x
Mi Enfoque #257 5 de noviembre, 2008

Mi Enfoque #257   5 de noviembre, 2008

• Presidente Obama
• Entrevista a Richard Falk, investigador especial de las acciones israelíes en territorios palestinos.
 La paloma, la hepatitis, el curandero y el médico
• Bloqueado y excomulgado: Spinoza y Kafka en la era del correo electrónico
_______________________________________

Presidente Obama

¡Felicitaciones al presidente elegido! La historia dirá algún día si fue una decisión acertada. El pueblo americano, en el pasado, ha elegido a excelentes presidentes como Reagan y buenos como Clinton, pero también mediocres como el primer Bush, malos como Carter, y pésimos como George W. Bush, considerado por los historiadores, casi unánimemente, como el peor presidente que ha tenido los Estados Unidos, (uno de los historiadores manifestó no estar de acuerdo con esa apreciación, pues, según su opinión, hubo un presidente en el siglo 19 que fue, - es verdad aunque usted no lo crea - peor que Bush).

Los años que he vivido me permiten apreciar las enormes diferencias tecnológicas y sociales que hay entre la época de hoy y la de mis años jóvenes. Todo, llegado el momento, se vuelve obsoleto. Hasta los chistes.

Uno de los chistes que contaban en mi época estudiantil acaba de perder su trascendencia y su humor, que tenía un elemento de prejuicio. (Toma nota de que el chiste lo contaban antes de la elección de Kennedy, el primer presidente católico de los Estados Unidos). Era así:

Un católico, un judío y un negro, le preguntan a Dios si algún día habría un presidente católico, un presidente judío, o un presidente negro, respectivamente.
Al católico, Dios le contesta "Habrá un presidente católico, y será durante el término de tu vida".
Al judío, Dios le contesta, "Habrá un presidente judío, pero no será durante el término de tu vida".
Y al negro, Dios le dice, "Habrá un presidente negro, pero no será durante el término de MI vida.

Cada persona vota según sus prioridades, y para los americanos el problema más importante es la crisis financiera que ha destruido los ahorros y las inversiones de millones de personas. Al elegir al candidato demócrata Obama, los americanos han castigado al régimen del partido republicano por haberlos empobrecido.

Aunque Israel tampoco puede escapar los efectos de la crisis financiera mundial, esta carece de importancia en comparación a la amenaza nuclear de Irán. El problema principal de los israelíes es como sobrevivir, ahora que se aproxima el momento cuando sus enemigos fanáticos, armados de bombas atómicas, podrán lograr en pocos minutos lo que a Hitler le demoró años: matar a seis millones de judíos.

El temor de Israel es que el nuevo presidente de los Estados Unidos siga los pasos de Chamberlain, y diga, como dijo en un discurso el Primer Ministro inglés el 27 de setiembre de 1938, "Es una pelea en un país lejano entre pueblos de los que no sabemos nada".
_______________________________________

Entrevista a Richard Falk, investigador especial de las acciones israelíes en territorios palestinos.

Nos es grato publicar a continuación la entrevista exclusiva que el Sr. Falk, investigador especial de las acciones israelíes en territorios palestinos del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, concedió imaginariamente al representante de Mi Enfoque, con motivo de haber presentado a las Naciones Unidas su primer reporte sobre las acciones de Israel.

Mi Enfoque Para información de nuestros lectores, ¿nos podría dar usted un resumen de su curriculum?
Richard Falk Con mucho gusto. Tengo un doctorado en leyes de Harvard, y he sido, hasta que me retiré hace unos años, profesor de Ley Internacional en la Universidad de Princeton. También  soy autor de numerosos libros sobre leyes y política.
Mi Enfoque ¿El hecho de que usted tuvo padres judíos fue un obstáculo para que el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas lo nombrara investigador de las acciones israelíes?
Richard Falk De ningún modo. Tan pronto les enseñé mis credenciales me dieron el puesto.
Mi Enfoque ¿Cuáles fueron esas credenciales?
Richard Falk El artículo que escribí en el 2007, "Arrastrando hacia un Holocausto palestino", cuyo objeto fue prevenir una catástrofe colectiva de los palestinos. En el artículo comparé las acciones de Israel respecto a los palestinos con las acciones de los nazis hacia los judíos mencioné los actos criminales de los israelíes en Gaza y denuncié las tendencias genocidas de Israel, Tan pronto leyeron mi artículo me dijeron que yo era la persona ideal para el puesto, y me nombraron por seis años.
Mi Enfoque El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas fue creado para investigar las violaciones de los derechos humanos en todo el mundo, pero en la práctica sólo se ocupa de Israel. Por ejemplo, hasta abril del 2007, el Consejo había aprobado nueve resoluciones condenando a Israel, mientras que respecto a las masacres que realizó el Sudán en Darfur, sólo expresó "preocupación". ¿Usted ampliará el campo de las investigaciones?
Richard Falk ¡Por supuesto que las ampliaré! No me limitaré a Gaza, sino que ampliaré mis investigaciones también a otras ciudades palestinas ocupadas, como Tel Aviv y Haifa.
Mi Enfoque ¿Todas sus referencias a Israel son siempre negativas?
Richard Falk ¡Claro que no! Debo reconocer que los israelíes tienen gran habilidad para violar impunemente las leyes internacionales y la moralidad.
Mi Enfoque ¿Sobre que otros temas ha escrito usted?
Richard Falk He analizado muchas guerras y operaciones militares. Por ejemplo, escribí que la Guerra de Vietnam era ilegal  que la revolución de Khomeini fue popular y democrática, y un ejemplo que deben seguir otros países del Tercer Mundo que la invasión de Irak en el año 2003 fue una guerra de agresión y sus autores deben ser juzgados como lo hicieron con los alemanes en los Juicios de Nuremberg. También he escrito que la destrucción de las Torres Gemelas fue un producto de la conspiración del gobierno americano.
Mi Enfoque ¿Cuál es su opinión respecto a los actos terroristas de los palestinos?
Richard Falk Son actos de legítima defensa.
Mi Enfoque Gracias, Sr. Falk. Permítame despedirme con un sincero ¡Falk you!

Nota.- La entrevista es imaginaria, pero básicamente las contestaciones atribuidas a Richard Falk están sustentadas por sus declaraciones, libros y artículos, que se pueden encontrar citados en la biografía de Richard Falk en Wikipedia.
_____________________________________

La paloma, la hepatitis, el curandero y el médico

"Hay más cosas en el cielo y en la tierra, Horacio
de lo que sueña tu filosofía"   (Hamlet, Acto 1, Escena 5)

Hepatitis   Infección del hígado, causada generalmente por un virus, aunque también puede ser el resultado de otras infecciones virales, como la mononucleosis, o la fiebre amarilla, o puede deberse al exceso de bebidas alcohólicas.

Hace unos años mi hermano, (la oveja blanca de la familia en lo que atañe a la religión), me contó que había ido con su cuñado a la casa de un rabino en Bnei Barak, un suburbio ultra ortodoxo de Tel Aviv, llevando al hijito del cuñado que estaba sufriendo de hepatitis y falta de apetito. El rabino los hizo pasar, tomó una de las palomas que tenía en una jaula, le sacó las plumas de abajo y la apoyó sobre el ombligo del niño. En uno o dos minutos la paloma murió. El rabino repitió el procedimiento con otra paloma, que demoró algo más en morir, y así con varias palomas más, hasta que el niño recobró el color, dijo que tenía hambre y que quería comer algo. Durante las siguientes semanas el niño recibió el mismo tratamiento, hasta que recobró por completo la salud.

Mi hermano me informó que el tratamiento de colocar las palomas sobre el vientre del enfermo era muy conocido, y efectivo. Por supuesto que no creí que fueran las palomas las que curaron al niño. Seguramente, mientras distraía a sus visitantes, el rabino mataba a las palomas retorciéndoles el pescuezo. Mi hermano me insistió que no era así las manos del rabino no tocaban el pescuezo de las aves, y estas morían sin causa aparente. No me pudo convencer, y no seguimos hablando del asunto.

Hace algunas semanas me encontré en una reunión familiar con un joven doctor amigo mío, secular, sin interés en la religión, y de excelente reputación médica. Me dijo que quería conversar conmigo sobre un asunto que le preocupaba, y quedamos en vernos en un café el día siguiente.

Cuando nos vimos me contó una historia extraña. Había atendido a un paciente gravemente enfermo de hepatitis. Las medicinas que le recetó no mejoraron su estado. Los análisis de sangre cada día expresaban un cuadro más grave, hasta que la situación se puso tan alarmante que le dijo que fuese de inmediato a hospitalizarse. Unos días más tarde el doctor llamó al hospital y preguntó por el paciente. Le contestaron que nunca había llegado al hospital. Temiendo lo peor, fue a la casa del hombre, y lo encontró allí.

"¡Le dije que se hospitalice de urgencia! ¿Por qué no lo hizo?", preguntó el médico.

"Decidí probar otro tratamiento", contestó el hombre, y le contó que una persona experta en el tratamiento con palomas, lo estaba curando.

El médico lo envió a que se hiciese un análisis de sangre. Al día siguiente el paciente le trajo al consultorio los resultados del análisis, y el doctor, con gran sorpresa, constató que su salud había mejorado notablemente. Curioso, por ver el "tratamiento" arregló con el paciente para ir con él la siguiente vez.

En el día fijado el doctor y el paciente fueron a la casa del que hacía el tratamiento. Quedaba en un barrio pobre de la ciudad. El dueño de casa les abrió la puerta y los hizo entrar. No era rabino, sino, como informó luego al médico, un obrero de construcción, y el tratamiento con palomas lo hacía al regresar de su trabajo.

Tal como lo había descrito el paciente, el hombre desplumó las plumas inferiores de la paloma, y la colocó sobre el ombligo del paciente. Luego de un rato la paloma murió, y el hombre volvió a colocar otra. Mientras tanto el médico, fascinado, tomó fotos del procedimiento.

Pasaron varias semanas, durante las cuales cerca de cien palomas perdieron la vida devolviéndole la salud al paciente. El médico revisó un nuevo análisis de sangre del paciente, y vio que no tenía trazos de la enfermedad, ni de haber estado enfermo.

El médico terminó su relato, y me dijo, "Lo que se necesita es un estudio científico, comparativo, pero temo decirles a los doctores especialistas en hepatitis que es posible curar la enfermedad colocando palomas sobre el ombligo del paciente. Considerarían que me he vuelto loco, se burlarían de mí, me tacharían de curandero. Mi reputación se destruiría. Pero tampoco puedo olvidar que he visto a un paciente desahuciado recuperar la salud".
_______________________________________

Bloqueado y excomulgado: Spinoza y Kafka en la era del correo electrónico

Mantengo correspondencia electrónica con una amiga española, con la cual intercambio comunicaciones casi todas las semanas, al igual que lo hago con amigos de otros países.
Hace algunos días recibí un correo electrónico de ella, y le contesté. Para mi gran sorpresa mi correo fue devuelto por su server con una nota que decía Rejected because you have been blacklisted ("Rechazado por estar usted en la Lista Negra").
De inmediato, utilizando otra de mis direcciones electrónicas, le escribí a mi amiga contándole lo que ocurría, y pidiéndole que averigüe de su server cual era el crimen o pecado que yo había cometido, por el cual estaba siendo castigado, drásticamente y sin misericordia, con bloqueo y excomulgación del mundo electrónico. Le prometí, tan pronto supiese la causa, confesarme y arrepentirme.
Me contestó contándome todo lo que hizo, lamentablemente sin resultados. Telefoneó a su server, - digamos que el número haya sido 1111111, - y, luego de pulsar todas las alternativas de numeritos que le ofrecía una voz robótica, llegó, después de un largo rato, a un ser humano (que, por la forma como la trató, más bien era inhumano), a quien ella explicó que uno de sus corresponsales había sido inscrito en la lista negra del server, que ella deseaba saber la razón, y solicitaba borrarlo de esa lista. El humano inhumano le contestó que eso no le correspondía a su departamento, y que debía telefonear al número 2222222. Así lo hizo mi amiga, y, luego de saltar nuevamente la pista de obstáculos que conforman las alternativas robóticas, llegó a otro ser humano. Esta vez la persona le dijo que debía llamar a un tercer número, 3333333. Otra vez tuvo que pasar por la vía crucis de pulsar un numerito tras otro, pero, finalmente, llegó a un ser humano que le dijo que él no se ocupaba del asunto, y que debía llamar al 1111111, el mismo número al cual había llamado originalmente. El círculo se cerró.
A Baruj Spinoza, por lo menos, los miembros de la sinagoga de Ámsterdam le dijeron porqué lo habían excomulgado. Pero yo he sido bloqueado y excomulgado y no tengo idea de que me acusan.
Al igual que lo que le ocurrió al rey de Babilonia en el libro de Daniel, siento que una mano ha escrito en mi pared, Mene, Tequel, Parsin.
 
Mene  El server ha contado tus correos electrónicos y les ha puesto un límite.
Tequel Has sido puesto en la balanza y te falta peso.
Parsin Tu correo electrónico ha sido bloqueado.

Respecto al proceso de llamar a un número de teléfono para conseguir un segundo número, donde te dan un tercer número, desde el cual eres enviado de regreso al primer número, para comenzar nuevamente un proceso sin fin, Franz Kafka podría haber escrito un libro sobre ese tema.

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui