x
Mi Enfoque #336 10 de octubre 2010

• ¿Es antisemita Vargas Llosa?
• Transferencia de población y transferencia de soberanía
• La farsa de la nave Irene
• Aumenta la expectativa de vida en Israel

_______________________________________

¿Es antisemita Vargas Llosa?
Mi Enfoque # 336, Octubre 10, 2010, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

Mario Vargas Llosa ha recibido hace algunos días el Premio Nobel a la Literatura, el máximo galardón al que un escritor puede aspirar. No hay controversia sobre este punto. Todos los que han leido algunas de sus obras maestras, (Conversación en la Catedral, La Guerra del fin del Mundo, La Casa Verde, y muchas otras), están de acuerdo en que el escritor, no sólo merece el premio sino que lo debió haber recibido ya hace años.

Lo que si es controversial son las opiniones negativas y parcializadas que el escritor expresa en sus artículos periodísticos cuando su tema es el conflicto del Medio Oriente. Su insultante descripción del democráticamente elegido gobierno de Israel, ("la repugnancia que me inspira su gobierno actual"1), los injuriosos adjetivos que usa para referirse a los líderes israelíes, (llamó "carnicero" a Ariel Sharon), su presunta superioridad moral ("no quiero sentirme avergonzado de Israel"2) su desmedido elogio a Ilan Pappe, (llama "justo"3 a un renegado anti sionista que es uno de los principales proponentes de un boicot académico internacional a Israel), todo esto da motivo para que algunos de sus lectores estén convencidos de que Vargas Llosa mira a Israel a través de un lente empañado por el prejuicio y la antipatía.

¿Ser anti-Israel es sinónimo de ser antisemita? No siempre. Personalmente creo que en el caso de Vargas Llosa, la respuesta es No, basando mi opinión tanto en la vida personal del escritor como en su obra literaria.

Vargas Llosa está emparentado con familias judías, ya que su yerno es judío. Tiene excelentes amigos en la comunidad judía peruana, y uno de sus amigos más íntimos es judío. Sus padres trabajaron durante una época como porteros y guardianes en una sinagoga de Los Ángeles4.

Su obra literaria también es prueba de la simpatía que Vargas Llosa siente hacia los judíos. Me refiero a su libro El Hablador en el cual el personaje principal, Saúl Zuratas, "Mascarita", es hijo de un judío Don Salomón Zuratas. El escritor pone en boca del personaje una opinión que creo que él comparte: Yo identifico a los indios de la Amazonía con el pueblo judío, siempre minoritario y siempre perseguido por su religión y sus usos distintos a los del resto de la sociedad.5  El tema del libro es el drama de una tribu india, los machiguengas, cuya cultura parece estar destinada a desaparecer. Comparar a los machiguengas con los judíos es darles un ejemplo, una inspiración de cómo un pueblo marginado, perseguido, despreciado, puede sobrevivir.

Aunque Vargas Llosa no es antisemita, utiliza su talentosa pluma para criticar desmedidamente, con prejuicio y parcialidad, al Estado Judío, a sus dirigentes, y recientemente, incluso a sus ciudadanos, con lo cual contribuye a aumentar el antisemitismo entre sus lectores, muchos de los cuales no entienden ni comparten la diferenciación que el escritor hace entre el anti-israelismo y el antisemitismo. Se le podría calificar de catalizador del antisemitismo, émulo del catalizador químico, ya que, sin ser antisemita, por medio de sus artículos propicia, induce o acelera una reacción antisemita en sus lectores.
 
1 – "Israel, la amistad difícil", El País, 13 de junio, 2010
2 – "Israel y los matices", El País, 16 de julio, 2006
3 – "Los justos", El País, 8 de octubre, 2005
4 – "El pez en el agua", página 339, primera edición, 1993
5 – "El Hablador", página 30, primera edición, 1987
 
Nota – Artículos anteriores donde menciono a Vargas Llosa se pueden encontrar en mi página Web www.mandeldavid.com  Escribe Vargas Llosa  en "Búsqueda" y el programa traerá a la pantalla todos los boletines donde aparece el nombre del escritor.
_______________________________________

Transferencia de población y transferencia de soberanía
Mi Enfoque # 336, Octubre 10, 2010, por David Mandel

El actual Ministro de Relaciones Exteriores de Israel, Avigdor Lieberman, ha sido criticado, dentro y fuera de Israel, por expresar su opinión, pesimista y nada diplomática, respecto a las posibilidades de una próxima paz con los palestinos. Parece que no ha aprendido, o es incapaz de aprender, que en la diplomacia la hipocresía es una virtud y la franqueza un defecto.

Dejando a un lado la personalidad carente de carisma de Lieberman, hay que reconocer que una de sus ideas merece ser debatida. Me refiero a su propuesta de intercambio de territorios con el futuro estado palestino.

Hay áreas de Judea y Samaria, donde hoy viven cientos de miles de judíos (suburbios de Jerusalén, Maalé Adumim, Gush Etzion, Ariel) que quedarán, en cualquier acuerdo de paz, bajo soberanía israelí. Otras áreas, por motivos de seguridad, como el Valle del Jordán, también deberán quedar bajo control israelí. Por lo tanto, es justo que el futuro acuerdo de paz incluya intercambios territoriales. Lieberman ha propuesto que territorios israelíes, contiguos a la frontera, donde hay pueblos árabes, sean entregados al futuro estado palestino a cambio de las áreas que quedarán bajo control israelí.

La propuesta ha suscitado protestas, especialmente de los parlamentarios árabes israelíes quienes, aunque sienten profunda antipatía hacia Israel, se oponen a ser  transferidos al control de sus hermanos palestinos. En sus ataques a la propuesta confunden, por ignorancia o deliberadamente, la transferencia de soberanía, es decir el intercambio de territorios, con la transferencia de poblaciones.

Hoy las transferencias forzadas, deportaciones y expulsiones de la población civil son consideradas tanto crímenes de guerra como crímenes contra la humanidad, pero eran muy común en la antigüedad. Los asirios, luego de conquistar el reino norte de Israel en el año 722 A.E.C. deportaron la mayor parte de la población a otras áreas de su imperio, donde se asimilaron y desaparecieron de la historia, sobreviviendo hoy unicamente en la leyenda de las diez tribus perdidas. Simultáneamente, para reemplazar a los israelitas, trajeron otros pueblos que fueron los antecesores de los samaritanos. Los babilonios, después de conquistar Jerusalén en el año 587 A.E.C. llevaron a Babilonia a la mayoría de la población. Los incas, en el Perú, tenían una política similar, trasplantando colonos, "mitimaes", a regiones recientemente conquistadas. Y, en la historia judía, son decenas los casos de comunidades que fueron expulsadas de ciudades y países, siendo la más conocida la expulsión de España en el año 1492.

En la época contemporánea también hay muchos ejemplos de intercambio de poblaciones. Los descendientes de alemanes fueron expulsados de sus países natales en Europa Central y Oriental, después de la Segunda Guerra Mundial. Once millones de personas fueron transferidas como resultado de la partición de India y Pakistán. En 1923, por acuerdo entre Grecia y Turquía, un millón y medio de griegos que vivían en Turquía fueron transferidos a Grecia, y medio millón de musulmanes fueron transferidos de Grecia a Turquía. Entre los años 1948 hasta mediados de los años 70 cerca de un millón de judíos que habían vivido durante siglos en los países árabes, (y muchos aún antes de que los árabes conquistasen la Mesopotamia), escaparon o fueron expulsados de los países árabes e islámicos. La mayor parte de ellos emigró a Israel donde recibieron derechos de ciudadanía. Simultáneamente, cerca de medio millón de árabes, abandonaron Israel y se refugiaron en los países vecinos, donde aún, después de seis décadas, continúan confinados y apiñados en campos de refugiados ya que sus hermanos, en el país anfitrión, se niegan a darles derechos de ciudadanos. En agosto del año 2005 Israel transfirió a 10,000 israelíes de Gaza a Israel.

La transferencia de soberanía, que es lo que propone Lieberman, no significa que los pobladores abandonen sus casas y pueblos, sino que, desde ese momento viven bajo otra bandera, es decir la población pasa al control de otra soberanía. Por ejemplo, Macao fue transferido de Portugal a China el 20 de diciembre del año 1999. Hong Kong fue transferido de la soberanía de Gran Bretaña a la soberanía china en 1997. En ambos casos todos los pobladores continuaron viviendo en sus casas.

Estados Unidos dobló el área de su territorio cuando, en 1803, compró a Napoleón, ―por una suma equivalente a US $217 millones de hoy― lo que hoy son los estados de Arkansas, Missouri, Iowa, Oklahoma, Kansas, y Nebraska.  También recibió partes de Minnesota, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Nuevo Méjico, Montana, Wyoming, Colorado y Luisiana, incluyendo la ciudad de New Orleáns.

En 1867 Estados Unidos aumentó aún más su territorio cuando, en 1867, le compró Alaska a Rusia por 7.2 millones de dólares en oro.

Tomando en cuenta los siguientes factores:

a) Las declaraciones, frecuentemente repetidas, de Mahmoud Abbas que en el futuro estado palestino no permitirá que viva un solo judío
b) El hecho de que los árabes israelíes sienten animadversión al Estado de Israel, y se consideran parte del pueblo palestino
c) La dificultad, mejor dicho la imposibilidad, política y ética de expulsar judíos de sus hogares

la conclusión inevitable es que un futuro acuerdo de paz incluirá el intercambio de territorios y soberanía en lugares específicos.
_______________________________________

La farsa de la nave Irene
Mi Enfoque # 336, Octubre 10, 2010, por David Mandel

Hace dos semanas la marina israelí interceptó a la nave Irene, cuya tripulación de 9 personas, supuestamente todos judíos, salió del norte de Chipre en dirección a Gaza, con el propósito de romper el bloqueo israelí y llevarles "ayuda humanitaria".

Hay tantas ironías relacionadas con la nave Irene, su tripulación, su puerto de origen, y su "ayuda humanitaria", que tal vez un titular más apropiado para este artículo habría sido The Ship of Fools, ("El Barco de los Necios"), título que Katherine Ann Porter dio a la novela que publicó en 1962.

Organizadores
El viaje fue organizado por "Judíos pro Justicia para los Palestinos", un grupillo de judíos británicos cuya relación con la comunidad judía o con el judaísmo se limita a la vergüenza que sienten de ser judíos y a su ferviente deseo de no ser confundidos con los judíos que apoyan a Israel.

Puerto de origen
Irene zarpó del norte de Chipre, un territorio ilegalmente ocupado por Turquía, que lo invadió con su ejército en 1974, lo conquistó, instaló un régimen títere, y realizó una limpieza étnica expulsando a cientos de miles de griegos. Todo esto no incomodó a los tripulantes de Irene en su deseo de protestar contra el "injusto trato de Israel a Gaza".

Tripulación
El barco tenía una tripulación de 9 personas, supuestamente judíos. Una vez que fueron identificadas se supo lo siguiente:
• Edith Lutz inventó su conversión al judaísmo. Como dijo un periodista, "Edith es judía tanto como un jamón es kosher". Hizo creer que era judía y que representaba a los judíos de Alemania, pero era una mentira ya que nunca se convirtió ni pertenece a ninguna comunidad judía alemana.
• Reuven Moskowitz no mintió acerca de que es judío, porque si lo es, pero igualmente es un embustero. Su declaración de haber recibido título de Doctor en Filosofía de la Universidad de Berlín es tan fantasiosa como el judaísmo de Edith Lutz.
• Jonathan Shapira, un israelí ultra izquierdista que apoya los boicots contra Israel, está orgulloso de su currículo que incluye haber pintado, hace algunos meses, slogans anti-israelíes y pro-palestinos en los muros del Gheto de Varsovia, donde murieron más de 100,000 judíos-

Ayuda humanitaria a Gaza
Edith Lutz trajo tres mochilas conteniendo la siguiente ayuda humanitaria a Gaza: algunos muñecos rellenos, varios juguetes usados e instrumentos musicales.

La mayor ironía
Para mí la mayor ironía es la siguiente: durante los decenios de intenso antisemitismo, bajo el régimen nazi, hubo judíos que fingieron ser no-judíos, para escapar de la destrucción. Hoy, en una época de creciente antisemitismo, hay no-judíos que fingen ser judíos para destruir el Estado Judío.
______________________________________

Aumenta la expectativa de vida en Israel
Mi Enfoque # 336, Octubre 10, 2010, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

Prolongarás tus días en la tierra que el Señor, tu Dios, te ha dado para siempre
(Deuteronomio 4:40)

No son muchas las ocasiones cuando uno ve realizarse las profecías bíblicas, pero, si yo fuese más creyente de lo que soy, diría "Esta es una de ellas. La promesa de Dios, repetida varias veces en la Torah, se está cumpliendo". Pero, como soy más laico que creyente me limito a decir, la expectativa de vida de los israelíes, incluyendo a los árabes israelíes, va en aumento.

Desde hace treinta años la expectativa de vida de los israelíes va en constante aumento, y ha sobrepasado a la mayoría de los países altamente desarrollados. En 1980 los israelíes judíos tenían una expectativa de vida de 74 años, igual a la de los americanos.

Hoy, la expectativa de vida en Israel, para judíos y árabes, es 7 años más que en 1980, lo cual coloca a Israel en el quinto lugar en el mundo. Los israelíes judíos viven como promedio 81 años, y los israelíes árabes 79 años. En Estados Unidos el aumento fue de solo 4 años, 78 años, un año menos que los árabes israelíes.

La diferencia de dos años en la expectativa de vida de judíos israelíes y la de los israelíes árabes se debe a diferencias culturales, sociales, educacionales, y mortalidad infantil, que, en los últimos años ha bajado notablemente en la población árabe, y es hoy menor que la de Estados Unidos.

El país árabe que tiene la más alta expectativa de vida, (75 años, 4 años menos que el promedio de árabes israelíes), es el Emirato Árabe Unido, país que limita con Omán y Arabia Saudita.

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Judios
Enviado por Mario,
28/04/2014          Para leer el comentario...
HhnXslPGmIAMmA
Enviado por Herbert,
09/09/2012          המשך לקרוא המלצה...
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui