglo. Tal como la Constantinopla del cristiano imperio bizantino hoy se llama Estambul y es la capital de un Estado musulmán, es probable que dentro de algunas décadas París cambiará su nombre a "Nueva Meca" y Londres será llamada "Islam City".

La última prueba de este debacle, si es que aún se necesitan pruebas, es la actitud de la Unión Europea (con excepción de Holanda, y parcialmente de Gran Bretaña) frente a Hezbollah, organización islámica fanática, armada y financiada por Irán, cuyos objetivos principales son dos: convertir al Líbano en un Estado islámico y destruir a Israel.

La Unión Europea se niega a considerar a Hezbollah como organización terrorista argumentando que no hay pruebas de que ha realizado actos terroristas, a pesar de que en 1983 bombardeó las barracas militares americanas en Beirut matando a 258 americanos y a 58 paracaidistas franceses. En 1994 puso una bomba en el edificio de la Asociación Mutual Israelita Argentina en Buenos Aires matando a 85 personas e hiriendo a más de 100. En el año 2005 asesinó al ex Primer Ministro del Líbano, Rafic Harari según lo confirmó un tribunal de investigación de las Naciones Unidas. En el año 2011 atacó a fuerzas de las Naciones Unidas en el Líbano. En la actualidad ayuda a Asad a matar en Siria a sus oponentes. En julio del 2012 mató en Bulgaria con una bomba a cinco turistas israelíes. El gobierno búlgaro, después de investigar el atentando, declaró hace un mes, que Hezbollah era responsable. Hace un par de semanas en Chipre un miembro de Hezbollah fue condenado a prisión luego de confesar que había planeado matar turistas israelíes en Chipre. Todo esto persuadió al Parlamento Europeo a declarar que había clara evidencia de la actividad terroristas de Hezbollah y a pedir que el Consejo de la Unión Europea tome las medidas necesarias para poner fin a las actividades terroristas de Hezbollah.

La contestación del Consejo de la Unión Europea: "La evidencia no es suficiente para declarar a Hezbollah como organización terrorista". Agregaron:"el asunto merece más estudio", o, expresado en forma distinta, "esperemos que realicen más actos terroristas para tener una idea más clara".

Requiescat in pace, Europa.
_______________________________

Herzl y Moisés, paralelismos
Mi Enfoque #455. Marzo 28, 2013, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

Moisés hizo de los esclavos hebreos un pueblo.
Herzl hizo del pueblo hebreo una nación.

En los 3,300 o más años de historia del pueblo judío dos personajes desempeñaron un papel preponderante: Moisés, quien convirtió una comunidad de esclavos en un pueblo, y Herzl, quien convirtió un pueblo perseguido, acostumbrado a la intolerancia o, en el mejor de los casos a una tolerancia despectiva, en una nación soberana e independiente.

Moisés vivió, según la mayoría de los historiadores, en el siglo 14 A.E.C. Herzl vivió en el siglo 19, (nació en el año 1860 y murió en el año 1904.) Aunque los separan 32 siglos hay impresionantes paralelismos entre los dos.

Ambos nacieron de padres hebreos, pero tuvieron poco o ningún contacto, durante su niñez y su juventud con su pueblo ancestral. Moisés fue criado y educado como un príncipe egipcio en el palacio del Faraón. Herzl se crió en el seno de una acomodada familia judía asimilada, en la que era en ese momento la ciudad más culta de Europa, Viena.

Ambos no se identificaron ni tuvieron mayor interés en el pueblo hebreo hasta que cada uno de ellos fue testigo de un acto de injusticia. Moisés vio a un capataz egipcio golpear despiadadamente a un trabajador hebreo indefenso. Herzl, corresponsal del más prestigioso periódico vienés, fue testigo en Paris del trato recibido por Alfred Dreyfus, militar judío, falsamente acusado de espionaje.

Ambos llegaron a la conclusión de que no había futuro para el pueblo hebreo en los lugares donde se hallaban. Moisés decidió que había que sacar a los hebreos de Egipto. Herzl decidió que había que sacar a los judíos de Europa.

Ambos decidieron que Eretz Israel, la tierra de Israel, prometida por Dios a Abraham, era el lugar donde los hebreos debían establecerse y vivir libres e independientes.

Ambos se entrevistaron con los soberanos de su época en un intento de conseguir su cooperación para lograr el éxodo de los judíos, en un caso de Egipto y en el otro de Europa. Moisés se entrevistó con el Faraón. Herzl se entrevistó con el Sultán de Turquía, con el Káiser de Alemania y con el rey de Italia.

Ambos no llegaron a ver la culminación de su sueño. Moisés murió antes de que el pueblo hebreo entrase a la tierra de Israel. Herzl murió en 1904, trece años antes de que Gran Bretaña declarase a Palestina "Hogar del Pueblo Judío", y 44 años antes de la Declaración de Independencia de Israel.

Sin Moisés, quien nos dio la Torah, no existiría hoy el pueblo judío. Sin Herzl, quien fundó el sionismo, no existiría hoy el Estado de Israel.
________________

"Wingate de Judea"
Mi Enfoque #455. Marzo 28, 2013, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

Muchos han escuchado acerca de ese personaje fascinante y carismático que fue Lawrence de Arabia, o habrán visto la película de ese nombre, filmada en 1962 y considerada por el American Film Institute como una de las diez mejores películas de todos los tiempos. Lawrence luchó al lado de los árabes contra el Imperio Otomano durante la Primera Guerra Mundial.

Hay un personaje similar, Charles Orde Wingate, un oficial británico, (1903-1944) que merecería ser llamado "Wingate de Judea" ya que él fue quien, contra la oposición de sus superiores, entrenó a los miembros de la Haganá, la organización paramilitar judía, que, con el establecimiento del Estado de Israel en 1948, se convirtió en el Ejército de Defensa de Israel. Se le puede considerar como el fundador de la Haganá como un ejército. Muchas de sus ideas y tácticas están aún en uso en el ejército israelí.

Wingate fue enviado a Palestina en 1936 como capitán de inteligencia militar, en momentos que los árabes, liderados por el Gran Muftí Al Husseini, habían comenzado una campaña de terror en contra de los funcionarios del Mandato Británico y de las comunidades judías. A diferencia de la gran mayoría de sus colegas Wingate simpatizaba con los judíos y compartía de todo corazón los ideales sionistas. 

En 1938 Wingate logró convencer al comandante de las fuerzas británicas en Palestina para que le permitan organizar pequeñas unidades móviles de voluntarios judíos que llevarían la ofensa al enemigo operando de noche. Las llamó "Escuadrones Especiales Nocturnos". Estableció su base principal en el oasis de Ein Jarod, donde había luchado el líder bíblico Gedeón quien destruyó una gran fuerza enemiga son sólo 300 hombres. Allí Wingate enseñó a los reclutas de Haganá las técnicas de emboscada y lucha nocturna.

Su simpatía sionista causó que en 1939 sus superiores lo enviaran de regreso a Gran Bretaña, y su pasaporte fue sellado con una nota que le prohibía regresar a Palestina. Lo acusaron de ser judío, a lo cual él contestó Ni yo ni mi mujer ni ningún miembro de mi familia tiene una gota de sangre judía en las venas, pero no me avergüenzo de decir que soy un admirador y devoto real de los judíos.

Cuando empezó la Segunda Guerra Mundial Wingate fue enviado al Sudán para luchar contra los italianos que habían conquistado Etiopía. Allí organizó un grupo comando, llamado "La Fuerza de Gedeón", compuesto de sudaneses, etíopes y soldados británicos. Su principal ayudante era Abraham Akavia que había sido miembro de la Haganá. El grupo no tenía servicios médicos y Wingate consiguió convencer a sus superiores para que le permitan traer médicos judíos de Palestina.

"La Fuerza de Gedeón" tuvo un gran éxito al conseguir expulsar al ejército italiano de Etiopía. El 5 de mayo del 1941 Wingate encabezó un desfile triunfal en Addis Abeba que restauró el trono a Haile Selassie. Luego, contra la orden de sus jefes, salió con una fuerza de 2,000 soldados etíopes y capturó a 14,000 soldados enemigos el 23 de mayo. Sus superiores reaccionaron desmantelando "La Fuerza de Gedeón", removiendo a Wingate del mando y rebajando su rango de Teniente Coronel a Mayor.

En febrero de 1942, ascendido a coronel, fue enviado a Birmania para que organice la actividad de las guerrillas. Wingate creo un grupo de comandos para operar tras las líneas enemigas, al cual llamó "Chindits", nombre de un león mítico birmano. Sus hazañas lo hicieron famoso y fue ascendido a General de Brigada. El 24 de marzo de 1944 el avión en el que viajaba se estrelló en Birmania y todos los que iban en él murieron.

Fue enterrado inicialmente en Birmania y luego sus restos fueron transferidos al Cementerio Nacional de Arlington en Washington donde están sepultados los héroes militares. En Gran Bretaña le erigieron una estatua.

Israel honró su memoria dando su nombre al importante Instituto de Aptitud Física situado en la ciudad de Natania.

Nota.- Un amigo mío, el afamado director de cine Danny Wolman, transcurrió su infancia en Addis Abeba, donde su padre, el Dr. Moshé Wolman, uno de los médicos judíos que pelearon al lado de Wingate en "La Fuerza de Gedeón", fue el medico personal del Emperador después que Haile Selassie recobró su trono. El Dr. Wolman, al regresar a Israel, fue nombrado Director del Departamento de Patología del Hospital Tel Hashomer. Su investigación le permitió identificar una enfermedad a la que llamó Lysosomal Acid Lipase (LAL) Deficiency, hoy más conocida como "Enfermedad de Wolman".
________________

El Premio Génesis
Mi Enfoque #455. Marzo 28, 2013, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

En el mes de mayo de este año, dos meses de hoy, será anunciado en Jerusalén el primer ganador  del Premio Génesis, quien, aparte del honor y prestigio, recibirá la suma de un millón de dólares.

El Premio Génesis, al cual la revista Time llama el "Premio Nobel Judío", será entregado anualmente a la persona judía que lo merezca por reunir tres requisitos: logros excepcionales en el campo de sus actividades contribuyendo al progreso de la humanidad, identificación positiva con el pueblo judío, y ser un modelo ejemplar para la juventud judía del mundo.

El premio ha sido creado por el Grupo Filantrópico Génesis, (GFG) compuesto principalmente por millonarios judíos rusos. Esta organización ha otorgado cientos de becas en Rusia, Israel y en los Estados Unidos, especialmente a judíos de habla rusa. También ha dado millonarias donaciones a Yad Vashem, la Universidad Brandeis en los Estados Unidos, a los programas educacionales del ejército israelí, y a la Agencia Judía.

Uno de los principales miembros del GFG es Mikhail Fridman, judío de 48 años de edad, nacido en Ucrania, quien, después de terminar sus estudios universitarios, fundó a la edad de 25 años, en 1989, una compañía financiera llamada Alfa Group Consortium, hoy una de las principales compañías de inversión en Rusia, especializada en petróleo, bancos y telecomunicaciones. Según la revista Forbes, su fortuna de 15,000 millones de dólares sitúan a Fridman en el sétimo puesto de los hombres más ricos en Rusia.

El procedimiento para escoger al merecedor del Premio Génesis comienza con nominaciones presentadas por las más importantes instituciones académicas del mundo, por las principales organizaciones judías y por líderes comunitarios en el mundo. Un comité de ocho personas, liderado por Natán Sharansky, presidente de la Agencia Judía, escogerá de la lista cinco finalistas.

Un segundo comité de cinco personas―el Presidente de la Knesset, dos jueces retirados de la Corte Suprema de Israel, un representante del gobierno de Israel y un representante del GFG―escogerá quien de los cinco finalistas es el ganador.
________________________________

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui