x
Mi Enfoque # 12 20 de mayo, 2003

Mi Enfoque # 12    20 de mayo, 2003

• La Conferencia de Munich y el Mapa de Ruta
• ¿Guerra religiosa?
• Y hablando de Bernard Lewis
• Los asesinos suicidas, una epidemia que se propaga
• Breve historia de la OLP

*******************************************************************

La Conferencia de Munich y el Mapa de Ruta
Mi Enfoque # 12    20 de mayo, 2003

El 29 de setiembre de 1938 se reunieron en Munich los jefes de gobierno de Alemania, Francia, Inglaterra, e Italia. Adolf Hitler, Edouard Daladier, Neville Chamberlain, y Benito Mussolini, respectivamente, y decidieron desmembrar Checoeslovaquia. A los Checoeslovacos, quienes eran los directamente afectados, no se les autorizó a tomar parte en las deliberaciones, y ni siquiera a estar presentes, pero por un gesto magnánimo de Hitler, se les permitio estar en una habitación cercana para poder comunicarles las decisiones tomadas.
Daladier y Chamberlain aceptaron la demanda de Hitler de que se le entregue toda la región de Checoeslovaquia llamada Sudeten, impulsados por el raciocinio de “si le tiras un pedazo de carne al tigre, tal vez se llene y no te coma, o, en el peor de los casos, te comerá al último”.
En marzo de 1939 Hitler ocupó sin resistencia las áreas que aún habían quedado bajo la soberanía checa. Francia e Inglaterra con su política de apaciguamiento hacia Hitler, causaron que Checoeslovaquia deje de existir.
En el año 2003 la Unión Europea, en su política de apaciguamiento hacia los países árabes, junto con Rusia, las Naciones Unidas, y también, aunque sin mayor entusiasmo, los Estados Unidos, han preparado lo que los europeos llaman un mapa de ruta, “que no admite modificaciones”, sin consultar a Israel y sin la presencia de Israel en sus deliberaciones. Pretenden dictar a Israel una serie de medidas dejando de lado asuntos básicos como la exigencia de los palestinos de destruir a Israel demograficamente a travez de su demanda del “derecho del retorno”.
Los palestinos, por su lado y por supuesto, exigen que Israel acepte la imposición del mapa de ruta sin ningún cambio.

*******************************************************************

¿Guerra religiosa?
Mi Enfoque # 12    20 de mayo, 2003

Bernard Lewis, reconocido como el mayor experto en el mundo occidental sobre el Islam, menciona un punto muy interesante en su último libro, La crisis del Islam”.
Los políticos occidentales, incluyendo al presidente Bush, para no herir susceptibilidades, y cumpliendo con lo que en inglés se llama, “politically correct”, recalcan que la guerra actual es una “guerra contra el terrorismo”, no contra los árabes, y, menos aún, contra los musulmanes.
Pero Osama bin Laden ha dicho claramente y en repetidas veces, lo opuesto. Para él y para sus seguidores esta es una guerra religiosa, del Islam contra los infieles, e inevitablemente contra los Estados Unidos, el principal poder en el mundo de los infieles.
La Tierra Santa para los musulmanes no es Israel, sino Arabia Saudita, donde se hayan las ciudades santas de Mecca y Medina, y donde el profeta Mahoma nació, vivió y murió. La presencia de occidentales en Saudi Arabia, y, aún peor, soldados infieles en su Tierra Santa, es una blasfemia. El empeño de Bin Laden es expulsar a los infieles de Arabia Saudita en especial, y de todos los paises musulmanes en general.
También es la religión una causa importante del terrorismo en Israel. Es el caso de los asesinos suicidas en Israel, fanatizados por los sermones llenos de odio de las autoridades religiosas en las mezquitas, que cometen sus atrocidades con la esperanza de así llegar al paraiso y disfrutar de las 72 vírgenes que el Koran les promete, mientras que los cínicos líderes que los envían a la muerte, aprovechándose de su ingenuidad, tienen a sus hijos muy bien cuidados o, como en el caso de Arafat, gozando de la vida en Paris.

*******************************************************************

Y hablando de Bernard Lewis
Mi Enfoque # 12    20 de mayo, 2003

El mundo occidental está hoy en conflicto con ciertos sectores fanáticos del mundo islámico. Si alguien quiere entender mejor el trasfondo del conflicto, la solución es leer los libros escritos por Bernard Lewis, profesor de estudios sobre el Cercano Oriente en la Universidad de Princeton, historiador, conferencista, y columnista.
Sus libros, traducidos a más de veinte idiomas, incluyen El Medio Oriente: breve historia de los últimos dos mil años Los árabes en la historia La Crisis del Islam y otros.
Su estilo es ameno e interesante, y sus libros están escritos para el público en general. Hoy no hay nadie en el mundo que esté a su altura en lo que respecta al conocimiento sobre el Islam.

*******************************************************************

Los asesinos suicidas, una epidemia que se propaga
Mi Enfoque # 12    20 de mayo, 2003

Los asesinos suicidas en Israel, cuyo número ya pasa de 200, fueron siempre aplaudidos y elogiados por los países árabes, y considerados heroes y “mártires”. Algunos paises, como Arabia Saudita e Iraq bajo Saddam Hussein, otorgaron fuertes sumas como “compensación” a los familiares, premios que sirvieron de aliciente para futuros suicidas.
En los últimos días se han producido multiples asesinatos suicidas en Arabia Saudita y Marruecos. Es de imaginarse que los dirigentes de Arabia Saudita no premiarán a los familiares de los suicidas.
En el caso de los países europeos, allí no se llegó al punto de aplaudir a los suicidas terroristas que sembraron la muerte y la destrucción en Israel, pero si de “entenderlos” y “simpatizar con sus sufrimientos” que los impulsaron a “tan trágica decisión”. Aún un famoso escritor como Vargas Llosa, liberal y auto-titulado simpatizante de Israel, escribió que los palestinos “no tenían otra alternativa”.
No me las doy de profeta, ni quiero ser pájaro de mal aguero, pero es inevitable que dentro de los millones de islámicos fanatizados que viven en Europa, principalmente en Francia e Inglaterra, se darán, tarde o temprano, casos de asesinos suicidas. Si eso ocurre, es de imaginarse que los dirigentes europeos no expresarán simpatía y comprensión a los suicidas, porque, después de todo, las victimas en este caso no serán israelíes.

*******************************************************************

Breve historia de la OLP
Mi Enfoque # 12    20 de mayo, 2003

En el año 1964 los 14 paises, incluyendo Egipto, Jordania, Siria, y Líbano, que formaban la Liga Arabe, se reunieron en El Cairo y establecieron una organización política para que se ocupe del problema de los árabes palestinos. La organización fué llamada Organización de Liberación Palestina, OLP ó en inglés PLO, bajo el liderazgo de Ahmed Shukairy, un egipcio.
En mayo del 64 se realizó el congreso de fundación en Jerusalem oriental, anexada en esa época a Jordania. Las principales organizaciones que fundaron el OLP fueron: Fatah, bajo el mando de Yasser Arafat, que años más tarde creó el Setiembre Negro, comando que en 1972 masacró a los deportistas israelíes en la olimpiada de Munich el Frente Popular por la Liberación de Palestina, bajo el mando de George Habash, que se dedicaron al secuestro de aviones, y en octubre de 2001 asesinaron al ministro israelí Rechavam Zeevi el Frente Popular Democrático por la Liberación de Palestina, que en mayo de 1974 asesinaron a 24 niños en Maalot.
 La constitución de la organización, el Convenio Nacional Palestino, declaró como objetivo la destrucción del Estado Sionista, y el establecimiento de una “entidad Palestina”. La palabra “entidad” fué impuesta por los egipcios y jordanos temerosos de que un estado palestino independiente fuese una amenaza para su existencia. La franja de Gaza, bajo el control de Egipto, y la Ribera Occidental, anexada por Jordania, quedaron excluidas del dominio de la OLP, de acuerdo al artículo 24 del Convenio. El Convenio Nacional Palestino no menciona a Jerusalem ni una sola vez.
Ahmed Shukeiri fué el primer presidente de la OLP, desde 1964 hasta 1967. Se le recuerda principalmente por sus frases inolvidables, “Hay que arrojar a Israel al mar”, y “Palestina es en realidad Siria Sur” Nació en 1907 en el Líbano, luego vivió en Tulkarem, con su familia, y en Jerusalem hasta 1948. De 1949 a 1950 fué miembro de la delegación siria a las Naciones Unidas. Luego, hasta 1957 fué Asistente del Secretario General de la Liga Arabe en el Cairo. Después fué ministro en Arabia Saudita para asuntos de las Naciones Unidas. En 1964 fué elegido presidente de la OLP, y creó el Ejército Palestino de Liberación. En diciembre de 1967, luego de la guerra de los 6 Días renunció a su cargo. Vivió unos años en el Cairo, luego en Tunisia, y murió en 1980 en un hospital en Jordania.
Lo sucedió en el cargo Yasser Arafat, quien creó un mini-estado en Jordania desde 1969 hasta setiembre de 1971, cuando en cruenta batalla fué expulsado por el rey Hussein, y se refugió en el Líbano. Allí nuevamente creó un mini-estado, que casi causó la destrucción del Líbano, hasta que fué expulsado por Israel, en la guerra del Líbano. Encontró refugio en Tunisia. En 1991 dió su apoyo a Saddam Hussein en la Guerra del Golfo. A pesar de ese error, y de que su organización ya estaba debilitada y en desorganización, el gobierno de Israel, bajo el Primer Ministro Rabin, enfrentado a una rebelión popular, llamada Intifada, decidió, bajo la influencia de políticos idealistas ingenuos como Yossi Beilin, que la solución era “poner al zorro para que cuide el gallinero”.
En 1993 Rabin firmó con Arafat el Convenio de Oslo. Arafat llegó a Gaza, y procedió,  constante en su línea, a instigar el odio en escuelas, colegios, medios de comunicación, y mezquitas, inculcando a su nueva generación un fanatismo genocida, que hará imposible la convivencia pacífica y la mutua cooperación entre los dos pueblos, por lo menos en un futuro previsible.
En el año 2000, luego del fracaso de las negociaciones de Camp David, Arafat, alentado por la retirada unilateral meses antes de Israel del sur del Líbano, inició una guerra de terror contra Israel, la cual está por cumplir tres años, y que ha causado miles de muertos y heridos en ambos lados.     
¿Los logros del mini-estado de la OLP en Gaza y la Ribera Occidental? Por el lado palestino: la reocupación de las ciudades palestinas, toques de queda, y el empobrecimiento de  población. Por el lado de Israel: recesión económica, miles de muertos y heridos en la guerra más larga en la historia de Israel, y la desilusión de la gran mayoría de los israelíes que sienten que la venda se les ha caido de los ojos.

 

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui