x
Mi Enfoque #397

La marea islámica
El turno de los cristianos
"Roca de mi fortaleza"
Janukah, festival de independencia
Muerte de un "moderado"

________________________________

La marea islámica
Mi Enfoque #397, 9 de diciembre, 2011, por David Mandel, www.mandeldavid.com

"Hay una marea en  los asuntos humanos que, si se toma a tiempo, conduce a la fortuna"
("Julio César", Cuarto acto, escena III, William Shakespeare).

El año 2011 empezó en el mundo árabe, con una marea, (más que simple marea fue un verdadero maremoto, un tsunami), llamada, con un exagerado optimismo, "Primavera árabe", que dio fin a los regimenes dictatoriales en Egipto, Libia, Túnez y Yemen.

El año 2011 está terminando, con lo que se podría describir, usando otra frase acuática, "a río revuelto, ganancia de pescadores". Los que están aprovechando esta marea, que los conducirá a la fortuna, son los islámicos fanáticos, cuyos partidos políticos han recibido abrumadora mayoría en las elecciones parlamentarias realizadas recientemente en varios países árabes, incluyendo Marruecos.

Quienes, en los países árabes y en el extranjero, ingenuamente creían que las valerosas demostraciones del pueblo árabe contra sus tiranos conducirían a la democracia, hoy notan, o deberían notar, los paralelos con la historia alemana de la década de los 30 del siglo pasado: el partido nazi subió al poder mediante elecciones democráticas, y el resultado fue que procedió a eliminar a los otros partidos políticos e instalar un régimen totalitario que sólo llegó a su fin gracias al triunfo de las fuerzas aliadas en 1945.

En Turquía el régimen islámico del Primer Ministro Erdogan está destruyendo gradualmente la herencia secular de Ataturk, el fundador de la república turca

La marea islámica no sólo afecta a los países árabes sino también a los países europeos. En Londres hay áreas musulmanas donde los policías no se atreven a entrar. En España la población musulmana, entre inmigrantes legales e ilegales, ha crecido de 100,000 en 1990 a un millón y medio en el año 2011.

En la región de Cataluña, donde la población musulmana ha crecido de 10,000 en 1990 a 300,000 en el año 2011, problemas de corte de presupuesto, debido a la crisis económica, obligaron a recortar los beneficios sociales que reciben los inmigrantes. El requerimiento de residencia fue cambiado de un año a dos años, y se especificó un límite de 60 meses para el período durante el cual el gobierno catalán paga beneficios a los inmigrantes. Estos cambios no fueron recibidos con simpatía o comprensión por los inmigrantes musulmanes, y miles de ellos realizaron una demostración de protesta en Barcelona.

Una demostración de la agresividad de los inmigrantes islámicos en España es lo que está ocurriendo en la ciudad catalana Lérida, (29,000 musulmanes constituyen el 20% de la población), donde docenas de perros han sido envenenados porque los islámicos los consideran "animales impuros".

Un hecho anecdótico, que sería risible si no fuese una muestra de prepotencia islámica, ocurrió en una escuela en la ciudad La Línea de la Concepción, situada en el sur de España. Un profesor de geografía mencionó que el clima de Andalucía era ideal para curar el Jamón Ibérico. Un estudiante musulmán lo interrumpió y le dijo que la mención de jamón era ofensiva a su religión. El estudiante informó a sus padres y estos entablaron juicio contra el profesor. (El juez, demostrando que todavía se puede resistir al Islam, declaró que el juicio era improcedente).

La frase popular "no hay moros en la costa" quedará en desuso ya que, cada vez más, está dejando de reflejar la realidad actual.
________________________________

El turno de los cristianos
Mi Enfoque #397, 9 de diciembre, 2011, por David Mandel, www.mandeldavid.com

Parafraseando a Martín Niemoller, (1892-1984), el valeroso pastor protestante opositor de Hitler, los cristianos de los países árabes podrían decir, "Primero expulsaron a los judíos, y no dijimos nada porque no éramos judíos. Hoy nos expulsan a nosotros y no queda nadie que hable por nosotros".

Los judíos vivían dispersos en el Medio Oriente, (ver Esther 3:8), más de mil años antes de que tribus árabes nativas de lo que hoy es Arabia Saudita, conquistaron la región y forzaron a la mayoría de los habitantes a convertirse al Islam. Entre 1948 y 1967 cerca de 800,000 judíos residentes en los países árabes fueron expulsados y sus propiedades confiscadas. 600,000 refugiados judíos llegaron a Israel y fueron exitosamente asimilados. 200,000 se radicaron en otros países. Hoy el mundo árabe cumplió el sueño de Hitler y es judenfrei. Unicamente quedan unos 7,000 judíos en Marruecos, rezagos de una comunidad de 300,000 personas.

Los cristianos residen en el Medio Oriente desde cientos de años antes de la conquista árabe, y son descendientes de los que se negaron a ser convertidos al Islam. El actual auge de los islámicos fanáticos ha ocasionado persecuciones que, a su vez, están provocando la emigración masiva de la comunidad cristiana del Medio Oriente.

El Líbano era un país con mayoría cristiana. Hoy, principalmente debido a la emigración, son minoría. Belén era una ciudad donde los cristianos constituían el 70% de la población, hoy son solamente el 15%. En Irak la gran mayoría de los cristianos ha emigrado.

El peor problema para los cristianos ocurre en Egipto, donde los coptos (egipcios cristianos descendientes de los antiguos egipcios), comunidad de varios millones, sufren discriminación oficial, y son víctimas de atrocidades islámicas, (incendio de iglesias, asesinatos), que los están impulsando a emigrar masivamente. Se calcula que este año cerca de 200,000 coptos han emigrado de Egipto.

La liquidación gradual de la comunidad cristiana en el Medio Oriente es simultánea con la masiva invasión demográfica islámica a Europa.

Nota. El único Estado en el Medio Oriente donde ha aumentado notablemente la población cristiana es Israel, país al cual han inmigrado cerca de 300,000 no judíos, procedentes de la ex–Unión Soviética. Esto, por supuesto, no impide que iglesias protestantes en Estados Unidos y Gran Bretaña pidan boicotear a Israel.
________________________________

"Roca de mi fortaleza"
Mi Enfoque #397, 9 de diciembre, 2011, por David Mandel, www.mandeldavid.com

"Roca de mi fortaleza" es la traducción literal de Maoz Tzur, el nombre, basado en las dos primeras palabras, (que se refieren a Dios, pero también derivan del nombre de la fortaleza Beth-Tzur de los Macabeos), de la famosa canción/plegaria que se canta en los hogares judíos durante los ocho días del Festival de Janukah, luego de prender la correspondiente vela en la menorah de Janukah, (candelabro llamado "janukiah" en Israel).

El poema celebra la salvación del pueblo judío de cuatro antiguos enemigos: el faraón de Egipto, el rey Nabucodonosor de Babilonia, el Primer Ministro Hamán de Persia, y el rey Antiocus que luchó contra los Macabeos, ninguno de los cuales es mencionado por nombre sino sólo por alusión.

Consta de seis estrofas. La primera y la última son en tiempo presente. Las otras cuatro se refieren a eventos históricos:
1. En la primera estrofa el texto menciona el placer de alabar a Dios, pide la restauración del Templo para traer ofrendas, la eliminación de nuestros enemigos para poder cantar en la rededicación.
2. La segunda estrofa se refiere a Egipto.
3. La tercera menciona a Nabucodonosor llamándolo "Noges".
4. La cuarta estrofa trata de Purim.
5. La quinta estrofa es la única que se refiere al triunfo de los Macabeos.
6. La sexta estrofa nuevamente pide a Dios la destrucción de los enemigos del pueblo judío.

Historiadores creen que las primeras cinco estrofas de Maoz Tzur fueron escritas en el siglo 13, en la época de las cruzadas. Su autor, (posiblemente Mordejai ben Isaac ha-Levi, quien también compuso otras plegarias), insertó su nombre, Mordejai, en forma de acróstico usando las primeras letras de las cinco estrofas.

La sexta estrofa fue añadida tres siglos después, en el siglo 16. También incluye un acróstico. Las primeras letras de las tres primeras palabras forman la palabra "Jazak", (ser fuerte).

Nota. En Youtube se pueden encontrar numerosas versiones de Maoz Tzur. Una, muy simpática, es cantada por un coro de niños de una escuela pública en los Estados Unidos: http://www.youtube.com/watch?v=1gMTvGmpVbI
________________________________

Janukah, festival de independencia
Mi Enfoque #397, 9 de diciembre, 2011, por David Mandel, www.mandeldavid.com

Los ultra-ortodoxos no reconocen al Estado de Israel. Su reacción va desde ignorarlo hasta considerarlo blasfemia y herejía, como es el caso de la secta fanática Naturei Karta.

La paradoja es que los ultra-ortodoxos celebran, al igual que todos los otros judíos, religiosos o seculares, el festival de Janukah, que conmemora la independencia del pueblo judío y la creación de un estado, lo cual no se debió a una acción divina ni a la llegada del Mesías, sino a la lucha heroica del pueblo judío, liderado por los hermanos Jasmoneos, contra un poderoso ejército sirio.

El paralelismo entre la lucha por la independencia en el siglo 2 AEC, y la guerra de independencia en el año 1948 es asombroso. En ambos casos los judíos de Israel lucharon contra el exterminio en el primer caso para salvar su identidad cultural y religiosa, (el rey Antiocus de Siria colocó una estatua del dios griego Zeus en el Templo, y prohibió la práctica de la religión judía y la circuncisión), y en el segundo caso para evitar su exterminación física, o, usando el eufemismo de los generales de los ejércitos árabes invasores, para no "ser echados al mar".

¿Por qué los ultra-ortodoxos miran con desdén la independencia judía de 1948 pero celebran con alegría la independencia judía del siglo 2 AEC? Este hecho es aún más difícil de entender si tomamos en cuenta que los descendientes de los Jasmoneos, que pertenecían a la casta sacerdotal de la tribu de Levi, se declararon reyes, lo cual fue en contra de la profecía de la Torah, "El cetro no se apartará de Judá [la tribu del rey David] ni de entre sus pies el bastón de mando hasta que llegue el verdadero rey [Dios] quien merece la obediencia de los pueblos", (Génesis 49:10), y también contradijo la promesa de Dios a David, "Tu casa y tu reino durarán para siempre delante de mí, tu trono quedará establecido para siempre", (2 Samuel 7:16).

Peor aún, los Jasmoneos, demostrando un pragmatismo no existente en los ultra-ortodoxos de hoy, modificaron unilateralmente la interpretación del mandamiento de honrar el sábado según el cual está prohibido efectuar cualquier labor. Esto, hasta la guerra de los Jasmoneos, incluía no luchar en sábados, y dejarse masacrar sin defenderse. Los Jasmoneos cambiaron la interpretación y dijeron que era permitido luchar en el sábado para defenderse (aunque no para atacar).

Volviendo a la pregunta que hice más arriba, lo que los ultra-ortodoxos celebran en Janukah no es la independencia del pueblo judío, sino el milagro del aceite en el Templo. Los Jasmoneos liberaron el Templo, lo purificaron de todos los ídolos paganos y prendieron un aceite puro, cuya cantidad era suficiente para un solo día pero duró ocho.
________________________________

Muerte de un "moderado"
Mi Enfoque #397, 9 de diciembre, 2011, por David Mandel, www.mandeldavid.com

Atzam Tzubhi Ismail Batash, miembro de las "Brigadas de Mártires de Al Aqsa", fue el organizador de numerosos ataques contra civiles israelíes. Su especialidad era enviar terroristas desde Gaza, vía el territorio egipcio del Sinai, para que se infiltren a Israel y matar israelíes. Entre sus "triunfos" está enviar al suicida que estalló su bomba el 29 de enero del 2007 en una panadería de Eilat matando a tres personas, (una de ellas de origen peruano), y, hace cuatro meses, el 18 de agosto, enviar un grupo terrorista que emboscó a un ómnibus de transporte público matando a ocho israelíes.

Batash estaba planeando enviar un nuevo grupo terrorista a Israel para masacrar a más israelíes, cuando, hace dos días, fue blanco de una bomba lanzada, con precisión quirúrgica, por un avión de la Fuerza Aérea de Israel.

¿Por qué lo llamo "moderado? La respuesta es que la organización donde militaba Batash, las "Brigadas de Mártires de Al Aqsa", pertenece a Al Fatah, cuyo jefe es Mahmoud Abbas, el "moderado" presidente de la Autoridad Palestina, quien, según dice, "quiere hacer la paz con Israel".

Enviar terroristas a masacrar civiles israelíes no es la mejor forma de buscar la paz.

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui