x
Mi Enfoque #254 18 de octubre, 2008

Mi Enfoque #254   18 de octubre, 2008

• Si Olmert jugase póquer, lo despluman
• Una guerra por década
• ¿Cuando una noticia no es noticia?
 "El hombre de los seis millones de dólares veinte mil dólares"
• Todo acerca de hummus
_______________________________________

Si Olmert jugase póquer, lo despluman

En la época cuando yo jugaba póquer con un grupo de amigos, a ninguno de ellos se le habría ocurrido abrir y enseñar sus naipes a los otros jugadores antes de que estos coloquen sus apuestas. Enseñar las cartas habría significado que el tipo, o estaba loco o era un pésimo jugador o, debido a algún problema psicológico, quería perder a la fuerza.

Hace un par de semanas Olmert concedió una entrevista exclusiva a uno de los principales periódicos israelíes, probablemente la última que dará como Primer Ministro. 

Hablando "a calzón quitado" puso todos sus naipes abiertos sobre la mesa: Israel debe entregar todos los territorios que los árabes perdieron en la Guerra de los Seis Días, incluyendo Jerusalén Oriental, las Alturas del Golán, y la Ribera Occidental. No reservó nada que pudiese negociar para recibir algo tangible a cambio de los territorios. Lo único que pidió fue una promesa desganada de Siria de que "ya no serán tan amigos de Irán".

Si Olmert hubiese jugado póquer con mis amigos, y, de acuerdo a su estilo, les hubiese enseñado todos sus naipes antes de que ellos colocasen sus apuestas, ¡lo habrían desplumado!

Y eso es lo que habría pasado a Israel en las negociaciones con los palestinos y los sirios si Olmert hubiese continuado como Primer Ministro.

Ojalá que Tzipi Livni, si ella es la siguiente Primer Ministro, sepa jugar póquer mejor que Olmert.
_______________________________________

Una guerra por década

Lo que ya ha acontecido, volverá a acontecer. Lo que ya se ha hecho se volverá a hacer. Nada nuevo hay bajo el sol. (Eclesiastés 1:9)

En la época bíblica de los jueces, Israel disfrutaba de cuarenta años de paz, entre guerra y guerra*. En el Israel moderno de hoy la vida no es tan despaciosa y pastoral como en la época de los jueces. Todo es más rápido. En vez de tener guerras cada cuarenta años, las tenemos cada diez años, como promedio. Tampoco se podría decir que disfrutamos de períodos de diez años de paz, ya que entre guerra y guerra tenemos intifadas, cohetes Katyusha en la Galilea, cohetes Kassam en el Negev, explosivos y suicidas-bombas en casi todas las ciudades.

Aquí va una reseña de las guerras de Israel, década por década:

1948 Guerra de la Independencia. Un día después de la declaración de independencia, (14 de mayo de 1948), los ejércitos de Egipto, Siria, Líbano, Transjordania e Irak invadieron el país. 6,000 israelíes murieron (1% de la población). La guerra terminó quince meses después con la firma de un armisticio y fronteras temporales que duraron hasta 1967.

1956 Campaña del Sinai. Nasser, el presidente de Egipto, bloqueó el Estrecho de Tirán, única entrada al puerto de Eilat. Egipto, Siria y Jordania firmaron un tratado de alianza militar. Los ataques de terroristas a través de las fronteras arreciaron. En el mes de octubre de 1956 el ejército israelí, comandado por el general Moshé Dayán, capturó la franja de Gaza y la península del Sinai, en una campaña que duró ocho días. Egipto reconoció el principio de libre navegación en el Golfo de Eilat, e Israel se retiró de los territorios capturados.

1967 Guerra de los Seis Días. Nasser volvió a bloquear el Estrecho de Tirán. Siria y Jordania movilizaron sus tropas hacia la frontera con Israel. El 5 de junio de 1967 Israel realizó un ataque preventivo contra la fuerza aérea egipcia. Jordania y Siria atacaron a Israel. Luego de seis días de guerra Israel capturó la franja de Gaza, la península del Sinai, la Ribera Occidental y las Alturas del Golán. 679 soldados israelíes murieron y 2,500 fueron heridos. Los árabes tuvieron 21,000 muertos y 45,000 heridos. Un año más tarde, en junio de 1968, se reanudó el conflicto, llamado ahora Guerra de Desgaste, con disparos y bombardeos mutuos entre Israel y Egipto la cual terminó en 1970, cuando Nasser murió de un ataque al corazón. En la Guerra de Desgaste murieron 1,400 soldados israelíes y alrededor de 10,000 egipcios.

1973 Guerra de Yom Kippur. El 6 de octubre de 1973, el día de Yom Kippur, los ejércitos de Egipto y Siria entraron al Sinai y a las Alturas del Golán respectivamente. Debido a la sorpresa del ataque, durante los primeros dos días, los ejércitos árabes lograron avanzar, hasta que Israel pudo reaccionar. La guerra terminó el  26 de octubre con el ejército israelí en el otro lado del canal de Suez y en completo poder de las Alturas del Golán. 2,668 soldados israelíes murieron y 7,250 fueron heridos. Seis meses después, en abril del año 1974, la Primer Ministro Golda Meir y su Ministro de Defensa Moshé Dayán renunciaron, debido a la presión de la opinión pública.

1982 Operación "Paz para la Galilea" (También llamada "Primera Guerra del Líbano"). El 6 de junio de 1982, en respuesta al atentado contra el embajador israelí en Londres, el ejército de Israel atacó Líbano para destruir el estado virtual que los terroristas palestinos habían creado, desde el cual disparaban cohetes a las poblaciones civiles del norte de la Galilea. Israel destruyó las instalaciones sirias de cohetes tierra al aire, y 90 aviones sirios, sin perder uno solo. 14,000 terroristas palestinos, incluyendo a Yasser Arafat, fueron expulsados del Líbano. Milicias libanesas cristianas entraron a los campos de refugiados palestinos Sabra y Shatila y masacraron a cerca de 700 personas. Ariel Sharon, el Ministro de Defensa, fue obligado a renunciar por no haber previsto o prevenido la masacre. Murieron 675 soldados israelíes y cerca de 18,000 libaneses, la mayor parte de ellos militares. Israel retiró la mayor parte de sus tropas en 1985, y dejó un reducido número apoyado por una milicia libanesa aliada en una "zona de seguridad" en el sur del Líbano. Los últimos soldados israelíes fueron retirados por el Primer Ministro Ehud Barak el 24 de mayo del año 2,000. Hizballah ocupó la zona de seguridad, y desde ella, disparó cohetes Katyusha esporádicamente a las poblaciones norteñas de Israel.

1991 Guerra del Golfo. Estados Unidos y una coalición de otros países atacaron Irak el 16 de enero de 1,991 debido a que Saddam Hussein, varios meses antes, había invadido y anexado Kuwait. La guerra terminó el 6 de abril con la liberación de Kuwait. Saddam Hussein disparó 39 cohetes Scud a Israel, para provocar una represalia, que, a su vez, habría dado motivo para la intervención de Jordania y Siria al lado de Irak contra Israel y los Estados Unidos. A pedido de los Estados Unidos el Primer Ministro de Israel, Yitzhak Shamir, no respondió a la provocación. Miles de edificios y casas en Israel fueron dañados por los cohetes, pero, por suerte, sólo murieron tres personas y 78 fueron heridas.

2006 Guerra del Líbano (También llamada "Segunda Guerra del Líbano"). El 12 de julio del año 2006 terroristas de Hizballah entraron a Israel, mataron a varios soldados y secuestraron a dos. Israel respondió con bombardeos e Hizballah con el disparo de miles de cohetes a los pueblos y ciudades israelíes. La guerra terminó el 14 de agosto del 2006 sin que Israel hubiese logrado destruir a la organización terrorista Hizballah. Murieron cerca de 160 israelíes, incluyendo a 43 civiles. 4,262 fueron heridos. En el lado libanés murieron cerca de 600 terroristas de Hizballah y mil civiles. Los cuerpos de los dos soldados secuestrados fueron devueltos por Hizballah dos años más tarde, el 16 de julio del 2008, a cambio de la liberación del monstruo infanticida Samir Kuntar, cuatro combatientes de Hizballah y doscientos cuerpos de libaneses muertos.

Si nos basamos en los precedentes, aún nos quedan algunos años de paz antes de una nueva guerra durante la siguiente década. A no ser que el Mesías llegue antes.

* Ver Jueces 3:11, 5:31, y 8:28
_______________________________________


¿Cuando una noticia no es noticia?

Israel, fuera de toda proporción a su población y a su pequeña extensión geográfica, es tema de más artículos y columnas periodísticas que muchos otros países juntos. Por ejemplo, en el índice del New York Times, correspondiente al año 1997, hay más de 500 artículos acerca de Israel, comparado con sólo 20 artículos acerca de Australia, 120 sobre el Perú o 150 sobre Albania.
Lo que tienen en común la gran mayoría de los artículos acerca de Israel es su tono negativo y muchas veces condenatorio. Artículos que presentan Israel en forma imparcial son escasos, y los positivos casi no existen. Un hecho, o un evento que presenta a Israel en forma favorable, no es noticia ya que ningún periódico lo publicaría.
Un ejemplo es el caso de un niño de doce años iraní que tiene un tumor cerebral. Debido a que Irán da prioridad en su presupuesto y en sus esfuerzos a su proyecto de convertirse en país con armas nucleares, los ayatolas no han presupuestado cifras adecuadas para carreteras, colegios y hospitales. Estos últimos carecen de equipos modernos, y sus instalaciones son obsoletas.
Los tratamientos médicos que recibió el niño en Teherán no dieron resultado, y sus padres optaron por llevarlo a Turquía, un país vecino con mayoría islámica. Los médicos turcos revisaron al niño y le dijeron al padre que la única solución era que fuese atendido en Israel, país que tiene hospitales de primera clase, excelentes cirujanos de fama internacional, y avanzada tecnología médica.
La semana pasada el niño y sus padres llegaron a Israel, con una visa especial de ingreso proporcionada por el gobierno de Israel, a pesar de ser ciudadanos de un estado enemigo empeñado en la destrucción del Estado Judío. De inmediato el niño fue trasladado a uno de los principales hospitales del país.
El diagnóstico inicial no inspira optimismo, pero los médicos le están dando el mejor tratamiento posible, y tienen la esperanza de salvarlo.
El Director del hospital informó que este no es el primer caso que hospitales israelíes han recibido niños de estados enemigos. Anteriormente han tratado a pacientes palestinos, libaneses, saudíes, iraquíes, argelinos, somalíes, yemenitas y libios, entre otros.
Pero nada de esto ha sido mencionado en los medios de comunicación internacionales.
No es noticia.
_____________________________________

"El hombre de los seis millones de dólares veinte mil dólares"

Durante la década de los setenta una de las series más populares de televisión era The Six Million Dollar Man, título traducido en algunos países como El Hombre de los Seis Millones de Dólares y en otros como El Hombre Nuclear.

El personaje era un piloto de pruebas, que, en un terrible accidente, perdió las piernas y el brazo derecho. Una agencia gubernamental reemplazó sus miembros perdidos por partes biónicas a un costo, según la trama, de seis millones de dólares. De allí el nombre de la serie.

Similar al caso del hombre de los seis millones de dólares, pero a un precio de sólo veinte mil dólares, un invento israelí permitirá a parapléjicos (pacientes con parálisis de la mitad inferior del cuerpo) caminar, pararse, sentarse, manejar auto, e incluso subir y bajar escaleras.

El aparato, llamado ReWalk, es un exoesqueleto, una especie de armadura o vestimenta, que tiene motores, sensores de movimiento y micro computadoras incorporadas que detectan los movimientos de la parte superior del cuerpo para iniciar y mantener el proceso de caminar, con muletas que dan estabilidad y seguridad. Su precio de venta será alrededor de los veinte mil dólares, lo cual es más bajo que el precio de las más adelantadas sillas de ruedas motorizadas. Se calcula que el mercado potencial es de seis mil millones de dólares al año.

Es una ironía del destino que el inventor, Amit Goffer, no podrá usar su invento. Un accidente lo dejó cuadripléjico, con un uso limitado de las manos que no es suficiente para operar el ReWalk.
_______________________________________

Todo acerca de hummus

El nuevo "conflicto" entre Israel y el Líbano utiliza publicidad comercial en vez de cohetes, abogados en vez de soldados, y palabras en vez de bombas.
La causa, esta vez, no es la intención de Hizballah de destruir Israel, secuestrar soldados o disparar cohetes Katyusha a ciudades israelíes.
El conflicto es sobre el hummus, una pasta hecha a base de puré de garbanzos con jugo de limón, tahina (pasta de semillas de sésamo) y aceite de olivo. Es un plato muy popular en todo el Medio Oriente, incluyendo a Egipto, Israel, Líbano, Siria y Turquía.
La Asociación de Industriales Libaneses, (tal vez después de haber visto la película No te metas con Zohan, donde el personaje, un ex-agente del Servicio Secreto de Israel, es adicto al hummus, y lo utiliza no sólo como alimento sino también como pasta dental y crema para el cabello), ha declarado que el origen del hummus es libanés y que Israel ilícitamente lo exporta como producto israelí.
El presidente de la Asociación dijo "No es suficiente que ellos – los israelíes – nos hayan robado nuestra tierra. También están robando nuestra civilización y nuestra cocina". Añadió que ha pedido que el Ministro de Economía de su país registre al hummus como marca registrada, para tener una base legal más sólida para el juicio.
A diferencia de los conflictos previos, en esta disputa los otros países árabes no apoyan al Líbano. No es porque le den la razón a Israel, sino porque cada uno de ellos, incluyendo a los palestinos, argumenta que su país es la cuna del hummus, y no el Líbano.
Si el juicio se llega a realizar, Israel debería presentar como evidencia el capítulo 25 de Génesis, versos 29 al 33, donde se relata que Jacob cocinó un plato de comida rojiza,  (sin duda hummus con pimentón rojo,  y si alguien no está de acuerdo, ¡qué me lo pruebe!), lo cual demuestra que el origen del hummus es israelí y se remonta a la época bíblica.
_____________________________________

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui