x
Mi Enfoque # 25 20 de noviembre, 2003

Mi Enfoque # 25    20 de noviembre, 2003

“Los judíos construyen una muralla. Sus enemigos están furiosos”.
Otro mito de la izquierda
Europa y el Islam preguntan: ¿Donde estás Hitler ahora que nuevamente te necesitamos?
“Acerca de cuatro hijos narra la Torah... ¿Qué dice el Malvado?”
¿Israel practica el apartheid? ¡Ignorancia por partida doble!

 

“Los judíos construyen una muralla. Sus enemigos están furiosos”
Mi Enfoque # 25    20 de noviembre, 2003

¿A que año corresponde este titular?
a) 2003
b) 445 AEC
c) Ambos
Y la respuesta correcta es......¡Ambos!
 
El capítulo 4 del libro de Nehemías relata que cuando los árabes y otros enemigos de Israel escucharon que los judíos construían una muralla alrededor de Jerusalem para protegerse, se dijeron “antes de que lo sepan o lo vean estaremos entre ellos para matarlos”, (Nehemías 4:5).
Nehemías para proteger al pueblo dió instrucciones para que la mitad trabaje en la obra, y la otra mitad los cuide con lanzas, escudos, armas y corazas.
Como dice la vieja canción israelí, “Señores, la historia se repite”.
 Nehemías 3:33 en el Tanakh, (4:1 en el Antiguo Testamento).

 

Otro mito de la izquierda 
Mi Enfoque # 25    20 de noviembre, 2003

El asesinato de Rabin acabó con la política de paz de Israel.
Esta afirmación, que se refiere a las negociaciones de paz iniciadas con el Acuerdo de Oslo en 1993, es una tergiversación de la historia. El asesinato de Rabin no terminó con la política de paz, ya que Peres, co-recipiente del Premio Nobel por las negociaciones de Oslo lo sucedió como Primer Ministro y siguió la politica de su predecesor.
El siguiente Primer Ministro Netaniahu firmó luego con Arafat el acuerdo de Hebrón, y años más tarde, el Primer Ministro de centro izquierda Barak, protegido de Rabin, tuvo una conferencia en el año 2000 con Arafat en Camp David, en la cual continuando la línea de política de paz de los gobiernos anteriores, presentó a Arafat la más generosa oferta que Israel haya hecho jamás, la cual fué rechazada por el presidente de la Autoridad Palestina, por motivos que él sabrá.
El Primer Ministro de hoy, Ariel Sharon, (quien desocupó Yamit) ha anunciado públicamente en la Knesset que habrá un estado palestino, algo que Rabin nunca dijo!
Lo que acabó con el proceso de Oslo fué la guerra de terror que Arafat inició en el año 2000, y que ya está durando más de tres años con miles de víctimas en ambos lados.

 

Europa y el Islam preguntan: ¿Donde estás Hitler ahora que nuevamente te necesitamos? 
Mi Enfoque # 25    20 de noviembre, 2003

• “Los judíos son la raíz de toda la maldad” – Mikis Theodorakis, famoso compositor griego.
• “Los judíos son peores que los nazis” – Saramago, premio Nobel de Literatura
• “Los judíos dominan el mundo y manipulan a otros para que peleen por ellos” - Primer Ministro de Malasia, Mahathir Mohamad
• “Israel es el país más peligroso del mundo” – Opinión de la mayoría europea.

Después de la Segunda Guerra Mundial parecía que el mundo, horrorizado del extremo adonde condujo la consecuencia lógica de este odio ciego, había abjurado del antisemitismo. 
El florecimiento actual del antisemitismo, hoy expresado por prestigiosos intelectuales en forma abierta, pública y sin verguenza, demuestra que el antisemitismo se puede esconder por una temporada, pero no muere. Al mundo no le es fácil olvidar 2,000 años de odio indoctrinado.
El único consuelo es que no hay hoy en el mundo, a diferencia de las décadas de los 30 y 40, un régimen, (aparte de “honrosas” excepciones como la Autoridad Palestina), cuyo propósito abierto o solapado es la matanza indiscriminada de judíos, sólo por el hecho de ser judíos. La Unión Europea no aboga (aún) por la destrucción de Israel o la matanza de judíos. Se limita (por ahora) a vetar la condena de frases antisemitas como las que dijo el Primer Ministro de Malasia.

 

“Acerca de cuatro hijos narra la Torah... ¿Qué dice el Malvado?”
Mi Enfoque # 25    20 de noviembre, 2003

El antisemitismo está hoy día más activo que nunca no sólo entre los no judíos, sino también entre algunos judíos. En las universidades de Estados Unidos muchas de las manifestaciones contra Israel están dirigidas o apoyadas por estudiantes judíos, y profesores judíos firman manifiestos contra Israel.
Un prestigioso intelectual judío Tony Judt publicó recientemente un artículo en el New York Review of Books, http://www.nybooks.com/articles/16671 donde expresa en la forma más franca posible que el Estado de Israel es un anacronismo innecesario, y niega nuestra aspiración liyot am hofshi be artzenu, (ser un pueblo libre en nuestra patria), medio siglo después de la independencia de Israel! (Interesante que no expresa opinión similar respecto a paises fundados en la última decada, Bosnia-Herzegovina, Croatia, Slovakia, etc.).
Un columnista judío Thomas Friedman escribe que los fanáticos saudis son equivalentes al “fanático” Sharon.
Izquierdistas israelíes proclaman la muerte del sionismo y abogan por un estado binacional, donde eventualmente los judíos serán una minoría a la merced de una mayoría musulmana fanatizada y llena de odio.
Cómo dijo el sabio rey Salomón, “Nada nuevo hay bajo el sol”. Siempre han habido judíos así, y la Hagadah de Pesaj se refiere a ellos cuando expresa:
Rasha, ma hu omer? Qué dice el Malvado? “¿Qué les significa a ustedes este rito?” (Exodo 12:26). A ustedes, no a él. Desde que se excluye a sí mismo de la comunidad, niega el principio básico del judaísmo. Por lo tanto contéstale en el mismo tono punzante: “Es por lo que Dios hizo por mí sacándome de Egipto”, (Exodo 13:8). Por mí y no por él, pues si él hubiera estado allí no lo habría rescatado.

 

¿Israel practica el apartheid? ¡Ignorancia por partida doble!
Mi Enfoque # 25    20 de noviembre, 2003

Durante el transcurso de los siglos los antisemitas han hecho gala de admirable imaginación para condenar a los judíos. Nos han acusados de matar a Cristo, de asesinar a niños cristianos para usar su sangre en la preparación de la matza, de envenenar los pozos de agua, (durante las epidemias de peste bubónica en la Edad Media), de conspirar para dominar el mundo. Estas acusaciones sirvieron de base para realizar progroms, persecuciones, conversiones forzadas, autos-de-fé, y finalmente culminaron en el Holocausto donde los nazis con la entusiasta cooperación de muchos europeos de otras nacionalidades exterminaron a seis millones de judíos.
Una de las acusaciones de los enemigos de hoy es que Israel practica el apartheid contra sus ciudadanos árabes.
Esta acusación demuestra o mala intención, (lo más probable), o completa ignorancia de a) lo que es apartheid, y b) la situación de los ciudadanos árabes en Israel.
¿Qué fué el apartheid? La palabra en Afrikaans, (dialecto holandés hablado en Sud Africa), significa “separación”, y se llamó así al conjunto de leyes que, a partir de 1948, la minoría blanca, para asegurarse la completa dominación del país, dictó contra la mayoría negra en Sud Africa. La gente fué clasificada de acuerdo a su raza, y se dictaron una serie de leyes discriminatorias. Sólo los blancos, (15% de la población), tenían derecho al voto, que estaba prohibido para los negros. Los matrimonios mixtos fueron declarados ilegales.  Los negros no podían entrar a las zonas blancas si carecían de un permiso especial. Los negros no podían ir en omnibuses reservados para los blancos. Una larga lista de profesiones y trabajos industriales estaban reservados para los blancos. Este sistema de discriminación y segregación duró hasta que en 1993 el Parlamento abolió las leyes del apartheid, reconoció el derecho al voto de todos sus ciudadanos, a consecuencia de lo cual Nelson Mandela fué elegido Presidente en 1994.
En Israel, la única democracia del Medio Oriente, los árabes han tenido igual derecho que los judíos a votar y ser elegidos desde la fundación del país, y desde la primera Knesset hasta hoy hay parlamentarios árabes. Tienen partidos políticos. Los árabes van a las mismas universidades que los judíos, viajan en los mismos omnibuses, comen en los mismos restaurantes, viven en las mismas ciudades.
Si los antisemitas quieren buscar ejemplos de discriminación en el Medio Oriente, pueden encontrarlos en Saudi Arabi que prohibe la entrada de judíos, (no solamente israelíes, pero de cualquier nacionalidad) a su país y no reconoce la igualdad de las mujeres o Jordania, cuyas leyes prohiben a los judíos ser ciudadanos. O en cualquier país donde prima el fundamentalismo islámico que, basado en las enseñanzas del Koran, considera que los no-musulmanes son ciudadanos de segunda categoría.
Acusar a Israel de ser un estado que practica el apartheid es demostrar doble ignorancia: no saber lo que significa el apartheid, y no tener la mínima idea de la democracia en Israel. O, como dije antes, lo más probable es que esta acusación sea otro ejemplo aprendido de Goebbels: “miente, miente, que algo queda”.

 

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui