x
Mi Enfoque #268 26 de enero, 2009

Mi Enfoque #268   26 de enero, 2009

• Confesión de un judío conspirador
• Los túneles de Gaza
• ¿Qué motiva a los judíos anti-sionistas?
• De Europa a Eurabia
 Entrevista con Ismail Haniyeh, Primer Ministro de Gaza
_______________________________________

Confesión de un judío conspirador

¡Lo confieso! ¡Lo confieso! Soy miembro de la tenebrosa conspiración mundial, "Los Sabios de Zion".

Hace cien años los "Protocolos de los Sabios de Zion" revelaron la existencia de la conspiración judía. Esto fue confirmado por los eminentes profesores John Mearsheimer y Stephen Walt en su libro "El Lobby Israelí". Y, en este artículo, lo confirmo yo.

¡Debo confesar! Los judíos somos todos miembros de una conspiración secreta, con tentáculos internacionales. Nuestros líderes, tal como aparecen en las caricaturas de los periódicos árabes y occidentales, son unos viejos encorvados de nariz ganchuda, mirada malévola, y  ropones negros. Ninguno se parece a Harrison Ford, Paul Newman, Cary Grant o Tony Curtis.

No puedo revelar donde está la sede de nuestra organización, pero si puedo informar que tenemos oficinas en Tel Aviv, Nueva York y Washington, y sucursales por todos lados.

El propósito de nuestra conspiración es controlar el mundo. Los judíos inventamos el comunismo para despojar a los ricos de su riqueza, y el capitalismo para explotar a los pobres.

La conspiración mundial judía se inició hace más de 3,500 años, fundada por dos hermanos, Moisés y Aarón. Con distintas argucias consiguieron que las aguas del Nilo se conviertan en sangre, que las langostas se coman los alimentos de Egipto, y que todos los primogénitos, incluyendo el hijo del Faraón, mueran.

Durante dos mil años hemos tratado de echar la culpa a los romanos por la muerte de Jesús, quien, por supuesto, era palestino (adelantándose así en 100 años al cambio de nombre, de Judea a Palestina, que el Emperador Adriano impuso en el año 135 tras aplastar la rebelión del judío Bar Cojba).

En el transcurso de los siguientes siglos conspiramos para envenenar los pozos de agua de Europa, y causamos la Peste Negra. Para evadir nuestra responsabilidad, hoy la llamamos Peste Bubónica y la atribuimos a ratas infectadas.

Nuestros cocineros desarrollaron deliciosas recetas para confeccionar matzá con sangre de niños cristianos (la estricta prohibición de comer sangre, Levítico 7:26, está en la Torah sólo para disimular).

Tal como lo revela la constitución de Hamás los judíos causamos la Revolución Francesa, la Primera Guerra Mundial y la Segunda Guerra Mundial.

Invadimos Palestina, donde, como dijo Yasser Arafat, nunca vivieron los judíos, y nunca existió un Templo judío. A pesar de que Mark Twain, en su libro "Inocentes en el extranjero", relata que en 1867 visitó Tierra Santa, en esa época una lejana y olvidada provincia del Imperio Turco, y encontró que era un país paupérrimo, despoblado, lleno de ruinas, la realidad es que era una tierra próspera, progresista, islámica, que fue conquistada por colonos judíos racistas.

En la Segunda Guerra Mundial los sionistas conspiramos con Hitler para inventar el infundio de los campos de exterminio y de la muerte de seis millones de judíos. Eso nunca sucedió, tal como lo ha explicado claramente el Presidente de la República Islámica de Irán, Mahmud Ahmadinejad.

En 1967 los ejércitos de Egipto, Siria y Jordania fueron obligados por los sionistas a entregarles el Sinai, Gaza, Cisjordania y el Golán, usando como excusa la declaración de Nasser de echarlos al mar, y el bloqueo al Estrecho de Tirán, conducto vital para Israel.

Por suerte, los árabes, demostrando asombrosa previsión, ya habían fundado tres años antes, en 1964, la Organización de Liberación Palestina que se dedicó, durante las siguientes décadas, a liberar Palestina, matando deportistas en la Olimpiada de Munich y tirando inválidos en su silla de ruedas al mar, como le sucedió a León Klinghoffer, cuando los palestinos capturaron el buque Aquile Lauro.

Los sionistas somos imperialistas y expansionistas. Para disimular nuestras intenciones, devolvimos a Egipto en 1982 la península de Sinai (un área dos veces más grande que Israel, y con yacimientos de petroleo). En el año 2,000 nos retiramos unilateralmente de la zona de seguridad que controlamos en el Líbano durante 18 años. Y en el año 2005 retiramos unilateralmente y por la fuerza a los 8,000 judíos que vivían en Gaza.

No olvidemos uno de nuestros más importantes logros: la destrucción de las Torres Gemelas de Nueva York el 11 de setiembre del año 2001. Es digno de admiración el hecho de que los judíos supimos guardar en secreto las órdenes de los rabinos de no ir ese día a las Torres Gemelas. El mundo hasta ahora no sabe cuanto nos costó convencer a Bin Laden para que envíe a esos jóvenes árabes idealistas a aprender a volar aviones. (Algo de dinero ahorramos cuando les dijimos que no era necesario que aprendan a aterrizar).

Los cientos de billones de dólares y euros que los países árabes e islámicos reciben por su petroleo no son nada comparado con los cuantiosos ingresos que Israel Israel recibe por la exportación de frutas, flores y otros artículos.

La guerra contra la heroica organización Hamás la hicimos utilizando el burdo pretexto de que, durante los últimos ocho años, los palestinos dispararon diariamente cohetes ("artesanales" como los llama despectivamente el prestigioso escritor Vargas Llosa) a las poblaciones civiles israelíes. 

Desde chiquitos a todos los niños judíos les damos clases especiales donde les enseñamos a conspirar secretamente, a adueñarse de riquezas y a controlar el mundo.

A veces aparentamos ser dueños de bodegas, médicos, dentistas, tal vez ingenieros, pero la realidad es que esas posiciones son sólo una pantalla, y nuestra labor principal es tomar parte activa en la conspiración para adueñarnos del mundo. Por ejemplo, el bodeguero de la esquina de mi casa es uno de los más altos jefes de la conspiración judía.

Y, por último, confieso que es verdad lo que acaba de publicar un periodista peruano: el nuevo presidente de los Estados Unidos, Barak Hussein Obama, no es nada más que un títere de la conspiración judía mundial.

Y ahora me disculpan pues tengo que enviar un fax a Obama con instrucciones de lo que el Presidente de los Estados Unidos debe hacer mañana. Incluyendo que comer en el desayuno.
_______________________________________

Los túneles de Gaza

El 15 de noviembre del año 2005 Israel y la Autoridad Palestina, con el asesoramiento de Condoleezza Rice, Secretaria de Estado de los Estados Unidos, y Javier Solana, representante de la Unión Europea, firmaron un acuerdo sobre los cruces de mercadería y gente entre Gaza y Egipto, y entre Gaza e Israel, y se iniciaron conversaciones para establecer un puerto y un aeropuerto.

En todos los cruces la Autoridad Palestina estaría a cargo del lado palestino.

Entre Gaza y Egipto se estableció el cruce de Rafia, con los egipcios a cargo del lado egipcio, supervisados por monitores europeos.

Entre Israel y Gaza se establecieron varios cruces, con los israelíes a cargo del lado israelí. Fueron los siguientes, de norte a sur:

• Erez, establecido para el cruce de personas.

• Nahal Oz, para el pase de combustible.

• Karni, cruce principal para el pase de mercadería a Gaza y exportación de productos comerciales y agrícolas de Gaza.

• Sufa y Kerem Shalom, cruces pequeños, para ser usados cuando hay demasiado tráfico en Karni.

En el mes de junio del año 2007 la organización terrorista Hamás expulsó violentamente a la Autoridad Palestina de Gaza y se apoderó del control de los cruces en el lado palestino. Los monitores europeos del cruce de Rafia se retiraron.

Los egipcios cerraron el cruce de Rafia, y los israelíes limitaron el uso de los cruces entre Israel y Gaza como reacción a los cohetes disparados desde Gaza a las poblaciones civiles israelíes.

Los palestinos, que habían construido túneles entre Gaza y Egipto, aún cuando el ejército israelí se hallaba en Gaza, se dedicaron a construirlos en masa. Se calcula que construyeron más de 300, (alrededor de 200 de ellos destruidos por Israel en la guerra reciente) a través de los cuales importaron todo lo que necesitaban, desde cigarrillos y Viagra hasta combustibles, pero principalmente armamento, explosivos y cohetes Grad fabricados en la China.

Egipto, que tiene una frontera de 15 kilómetros de largo con Gaza, hizo caso omiso de los túneles que fueron construidos bajo su frontera. A las quejas de Israel los egipcios respondían que nada pasaba a través de los túneles, y que todo el contrabando de armas y explosivos era traído por mar, o venía de Israel.

Las posibles explicaciones de la inercia de Egipto respecto a los túneles son:

a) Egipto no puede controlar a los beduinos que se ganan la vida con dicho contrabando.
b) Sus policías y soldados mal pagados, son fáciles de sobornar.
c) A Egipto no le molesta causar estos problemas a Israel, ya que le permite hacer de intermediario entre Israel y Hamás, y mejorar así su prestigio internacional.
d) Egipto no tiene interés en resolver el conflicto israelí-palestino ya que esto resultaría en el fortalecimiento del estado judío, competencia de Egipto en la región.

Israel no puede seguir tolerando la existencia de túneles, a través de los cuales los palestinos están trayendo cohetes cada vez de mayor alcance. Los que tiene ahora llegan a Ashdod. Los próximos llegarán a Tel Aviv y al aeropuerto internacional Ben Gurión.

La solución es reabrir los cruces, pero esto sólo se podrá hacer si se cumplen con los acuerdos de Noviembre del 2005, con la Autoridad Palestina retomando el control de su lado, bajo la supervisión en Rafia de los monitores europeos.
_______________________________________

¿Qué motiva a los judíos anti-sionistas?

Judío anti-sionista = Persona judía, o de origen judío, que niega la legitimidad de Israel, rechaza el derecho de los judíos a tener su propio estado, y compara a los israelíes con los nazis.

Los judíos creyentes se dan golpes en el pecho durante los rezos de Yom Kippur, y piden perdón a Dios por sus propios pecados.

Los judíos anti-sionistas se dan golpes en el pecho diariamente, y piden perdón al mundo por los pecados de los sionistas.

Aquí van algunos ejemplos de judíos anti-sionistas:

Sir Gerald Kaufman, inglés, hijo de judíos ortodoxos, miembro del Parlamento Británico, exige sanciones contra Israel, compara a los soldados israelíes con los nazis, y acusa al gobierno de Israel de explotar el Holocausto para asesinar palestinos.

Gideon Levi, israelí, columnista del periódico Haaretz, escribió una serie de artículos durante la reciente guerra, con títulos como "El matón del barrio ataca nuevamente", "Pilotos israelíes son criminales de guerra", "La Guerra de Gaza fue un total fracaso para Israel". Nunca ha mencionado, y menos aún condenado, un solo ataque terrorista palestino.

Richard Falk, americano, de origen judío, quien, por su abierta antipatía a Israel, ha sido nombrado Investigador Especial del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, ha dicho que los israelíes son la reencarnación de los nazis que son culpables de atrocidades colectivas y que están preparando el holocausto de los palestinos. Acusa a Israel de intenciones genocidas y de terrorismo estatal, y ha declarado que los bombas-suicidas son un método legítimo de lucha. Últimamente comparó a Gaza con el Ghetto de Varsovia.

Las motivaciones de los judíos anti-sionistas pueden ser varias, o una sola. Entre ellas están las siguientes:

• Sincera creencia en la justicia de la causa árabe.
• Simpatía instintiva por lo que consideran el lado débil del conflicto del Medio Oriente.
• Consideraciones de carácter monetario, comercial o profesional.
• Creencias religiosas, como es el caso de la secta ultra ortodoxa Naturei Karta.
• Ideología de izquierda y antipatía hacia los Estados Unidos, principal aliado de Israel.

Aparte de las motivaciones conscientes, hay factores subconscientes que convierten a un judío, o persona de origen judío, en anti-sionista: un complejo de vergüenza de su origen, un deseo de independizarse de los lazos ancestrales o paternales, una obsesión de no ser identificado como "judío malo" por los no judíos. Estos factores psicológicos conducen a un auto odio que hace que la persona adopte como propios los prejuicios y puntos de vista del anti-semita. Estos prejuicios en épocas anteriores podían ser expresados en términos religiosos, (como en España durante los siglos 14 al 16), o étnicos, (como en Europa en el siglo 19), pero hoy sólo encuentran expresión en la hostilidad hacia Israel.

Del punto de vista económico vale la pena ser anti-sionista. El mundo aprecia y recompensa a los anti-sionistas. Son invitados a dar conferencias, sus artículos son publicados, sus libros son vendidos, y, como lo demuestra el film Bailar vals con Bashir, (película que acusa a Israel de responsabilidad por la masacre de Sabra y Shatila, realizada por milicias árabes cristianas), sus películas son premiadas.
_______________________________________

De Europa a Eurabia

"Europa está perdida"
(Bernard Lewis, destacado erudito del Islam).

Para poder mantener una población estable el índice de fertilidad de una nación debe ser un mínimo de 2.1 niños por mujer. Hoy. ni un solo país del continente europeo alcanza ese número. Por ejemplo, Gran Bretaña tiene un índice de fertilidad de 1.85, Austria 1.41, Francia 1.98, Alemania 1.34, Suiza 1.44, Holanda 1.73, Polonia 1.27, Rusia 1.31, Italia 1.35, y Grecia 1.39

La solución, deliberada o involuntaria, que han encontrado los países europeos es abrir sus puertas a la inmigración musulmana. Esto, unido al alto índice de fertilidad de las mujeres musulmanas, (en Inglaterra, por ejemplo, es 4.9), provocará una marea que amenaza ahogar, dentro de algunas décadas, a la cultura europea, y sustituirla por el Islam.

En el año 2007 el segundo nombre más popular en Gran Bretaña para recién nacidos fue Muhammad, que, en el año 2008, según el Times de Londres, pasó a primer lugar. En Bruselas, capital de Bélgica, en el año 2007, el nombre más popular fue Mohamed para niños, y el tercero más popular para las niñas fue Aya. Las estadísticas son parecidas en otras grandes ciudades europeas.

Ya hay claros indicios de que los "europeos nativos" están aceptando lo que pronto será una nueva realidad. El arzobispo de Canterbury, principal clérigo de la Iglesia de Inglaterra, sugirió legalizar en Gran Bretaña la ley islámica Sharia, que es la que rige en Arabia Saudita, Sudán e Irán.

En Holanda, Geert Wilders, un cineasta que hizo un film sobre el Islam, citando únicamente versos del Corán, ha sido enjuiciado por "incitar odio y discriminación contra los musulmanes". Jordania ha pedido su extradición para hacerle juicio por blasfemia contra el Islam, crimen que la ley islámica Sharia castiga con la pena de muerte.

La ley islámica Sharia tolera que cristianos y judíos continúen con su religión, pero los considera dhimmis, ciudadanos de segunda clase, sujetos a impuestos y obligaciones especiales. En Arabia Saudita están prohibidas las iglesias, y no se otorga visas de visita a judíos.

El neologismo Eurabia se deriva de la conjunción de dos palabras, Europa y Arabia. Pero, hay quienes proponen una explicación diferente del origen de la palabra:

La primera parte de la palabra Eurabia, "Eu", es la lastimosa y lacrimosa queja de dolor y sorpresa que expresarán los nativos europeos, (franceses, alemanes, británicos, belgas, holandeses, etc.) cuando se den cuenta que han sido convertidos en ciudadanos de segunda clase en sus propios países.

La segunda parte de la palabra Eurabia, "Rabia", se refiere a la expresión de los sentimientos de los nuevos europeos (procedentes de Marruecos, Pakistán, Bangla Desh, Turquía, Argelia, etc.) cuando hayan impuesto la ley islámica Sharia a los dhimmis.
_______________________________________

Entrevista con Ismail Haniyeh, Primer Ministro de Gaza

Nos es grato publicar a continuación la entrevista imaginaria que el Sr. Ismail Haniyeh, jefe de Hamás en Gaza y Primer Ministro de la Autoridad Palestina  concedió al representante de Mi Enfoque, con motivo del cese de fuego. La entrevista tuvo lugar en un búnker secreto en el sótano de un hospital de Gaza, cuyo nombre nos pidió que no revelemos.

Mi Enfoque ¿Sr. Haniyeh, los dos dedos que usted ha alzado en forma de V, simbolizan su Victoria?

Haniyeh No, no. Los dos dedos que he alzado significan que hemos sobrevivido dos en este búnker, yo y Mahmoud Zahar, un líder de Hamás.

Mi Enfoque A pesar de que hay cese de fuego, usted continúa escondido en el búnker. ¿Por qué?

Haniyeh Hago lo que dice el profeta.

Mi Enfoque ¿Mahoma, en el Corán?

Haniyeh No, no. Isaías, en la Biblia judía. (Se pone una kipá y recita de memoria). "Entra, pueblo mío, a tus habitaciones, y cierra tus puertas tras ti escóndete por un momento hasta que pase la ira", Isaías capítulo 26, versículo 20.

Mi Enfoque Debo decirle que me impresiona su conocimiento de la Biblia judía.

Haniyeh Gracias. Espero que a Olmert ya se le haya pasado la ira, para poder salir de este búnker.

Mi Enfoque  El resultado de la guerra ha sido la destrucción de casas, oficinas de gobierno, mezquitas usadas como almacenes de armas, fábricas de cohetes, depósitos de armas. Costará cientos de millones de dólares reconstruirlos. ¿Valió la pena provocar a Israel durante años con cohetes enviados a poblaciones civiles para tener ese resultado?

Haniyeh ¡Definitivamente que si! Hemos demostrado al mundo que lucharemos hasta el último escudo humano para destruir Israel.

Mi Enfoque ¿No sería preferible vivir en paz y armonía con Israel? Su pueblo prosperaría y progresaría.

Haniyeh Nunca aceptaremos la existencia de Israel, nunca negociaremos con Israel y nunca reconoceremos acuerdos firmados con Israel. Allah, el Corán, y la constitución de Hamás nos comandan exterminar a los judíos y crear un califato que abarque todo el mundo islámico.

Mi Enfoque ¿Cuales son las prioridades de Hamás ahora que hay cese de fuego?

Haniyeh Matar a los miembros de El Fatah, que no nos apoyan. Reconstruir los túneles para importar nuevas armas y explosivos. Y, tan pronto podamos, disparar cohetes que lleguen hasta Tel Aviv.

Mi Enfoque ¿Cuales son sus mejores recuerdos de la guerra?

Haniyeh Mi mejor recuerdo son los 849 cohetes que disparamos a ciudades israelíes durante la guerra. No logramos matar a muchos, pero la próxima vez espero que nos vaya mejor. Otro lindo recuerdo es el apoyo multitudinario que recibimos en las manifestaciones a nuestro favor que se hicieron en Europa, Estados Unidos y América Latina. ¿Quien puede olvidar el slogan coreado por decenas de miles de exaltados, "Hamás, Hamás, los judíos a la cámara de gas"?

Nota.- La entrevista es imaginaria, pero, básicamente, las contestaciones atribuidas a Ismail Haniyeh están sustentadas por las informaciones publicadas en los diarios.
_______________________________________

 

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui