x
Mi Enfoque #376

La ley anti-boicot
El plan de paz de la izquierda israelí

El partido de izquierda Meretz en camino a la desaparición
"Lo cortés no quita lo valiente" y la excepción a la regla
Rabino propone restablecer la poligamia

________________________________

La ley anti-boicot
Mi Enfoque #376, 13 de julio, 2011, por David Mandel, www.mandeldavid.com

El dramaturgo suizo Friedrich Durrennmatt estrenó en 1956 su tragicomedia, "La visita de la vieja dama", con gran éxito de taquilla y elogios de los críticos. La trama es la siguiente: una anciana multimillonaria regresa a su pueblo de origen, y declara que está dispuesta a donar grandes sumas de dinero al alcalde y a cada uno de los pobladores, pero tiene una condición, que maten a quien la había seducido y abandonado cuando era joven. La reacción inicial de la gente fue un indignado rechazo de la oferta, pero poco a poco fueron aceptando la idea, y al final de la obra cumplen con el deseo de la vieja dama y linchan al seductor.

Algo similar está ocurriendo con la idea de boicotear a Israel. El movimiento internacional anti-israelí BDS*, (Boicotear, Desinvertir y Sancionar), al principio rechazado por todo Israel, poco a poco ha sido adoptado por intelectuales israelíes de izquierda, (actores, escritores, profesores, periodistas), que hoy se niegan a presentarse en Ariel, Maalei Adumim y en otras ciudades y pueblos de Judea y Samaria. Más vergonzoso aún es el hecho de que compañías israelíes, para poder recibir lucrativos contratos de una firma palestina que está construyendo una ciudad ultra moderna cercana a Ramallah, han firmado que no hacen ni harán negocios con firmas e individuos que trabajan y producen en Judea y Samaria.

Las personas y firmas que se han radicado en Judea y Samaria, donde viven y trabajan productivamente, lo hacen en forma legal, autorizados e incentivados por los sucesivos gobiernos de Israel**. Es una injusticia condenarlos y castigarlos por actuar de acuerdo a lo que la ley les permite. Los que no están de acuerdo con la política del gobierno pueden, y deben, manifestar su oposición votando en las elecciones por partidos que comparten su posición, pero boicotear y sancionar a ciudadanos inocentes que cumplen con la ley es injusto e inmoral. Y, desde esta semana, también es ilegal.

La Knesset acaba de aprobar, luego de un encendido debate de más de seis horas de duración, la ley anti-boicot, que permite a todo ciudadano iniciar juicio a personas y organizaciones que pregonan y/o cumplen con un boicot económico, cultural o académico contra Israel, contra instituciones israelíes o contra regiones que se encuentran bajo control israelí. La nueva ley también prohíbe al gobierno realizar negocios con compañías que cooperan con estos boicots.

La izquierda y los árabes inmediatamente pusieron el grito en el cielo acusando que la nueva ley, según ellos, es antidemocrática y mccarthista.

*  El fundador del movimiento BDS es Omar Barghouti, nacido en Qatar, criado en Egipto, y hoy residente de Ramallah. En un clásico ejemplo de jutzpá e hipocresía este individuo, enemigo jurado de Israel, está haciendo su doctorado en la Universidad de Tel Aviv. Cuando le preguntaron como puede explicar esa contradicción, contestó que sus estudios en UTV son un asunto personal que él no piensa comentar. Los estudiantes de la universidad firmaron una petición pidiendo su expulsión, documento que fue rechazado por las autoridades de la universidad.

** Israel ofreció, pocas semanas después de su victoria en la Guerra de los Seis Días, (junio, 1967) retirarse de los territorios que habían caído bajo su control, a cambio de firmar la paz. Los árabes rechazaron la oferta en la Conferencia de Khartoum. Las Naciones Unidas, reconociendo que las fronteras del armisticio de 1949 ya no eran válidas, aprobaron una resolución pidiendo a Israel que se retire de territorios, y no de los territorios.  Los asentamientos, pueblos, ciudades y suburbios de Jerusalén, construidos por sucesivos gobiernos de Israel, han sido en terrenos estatales sobre colinas áridas y pedregosas, sin desalojar un solo palestino.

Envía tu comentario a Enfoque@netvision.net.il

________________________________

El plan de paz de la izquierda israelí
Mi Enfoque #376, 13 de julio, 2011, por David Mandel, www.mandeldavid.com

La izquierda israelí está compuesta por varios grupos, no todos igualmente extremistas: el partido político Meretz el partido árabe-judío comunista Hadash los partidos árabes la agrupación Paz Ahora diversas ONG (Organizaciones No Gubernamentales, varias de las cuales en otros países serían juzgadas por traición) el periódico Haaretz y sus columnistas artistas y escritores académicos y profesores de universidades, dedicados no a enseñar sino a indoctrinar, (especialmente en las facultades de Humanidades y Sociología).

La izquierda es minoría en Israel, pero se hace escuchar, fuera de toda proporción a su reducido número, con libros, artículos, conferencias, declaraciones, pedidos de boicot y sanciones, mientras que la mayoría, en la frase de Richard Nixon, "es silenciosa". (Lamentablemente, para la izquierda, en las elecciones nacionales la mayoría si sabe expresar su opinión).

El plan de paz de la izquierda, según lo expresan los representantes de esa ideología,  (me refiero principalmente a la ultra izquierda, ya que hay elementos de izquierda que se consideran moderados y no comparten estas ideas 100%), es el siguiente:

• Israel debe aceptar el "retorno" de millones de descendientes de los refugiados palestinos del 48.
• Israel debe devolver todo el territorio que fue "ocupado" como resultado de la Guerra de los Seis Días.
• Israel debe desalojar de sus casas al medio millón de israelíes que viven en los suburbios de Jerusalén, Maalei Adumim, Ariel, y otras poblaciones en Judea y Samaria, para dejar esas regiones judenfrei, de acuerdo a la exigencia de Abu Mazen, presidente de la Autoridad Palestina.
• Israel debe dejar de insistir que los palestinos y los árabes en general lo consideren "Estado judío", (a pesar de que así es llamado en el Plan de Partición de las Naciones Unidas de noviembre de 1947).
• Israel debe entregar a los palestinos el Kotel Hamaaravi, (llamado hasta 1967 el Muro de los Lamentos), el único resto que ha sobrevivido del Segundo Templo, el lugar más sagrado para la religión judía.
• Israel debe cesar el bloqueo naval a Gaza y no poner obstáculos a que Hamás reciba cargas sin revisar.
• Israel debe aceptar la división de Jerusalén.
• Israel debe demoler la cerca de seguridad que fue construida para evitar que entren suicidas asesinos.
• Israel, tan pronto se calme la situación en Siria, debe devolver a dicho país las Alturas del Golán, desde las cuales los sirios, hasta 1967, disparaban a los agricultores israelíes.

Resumiendo en una frase el plan de paz de la izquierda israelí: "Israel debe aceptar todas las demandas de los palestinos y de los árabes, sin exigir nada a cambio".

Envía tu comentario a Enfoque@netvision.net.il
________________________________

El partido de izquierda Meretz en camino a la desaparición
Mi Enfoque #376, 13 de julio, 2011, por David Mandel, www.mandeldavid.com

Meretz es el partido político que más adecuadamente representa a la izquierda israelí. Se llama a si mismo "sionista", aunque, para muchos, su definición de lo que es ser "sionista" tiene gran parecido a lo que otros llaman "anti-sionista", o, en el mejor de los casos, "post-sionista". La creación, caída y (probablemente en un futuro no muy lejano) desaparición de Meretz muestran paralelismo a lo que ha ocurrido con la izquierda israelí en las últimas dos décadas.

Desde su creación en 1992, cuando obtuvo 12 escaños, hasta las últimas elecciones, en el año 2009, cuando logró conseguir unicamente 3 mandatos, Meretz encarna la continúa disminución de la importancia e influencia de la izquierda en la política israelí.

Su fundadora Shulamit Aloni―recordada por oponerse a que los jóvenes israelíes visitasen Auschwitz ya que, según ella, "regresan llenos de sentimientos nacionalistas"―cometió el error de invitar a Yossi Sarid a que se una a su partido. Sarid aprovechó la primera oportunidad que tuvo para expulsar a Aloni y ser nombrado jefe del partido. La derrota de Meretz en las elecciones del 2003, (obtuvieron sólo 5 representantes) obligó a Sarid a renunciar. Fue sucedido por Yossi Beilin, (autor intelectual del catastrófico Acuerdo de Oslo), cuyo único logro fue cambiar temporalmente el nombre del partido a Meretz-Yajad, (Meretz-juntos). Beilin emulando a la rata que abandona el buque que se hunde, renunció a su cargo y a su puesto de diputado en la Knesset. Lo sucedió Jaim Oron, quien lideró el partido en las elecciones del 2009, consiguiendo que su representación bajase de 5 a 3.

En marzo del 2011 Jaim Oron renuncio a la jefatura de Meretz y a su puesto de diputado en la Knesset. Fue reemplazado por Zahava Gal-On. De acuerdo a los precedentes que muestra la historia del partido es probable que tampoco la Sra. Gal-On dure mucho tiempo como líder, a no ser que en la próximas elecciones ella resulte ser la unica representante elegida de Meretz, lo cual significa que, al estar sola y no tener competencia, no quedaría nadie que la expulse para ocupar su puesto.

 Una reciente encuesta en Israel revela que la izquierda continúa perdiendo terreno. Si las elecciones se celebrasen hoy, el Likud y otros partidos de derecha aumentarían su representación en la Knesset. La explicación es que la gran mayoría en Israel sabe distinguir entre la realidad y las ilusiones, y, a diferencia de la izquierda, prefiere no auto-engañarse.
Envía tu comentario a Enfoque@netvision.net.il
________________________________

"Lo cortés no quita lo valiente" y la excepción a la regla
Mi Enfoque #376, 13 de julio, 2011, por David Mandel, www.mandeldavid.com

Es una tradición en todos los países del mundo cantar el himno nacional al principio o al final de eventos y ceremonias solemnes. En Estados Unidos van aún más lejos y cantan el himno nacional antes de comenzar un partido de baseball.

En Israel también existe la misma tradición. Hace unos días, por ejemplo, asistí a la clausura del año escolar en el colegio donde estudian mis nietos, y la ceremonia terminó con el público de pie cantando Hatikvah.

Resulta que hay instituciones en Israel donde lo cortés prima sobre lo valiente. En las últimas ceremonias de graduación de la Universidad de Haifa y de la Facultad de Trabajos Sociales de la Universidad Hebrea de Jerusalén no se cantó el himno nacional "para evitar dar ofensa a los estudiantes árabes".

Esta inaudita y vergonzosa abstención, reflejo de la ideología de los funcionarios responsables, causó una gran indignación en varios diputados de la Knesset, quienes, en consecuencia, están preparando una ley por la cual instituciones académicas que se abstengan de tocar el himno nacional en sus ceremonias formales no tendrán derecho a recibir fondos del Estado.

Envía tu comentario a Enfoque@netvision.net.il
________________________________

Rabino propone restablecer la poligamia
Mi Enfoque #376, 13 de julio, 2011, por David Mandel, www.mandeldavid.com

La Torah no prohíbe la poligamia, (excepto al Sumo Sacerdote, al cual sólo se le permitía una esposa), pero la sujeta a ciertos reglamentos. Por ejemplo, si un hombre toma una segunda esposa, este hecho no debe afectar la situación económica de la primera. Respecto al rey, la Torah no le limita el número de esposas, pero aconseja que no tenga muchas. (La definición de "muchas" quedaba a criterio de cada rey. Salomón, por ejemplo, no consideraba que 700 esposas mas 300 concubinas eran muchas - ver 1 Reyes 11:3).

El Talmud también permite tener varias esposas, pero limita el número de las legítimas a cuatro, a cada una de las cuales el esposo debe proporcionar un domicilio separado.

Alrededor del año 1000 el rabino Gershom ben Yehuda, más conocido como Rabbeinu Gershom, ("Nuestro maestro Gershom"), dio un decreto, (takaná), prohibiendo la poligamia, pero esto rigió sólo en las comunidades judías europeas y no en las comunidades judías que vivían en países islámicos. Hay una controversia respecto a la duración de la prohibición. Hay quienes dicen que la prohibición fue válida sólo hasta el final del quinto milenio del calendario hebreo, es decir hasta el año 1240 E.C. Otros dicen que la prohibición es de duración indefinida. En el Estado de Israel la ley prohíbe la poligamia.

Un grupo de judíos ultra ortodoxos, dirigidos por el rabino Yehezkel Sopher, han creado una organización, Habayit hayehudí hashalem ("El perfecto hogar judío") cuyo objeto es reintroducir la poligamia. Según ellos, la poligamia es la solución ideal para tres problemas: a) hay demasiadas mujeres solteras que no pueden conseguir marido b) ayudaría a combatir la amenaza demográfica de la población árabe y c) evitaría que los esposos busquen distracción sexual fuera del hogar.

Altos funcionarios del Rabinato en Israel, escandalizados, dicen que los miembros de Habayit hayehudí hashalem están motivados por pensamientos impuros y pecaminosos.

El rabino Sopher dice que los judíos están siendo discriminados por el gobierno, que tácitamente permite a los beduinos tener más de una esposa, pero lo prohíbe a los judíos. Él, hasta ahora, está casado con una sola mujer, pero dice que ya obtuvo su consentimiento para tomar una segunda esposa. (No lo dice, pero yo supongo que ya debe haberle echado ojo a alguna simpática vecina).

Yo, personalmente, tengo dos consejos para dar a los miembros de Habayit hayehudí hashalem:

1. Tómense una ducha con agua helada cada vez que se les pase por la cabeza la tentación de agregar una mujer adicional al marco familiar.
2. Si, a pesar de la ducha con agua helada, aún deciden presentar la propuesta a sus esposas, háganlo sólo después de verificar que su seguro de vida está al día, y que la esposa no tiene a la mano un filudo cuchillo de cocina.

Envía tu comentario a Enfoque@netvision.net.il

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui