x
Mi Enfoque #302 1 de enero, 2010

Mi Enfoque #302   1 de enero, 2010

 ¿Es prudente liberar terroristas asesinos?
• Perfilar, táctica efectiva contra el terror
• Manejando en Bnei Barak
• Personajes del año 2009
Barak Hussein Obama, Presidente de los Estados Unidos
Benjamín "Bibi" Netanyahu, Primer Ministro de Israel
 |Richard Goldstone, autor del reporte que condenó las acciones de Israel
Mahmoud Abbas, Presidente de la Autoridad Palestina
Mahmoud Ahmadinejad, Presidente de la República Islámica de Irán
Hugo Chávez, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela
_______________________________________

¿Es prudente liberar terroristas asesinos?
Mi Enfoque # 302 por David Mandel

En 1979 se publicó la novela de William Styron "La decisión de Sophie", en la cual, en 1982, se basó la película del mismo título con Meryl Streep. Era la historia de una mujer, sobreviviente de un campo de exterminio, a la cual los nazis habían obligado a escoger entre sus dos hijos, a cual de los dos enviar a la cámara de gas, para poder salvar al otro. La frase Sophie's choice pasó a significar en el idioma inglés una decisión forzada, donde todas las opciones son dolorosas y negativas.
El gobierno de Israel se enfrenta hoy con un dilema similar, igualmente difícil: uno de sus soldados, Gilad Shalit,  fue secuestrado por Hamás hace más de tres años y se encuentra prisionero e incomunicado en Gaza. Hamás exige, para devolverlo, la liberación de más de mil terroristas, muchos de ellos culpables de múltiples asesinatos. El más conocido de ellos, Marwan Barghouti, fue encontrado culpable de cinco asesinatos, y condenado a cinco penas perpetuas consecutivas.
Es interesante anotar que cuando Hamás exige 1,000 terroristas a cambio de un soldado israelí, nadie habla de "desproporción". A nadie ya le parece que este es un asunto que vale la pena comentar, pues están acostumbrados a que Israel realice esa clase de trueques. En 1985, por ejemplo, Israel liberó 1,150 terroristas a cambio de tres soldados israelíes.
Se calcula que el 50% de los palestinos liberados en estos trueques han vuelto a activar en el terrorismo. En un período de cinco años, entre 2002 y 2007, 175 personas fueron asesinadas por terroristas liberados, y muchos más fueron severamente heridos.
El más recientes atentado palestino, el asesinato a sangre fría, hace algunos días, del Rabino Rabí Meir Jai Avshalom―padre de siete hijos y maestro de niños de kindergarten―muerto a disparos mientras conducía su auto en una carretera, fue cometido por terroristas recientemente "egresados" de cárceles israelíes, quienes habían jurado abstenerse de realizar actos terroristas.
¿Es prudente liberar a mil terroristas empedernidos, tomando en cuenta que es probable que la mitad de ellos intente asesinar gente inocente? ¿La liberación de un soldado justifica la posible muerte de decenas de civiles?
¿Por otro lado, se puede permitir que un soldado israelí continúe en el cautiverio?
_______________________________________

Perfilar, táctica efectiva contra el terror
Mi Enfoque # 302 por David Mandel

Aunque muchas "almas buenas" no están de acuerdo, la realidad es que el ala fundamentalista, extremista, e intolerante del Islam está hoy en conflicto con el mundo occidental, al cual desprecia y quiere destruir. Las "almas buenas", siguiendo la pauta de que no hay peor ciego que el que no quiere ver, consideran discriminatorio atribuir los crímenes de musulmanes a sus creencias religiosas.
Hace dos meses un musulmán fanático, nacido en los Estados Unidos, hijo de inmigrantes palestinos, disparó indiscriminadamente contra un grupo de soldados, matando a 13 personas e hiriendo a otras 30, en una base militar en Texas. A pesar de que había expresado en muchas ocasiones, públicamente, opiniones violentas contra los "infieles", y que sostenía correspondencia con un clérigo radical, que vive en Yemen, la FBI no lo consideraba peligroso. La primera reacción de las "almas buenas" en los medios de comunicación fue atribuir el crimen al estado psicológico del asesino. "Pobrecito, tuvo una crisis de depresión". Pasaron varios días hasta que no tuvieron más remedio que reconocer que el terrorista actuó motivado por sus creencias religiosas.
Hace una semana, un joven musulmán, nacido en Nigeria, de una familia millonaria, educado (mejor dicho, fanatizado) en Inglaterra, trató de hacer explotar un avión y causar la muerte de cientos de pasajeros inocentes. El explosivo, por increible fortuna, fracasó los otros pasajeros consiguieron dominar al aspirante a asesino en masa, y apagar el fuego que había prendido.
Lo interesante del caso es que el padre del terrorista había advertido a las autoridades americanas de que su hijo representaba un peligro. A pesar de eso, el terrorista pudo subir sin problemas al avión que, luego, intentó destruir.
El alto status socio-económico del nigeriano, hijo de millonario y educado en prestigiosa universidad inglesa, demuestra el error y la ignorancia de los que mantienen que los suicidas-asesinos realizan sus actos inhumanos impulsados por su "desesperación" o su "pobreza". Lo que los motiva única y exclusivamente es su fanatismo religioso, el lavado de cerebro que reciben de sus clérigos y de sus líderes. (Durante la Guerra del Terror de Arafat, del año 2000 al 2004,  tanto palestinos cristianos como palestinos musulmanes vivían bajo la ocupación israelí, pero sólo palestinos islámicos fueron asesinos suicidas. No hubo un solo caso de suicidas entre los palestinos cristianos).
El procedimiento llamado "perfilar", usado en Israel (entrevistar al pasajero que reúne ciertas características: edad, religión, nacionalidad, si compró el boleto en efectivo o crédito, si lo compró a último momento, si lleva equipaje, si sólo compró boleto de ida, etcétera), a pesar de que está comprobado que es efectivo, no se usa en otros países por ser considerado discriminatorio, y no ser "políticamente correcto".
Para evitar causar "ofensa", los aeropuertos de los Estados Unidos y de Europa usan el método de "revisar al azar", donde hay iguales posibilidades de revisar a una anciana de 90 años que a algún joven, con facciones del Medio Oriente, que está vestido, aun si es un caluroso día de verano, con un grueso abrigo.
En reacción al atentado terrorista del nigeriano, las compañías de aviación han decretado que, durante la última hora de vuelo, nadie se podrá levantar de su asiento. Parece que no se han dado cuenta de que en un vuelo, digamos de unas cinco horas, en el cual a los pasajeros no se les permite levantarse durante la última hora, un terrorista muy bien podría tratar de explotar el avión durante las primeras cuatro horas.
Están como la solterona dueña de gallinas de pura raza, que metió un gallo chusco en el gallinero. Para evitar cruces no deseados, cada noche, al oscurecer, la solterona sacaba al gallo del gallinero, ya que no podía imaginarse que, también durante el día, el gallo podía aprovecharse de la inocencia de las gallinas.
Mientras tanto, en el Aeropuerto Internacional Ben Gurión, los responsables de la seguridad de los pasajeros continúan la práctica de perfilar. Y la gran mayoría de los pasajeros demuestran comprensión y aprecio, pues saben que las entrevistas les pueden salvar la vida.
_______________________________________

Manejando en Bnei Barak
Mi Enfoque # 302 por David Mandel

El otro día, manejando de Tel Aviv a mi casa, decidí cruzar por el suburbio de Bnei Barak. Para los que no están familiarizados con Tel Aviv y sus suburbios, Bnei Barak es un barrio de personas ultra religiosas, todos ellos vestidos de negro, donde, desde el viernes en la tarde hasta el sábado en la noche, se colocan cadenas en las calles de ingreso para evitar que entren vehículos a molestar la paz del Dia del Descanso.
Bnei Barak tiene otra característica: es uno de los lugares más pobres de Israel, con un ingreso per cápita muy por debajo del promedio. Esto se debe a dos causas: la población pasa más tiempo rezando que trabajando, y las familias tienen numerosos hijos, muchas de ellas diez, doce o más.
Noté que era necesario tomar extremo cuidado al manejar, ya que los peatones, incluyendo numerosas mujeres que empujaban coches de bebe, cruzaban la pista, como Pedro por su casa, sin tomar en cuenta si el semáforo estaba rojo o verde, confiando, me imagino, en la protección divina, o, en caso de atropello, jas ve jalila, aceptando con resignación el destino que Dios determina.
_______________________________________

Barak Hussein Obama, Presidente de los Estados Unidos
Mi Enfoque # 302 por David Mandel

2009 fue un año excelente para Obama. Lo comenzó inaugurando su presidencia, y lo terminó recibiendo el Premio Nobel para la Paz. Lamentablemente, 2009 no fue igual de bueno para los cientos de miles de americanos que han perdido sus puestos de trabajo y sus casas.
Los intentos de Obama de mejorar la economía de los Estados Unidos no han dado fruto hasta el momento. Por el contrario, si tomamos en cuenta el creciente número de los americanos sin trabajo, (cifra que ya pasó del 10%), su política, en vez de mejorar la economía del país, la ha empeorado. La mala situación económica y su controversial plan de Salud Pública han motivado una fuerte baja de su popularidad.
Su política exterior, (fracasada en su intento de promover la paz entre israelíes y árabes, e ineficaz en sus esfuerzos por frenar las ambiciones nucleares de Irán) tuvo un solo logro: un inmerecido Premio Nobel de la Paz, cuya entrega oficial, ironicamente, fue pocos días después de su decisión de intensificar la guerra en Afganistán.
Obama trató de promover la paz en el Medio Oriente. Lamentablemente, lo hizo con tal torpeza, que, a pesar de un congelamiento sin precedentes, por parte de Israel, de las construcciones en los asentamientos, lo único que el novato presidente pudo conseguir fue una rotunda negativa de los palestinos a renovar las negociaciones de paz y una completa falta de interés de parte de los países árabes de retribuir la acción de Israel con algún gesto simbólico, aún si este fuera de mínima importancia.
Sus reverencias al rey de Arabia Saudita y al emperador de Japón desmerecieron su puesto de presidente de la nación más poderosa del mundo.
Su indecisión respecto a que acción tomar en la guerra de Afganistán, y su "enfrentamiento" a Irán han dado la impresión de que es un fiel émulo de Neville Chamberlain, el Primer Ministro de Gran Bretaña, cuya política de apaciguamiento persuadió a Hitler a iniciar la Segunda Guerra Mundial.
El Premio Nobel para la Paz, conferido a Obama por un puñado de delegados noruegos de tendencia izquierdista―con el propósito, o la esperanza, de que el premio influya sobre las futuras decisiones del premiado―provocó en el mundo en general, y en los Estados Unidos en especial, primero incredulidad y luego burla.
Otorgar un premio a alguien que no ha hecho nada por merecerlo, desacredita a los que lo otorgan. Aceptar un premio, sabiendo que no es merecido, desacredita al que lo recibe.
_______________________________________

Benjamín "Bibi" Netanyahu, Primer Ministro de Israel
Mi Enfoque # 302 por David Mandel

Diez años le demoró a Netanyahu volver a ser el Primer Ministro de Israel. Durante su primer gobierno (1996-1999) Netanyahu perdió el apoyo de la derecha debido a sus concesiones a los palestinos (entregó a Arafat el control de Hebrón), y fue derrotado en las elecciones de 1999 por Ehud Barak, quien a su vez fue derrotado en el año 2001 por Ariel Sharon.
Durante el gobierno de Sharon, Netanyahu desempeñó el puesto de Ministro de Relaciones Exteriores, y luego el de Finanzas, realizando reformas que han sido efectivas y beneficiosas para la economía israelí.
Cuando Sharon, harto de la oposición interna en el partido Likud, formó un nuevo partido, Kadima, Netanyahu fue elegido, en diciembre del 2005, jefe del Likud, y encabezó la lista del partido en las elecciones del 2006. El resultado fue un fracaso, ya que el Likud salió tercero, con sólo 12 escaños, lejos detrás de Kadima y del Partido Laboral.
En las elecciones del 2009 el Likud recibió un escaño menos que Kadima, pero, gracias al apoyo de los otros partidos de derecha, Netanyahu fue elegido Primer Ministro con una mayoría de 69 parlamentarios. Su antiguo rival, Ehud Barak, se unió a su gobierno, y fue nombrado Ministro de Defensa, el mismo puesto que ocupó durante el gobierno de Kadima.
Netanyahu declaró que reconocía el derecho de los palestinos a un estado independiente, pidiendo que, para seguridad de Israel sea desmilitarizado, pero, a la vez, demandó de ellos que reconozcan a Israel como estado judío, pedido que los árabes en general, y los palestinos en especial, rechazaron. (Mubarak, el presidente de "La República Árabe de Egipto", no ve ninguna contradicción en el hecho de que el nombre oficial de su país lo declara "Árabe", y su negativa a que Israel se considere "Estado Judío").
Netanyahu ha declarado, en más de una ocasión, que está dispuesto a reiniciar de inmediato las negociaciones con los palestinos. Hace algunas semanas anunció el "congelamiento", durante 10 meses, de las construcciones en Judea y Samaria, lo cual ningún Primer Ministro israelí había hecho hasta ese momento. Ese gesto fue rechazado por los palestinos como "insuficiente".
La popularidad de Netanyahu, gracias a su política―mezcla de ideología con pragmatismo―es hoy mayor que la que tenía cuando fue elegido Primer Ministro hace un año.
_______________________________________

Richard Goldstone, autor del reporte que condenó las acciones de Israel en la guerra de Gaza
Mi Enfoque # 302 por David Mandel

Durante la larga historia del pueblo judío nunca han faltado quienes, para ganar favor y estima, se han ofrecido voluntariamente a acusar, calumniar y vituperar a sus hermanos.
Casos de esa vergonzosa tradición son ya mencionados en la Biblia. El capítulo 2 de Éxodo relata que Moisés, al ver a un egipcio golpeando despiadadamente a un hebreo, mató al egipcio. Al día siguiente vio a dos hebreos luchando y trató de separarlos. El agresor insolentemente le preguntó a Moisés si también pensaba matarlo a él, igual que había matado al egipcio. Ese mismo hebreo, aunque la Biblia no lo especifica, es probable que fue al faraón a denunciar la acción de Moisés. El faraón dio orden de buscar a Moisés para condenarlo a muerte, pero Moisés ya había escapado a la tierra de Midián.
El Segundo Libro de Reyes, en el capítulo 28, menciona que, durante la invasión del rey asirio Senaquerib, un general del ejército asirio, Rab-Shaké, insultó a gritos a los representantes del rey Ezequías de Yehudáh, frente a las murallas de Jerusalén. El hecho de que Rab-Shaké expresó sus groseras amenazas en un hebreo fluido y perfecto indica que el general asirio era un judío renegado, que estaba luchando al lado de los enemigos de su pueblo.
Durante la Edad Media judíos apóstatas, (los más prominentes fueron Nicolás Donin en Francia, Pablo Cristiani y Hieronymus de Sancta Fide en España, y Petrus Schwartz en Alemania) atacaron el judaísmo, predicaron contra los judíos, y propusieron medidas de fuerza para convertirlos al cristianismo. En el siglo 14, en España, el converso Abner de Burgos inició ataques contra los judíos, intensifico la persecución de sus ex–correligionarios, y criticó al Papa y a los monarcas cristianos por no usar suficiente fuerza contra sus ex–correligionarios.
En el siglo 19, Karl Marx, descendiente de una larga línea de rabinos, fue convertido al cristianismo por su padre, cuando tenía seis años de edad. De adulto no sólo fue el padre del Comunismo sino uno de los más virulentos antisemitas del siglo.
Durante la Segunda Guerra Mundial hubo judíos que se desempeñaron como kapos en los campos de concentración, tratando con crueldad y violencia a los otros prisioneros, con la esperanza de que las autoridades nazis les permitiesen sobrevivir.
En nuestra época hay un número de intelectuales y profesores judíos, incluyendo israelíes, que propagan su desdén a los judíos y su odio a Israel, impulsados, algunos por convicción, otros por el deseo de obtener publicidad y prestigio en círculos que comparten sus ideas. Entre los más conocidos están los profesores Noam Chomsky, Tony Judt, Ilan Pappe, y Norman Finkelstein y los periodistas Richard Cohen del Washington Post, y Gideon Levy del Haaretz.
El juez Richard Goldstone pertenece a esa infame tradición de judíos que no vacilan en condenar y denigrar a sus correligionarios con el objeto de que esto les produzca prestigio y popularidad en el mundo.
¡Primero la sentencia! ¡El juicio viene después! Goldstone aceptó preparar un reporte acerca de la guerra de Gaza a sabiendas de que la sentencia y condena ya habían sido tácitamente decididas por el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, (organismo integrado mayormente por países árabes, islámicos y anti-democráticos, cuyas constantes resoluciones contra Israel exceden de lejos la suma de sus condenas a todos los otros países del mundo juntos).
El reporte final de Goldstone, condenando a Israel, hizo caso omiso, o minimizó, el hecho de que durante ocho años Hamás lanzó miles de cohetes desde Gaza a poblaciones civiles israelíes que el 14 de diciembre del 2008, Khaled Mashaal, jefe de Hamás, declaró que su organización no renovaría la tregua con Israel que el 18 de diciembre declaró que la tregua había terminado y renovó los disparos masivos de cohetes contra Israel que recién el 27 de diciembre Israel reaccionó con una guerra defensiva y que el ejército de Israel tomó las mayores precauciones para minimizar el daño a la población civil.
Del punto de vista de Goldstone, le valió la pena condenar a Israel por haber tratado de defender a sus ciudadanos. Su prestigio ha aumentado. Hace cuatro semanas, a principios de diciembre, recibió en Suecia el Premio de Estocolmo de Derechos Humanos por "su excepcional contribución a la promoción y defensa de los derechos humanos y de las libertades fundamentales". (No es coincidencia que sean los suecos los que han honrado a Goldstone. Suecia es un país donde, en una exhibición de arte, presentaron un memorial a una suicida bomba que había matado y herido a decenas de personas, judías y árabes, en un restaurante de Haifa donde las autoridades de la ciudad de Malmo dictaminaron que un torneo de tenis, donde participaban deportistas israelíes, se hiciera a puerta cerrada, en un estadio vacío, para no confrontar a las turbas anti-israelíes que protestaban contra el certamen donde ningún político del gobierno protestó contra el libelo anti-israelí de tráfico de órganos publicado en el principal periódico sueco). 
Del punto de vista de Israel y de los judíos, el nombre de Richard Goldstone pasará a la historia como sinónimo de infame.
_______________________________________

Mahmoud Abbas, Presidente de la Autoridad Palestina
Mi Enfoque # 302 por David Mandel

Hay dos métodos para conseguir lo que uno quiere: "por las buenas" o "por las malas". El primer método es preferible desde todo punto de vista ya que es mucho más efectivo, duradero y menos costoso que el segundo método.
Entre naciones, "por las buenas" significa negociar. "Por las malas" es utilizar la violencia, el terror y la guerra.
En la historia del conflicto árabe-israelí, las negociaciones directas entre las dos partes siempre han dado mejor resultado que las guerras. Por ejemplo, la península del Sinai, que Egipto perdió en la Guerra de los Seis Días, la recuperó mediante negociaciones entre el Presidente Sadat y el Primer Ministro Begin, sin necesidad de derramar una sola gota de sangre.
En el caso de los palestinos, Arafat usó el terror durante dos décadas sin obtener ningún logro. Arafat cambió de táctica en la década de los 90, y, mediante negociaciones, (los Acuerdos de Oslo con el Primer Ministro Rabin y el Memorando de Wye con Netanyahu), obtuvo el control de Gaza, y gran parte de la Ribera Occidental.
En el año 2,000, luego de rechazar la propuesta del Presidente Clinton y del Primer Ministro Barak, donde le ofrecieron el 97% de los territorios en disputa, Arafat decidió regresar al sistema de "por las malas".
Utilizando como pretexto la visita de Sharon al Monte del Templo, inició una guerra de terror en setiembre del año 2,000, cuyo resultado, aparte de la muerte de más de mil israelíes, fue negativo para los palestinos: el ejército israelí reasumió el control de Gaza y de la Ribera Occidental. La guerra de terror llegó a su fin cuando Arafat murió en un hospital francés en noviembre del 2,004.
Mahmoud Abbas, conocido también como Abu Mazen, fue elegido Presidente de la Autoridad Palestina, en elecciones que se llevaron a cabo en enero del año 2,005, para un período presidencial de cinco años.
Hace algunas semanas Abbas informó su intención de renunciar. Luego dijo que no se presentaría a la reelección. Mientras tanto, el Consejo Central de la OLP postergó indefinidamente las elecciones, y extendió el período presidencial de Abbas.
El principal problema de Abbas es el hecho de que su autoridad, como Presidente de la Autoridad Palestina, es reconocida sólo en la Ribera Occidental, ya que la organización terrorista Hamás, en junio del 2,007, en una sangrienta revuelta, se apoderó de Gaza, y no reconoce la autoridad de Abbas. El resultado es que hoy existen dos Autoridades Palestinas separadas y rivales. Una de ellas, la de Abbas, es relativamente moderada, y, por lo menos de palabra, está dispuesta a que existan dos estados entre el río Jordán y el Mar Mediterráneo. La otra, la de Hamás, es islámica extremista, dedicada, como lo expresa su constitución, a la destrucción de Israel y al exterminio de los judíos.
Olmert, en el mes de setiembre del año 2,008, ansioso de terminar su gobierno con una paz histórica, le hizo un ofrecimiento a Abbas, aún más amplio que el que Barak había hecho a Arafat, incluyendo reconocer a Jerusalén Oriental como capital de Palestina. Abbas rechazó la propuesta, (que, probablemente, el nuevo gobierno de Israel, del Primer Ministro Netanyahu, elegido unos meses después, no volverá a ofrecer en términos tan generosos).
Obama trató de promover negociaciones entre Israel y los palestinos exigiendo a Israel que congele toda construcción en la Ribera Occidental y en Jerusalén Oriental. Mahmoud Abbas, que nunca había presentado tal demanda, se unió a ella gozoso.
Cuando Netanyahu anunció que congelaría las construcciones en la Ribera Occidental, (pero no en Jerusalén Oriental), el gobierno de Estados Unidos reconoció y alabó la importancia del gesto, sin precedentes, de Israel, pero Mahmoud Abbas declaró que seguiría negándose a renovar las negociaciones.
Abbas sabe que mediante la violencia y el terror los palestinos no conseguirán sus objetivos, pero se niega a entablar negociaciones a pesar de que la historia y la lógica más elemental demuestran que sólo con negociaciones los palestinos podrán lograr sus objetivos.
Hace algunos días Abbas anunció que no reanudará las negociaciones si Israel no acepta previamente que las fronteras de armisticio de 1949―en las cuales el ancho de Israel en ciertos sectores era de sólo 14 kilómetros―sean las fronteras del estado palestino. En otras palabras, Abbas exige que, cómo condición para reiniciar las negociaciones, Israel, previamente, debe concederle todo lo que él exige.
Hay dos teorías que explican su proceder:
a) Abbas está satisfecho con el status quo―la Ribera Occidental disfruta hoy de tranquilidad y prosperidad― y no quiere entablar negociaciones, ya que como resultado de ellas tendría que desistir de sus exigencias máximas (las fronteras de 1949 y absorción por parte de Israel de los millones de descendientes de los refugiados palestinos del 48).
b) Abbas está convencido de que los europeos y los americanos presionarán a Israel con tal fuerza que a Israel no le quedará otra alternativa que otorgar a los palestinos sus máximas demandas, sin necesidad de entablar negociaciones directas.
_______________________________________

Mahmoud Ahmadinejad, Presidente de la República
Mi Enfoque # 302 por David Mandel

Durante el año 2009 Ahmadinejad, con la ayuda de los clérigos islámicos que controlan Irán y de las fuerzas de seguridad, se hizo reelegir presidente de Irán en elecciones que fueron un fraude y una farsa.
Si yo creyese en la doctrina de la reencarnación, diría que el alma de Hitler, que está en el infierno desde su suicidio en mayo del 45, se ha reencarnado en Mahmoud Ahmadinejad.
El Fuhrer, en su versión iraní, continúa obsesionado por los judíos, continúa culpándolos de todos los males del mundo, y continúa prometiendo en sus discursos que exterminará a todos los judíos―no de Europa como en su versión anterior, sino, esta vez, de Israel.
Al igual que Hitler tenía de compinche al italiano Mussolini, Ahmadinejad tiene de amigote al inefable Chávez, presidente de Venezuela.
Ahmadinejad es tan ducho como lo era Hitler en engañar y manipular a los países occidentales en negociaciones, donde su único propósito es ganar tiempo hasta que la situación se vuelva irreversible.
Es una paradoja que la nueva versión de Hitler niega el Holocausto―la exterminación de seis millones de judíos―pero, para compensar, amenaza con llevarlo a cabo, exterminando un país donde viven hoy seis millones de judíos.
_______________________________________

Hugo Chávez, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela
Mi Enfoque # 302 por David Mandel

Chávez no es el primer megalómano que gobierna un país. No es el primer dictador que quiere perennizarse en el poder. No es el primer desequilibrado que quiere convertirse en el líder supremo de todo un continente. No es el primer demagogo que está obsesionado por un odio ciego a los Estados Unidos. Tampoco es el primer gobernante que utiliza el antisemitismo para lograr sus fines.
Hay precedentes de figuras históricas que poseían las mismas características que hoy demuestra Chávez. El más infame de ellos fue Adolfo Hitler megalómano dictador que quería perennizar su régimen con un reich de mil años ambicioso desmedido que quería dominar primero Europa y luego el mundo entero demagogo que odiaba y despreciaba a los Estados Unidos y antisemita furibundo cuya obsesión culminó en el asesinato de seis millones de judíos, hombres, mujeres, ancianos y niños.
Ni Egipto ni Jordania, ambos países árabes, o Turquía, país de mayoría islámica, rompieron relaciones diplomáticas con Israel a raíz de la guerra entre el Estado Judío y la organización terrorista Hamás. Sólo lo hicieron dos países. Uno fue Mauritania, un país árabe situado en el norte de África, y el otro fue la Venezuela de Chávez, quien, pretendiendo ser más mahometano que Mahoma, expulsó de Venezuela al embajador israelí, terminando así la tradición de amistad entre las dos naciones que comenzó en noviembre de 1947, cuando Venezuela votó en las Naciones Unidas a favor de la creación del Estado de Israel. 
Chávez, con su entrañable amistad con el presidente de Irán, (amistad basada en el inmenso odio que ambos sienten hacia el "Gran Satán"―como llaman los iraníes a los Estados Unidos―cuyo corolario es el odio al "Pequeño Satán", es decir a Israel), está introduciendo en América Latina, en forma deliberada, el conflicto del Medio Oriente. Esto hasta ahora no había existido, ya que las relaciones entre las comunidades judías y árabes en América Latina siempre se caracterizaron por su cordialidad y mutuo respeto.
Hay indicios de que la amistad entre los dos países no es puramente platónica, y que Irán está utilizando regiones remotas de Venezuela, a escondidas de los observadores de las Naciones Unidas, para fabricar partes que necesita para su futuro armamento nuclear.
_______________________________________

 

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui