x
Mi Enfoque # 9 23 de abril, 2003

Mi Enfoque # 9    23 de abril, 2003

• Paralelismos entre la guerra de Irak 2003 y la guerra del Líbano 1982
• Corta historia de la Haggadah de Pesaj
• Otra corta historia: Los judíos en Irak
• Si alguna vez quisiste saber la diferencia entre las sectas musulmanas Sunni y Shiita, aquí va.
 

Paralelismos entre la guerra de Irak 2003 y la guerra del Líbano 1982
Mi Enfoque # 9    23 de abril, 2003

La guerra de Irak del 2003, “Operación Libertad para Irak”, tiene muchos paralelos con la guerra del Líbano de 1982, “Operación Paz para la Galilea”:
• Las dos guerras tuvieron como objeto la destrucción de régimenes árabes que amenazaban la paz de la región. La guerra de Irak fué para destruir el régimen de Saddam Husein, y la guerra del Líbano fué para destruir el estado dentro del estado que había establecido la OLP en el Líbano, país al que Arafat y su gente usaba como base para actos terroristas contra Israel.
• En ambos casos los árabes Shiitas, (ver en el último artículo de este boletín la descripción de la secta), recibieron inicialmente con entusiasmo al ejército invasor.
• Los Shiitas de Irak ya están dando gritos de “Muera Estados Unidos”. Los Shiitas del Líbano se organizaron en el grupo terrorista Hizballah dedicado a la destrucción de Israel.
• En los dos casos las fuerzas invasoras capturaron rapidamente la capital de los respectivos paises, Bagdad y Beirut.
• Israel, y especialmente su Ministro de Defensa de ese entonces, Ariel Sharon, fué acusado de no prevenir y no evitar las matanzas que las milicias libanesas cristianas hicieron en los campos de refugiados de Sabra y Shatila. Estados Unidos está siendo acusado de no prevenir y no evitar los saqueos en Bagdad, especialmente el del Museo Nacional de Irak, tesoro cultural de la humanidad.
Si Estados Unidos analiza la guerra del Líbano verá cuan verdadera es la frase que dice, “cada visitante trae dos momentos de felicidad, cuando llega y cuando se va”.

 

Corta historia de la Haggadah de Pesaj
Mi Enfoque # 9    23 de abril, 2003

Para comenzar un par de definiciones. La palabra “Haggadah” significa literalmente recitar, y se refiere al relato del éxodo de Egipto que la Biblia nos ordena relatar a los niños. La palabra “Seder”, que se traduce como orden, se refiere al programa de actividades, rezos, y comidas durante la cena festiva de Pesaj, (término del cual deriva la palabra castellana pascua).
El Seder, como se practica hoy, empezó a tomar forma en los últimos días del Segundo Templo, en el primer siglo de la era, 1300 años después de la salida de Egipto. La Mishna da una serie de reglas sobre la bebida del vino y las bendiciones en el banquete de Pesaj.
En el siglo 9 el rabino Amram ben Sheshnah, en Babilonia, edita un Libro de Rezos, que incluye la Haggadah de nuestros días. Es recién en el siglo 13 que la Haggadah de Pesaj aparece como libro separado, compendio de relato, citas de la Biblia, Mishna y Midrash, e instrucciones para rituales como el kiddush.
Y aprovecho para mencionar dos puntos:
• Moises, el lider que liberó al pueblo hebreo del cautiverio de Egipto, no es mencionado en la Haggadah, lo cual equivale a relatar la independencia del Perú sin mencionar a San Martín y a Bolivar. Esto, a mi parecer, es para evitar el culto a la personalidad prevalente en otras religiones, como por ejemplo Jesús en la cristiana, y Mahoma en la musulmana. Otra razón, es para no restar en lo más mínimo, en una ceremonia religiosa, la afirmación que fué Dios quien liberó a los hebreos.
• Aún en un momento de celebración festiva, de unidad familiar, la Haggadah nos recuerda que No fué un hombre sólo quien quiso destruirnos, sino que en cada generación aparecen aquellos que nos quieren destruir. Pero Dios nos salva de sus manos. Recordemos  dos casos de intento de genocidio mencionados en la Biblia, el del Faraón de Egipto que dió orden de matar a todos los bebes de sexo masculino, y a Haman, primer ministro de Persia, que planeó exterminar a todos los judíos. Y también hay que recordar a la Inquisición que torturaba y mataba a los judíos que querían conservar su fé a los progroms en Europa Oriental al Holocausto de los nazis a Saddam Hussein, que en 1990 proclamó su intención de arrasar y destruir a Israel y hoy a los grupos terroristas Hamas, Ijad Islami, Al Keida, Hisbhalla, Fatah, cuya intención publicamente expresada es la destrucción de Israel.

Otra corta historia: Los judíos en Irak
Mi Enfoque # 9    23 de abril, 2003

Abraham, el padre del pueblo judío, nació en Ur, en lo que actualmente es el sur de Irak. Los babilonios en el año 587 antes de la era, destruyeron Jerusalem y deportaron gran parte de la población a Babilonia, (el Irak de hoy).
Los exilados, como dice el Salmo 137, versos 1 al 6, Al lado de los ríos de Babilonia nos sentamos y lloramos cuando recordamos a Zion. Sobre los sauces colgamos nuestras arpas. Y cuando los que nos habían traido cautivos nos tormentaban pidiendonos alegría, y que le cantemos cantos de Zion. ¿Cómo podemos cantar las canciones del Señor en una tierra extraña? Si me olvidase de ti, O Jerusalem, que mi mano derecha se paralice. Si no me acuerdo de tí, que mi lengua se pegue a mi paladar, sino pongo a Jerusalem sobre mi mas grande alegría.
El profeta Jeremías, que no había sido exilado, les escribió desde Judea aconsejándoles que hagan vida normal, construyan sus casas, planten jardines, y tengan hijos. Los exilados siguieron el consejo, y pronto se dieron cuenta de las ventajas de vivir en la más importante metrópolis del mundo, el Nueva York de esos
Dìas, centro mundial de cultura, comercio y finanzas.
Unos sesenta años más tarde el rey Ciro de Persia conquistó Babilonia y emitió un edicto (equivalente a la Declaración Balfour del siglo 20) autorizando a los judíos a regresar a Jerusalem y reconstruir el Templo.
Al igual que hoy no todos optaron por hacer “aliá”. Los que regresaron a Judea, reconstruyeron el Templo y las murallas de la ciudad, lucharon y eventualmente lograron su independencia en el año 164 antes de la Era, la cual duró unos 100 años hasta que el general romano Pompeyo convirtió a Judea en un país vasallo.
Los judíos que se quedaron en Babilonia prosperaron, enviaban contribuciones de dinero, daban apoyo moral, y hacían periódicamente peregrinajes a Jerusalem. (Muy similar a la situación actual).
Luego de la rebelión de los judíos, en el año 70 los romanos destruyeron el Segundo Templo y exilaron a gran parte de la población. Los sobrevivientes nuevamente se rebelaron en el año 135 y fueron derrotados, muriendo más de 600,000, y los otros fueron esclavizados. El emperador Adriano prohibió la reconstrucción del Templo y la circuncisión en todo el imperio, y expulsó a los judíos de Jerusalem, convirtiéndola en una ciudad pagana con un nuevo nombre, Aelia Capitolina.
Los judíos de Babilonia no fueron afectados por las derrotas ya que vivían bajo el gobierno persa. Continuaron prosperando material y espiritualmente. Fundaron numerosas academias, y produjeron el Talmud de Babilonia, base de la religión judía.
Los árabes conquistaron lo que es hoy Irak en el siglo 7, más de mil años después de que los judíos fueron traidos a Babilonia.
Bajo el régimen árabe las academias de Sura y Pumbedita continuaron floreciendo. La situación política de los judíos en Iraq dependió de la actitud de los califas, algunos más tolerantes que otros.
Durante el siglo XX los judíos sobresalían en la actividad comercial del país, y tomaron parte activa en la política de la nación. Varios judíos fueron elegidos al parlamento, y hasta hubo un ministro de finanzas judío.
Durante la Segunda Guerra Mundial las doctrinas de Hitler se popularizaron en el país, y en 1941 hubo un pogrom donde cientos de judíos fueron cruelmente torturados y asesinados.
En 1948 cuando se declaró la independencia de Israel vivían cerca de 120,000 judíos en Irak. El gobierno los empezó a perseguir acusándolos de sionistas para obligarlos a pagar multas exorbitantes bajo pena de prisión.
A principios de 1950 miles de judíos huyeron a Irán, y de allí siguieron a Israel. El 9 de marzo de 1950 el gobierno iraques permitió la salida legal de los judíos si renunciaban a la nacionalidad iraquesa. Entre mayo de 1950 a agosto de 1951 la Operación Ezra y Nehemia consiguió transferir 110,000 judíos a Israel. Esta cifra  sumada a los que habían emigrado ilegalmente, constituyó practicamente la totalidad de la comunidad judía en Iraq. Hoy quedan allí menos de 50 personas.
 

Si alguna vez quisiste saber la diferencia entre las sectas musulmanas Sunni y Shiita, aquí va.
Mi Enfoque # 9    23 de abril, 2003

Las principales sectas musulmanas son la Sunni, (con alrededor del 90% del
mundo musulmán), y la Shii, (cerca de un 10%). La secta Shiita predomina en Irak, (60% de la población), y es la gran mayoría, (cerca del 90%) en Irán, donde constituye la religión del estado desde el siglo 16. En el Líbano, Siria, Saudi Arabia, Yemen, Bahrain, los estados del Golfo, Pakistán e India los Shi'itas constituyen una minoría importante. En los otros paises islámicos, tales como Egipto, Sudán, Marruecos, Algeria, Indonesia, Tunisia, y otros, practicamente no tiene representación.
El nombre "Sunni" se deriva de la palabra Sunnah, - cuya traducción literal es “sendero muy transitado” – y se refiere a los musulmanes que aceptan la autoridad del “Hadith”, recopilación de las tradiciones del profeta Mahoma que complementan al Koran y constituyen la fuente principal de la ley religiosa y guía moral. Tal como el Koran es el equivalente musulmán de la Biblia, el Hadith es el equivalente del Talmud o Ley Oral.
El nombre Shia viene de la frase Shiat Ali – “partido de Ali”. A diferencia de la creación de sectas en otras religiones, la causa original de la división en el Islam no fué teológica sino política. Los Shiitas constituían la facción política que apoyaba a Ali, yerno de Mahoma y cuarto califa.
Ali fué asesinado en el quinto ano de su reinado, y, luego de un corto período de caos, Mu'awiyaa, el gobernador de Damasco, asumió el poder. A la muerte de Mu'awiyaa, Husayn, el segundo hijo de Ali, , salió de Medina hacia Kufah con el propósito de declararse califa. Los soldados de Yazid, el hijo y successor de Mu'awiyaa, masacraron en Karbala a Husayn y a sus seguidores. Desde ese momento los Shi'ites consideraron a los califas como usurpadores del poder, y constituyeron el núcleo de la oposición y de las rebeliones, por lo cual fueron constantemente perseguidos por la mayoría Sunni.
Las diferencias políticas entre las dos facciones se convirtieron pronto en diferencias teológicas cuando hubo necesidad de elucidar materias no contempladas en el Koran. Los Shiitas consultaban a los imames descendientes de Mahoma y Ali, a quienes se les consideraba tener más cercanía a la divinidad mientras que los Sunni consultaban a escuelas teológicas y jurídicas para encontrar analogias basadas en el Koran y en el Hadith.

Los Sunni y los Shi'itas tienen tres doctrinas básicas en común:
• Dios es uno
• Mahoma es su profeta
• Habrá resurrección de los muertos en el Día del Juicio.

Algunas de sus diferencias son:
• Los Sunni rezan 5 veces al día, y los Shi'itas solo 3.
• Los Sunni dan mucho mas importance al peregrinaje a la Mecca, mientras los Shiitas tienen otras ciudades sagradas que son centros de peregrinaje, especialmente Karbala, lugar de la muerte de Husayn.

Hay subdivisiones dentro de los Shiitas entre los Doces que reconocen a 12 imames, y los Siete que reconocen sólo a 7, (llamados Ismailis en honor a Ismail, el sétimo imam). Otra secta, los Zayyidi, divergieron luego del cuarto imam, y reconocen a cualquier descendiente de Ali como lider, con la condición de que este sea versado en la religion, y que pueda predominar por la fuerza de las armas.

Importantes características de los Shiitas Doces, con similitud al Cristianismo, son:
• Su creencia que el último imam, llamado Mahdi, retornará para preparar el Juicio Final
• La celebración del martirio, (posiblemente debido a las persecuciones que han sufrido a travez de los siglos, tradición continuada por Saddam que no les permitió su procesión anual a Karbala).
• La auto-flagelación como parte del rito religioso que conmemora la massacre de Karbala, evento principal del calendario Shi'ita.

Una característica de los Shiitas que recuerda a los marranos, (judíos que la Inquisición forzó a convertirse), es permitir el uso del disimulo pragmático, de negar la fé en público mientras que se la mantiene en privado.

Una innovación interesante de los Shiitas, (argumento convincente para los que quieren convertirse a esa secta),  es el matrimonio temporal, mut'a, (reinstalado en Irán por la revolución islámica), que permite un contrato matrimonial por un período limitado, de un día hasta 99 años. La mujer que toma parte en este contrato recibe una cierta suma de dinero como compensación. De acuerdo a algunas tradiciones Shiitas el hombre que ha realizado 4 mut'as en su vida tiene asegurado su sitio en el Paraiso.

 

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui