x
Mi Enfoque #307 Febrero 3, 2010

Mi Enfoque #307 Febrero 3, 2010

En este número:
• Misteriosa muerte de un archí-terrorista
 Tergiversación, cinismo, antisemitismo
• El reservorio de agua de Israel
• Mi experiencia―no demasiado grata―con el portal Gentiuno
 La película israelí "Ajami" es candidata al Oscar
_______________________________________

Misteriosa muerte de un archí-terrorista
Mi Enfoque #307 Febrero 3, 2010, por David Mandel

Hace algunos años tuve oportunidad de viajar a la ciudad de San Petersburgo en Rusia. Entre los palacios que visité en esa bella ciudad estaba el del príncipe Felix Yusupov, un joven de la nobleza, casado con la sobrina del Zar Nicolás. Allí, en el sótano del palacio, la guía, una señora gruesa, de avanzada edad, nos relató el asesinato del "monje loco", Grigori Rasputin, con tal entusiasmo y energía que hubo en el grupo quienes se quedaron con la impresión de que ella había estado presente la noche del crimen, el 29 de diciembre de 1916.

Esa noche Yusupov y dos compañeros invitaron a Rasputin al palacio con la intención de matarlo, pues la alta sociedad de Rusia odiaba a Rasputin por la maléfica influencia que ejercía sobre el zar y la zarina, por su alcoholismo, su promiscuidad sexual y su corrupción.

Cuando Rasputin llegó le sirvieron pasteles envenenados y vino con cianuro en cantidades que podrían matar fácilmente a cinco personas. El monje no murió. Yusupov le disparó una bala a la espalda, y salió del palacio. Después de un rato regresó porque se había olvidado su abrigo. Rasputin abrió los ojos y trató de estrangularlo. Los otros dos conspiradores escucharon los gritos de Yusupov, bajaron al sótano y dispararon contra Rasputin. Rasputin cayó al suelo pero no murió. Los asesinos golpearon su cabeza con un garrote. No murió. Lo amarraron, lo enrollaron dentro de una alfombra, y lo tiraron al río helado. No murió. Logró deshacerse de las sogas, pero la corriente del río se lo llevó. Tres días más tarde encontraron el cuerpo. Había muerto ahogado.

Hace unos días, en un hotel de Dubai, ocurrió un incidente que hace recordar el caso de Rasputin. Mahmoud Mabhouh, alto jefe de Hamás, autor del secuestro y asesinato de dos soldados israelíes hace veinte años, y principal intermediario entre Hamás e Irán en la compra de armamento para la organización terrorista palestina, fue encontrado muerto. Según distintas versiones fue envenenado, electrocutado, estrangulado, o matado con una inyección al corazón, o, emulando el asesinato de Rasputin, todo esto a la vez.

Como era de esperarse, Hamás inmediatamente echó la culpa al Mossad israelí, pero la policía de Dubai cree que tal vez el responsable fue el servicio secreto de Jordania, o el de Egipto, país donde Mabhouh estuvo un año en la cárcel, y que sabe que las armas iraníes en manos de Hamás pueden ser un día ser utilizadas contra el país del Nilo.
_______________________________________

Tergiversación, cinismo, antisemitismo
Mi Enfoque #307 Febrero 3, 2010, por David Mandel

Las palabras que van arriba en el título describen, aunque solo parcialmente, lo que el Sr. Juan Miguel Muñoz, corresponsal en Jerusalén del periódico español El País, supura en sus libelos anti-israelíes y pro-Hamás que su periódico se complace en publicar.

Es una paradoja que El País se niega a mencionar a Jerusalén como capital de Israel, prefiriendo dar esa posición a Tel Aviv, cuando su corresponsal Muñoz vive en Jerusalén desde hace años, durante los cuales es probable que haya tenido oportunidad de enterarse de que la Knesset (el Parlamento israelí), la Casa del Presidente, los Ministerios del Gobierno y la Corte Suprema se encuentran todos en Jerusalén y no en Tel Aviv.

El humorista Pepe Fainberg (pinia-colada.blogspot.com), en una reciente caricatura, captura genialmente la malevolencia de Muñoz:
Un hombre leyendo un periódico le pregunta a su amigo "Los médicos israelíes se la pasaron operando sobrevivientes del terremoto en Haití. ¿Qué va a escribir ahora Muñoz, del diario El País, contra Israel?"
"¡Ya sé!", contesta el otro, "Miembros de la entidad sionista tienen las manos ensangrentadas".

Hay quienes buscan un aspecto positivo aún en seres de una maldad sin límites. Por ejemplo, de Hitler esas buenas almas dicen, "Pero adoraba a su perro Blondi".

Yo también deseo concluir este artículo con una mención positiva acerca de Juan Miguel Muñoz. Aquí va:

Reconozco que sus artículos tienen un mérito muy especial: el que los lee no necesita comprar eméticos en la farmacia.
_______________________________________

El reservorio de agua de Israel
Mi Enfoque #307 Febrero 3, 2010, por David Mandel

En Israel hay dos lagos, el Mar Muerto, y el lago Kineret, que bien podría ser llamado el Mar de la Vida, ya que es el principal reservorio de agua fresca del país.

El lago Kineret (su nombre deriva del hebreo kinor, un instrumento musical) cubre una extensión de 165 kilómetros cuadrados, con un largo de norte a sur de 23 kilómetros, y un ancho máximo de este a oeste de 16 kilómetros. El nivel de sus aguas fluctúa, dependiendo si hay lluvia o sequía, con un promedio de 213 metros bajo el nivel del mar.

Lo alimentan ríos y riachuelos que bajan de las Alturas del Golán. El principal es el río Jordán, que ingresa al lago Kineret por su lado norte y sale por su lado sur, y, luego de un recorrido de 200 kilómetros desemboca en el Mar Muerto.

Debido a la abundancia de sus aguas en una zona donde escasea el líquido elemento, a su clima cálido, a los numerosos peces que contiene, y a la fertilidad de las tierras que lo rodean, el lago Kineret ha atraído habitantes desde la prehistoria.

Durante la época bíblica la ribera oriental generalmente pertenecía a otras naciones. Fue recién en el reinado de los Hasmoneos que todo el lago quedó bajo  control judío. En la época de Herodes el área alrededor del lago, llamado en el Nuevo Testamento, lago de Galilea, fue el principal centro de las actividades de Jesús.

Las fronteras del armisticio del año 1949, válidas hasta 1967, colocaron al lago en el estado de Israel, pero, en ciertos lugares, a sólo diez metros de la frontera con Siria. Hoy, después de la Guerra de los Seis Días de 1967, la frontera se encuentra en los altos del Golán, a varios kilómetros de distancia del lago.

En 1964 se terminó de construir el Conducto Nacional de Agua que extrae agua del lago con unas bombas gigantes de agua situadas en la esquina noroeste del lago.

El nivel del lago es cuidadosamente observado, pues de eso depende el suministro de agua al país. Hay tres niveles que son tomados en consideración:
208 metros bajo el nivel del mar, es el nivel más alto que se permite subir al lago, y el punto cuando se abren los diques.
213 metros bajo el nivel del mar es el nivel más bajo que se puede permitir al lago.
215 metros bajo el nivel del mar es el nivel en el cual cesa la extracción del agua para no causar daño irreparable al lago y a la población de Israel.

Los últimos años han sido de sequía y el nivel del lago hasta hace algunas semanas había bajado a 214.31 bajo el nivel del mar, una cifra alarmante. Hoy, gracias a la abundante lluvia de las últimas semanas el nivel ha subido a 213.44 metros bajo el nivel del mar, y se espera que con las próximas lluvias el nivel suba algo más.
_______________________________________

Mi experiencia―no demasiado grata― con el portal Gentiuno
Mi Enfoque #307 Febrero 3, 2010, por David Mandel

Ha ocurrido anteriormente, y probablemente volverá a ocurrir. Y no solamente me ocurre a mí, sino a muchas personas que escriben.

A pesar de que, debajo del título de cada artículo, siempre anoto la procedencia (Mi Enfoque) y el nombre de quien lo escribió (David Mandel), hay personas que se toman el tiempo y el trabajo de eliminar esa información y lanzan el artículo al mundo cibernético, huérfano de padre y madre, producto de una evidente inmaculada concepción.

Esto me está ocurriendo en estos días con un artículo que escribí hace casi dos años, Titulares de periódicos en la época de Moisés, el cual últimamente he recibido en mi casilla electrónica, enviado por muchos corresponsales que me recomiendan su lectura.

Ese mismo artículo ha tenido el dudoso honor de ser incorporado, sin atribución, en un artículo titulado Los judíos, siempre los judíos, firmado por la Srta. Rebeca Levy, y publicado en la página WEB de la revista venezolana Gentiuno, cuya existencia yo desconocía hasta ese momento.

Visité dicho portal, (http://www.gentiuno.com/articulo.asp?articulo=8612), y encontré el artículo firmado por la Srta. Levy, donde constaté con sorpresa que, de la mitad para abajo, era mi artículo. Convencido de que la Srta. Levy recibió el artículo sin nombre del autor, y que no había plagio, le escribí diciendo que le agradecería que indicase en su artículo mi nombre como autor de los Titulares. La nota la escribí en forma cortés y amable. Su reacción, para mi sorpresa, no fue ni lo uno ni lo otro.

Me escribió lo siguiente: En vista de que el Sr. Mandel pretende llamarnos plagiarios, de paso de un texto que ha estado circulando por la Internet de manera anónima, les enviamos la nota insertada en el artículo que esta persona refiere. Nos contenta que gracias a nuestro Portal, el Sr. Mandel logre lectores que de otra manera pareciera no tuvo.

En el portal de Gentiuno, en una introducción al articulo, aparece hoy la siguiente advertencia: Para aplacar la ira que a un señor de nombre David Mandel le ha ocasionado esta reproducción de unos titulares imaginarios de la prensa egipcia en tiempos de Faraones y que de manera anónima llegaron a nuestra redacción informamos a nuestros lectores, que la autoría de los mismos (Titulares) es del mencionado señor.

Le contesté que consideraba sus frases ofensivas e injustificadas, ya que no los acusé de plagio en ningún momento, y no busco lectores a través de su portal.

Respecto a la frase de que quieren "aplacar mi ira", quedé perplejo pues no entendí como llegaron a esa conclusión acerca de mi estado emocional. No puede haber sido por medio de grafología ya que la correspondencia fue por computadora y no manuscrita. Luego recordé que Sigmund Freud descubrió que hay un mecanismo psicológico de defensa, llamado "Proyección", que ciertas personas usan para reprimir sus emociones negativas y atribuirlas subconscientemente a otros. Por ejemplo una persona que sufre de rabietas atribuye a otro sentir ira.

Respecto a mi artículo Titulares de periódicos en la época de Moisés, ya que a todos mis hijos los he reconocido oficialmente, también quiero hacer lo mismo con este artículo. Por lo tanto, para que no haya dudas sobre la paternidad, lo vuelvo a publicar a continuación.
_______________________________________

La película israelí "Ajami" es candidata al Oscar
Mi Enfoque #307 Febrero 3, 2010, por David Mandel

Por tercer año consecutivo una película israelí es una de las cinco finalistas para el Oscar a la mejor película extranjera. Hace dos años fue Beaufort, el año pasado fue Vals con Bashir, y este año es Ajami.

Ajami es la novena película israelí que es candidata al Oscar, y hasta ahora ninguna de ellas recibió dicho premio. Tal vez este año sea diferente.

Ajami tiene la particularidad de tener dos directores, uno israelí judío, y el otro israelí árabe cristiano, y ser hablada en árabe y en hebreo. El nombre de la película es el nombre de un barrio, predominantemente árabe israelí, en Yafo. La trama muestra lo compleja que es la sociedad israelí, y las interacciones entre judíos y árabes, árabes israelíes y árabes palestinos, árabes musulmanes y árabes cristianos.

La película, cuyos actores no son profesionales sino gente del barrio, ha ganado varios premios incluyendo el Oscar israelí a la mejor película del año 2009.

Es una satisfacción adicional que una película israelí ha sido honrada con la candidatura para el Oscar, pocos meses después de que prominentes figuras del cine internacional pidieron boicotear el festival de cine israelí que tuvo lugar en Toronto en el mes de setiembre del 2009.

 

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui