x
Mi Enfoque #289 25 de junio, 2009

Mi Enfoque #289   25 de junio, 2009

• El curioso incidente de los manifestantes europeos
• Los asentamientos, ¿son un obstáculo para la paz?
• Un amigo sugiere que cambiemos el nombre al Estado de Israel
• La evolución del concepto de Mesías en el judaísmo
• Importante discusión teológica
_______________________________________

El curioso incidente de los manifestantes europeos
Por David Mandel, "Mi Enfoque" #289

Detective de Scotland Yard:  "¿Hay algún otro punto que usted desea mencionar?"
Sherlock Holmes:  "El curioso incidente del perro durante la noche."
Detective de Scotland Yard:  "El perro no hizo nada durante la noche."
Sherlock Holmes:  "Ese es el curioso incidente."
("Silver Blaze" de Sir Arthur Conan Doyle)

Una dictadura brutal teocrática falsifica los resultados de una elección, provoca la protesta de millones de sus ciudadanos, y los castiga con balas, golpes, violencia y opresión.

Uno esperaría ver, en las calles de las capitales europeas, manifestaciones de apoyo a la población de Irán, similares a aquellas donde decenas de miles de manifestantes, liderados por islámicos fanáticos, anarquistas y ultra izquierdistas, corean protestas contra la "brutalidad" de Israel, contra su "reacción desproporcionada", contra su legitimidad y contra su existencia.

Uno esperaría ver a personalidades famosas desfilando con carteles contra la dictadura iraní.

Uno esperaría leer declaraciones de prestigiosos intelectuales y profesores de universidades, que, con indignada elocuencia, condenan la dictadura de los clérigos iraníes.

No hay manifestaciones multitudinarias en las ciudades europeas. Los islámicos fanáticos callan. Los ultra izquierdistas guardan silencio. Las personalidades famosas no salen a protestar. Los intelectuales prestigiosos no publican declaraciones.

¿Cuál es la explicación de este "curioso incidente"? ¿Por qué – en la frase de Conan Doyle – "el perro no hizo nada durante la noche"? ¿Se deberá a que, en este caso, Israel no tiene parte en los acontecimientos?
_______________________________________

Los asentamientos, ¿son un obstáculo para la paz?
Por David Mandel, "Mi Enfoque" #289

La caricatura política Dry Bones por Yaacov Kirschen, publicada hace unos días, es una acertada descripción de las prioridades del actual ocupante de la Casa Blanca. Su texto es el siguiente:

Son las 3 a.m. en la Casa Blanca, y el Presidente Obama duerme el sueño de los justos. Se producen en el mundo una serie de crisis y sus asesores tratan de despertarlo.

> Sr. Presidente, Corea del Norte amenaza con una guerra nuclear. (El presidente continúa durmiendo).
> Sr. Presidente, los sudaneses están cometiendo genocidio en Darfur. (El presidente continúa durmiendo).
> Sr. Presidente, la batalla contra Talibán se agudiza en Pakistán y Afganistán. (El presidente continúa durmiendo).
> Sr. Presidente, hay revolución en Irán los piratas de Somalia han atacado un barco en Sri Lanka han masacrado a los tamiles. (El presidente continúa durmiendo).

Los asesores desesperados le dicen:
> Sr. Presidente, los israelíes están construyendo una casa en Ariel (ciudad judía en Samaria). El presidente despierta sobresaltado y exclama: "¡Convoquen al Consejo de Seguridad!"

A juzgar por las severas declaraciones del Presidente Obama y de su Secretaria de Estado Hillary Clinton, los asentamientos judíos en Judea y Samaria (nombres bíblicos de la región que también se conoce como Cisjordania o Ribera Occidental) son, sino el único, el principal obstáculo que impide lograr la paz en el conflicto árabe-israelí.

Tal vez Obama no está enterado de que, antes de que existiesen asentamientos judíos en Judea y Samaria, tampoco reinaba la paz y la concordia entre israelíes y árabes.

La evacuación y destrucción de la ciudad de Yamit en el Sinai el 23 de abril de 1982, y la evacuación de más de 9,000 israelíes de sus hogares en 21 asentamientos de Gaza (donde habían vivido durante más de dos décadas) y de 4 asentamientos en la Cisjordania, en agosto del año 2005, constituyen evidencia de dos puntos importantes:

a) Israel, para conseguir la paz (real o quimérica) nunca ha hesitado en evacuar y destruir asentamientos.
b) La evacuación de asentamientos no ha producido la paz, y, al contrario, ha provocado aumento de la hostilidad palestina.

Los verdaderos obstáculos para la paz son:

• La negativa de los árabes a aceptar un estado judío en el Medio Oriente. 
• La inculcación de odio, demonización de Israel y de los judíos, y revanchismo, a la niñez y juventud árabe.
• El culto a la muerte, el terrorismo de los palestinos, y su deseo de emular a los "mártires".

La obsesiva convicción de Barak Obama de que los asentamientos son el principal obstáculo a la paz da motivo para pensar que el novato presidente, aparte de su deplorable ignorancia de la historia de la región, no entiende las causas del conflicto entre israelíes y palestinos, y, mucho menos, la situación actual. Esto explica porqué una reciente encuesta de israelíes reveló que sólo el 6% considera que Obama es pro-Israel.
_______________________________________

Un amigo sugiere que cambiemos el nombre al Estado de Israel
Por David Mandel, "Mi Enfoque" #289

Un amigo lector, Aldo Schuster, me envió una nota donde sugiere que la Knesset debería pasar una ley para cambiar el nombre del "Estado de Israel" a "Estado Judío de Israel".

La Declaración Balfour del 2 de noviembre de 1917, confirmada el 24 de julio de 1922 por la Liga de las Naciones, declaró que Palestina, que había sido provincia del Imperio Otomano durante cuatro siglos, (desde 1516 hasta la derrota de Turquía en la Primera Guerra Mundial), era el hogar nacional del pueblo judío. La Comisión Peel propuso (7 de julio de 1937) dividir Palestina en dos estados, uno judío, el otro árabe. El plan de partición de las Naciones Unidas, aprobado por la mayoría de los países miembros de la organización el 29 de noviembre de 1947, dividía el territorio, que estaba bajo el Mandato Británico, en dos estados, uno judío, el otro árabe.

A pesar del hecho histórico de que Israel fue gobernado por los judíos y/o tuvo mayoría judía durante 1,500 años, desde la época de Josué (Siglo 13 A.E.C.) hasta la rebelión de Bar Cojba contra los romanos, (Siglo 2 E.C.), y que durante el Siglo 20 las naciones del mundo reconocieron a Israel como estado judío, los árabes en general, y los palestinos en especial, se niegan a llamar a Israel "estado judío".

Decir "reconocemos a Israel como estado judío" les es imposible, se les atraganta, les hace comentar indignados, como lo hizo un alto funcionario palestino, "ni en mil años lo haremos", o como dijo Mubarak, el presidente de la República Árabe de Egipto, "con esa exigencia Netanyahu destruye las posibilidades de paz".

Israel, cuya población tiene una mayoría judía del 80%, tiene el mismo derecho a llamarse "Estado Judío de Israel", como el que tiene Egipto al llamarse oficialmente "República Árabe de Egipto", a pesar de que nueve millones de egipcios no son árabes sino coptos, descendientes de los antiguos egipcios.

La "Republica Islámica de Irán" incluye en su población minorías de otras religiones, cristianos, bahais, mandeans, judíos, yezidis, yarzanis y zoroastros. Esto no impide que su nombre oficial sea la "Republica Islámica de Irán", y nadie en el mundo siente necesidad de protestar al respecto.

La mitad de la población de Sudán es cristiana o tiene religiones africanas, pero el nombre oficial del país es "República Islámica de Sudán". Y nadie protesta.

La negativa de los árabes a reconocer, contra toda evidencia histórica y reconocimiento internacional, que Israel es el estado judío, (el único, comparado a los árabes que tienen 25 países) demuestra, en la forma más clara posible, que no aceptan la existencia de Israel ni el derecho de los judíos a un estado en su patria ancestral.
_______________________________________

La evolución del concepto de Mesías en el judaísmo
Por David Mandel, "Mi Enfoque" #289

El concepto de Mesías en la religión judía (adaptado con modificaciones por las religiones cristiana y musulmana) ha cambiado y evolucionado desde sus orígenes hasta nuestros días.

En la época bíblica, (período cubierto por la Biblia Hebrea, llamada "Antiguo Testamento" por los cristianos), especialmente hasta la destrucción del reino de Judá por los babilonios (586 A.E.C.), la palabra "mesías" (meshiaj en hebreo) significaba ""ungido", y se refería a la ceremonia de ungir con aceite al rey durante su coronación, simbolizando así su consagración por Dios para un gran destino o misión. Aunque se podía aplicar también a no judíos, como en el caso del rey persa Ciro (Isaías 45:1), el término se refiere a reyes descendientes de David, cuya dinastía, según promesa de Dios, reinaría sobre Israel para siempre, o, a veces, al Gran Sacerdote.

Cuando el reino de Judá fue conquistado por Nabucodonosor, el rey Zedequías, último rey de la dinastía de David, fue cegado, después de presenciar la ejecución de sus hijos, y llevado en cadenas a Babilonia, donde murió en la prisión. El concepto de "mesías" se modificó añadiéndole la esperanza de que un descendiente de David nuevamente reine sobre un estado judío independiente.

Durante la época del Segundo Templo, especialmente bajo la ocupación romana, la palabra "mesías" asumió un significado político, refiriéndose a una persona que sería el líder del pueblo y lograría la independencia de la nación. Jesús fue crucificado por los romanos, no por sus ideas teológicas de salvación, sino por haber sido acusado de pretender ser "rey de los judíos", como lo relata el evangelio de Juán (19:19-21). En el siguiente siglo, Bar Cojba, el líder de la rebelión contra los romanos, fue considerado mesías por muchos, incluyendo el gran Rabí Akiba.

La catastrófica derrota de Bar Cojba causó, en las palabras de Joseph Klausner, la "espiritualización" del concepto de "Mesías". En los siglos subsiguientes, durante los cuales los rabinos recopilaron el Talmud, la palabra "Mesías" se aplicó a un ser enviado por Dios, que vendría a salvar Israel, a traer a todos los exilados de regreso a la tierra ancestral, y a establecer el reino de Dios en el mundo.

Durante la Edad Media el concepto de "Mesías" asumió aspectos místicos y apocalípticos, lo cual no fue aceptado por Maimónides, quien consideraba que la llegada del "Mesías" significaba unicamente la liberación política de los judíos, sin incluir elementos apocalípticos. El concepto místico del Mesías se centró, especialmente después de la publicación del libro Zohar, en especulaciones cabalísticas, que, siglos después, dieron como resultado varios movimientos mesiánicos, todos los cuales, especialmente el de Shabetai Zví, terminaron en desilusión.

En la actualidad, el judaísmo mantiene su concepto tradicional del Mesías: será descendiente directo de David, reinará en Jerusalén, reconstruirá el Templo, y reunirá a los dispersos. Respecto al sionismo, la creación del Estado de Israel, y el regreso de millones de judíos a la patria ancestral, logros conseguidos sin que el Mesías haya venido, hay ortodoxos que aceptan estos hechos como "comienzo de la era de redención", pero los ultra ortodoxos consideran la creación de Estado de Israel como una herejía y una blasfemia, ya que no se realizó por intervención divina a través del esperado Mesías.

La idea cristiana (adoptada por la secta judía Habad respecto al difunto Rebbe Schneerson) de que el Mesías ha venido, fue reconocido, y se fue, sin cumplir ninguna de sus labores, prometiendo que una segunda visita en la cual hará todo lo que se espera de él, está en contradicción al concepto básico del Mesías en el judaísmo: el Mesías, cuando llegue, no llegará de visita o en viaje de inspección, sino que vendrá a realizar todas sus labores, culminando en el retorno de los dispersos y en el establecimiento de la paz universal.

Para el judaísmo, la prueba irrefutable de que los numerosos personajes que se han proclamado Mesías, o han sido considerado Mesías por sus seguidores, a través de la larga historia del pueblo judío, no han sido verdaderos mesías, es que no cumplieron las labores que el Mesías debe realizar.
_______________________________________

Importante discusión teológica
Por David Mandel, "Mi Enfoque" #289

Bamba = Bocadillo israelí hecho de polvo de maíz, muy popular entre niños pequeños.

El rabino Ovadia Yosef, jefe espiritual del partido político Shas, es uno de los rabinos más respetados e influyentes de Israel. Tiene dos hijos, David Yosef y Yitzhak Yosef, también ellos rabinos, que se están disputando el puesto de Gran Rabino Sefardí de Jerusalén. El que asuma dicho puesto tiene excelentes posibilidades de suceder a su padre, - un anciano de 87 años con graves problemas de salud, - como líder del judaísmo sefardí de Israel.

Los dos hijos están hoy envueltos en una importante discusión teológica, cuyo resultado puede determinar quien será elegido al prestigioso puesto.

¿Cuál es la bendición apropiada que se debe decir antes de comer Bamba?

Yitzhak Yosef argumenta que la bendición apropiada para comer bamba es Borei Pri Hadamá ("Bendito seas Tú, Creador de las frutas de la Tierra"), ya que el producto está hecho a base de maíz molido.

Su hermano, David Yosef, se opone tenazmente a esa opinión, y proclama que la bendición apropiada es Shehakol ("Bendito seas Tú que con Tú palabra hiciste que todo exista"), ya que, cuando el maíz es utilizado en otras formas, siempre se dice Shehakol, como es el caso cuando comemos tortillas mejicanas.

Cada uno de los hermanos declara que su padre apoya su argumento, y que el otro hermano está lamentablemente equivocado.

Un confidente del anciano rabino Ovadia Yosef ha revelado su respetada y autorizada opinión: la bendición correcta es Shehakol, pero, si alguien dice Borei Pri Hadamá, es aceptable y no necesita volver a bendecir.

¿Qué dirían los profetas bíblicos, si viviesen ahora, respecto a este debate? Tal vez comentarían, como lo hizo el profeta Amós: "Aborrezco tus fiestas religiosas, desprecio tus cultos solemnes. ¡Pero que fluya el derecho como las aguas y la justicia como arroyo inagotable!" (Amós 5:21-24), o, como dijo Isaías, "Mi alma odia tus Nuevas Lunas y tus festivales. No escucharé vuestras numerosas plegarias. Hagan el bien, busquen la justicia, liberen al oprimido, ayuden a los huérfanos y a las viudas", (Isaías 1:14-17).

 

 

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui