x
Mi Enfoque # 102 6 de agosto, 2005

Mi Enfoque # 102   6 de agosto, 2005

• "Sírvase sacarme de su lista"
• Un crimen infame y sin sentido
• La retirada unilateral de Gaza: aspectos positivos y negativos
• ¿De donde vienen los turistas?
• Efecto de la aliá en la fertilidad de las mujeres que inmigraron de Rusia


"Sírvase sacarme de su lista" 
Hace algunos dias recibi la carta que incluyo mas abajo. Considero apropiado compartir esta correspondencia con mis lectores ya  que las razones expuestas por mi ex lector son compartidas por mucha gente que, sin conocimiento de la historia, basan sus opiniones, reforzadas a veces  por previos prejuicios, en la lectura de "periódicos imparciales".
 (Siguiendo  la pauta de  "decir el milagro pero no el santo" he eliminado nombres y párrafos que podrían identificar al autor de la misiva).

Carta de un ex lector:
Estimado David:
Sírvase sacarme de la lista de suscriptores a Mi Enfoque. Encuentro que su boletín es parcializado ya que usted, consciente o inconscientemente, es parte interesada, es decir usted es parte del problema, no de la solución. Yo, que vivo lejos, veo la situación con otros ojos, sin interés personal, tomando en cuenta solo la justicia.
Quiero aclarar que no he sido, ni soy, ni nunca seré antisemita, pero me perturba ver a tanques y aviones de guerra de un ejército poderoso bombardeando y destruyendo casas de gente pobre y humilde, quienes, aunque solo cuentan con palos y piedras, se defienden con honor y valentía, dispuestos a dar su vida para acabar con una ocupación injusta que ya lleva mas de medio siglo.
No puedo entender como el pueblo judío, que ha sufrido tanto o más que otros pueblos, puede provocar tantos sufrimientos a un pueblo indefenso, por intereses políticos y mezquinos con los cuales nunca podré estar de acuerdo.
Por lo tanto le agradeceré que ya no me envíe más copias de Mi Enfoque, hasta que no se ponga usted en el lugar de los palestinos y pueda expresar a sus lectores un punto de vista basado en la paz y en la justicia.

Mi contestación:
Estimado amigo:
Primero de todo le agradezco por la sinceridad de su carta, y cumplo con informarle que, de acuerdo a su pedido, lo he sacado de la lista.
Deseo aprovechar esta comunicación, que tal vez será la última entre nosotros, para expresarle mi punto de vista, a pesar de que usted me ha manifestado claramente que no desea escuchar opiniones que no concuerdan con las suyas.
¡Por supuesto que no soy imparcial! Si durante los últimos 4 años usted, sus familiares, amistades y vecinos hubiesen sido blanco de miles de atentados terroristas, (solo en julio de este año han habido 436 incidentes de terror palestino, incluyendo un suicida asesino y 142 morteros disparados a civiles) y si también, durante los últimos 4 años, hubiese usted visto como mas de 140 fanáticos suicidas causaron la muerte de mil civiles inocentes, hombres, mujeres, niños, ancianos y bebes, (incluyendo la nieta de 15 años de mi vecino de enfrente), e hirieron a mas de 10,000 personas dejando a muchas de ellas mutiladas y tullidas de por vida, es factible que usted tampoco sería imparcial. Debido a la relativamente reducida población de Israel el número proporcional de las víctimas israelíes del terror exceden y en mucho a las víctimas de las Torres Gemelas, Madrid, y Londres aún sumándolas todas juntas.
Pero el hecho de que no escondo mi simpatía a la causa israelí no cambia la realidad, que tiene existencia propia, fácilmente verificable leyendo la historia de los acontecimientos.
Es una realidad histórica que los suicidas asesinos no usan "piedras y palos" para matarse a si mismos y a sus víctimas, sino bombas y explosivos repletos de clavos y tornillos para causar el máximo de muertos y heridos.
Es una realidad histórica que no son "piedras o palos" los cientos de cohetes y morteros que los palestinos disparan indiscriminadamente contra poblaciones judías vecinas a la franja de Gaza.
No eran "piedras o palos" los avanzados armamentos que Arafat trató de ingresar de contrabando en un barco que fue interceptado por Israel, ni tampoco eran "piedras o palos" las armas y explosivos que los palestinos introdujeron en Gaza a través de túneles, violando el acuerdo de Oslo.
Respecto a su afirmación de que "se defienden con honor y valentía" considero que esta es debatible tomando en cuenta que los suicidas palestinos matan a gente inocente en centros comerciales, autobuses, y restaurantes, y que sus morteros son disparados a pueblos y a ciudades, y no a objetivos militares.
No es política del gobierno de Israel bombardear las casas de pobres y humildes inocentes sino liquidar a los que envían a los asesinos. (Hablando de "pobres y humildes" me imagino que en esa categoría usted no incluye a los líderes palestinos,  Arafat y otros, que se apropiaron de cientos de millones de euros y dólares donados por generosos países occidentales y los depositaron en cuentas bancarias en Suiza. Tal vez usted ignora que la esposa de Arafat vivió durante años en Paris, en un hotel lujoso, gastando más de $100,000 dólares mensualmente).
Usted menciona en su carta "una ocupación injusta que ya lleva mas de medio siglo", afirmación no sustentada por los hechos históricos, y que indica un desconocimiento de la historia del Medio Oriente, no solo de las últimas cinco décadas, sino incluso de los últimos 4 años. Permítame, por lo tanto, hacerle un brevísimo resumen que usted puede verificar en cualquier libro de historia.

1922 La Liga de las Naciones, luego de la derrota de Alemania, Austria y Turquía en la Primera Guerra Mundial, otorgó a Gran Bretaña un mandato sobre Palestina, en ambas márgenes del río Jordán, Cisjordania (al oeste del río Jordán) y Transjordania (al este del río Jordán), con el compromiso de que eventualmente se crease allí un estado judío. Hasta ese momento, y durante cientos de años antes, la región había sido una provincia del imperio turco. Nunca existió allí un estado llamado Palestina, ni a los árabes que vivían allí se les llamaba "palestinos". Sencillamente eran árabes que vivían en Palestina, nombre que los romanos dieron a Israel, luego de la fracasada rebelión judía del Siglo II, para identificar a la región con los filisteos y no con los judíos. De acuerdo a muchos historiadores, (ver, por ejemplo, el libro From Time Inmemorial de Joan Peters), gran porcentaje de los habitantes árabes de Palestina llegaron procedentes de Siria a finales del Siglo XIX atraídos por las posibilidades de trabajo originadas por la inmigración judía de la misma época. Los ingleses, en 1922, entregaron Transjordania, (tres cuartas partes del territorio del Mandato), a la dinastía Hashemita, su aliada en la guerra contra los turcos, como compensación por haber sido expulsada por Ibn Saud de la región que hoy se conoce bajo el nombre de Arabia Saudita, quedando Cisjordania, (una cuarta parte del territorio del Mandato), para los judíos.

1947  Las Naciones Unidas, por mayoría absoluta, votaron en el mes de noviembre de 1947 un plan de partición de Cisjordania, por el cual se creaban dos estados, uno árabe palestino, el otro judío. Los judíos aceptaron el plan. Los árabes lo rechazaron, y al día siguiente de la declaración de independencia de Israel, en mayo de 1948, los ejércitos de Transjordania, Egipto, Líbano, Siria, Irak y Saudi Arabia invadieron Israel para eliminarlo. A pesar de que los seis ejércitos árabes eran más numerosos fueron rechazados. Las líneas del armisticio del año 1949 sirvieron, desde esa fecha, como fronteras de facto pero no de jure. Egipto quedó en control de la franja de Gaza, y Transjordania anexó Cisjordania, con lo cual el nombre del país fue cambiado    a Jordania.

1964 En 1964 se fundó la Organización de Liberación Palestina, con el objeto, no de liberar a Gaza y Cisjordania del control de Egipto y Jordania, (países que, recordará usted del párrafo anterior, controlaron ambas regiones desde 1949 hasta 1967) sino de destruir a Israel. Ese objetivo, especificado en los estatutos básicos de la organización, nunca ha sido anulado. Durante esos 18 años, del 49 al 67, ni un solo líder palestino o gobernante de otros países árabes, sugirió la creación de un estado palestino en Gaza y Cisjordania. Lo que ellos proponían era la destrucción de Israel.
(El Primer Ministro palestino Ahmed Qurei declaró públicamente hace dos días, refiriéndose al primer ataque que la  OLP hizo a Israel antes de la Guerra de Seis Días, es decir antes de la "ocupación": "El proceso que comenzó en 1965 hoy progresa hacia Jerusalén, Cisjordania, y el resto de nuestra patria". No hay duda que la OLP tiene el mérito de ser consecuente en su objetivo).

1967 En 1967 Nasser bloqueó el Golfo de Aqaba, (casus belli por ser golpe fatal al puerto de Eilat, pulmón vital de Israel) y expulsó del Sinai a los soldados de las Naciones Unidas, dando así comienzo a la Guerra de Seis Días entre Egipto, Siria y Jordania contra Israel. El resultado, para los que no recuerdan, es que Israel ganó la guerra y desalojó a los egipcios de Gaza y del Sinai, y a los jordanos de Cisjordania. Desde esa fecha, y no "desde hace 50 años" es cuando comienza lo que usted llama "ocupación injusta".

1979 Israel firmó un tratado de paz con Egipto por el cual devolvió el Sinai y entregó los pozos de petróleo que había desarrollado en Abu Rodés, demostrando que Israel valúa mas la paz que territorios y petróleo.

1993 Israel firmo el Tratado de Oslo con la OLP, por el cual Israel se comprometió a desocupar gradualmente las zonas palestinas, y permitió el regreso de su archienemigo Arafat, esperanzado de que este optase por la convivencia pacifica y abandonase su objetivo de destruir Israel. La OLP se comprometió a convivir en paz con Israel y anular su propósito de destrucción del Estado Judío. Arafat, lamentablemente, en vez de construir los fundamentos del estado palestino, se dedicó a fomentar el odio a Israel, a través de prédicas en las mezquitas, propaganda en los medios de comunicación, enseñanzas en los colegios, y glorificación de los suicidas, a quienes los islámicos llaman "mártires". También introdujo explosivos y armamento de contrabando, contraviniendo los acuerdos firmados.

2000 En julio del año 2000, cuando todas las ciudades palestinas (Nablus, Belén, Tulkarem, Kalkilia, Ramallah, etc.) ya habían sido devueltas por Israel y estaban bajo el control de Arafat, el presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, convocó la conferencia de Camp David para finalizar el proceso. El entonces primer ministro de Israel, Ehud Barak, propuso entregar a los palestinos todas las zonas de Gaza y Cisjordania que fueron ocupadas como resultado de la Guerra de los Seis Días con pequeños cambios territoriales (alrededor del tres por ciento). Arafat, para desconcierto y desilusión de Clinton y de Barak, rechazó de plano la propuesta, no hizo ninguna contra oferta, y regresó a Gaza donde fue recibido como un héroe. De inmediato liberó a todos los miembros de las organizaciones terroristas que tenía presos en sus cárceles de Gaza y Cisjordania, y tres meses mas tarde, con el pretexto de la provocativa visita de Sharon al Monte del Templo, el lugar mas sagrado para los judíos, desató una Guerra del Terror que, a pesar de que Arafat falleció en noviembre del 2004, aún continúa hoy, siendo el mes de julio recién terminado el que mas incidentes de terror sufrió en los últimos 18 meses. Durante esta guerra, iniciada por Arafat, han muerto miles de personas en ambos lados. En el lado palestino la mayoría de los muertos han sido lo que la prensa internacional llama "militantes" e Israel llama "terroristas". En el lado israelí la mayoría de los muertos han sido civiles. Israel, para dificultar la infiltración de los suicidas asesinos, empezó a construir una cerca de seguridad, no una cerca de frontera. El día que llegue la anhelada paz podrá ser movida o removida, lo cual técnicamente es más fácil que revivir a muertos asesinados por suicidas fanáticos.

2005 El nuevo presidente palestino, Muhamad Abbas reafirmó en la conferencia de Sharm el Sheik el acuerdo llamado Mapa de ruta, por el cual se comprometió a anular el terror, y disolver las organizaciones terroristas, pero, con diversas excusas, se ha desdicho de esa obligación. Israel, dando una nueva prueba de que no está interesada en ocupar territorios ni controlar otros pueblos, al ver que Abbas no cumplía con sus obligaciones, decidió unilateralmente retirarse de Gaza, y así lo hará en el curso de los próximos días.

En resumen, si el conflicto del Medio Oriente fuese pintado en un cuadro, el pintor no se limitaría a usar el color negro para un lado y un blanco radiante para el otro, sino que usaría para ambos lados diversos tonos de gris.
¿No le parece que, al desconocer los hechos históricos y negarse a escuchar opiniones de aquellos cuyos puntos de vista no concuerdan con los nuestros, usted corre el peligro de llegar a conclusiones basadas únicamente en la ignorancia y en el prejuicio?

Sinceramente
David Mandel


Un crimen infame y sin sentido

El jueves último un desertor del ejército disparó indiscriminadamente contra los pasajeros de un ómnibus público en la ciudad norteña de Shfaram, matando a 4 árabes israelíes e hiriendo a 12. La muchedumbre asaltó el ómnibus y mató a golpes al asesino.
El criminal era un joven de 19 años que desde hace dos meses era buscado por el ejército por deserción. Aunque había nacido y fue educado en un ambiente secular, en los últimos meses se volvió un religioso fanático con  ideas tan extremistas, que no encontró mejor forma de expresar su disconformidad con la decisión del gobierno de retirarse de Gaza, que matando a gente inocente.
El crimen no solamente es una infamia atroz sino que es un acto absurdo y carente de sentido, a no ser que el propósito demente del asesino fuese destruir las relaciones de convivencia armoniosa entre los ciudadanos judíos y los ciudadanos drusos y musulmanes.  Shfaram es la única ciudad árabe donde la municipalidad celebra el Día de la Independencia de Israel, y sus habitantes drusos hacen servicio militar en el ejército de Israel.
Lamentablemente, hay que reconocer que este no es el primer caso de terrorismo judío. Hace once años Baruch Goldstein ametralló a 29 musulmanes mientras rezaban en una mezquita en Hebrón, y, al igual que el asesino de ahora, Goldstein también fue matado a golpes por los sobrevivientes de su masacre. Ami Popper, un soldado de 21 años, asesinó a siete trabajadores árabes e hirió a otros 10, y hoy cumple siete condenas consecutivas de prisión perpetua. Y no se puede dejar de mencionar a Yigal Amir, el asesino del Primer Ministro Yitzhak Rabin, también condenado a prisión perpetua.
Ningún pueblo, incluyendo el pueblo judío, es inmune a tener en su seno fanáticos llenos de odio e intolerancia, dispuestos a asesinar por sus ideas, pero, mientras que en Israel los crímenes de judíos terroristas ocasionan la condena y repulsión del gobierno, (Sharon lo calificó de "acto repugnante, realizado contra inocentes ciudadanos israelíes por un terrorista judío sediento de sangre"), los gobernantes palestinos glorifican a los "mártires", y si es que condenan sus actos lo hacen por razones pragmáticas, ("esto perjudica a   los intereses palestinos"), no éticas ni morales.  


La retirada unilateral de Gaza: aspectos positivos y negativos

La retirada unilateral de Gaza, a realizarse dentro de dos semanas, constituirá uno de los más importantes eventos en la historia de Israel desde la Guerra de los Seis Días en 1967. Es imposible predecir si el resultado ayudará a progresar hacia la anhelada paz o si será causa de renovado conflicto.

Veamos primero los posibles aspectos positivos:
• Salir de Gaza es restaurar la tradicional línea fronteriza, que será reconocida por todas las naciones.
• Nos libramos de la responsabilidad que la ley internacional nos asignaba, como "fuerza de ocupación" de todo lo que pasaba allí.
• Nos ahorramos el alto costo de mantener allí fuerzas del ejército israelí que defendían a los 8,000 judíos.
• Se hace más efectiva la separación entre israelíes y palestinos, evitando así la inmigración en masa de palestinos a Israel.
• Si hay ataques a Israel desde Gaza la Autoridad Palestina ya no podrá pretender que no es su responsabilidad, e Israel tendrá reconocido y legítimo derecho a defenderse, el cual hoy es muchas veces criticado y hasta negado por las naciones.
• El mundo podrá verificar si la Autoridad Palestina tiene genuino interés en construir las bases de un estado, (hospitales, colegios, carreteras, instituciones de gobierno), o esto solo es un pretexto para esconder su verdadero objetivo.
• Israel demostrará al mundo que no es un país expansionista ni está interesado en dominar a otro pueblo.

Los aspectos negativos son los siguientes:
• La retirada será considerada por los palestinos como una rendición de Israel y un triunfo para sus tácticas de terror.
• La retirada, en vez de disminuir el terror, lo aumentará, y el sur de Israel estará amenazado por bombardeos de cohetes y morteros.
• Hamas, Jihad Islámico, Fatah y otras organizaciones de terror ya no tendrán obstáculos para armarse con el armamento mas moderno que pueden conseguir.
• Las mismas tácticas de terror, que han usado para lograr que los israelíes se retiren de Gaza, serán usadas por los palestinos en Cisjordania para ejecutar el siguiente paso de su plan estratégico de destrucción del Estado Judío. No es salaam (paz) lo que buscan, sino salami (cortar a Israel por rodajas gradualmente).


¿De donde vienen los turistas?

Durante los primeros seis meses de este año 860,000 turistas han visitado Israel, lo cual representa un aumento del 27% sobre el mismo período del año anterior.
El mayor número de turistas procede de los Estados Unidos con 220,000 visitantes durante la primera mitad de este año, 24% más que en el año pasado.
En segundo lugar están los franceses con 134,000 turistas durante el primer semestre de este año. Se espera que este número alcance a 315,000 hasta el final del año.
En tercer lugar están los 72,000 turistas procedentes de la Gran Bretaña que visitaron Israel desde del comienzo de este año hasta el final de junio, 6% más que en el año 2004.
Los alemanes están en cuarto lugar con 48,000 visitantes, un aumento de 38% sobre el año pasado.
Los mayores porcentajes de aumento en el número de visitantes lo tuvieron Polonia con 11,400 turistas, 150% mas que en el año 2004 España 96%, con 17,700 turistas e Italia 65% con 30,000 visitantes.
23,300 personas visitaron de Canadá, un aumento del 17% de Australia llegaron 8,700 equivalente a un 27% de aumento y de Sud África vinieron 7,500 turistas, 26% mas que en el 2004.
Se calcula, si no hay sorpresas imprevistas, que este año Israel recibirá dos millones de turistas, número que está lejos de las dos millones setecientos mil personas que nos visitaron en el año record 2000, y es aún menos impresionante cuando se compara con nuestros países vecinos, Chipre con 4 millones de turistas al año, y Egipto con 8 millones.


Efecto de la aliá* en la fertilidad de las mujeres que inmigraron de Rusia

Durante la última década se produjo una gran emigración de judíos procedentes de la ex Unión Soviética hacia Israel, Alemania y Estados Unidos. Un estudio recientemente publicado por la Universidad Hebrea de Jerusalén informa sobre un interesante efecto en las mujeres que llegaron a Israel.
En Rusia las mujeres judías tienen un promedio de 0.8 hijos. En Israel su promedio ha subido a 1.8, acercándose a los 2.2 que es el promedio de hijos que tienen las mujeres nacidas en Israel. Algunos expertos atribuyen el aumento a la influencia de la sociedad israelí que ha causado que los inmigrantes adopten los valores y estilo de vida de los nacidos en Israel. Otros consideran que la causa está en el mayor tamaño de los departamentos y en la superior calidad de la atención médica. En Rusia se consideraba que una mujer mayor de 30 años ya estaba demasiado avanzada en edad como para tener hijos.
Este aumento en fertilidad no ha ocurrido con las mujeres que inmigraron a Alemania o a los Estados Unidos, ya que el índice de natalidad en esos país es más bajo que en Israel.

* La palabra aliá, que literalmente se traduce como subida, significa "inmigración a Israel". El origen de esta interpretación es geográfico ya que durante la época bíblica los judíos vivían predominantemente en la zona montañosa, alrededor de Jerusalén, mientras que otros pueblos, los filisteos, cananeos y fenicios, vivían en las zonas bajas de la costa del Mar Mediterráneo. Posteriormente la palabra tomó un significado místico y espiritual.

 

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui