x
Mi Enfoque # 105 27 de agosto, 2005

Mi Enfoque # 105   27 de agosto, 2005

• A un panal de rica miel seis mil periodistas acudieron…
• Diálogo con un joven periodista visitante
 La Franja de Gaza: una corta historia
 Kfar Darom: nacimiento, muerte, resurrección, y muerte
• Los palestinos dicen que también a ellos les impresionó el comportamiento de soldados y evacuados


A un panal de rica miel seis mil periodistas acudieron…

“A un panal de rica miel / seis mil periodistas acudieron, / ideas preconcebidas trajeron / acerca del opresor Israel", (con la venia de Félix María de Samaniego, 1745 a 1801).

Israel, para el periodismo mundial, es el más rico panal de miel en el planeta. El número de corresponsales extranjeros estacionados permanentemente en Israel excede, no solamente en números relativos sino también en números absolutos, a los que se encuentran en lugares que son más importantes para el futuro del mundo, o donde están sucediendo tragedias de mucha mayor dimensión. En Níger hoy están muriendo cientos de miles de personas de hambre y enfermedad. En el Sudán se está realizando un genocidio de los cristianos. En Argelia miles de inocentes han sido víctimas de masacres durante años. Tal vez un puñado de periodistas visitan esos sitios. En contraste, este mes, seis mil periodistas han llegado a Israel para reportar sobre la evacuación de judíos de Gaza.
¿Cuál es la razón de ese interés que raya en obsesión? Una posible respuesta es que el mundo, acostumbrado a que el judío sea la eterna víctima, está intrigado por algo que va contra natura: un país judío independiente con un ejército judío que lo defiende.
Tal vez yo sufra de paranoia pero estoy convencido que, consciente o subconscientemente, buena parte del mundo, incluyendo los periodistas, no reconoce el derecho de los judíos a tener su propio estado, y, por consiguiente, niega su legitimidad. De allí a demonizar y condenar la lucha de Israel por sobrevivir hay solo un paso.


Diálogo con un joven periodista visitante

Tuve ocasión de cenar hace unos días con un joven periodista* sudamericano radicado en Europa, un joven culto y de gran simpatía. Mientras esperábamos que la camarera nos trajese la comida tuvimos el siguiente diálogo:

Mi Enfoque  "¿Que materiales has leído para prepararte para esta, tu primera visita a Israel?"

Periodista  "Para no venir con ideas preconcebidas decidí no leer nada, excepto, claro está, las noticias en los periódicos europeos, que son imparciales, a diferencia de los periódicos americanos que son pro-Israel". Agregó: "Me he quedado horrorizado por la humillación, la opresión y las torturas que sufren los palestinos a manos de los soldados israelíes".

Mi Enfoque  "¿Donde viste esa opresión y esa humillación en los pocos días que estás aquí?"

Periodista  "Estuve en el paso de control de Gaza a Israel al mismo tiempo que un grupo de mujeres palestinas querían pasar a Israel para visitar a parientes que están encarcelados. Fui testigo de cómo los soldados les gritaban no se que por altoparlantes en hebreo, y las pobres mujeres, que solo hablaban árabe, no entendían lo que querían de ellas. No es justo que se las humille en esa forma, y que se les haga sufrir".

Mi Enfoque  "¿Y las torturas, donde las presenciaste?"

Periodista   "No he sido testigo personal de ellas, pero me lo han contado todos los palestinos que he entrevistado".

Mi Enfoque  "No deseo disculpar la falta de consideración y cortesía de la que los soldados puedan haber sido culpables, pero puedo entender la tensión y el nerviosismo que los hizo actuar así. Hace pocas semanas una palestina que recibía tratamiento en el hospital de Beersheba por graves quemaduras que había tenido en su casa fue requerida a que se alce la blusa. A pesar de sus gritos y protestas contra la humillación lo hizo, y reveló así que llevaba una correa explosiva con la cual pensaba volar a doctores, enfermeras y pacientes en el hospital. Y ese está lejos de ser un caso único. Este año el ejército ha capturado en los pasos de control cerca de 50 personas que querían introducir correas explosivas".

Periodista  "No es justo que inocentes paguen por culpables".

Mi Enfoque  "Tienes razón, pero en un país que en los últimos años ha sido víctima de miles de actos terroristas, la humillación que un lado sufre y que el otro lado impone es un precio relativamente pequeño, aunque lamentable, que se paga para evitar terribles tragedias. Hace algunas semanas estuve en Estados Unidos, y me obligaron a quitarme el cinturón y los zapatos. La humillación de caminar descalzo y tener que sostener con la mano los pantalones que se me caían me pareció un precio barato que pagar si con eso conseguía ayudar a evitar que uno de mis compañeros pasajeros se volase a si mismo y junto con él a todo el avión".

Periodista  "Lo que no puedo entender es porque Israel se niega a que los palestinos tengan, al igual que ustedes, un estado independiente".

Mi Enfoque "Primero de todo, Israel no se niega. El Primer Ministro Sharon ha declarado públicamente que está a favor de un estado palestino independiente. Lo que básicamente falta por determinar, por medio de negociaciones pacíficas, son las fronteras finales, y eso solo se podrá hacer cuando los palestinos, es decir el OLP y Hamas, (organizaciones que niegan en su constitución y estatutos el derecho de los judíos a tener su propio estado), acepten la existencia de un estado judío y se abstengan de actos terroristas".

Periodista  "Los palestinos se vieron obligados a cometer actos terroristas ya que esa era su única alternativa para luchar por su independencia".

Mi Enfoque  "Permíteme relatarte un poco de historia. En 1947 las Naciones Unidas aprobaron la partición de Palestina en dos estados, uno judío y otro árabe. Los judíos aceptaron. Los árabes no aceptaron. Israel declaró su independencia dentro del territorio demarcado por las líneas del armisticio de 1949. Las zonas de Gaza y la Ribera Occidental permanecieron bajo control árabe desde 1949 hasta 1967. En cualquier momento, durante esos 18 años, los árabes podrían haber declarado un país árabe palestino independiente en esos territorios que son los mismos que hoy disputan. Por el contrario, en vez de crear un país palestino, Transjordania anexó la Ribera Occidental, a raíz de lo cual cambiaron el nombre del país a Jordania, y Gaza fue administrada por los egipcios, sin anexarla. Y si no quieres remontarte tantos años atrás, (después de todo aún no habías nacido en esa época), retrocedamos solo 5 años, a la Conferencia de Camp David en julio del año 2000 cuando Clinton presentó su plan por el cual los palestinos recibían prácticamente todo lo que pedían, incluyendo más de la mitad de la ciudad de Jerusalén. La historia de 1947 se repitió. Barak, el Primer Ministro de Israel aceptó el plan. Arafat lo rechazó, regresó a Gaza y preparó la Guerra de Terror que estalló dos meses más tarde. Si Arafat hubiese aceptado el plan de Clinton, hoy estarían celebrando el quinto año de existencia independiente".

Periodista  "¡Por supuesto que Arafat no podía aceptar un plan que no tomaba en cuenta el regreso de los refugiados a los hogares de donde fueron expulsados en 1948!"

Mi Enfoque  "Aceptar el regreso de los refugiados, (mejor dicho de los descendientes de los refugiados, ya que los Palestinos constituyen el único caso en la historia del mundo donde el status de refugiado se hereda de padres a hijos a nietos), de millones que se han criado en el odio hacia Israel, constituiría un suicidio demográfico para el Estado Judío de Israel. Nuestra propuesta es que ellos se integren en los países donde están residiendo, que los han mantenido durante más de 50 años en los campos de refugiados y se han negado a darles ciudadanía".

Periodista  "¿Y porqué Israel tiene que ser un país de judíos, de una religión? ¿Porqué no puede ser un país laico y secular?"

Mi Enfoque  "El 75% de los habitantes judíos de Israel son laicos y seculares. Israel no es el país de una religión sino el de una nación, la nación judía. Y la razón por la cual los judíos queremos tener nuestro propio estado se debe a que nuestra experiencia de ser minoría en los últimos dos mil años no ha sido muy favorable", le contesté.

Y en ese momento la camarera trajo, finalmente, la comida.

* No obstante que, para proteger la identidad del ingenuo, prejuiciado y mal informado periodista, me abstuve de decir su nombre y cambié algunos detalles de su descripción, el periodista se reconoció a si mismo en mi artículo y me envió una carta airada quejándose de que yo había hecho pública una conversación privada. Posteriormente también recibí una carta al respecto de su padre exigiéndome una "clarificación".


La Franja de Gaza: una corta historia

La Franja de Gaza está situada en la costa sur de Eretz Israel. Linda en el noreste con el kibutz Yad Mordejai, y en el suroeste con el pueblo egipcio de Rafiah. Tiene 362 kilómetros cuadrados, 45 kilómetros de largo, y de 5 a 7 kilómetros de ancho. No hay ni ríos ni colinas que geográficamente la separen de Israel. Su existencia es el resultado de la presencia de fuerzas egipcias en esa zona cuando se firmó el armisticio en 1949, acuerdo por el cual Israel evacuó dos áreas que controlaba en la Franja, Beit Hanun en el norte y Abasan en el sur.
Egipto asumió la administración del territorio, (al que se dio el nombre de Gaza por la ciudad que hay en esa región), pero, a diferencia de lo que hizo Transjordania con la Ribera Occidental, no lo anexó.
Contraviniendo el acuerdo del armisticio, Egipto ingresó un considerable número de fuerzas armadas en la Franja de Gaza y la convirtió en la base principal de los Fedayeen, organización terrorista que precedió al Hamas y al Jihad Islámico de nuestros días. Los terroristas asesinaron en el curso de los siguientes años a muchos habitantes de las vecinas poblaciones israelíes. Esta insostenible situación fue una de las causas de la Campaña del Sinai, que resultó en la ocupación israelí de Gaza y el Sinai desde Noviembre del año 1956 hasta marzo de 1957. Israel se retiró asumiendo que Egipto no volvería a militarizar el Sinai, cuyas fronteras durante los siguientes años fueron cuidadas por tropas de las Naciones Unidas. En 1967 Nasser expulsó a las fuerzas de la ONU y bloqueó el Estrecho de Tirán provocando la Guerra de los Seis Días, que resultó en la ocupación israelí del Sinai, la Franja de Gaza, la Ribera Occidental y las alturas del Golán.
La Franja de Gaza tenía alrededor de 50,000 habitantes en 1947, número que aumentó a 200,000 en 1949 con la llegada de los refugiados palestinos que habían abandonado sus casas a pedido de los ejércitos árabes que invadieron Israel. En 1967 se realizó un censo que dio un total de 350,000 personas. Hoy la población de Gaza, por aumento natural de la población, es de 1,300,000 personas,  con 3,600 personas por kilómetro cuadrado, una de las más altas densidades de población del mundo.
Gaza, en la época bíblica, no fue parte de Israel, sino una de las cinco ciudades confederadas de los filisteos, quienes, en la misma época que las tribus israelitas invadieron Canaan desde el este, invadieron desde el mar y poblaron la costa, desde Gaza hasta Ashdod. Desde ese momento las dos naciones estuvieron en pugna constante, (Sansón, capturado por los filisteos y cegado, murió destruyendo el Templo de Gaza), hasta que finalmente el Rey David los logró vencer.
Durante la época talmúdica algunos judíos se radicaron en Gaza, a pesar de que no se le consideraba parte de Tierra Santa. Los árabes invadieron en el Siglo VII, y vencieron a los bizantinos en una batalla cercana a Gaza en el año 635.
Los cruzados conquistaron la ciudad en el Siglo XI, pero Saladino la recuperó en el año 1170. Durante la época del dominio turco Gaza volvió a florecer y la comunidad judía creció notablemente. En 1665 el falso mesías Shabbetai Zevi visitó Gaza, y la ciudad se volvió un centro de su movimiento mesiánico. Napoleón la ocupó brevemente en 1799, y los ingleses, bajo el comando del General Allenby, la conquistaron durante la Primera Guerra Mundial.
Los últimos judíos que quedaban en Gaza abandonaron la ciudad a raíz  de los disturbios árabes de 1929.


Kfar Darom: nacimiento, muerte, resurrección, y muerte

Kfar Darom es una de las poblaciones judías que han sido evacuadas de la Franja de Gaza por decisión unilateral del gobierno de Israel.
Los periodistas y columnistas, al llamar a Kfar Darom "asentamiento", (para ellos abreviación de la frase "colonia ilegal en un territorio ajeno"), demuestran su ignorancia acerca de la historia de una población que ha escrito páginas heroicas en los anales de nuestra nación.
En 1930, Tuvia Miller, un agricultor que había sobrevivido la masacre de judíos en Hebrón en 1929, adquirió con su propio dinero 65 acres, a 16 kilómetros al sur de la ciudad de Gaza, para plantar allí una huerta frutal. Su propiedad fue   destruida por los árabes en los disturbios que duraron de 1936 a 1939, una de las varias Intifadas que han habido durante los últimos 70 años. En 1945 el Fondo Nacional Judío le compró a Millar su propiedad para establecer allí un kibutz al cual se le dio el nombre de Kfar Darom.
Durante la Guerra de Independencia el ejército egipcio atacó el kibutz, que se defendió heroicamente durante dos meses, del 10 de mayo de 1948 al 8 de julio de 1948. Cuando el comando del ejército de Israel les ordenó evacuar el kibutz, solo quedaban 20 sobrevivientes, todos ellos heridos.
Luego de la Guerra de los Seis Días Kfar Darom fue reestablecido en 1970, primero como un campo militar agrícola, y luego, en 1989, bajo el gobierno de Unidad Nacional de Shimon Peres y Yitzhak Samir, como población civil.
Kfar Darom tenía 65 familias, con un total de 400 habitantes, entre ellos un descendiente de Tuvia Miller, los cuales se ganaban la vida con la agricultura, la educación, y el estudio religioso.
En agosto del 2005 el ejército de Israel evacuó a los pobladores y demolió sus casas.
¿Volverá a renacer algún día Kfar Darom de los escombros?


Los palestinos dicen que también a ellos les impresionó el comportamiento de soldados y evacuados

Durante la última semana todo Israel estuvo pegado a los televisores presenciando el drama de la evacuación de los pobladores judíos de Gaza, admirando la dignidad y la nobleza de la gran mayoría de ellos, y la consideración, comprensión, paciencia y hasta ternura de los policías y soldados que cumplieron con el amargo deber de sacar a la gente de los hogares donde han vivido durante las últimas décadas. Las lágrimas que derramaron los que perdieron sus hogares fueron también lloradas por muchos de los soldados. Nadie en Israel pudo permanecer impasible frente a estas dramáticas escenas.
Por su lado los palestinos dicen que también ellos están muy impresionados por lo que han visto, y consideran que estas "dramáticas escenas" merecen el Oscar. Son pocos los palestinos que creen que los abrazos y sollozos de los pobladores y de los soldados eran reales. La gran mayoría está convencida que todo fue un drama teatral, muy bien dirigido y muy bien ensayado, para impresionar a la opinión mundial.
Y, siguiendo con su tradición de acusar a Israel y a los judíos de envenenamientos*, al día siguiente acusaron a Israel de enterrar materiales tóxicos bajo los escombros de las casas demolidas, "para evitar que los palestinos usen esas tierras".

*  En 1999 la Sra. Suha Arafat, en presencia de Hillary Clinton, acusó a Israel de usar gases venenosos contra los palestinos, acusación que también hizo Arafat en el 2001 a la CNN. En el 2005 el Director de la Autoridad Palestina del Medio Ambiente acusó a Israel de vender a los palestinos jugos carcinógenos. Anteriormente habían acusado a Israel de enviar caramelos envenenados para matar a niños palestinos.

 

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui