x
Mi Enfoque # 108 18 de setiembre, 2005

Mi Enfoque # 108   18 de setiembre, 2005

 El "Victimismo"
 Para Yesh Gvul ("Hay límites"), no hay límites
• Los palestinos celebraron destruyendo sinagogas
• No ven la viga en su propio ojo
• Éxito cinematográfico egipcio: hora y 45 minutos de risa, seguidos por 15 minutos de odio y lágrimas


El "Victimismo" como filosofía y táctica política

Pregunta:  ¿Cuántos palestinos se necesitan para cambiar una bombilla de luz?
Respuesta:  ¡Ninguno! ¡Se sientan en la oscuridad y culpan a los judíos!

Itamar Marcus y Bárbara Crook, Director y Sub Director respectivamente del Palestinian Media Watch (www.pmw.org.il) han escrito un interesante artículo analizando la auto definición de los palestinos como "víctimas".
La Autoridad Palestina emite constantemente este mensaje tanto al mundo exterior como a su propio pueblo.
Presentarse al mundo como una víctima perpetua de la "agresión israelí" crea simpatía y comprensión a los ataques terroristas, por más inhumanos que estos sean, especialmente ahora que está de moda entre los sociólogos y psicólogos disculpar crímenes si los que los han cometido han sido previamente víctimas ellos mismos.
Predicar a su propio pueblo que Israel es la causa de sus sufrimientos alimenta el odio, la cólera, y el deseo de venganza con violencia. La existencia de Israel, para ellos, es lo que los ha convertido en víctimas.
Los programas de televisión palestina enseñan como históricamente, los judíos armados expulsaron a los pacíficos árabes de sus tierras, (que incluyen todo lo que es Israel aún dentro de las fronteras del armisticio), y como hoy los soldados israelíes matan sin piedad a hombres, mujeres y niños inocentes. De allí a incitar al asesinato de judíos hay un solo paso.
Las cosas no han cambiado desde que Mahmoud Abbas reemplazó a Arafat como presidente de la Autoridad Palestina. Últimamente la televisión palestina mostró un drama donde un bebito es asesinado a sangre fría por soldados israelíes.
Los Protocolos de los Sabios de Zion son mostrados como prueba documental del plan judío de dominio universal, cuyas mas recientes víctimas son los palestinos.
Los palestinos han creado el "Victimismo", no solo como filosofía y táctica política para justificar su odio y sus actos de terror contra Israel, sino también como base fundamental de su identidad nacional.
Esto hace dudar la factibilidad de que un estado palestino pueda en un futuro próximo vivir en paz al lado de Israel.


Para Yesh Gvul ("Hay límites"), no hay límites

Yesh Gvul es una organización ultra radical cuyo objetivo es persuadir a oficiales y soldados del ejército de Israel a que se nieguen a servir en los territorios ocupados.
Aprovechando el hecho de que en Gran Bretaña han pasado una ley arrogándose la facultad de acusar, juzgar y condenar como "criminal de guerra" a cualquier persona en cualquier parte del mundo, asociaciones islámicas en Inglaterra, con la activa cooperación de Yesh Gvul, han iniciado juicios contra generales israelíes. La semana pasada, el general en retiro Doron Almog, aterrizando en Londres, fue advertido que si bajaba del avión sería arrestado, debido a que Yesh Gvul lo acusa de estar implicado en el asesinato de Saleh Shehadeh, uno de los jefes de la organización terrorista Hamas, operación en la cual otros 14 palestinos perdieron la vida.
Se puede fácilmente comprender el frenético deseo de las asociaciones islámicas de dañar a Israel. Respecto a la auto atribución de Gran Bretaña de nombrarse juez universal de crímenes de guerra, esto algún día le puede regresar como un boomerang, ya que si Almog podría ser responsable de la muerte de 14 inocentes, hay muchos oficiales británicos cuyas acciones en Irak han causado la muerte de cientos, tal vez miles de inocentes.
Lo que no tiene explicación ni disculpa son las acciones, que bordean en traición, de una organización israelí, contra oficiales cuya lucha anti terror protege a los activistas y sus familias. Cabe añadir que el hecho de apelar a una corte judicial extranjera para juzgar a un ciudadano israelí demuestra claramente que Yesh Gvul menosprecia y desprecia al poder judicial israelí, que goza en el mundo entero de merecido prestigio.
Es evidente que cuando se trata de sabotear a Israel en su lucha contra el terror y contribuir a enlodar la imagen del país no hay límites para Yesh Gvul.


Los palestinos celebraron destruyendo sinagogas

El debate que tuvo el gobierno sobre si destruir o no las sinagogas de los asentamientos evacuados de Gaza me trajo a la memoria la siguiente anécdota personal: Poco antes de que comience la Guerra del Golfo en 1991 mi esposa sugirió derribar una de las paredes interiores de nuestra casa para ampliar una habitación. Le dije, "Espérate, Saddam Hussein nos lo hará gratis". Lo que dije como chiste, resultó ser una profecía. Uno de los cohetes Scuds, enviados por Saddam, cayó a dos cuadras de nuestra casa, y la onda expansiva destruyó justamente la pared que queríamos echar abajo.

No era necesario ser un gran profeta para predecir que los palestinos destruirían las sinagogas. Los precedentes no faltan:
• En los primeros días de la Intifada en el mes de octubre del año 2000, una turba mixta de policías palestinos y terroristas asaltó la Tumba de José, en las afueras de Nablus. Armados con picos y hachas destruyeron la construcción, quemaron los libros sagrados y convirtieron lo que quedaba del recinto en una mezquita.
• Continuamente, a pesar de las protestas de arqueólogos israelíes y extranjeros, los palestinos destruyen los rezagos históricos en el Monte del Templo.
• En el año 1948 los jordanos destruyeron todas las sinagogas del Barrio Judío en la Ciudad Vieja de Jerusalén, y usaron las lápidas del milenario cementerio judío en el Monte de los Olivos para construir letrinas.

Recordemos que el 9 de Noviembre de 1938 en la tristemente famosa Kristallnacht (Noche de los Cristales) los nazis incendiaron y destruyeron cientos de sinagogas en Alemania con el mismo entusiasmo y fervor que demostraron los palestinos en Gaza hace dos semanas y en Nablus hace cinco años. La organización Hamas, que goza de gran popularidad entre los palestinos, también, si le fuese posible, emularía a los nazis en el siguiente paso, la matanza de judíos.

 
No ven la viga en su propio ojo

¿Por qué miras la mota que está en el ojo de tu hermano y no echas de ver la viga que está en tu propio  ojo? (San Mateo 7:3)

Durante los últimos meses varias Iglesias Protestantes en los Estados Unidos han votado en favor de boicotear a firmas que, según ellos, cooperan con Israel en la ocupación de Palestina.
Mientras los dirigentes de estas iglesias cristianas están ocupados juzgando y condenando a Israel ignoran o no le dan importancia a la difícil situación de sus hermanos cristianos en el Medio Oriente. Ejemplos:

Palestina Los cristianos están emigrando para huir de la discriminación y de ataques como el de la semana pasada donde turbas islámicas entraron a un pueblo cristiano y quemaron un número de casas. En Belén donde hasta hace poco 70% de la población era cristiana ahora son minoría.
Líbano Cada vez es menor el número de cristianos en el país que mas cristianos tenía en el Medio Oriente. Emigran huyendo de las bombas en sus barrios.
Egipto Los Coptos, descendientes de los habitantes originales de Egipto, antes de la invasión árabe, son ciudadanos de segunda categoría.
Sudán Las milicias árabes, apoyadas por el gobierno, han masacrado a decenas de miles de  cristianos.
Saudi Arabia El castigo es drástico para aquel que quiera proselitizar para el cristianismo.
Irak Los asirios cristianos sufren de discriminación.

 
Éxito cinematográfico egipcio: hora y 45 minutos de risa, seguidos por 15 minutos de odio y lágrimas

El mayor éxito actual en la cartelera cinematográfica de El Cairo es la sátira Una embajada en el edificio. El film cuenta la historia de un ingeniero petrolero que luego de residir durante 25 años en Dubai, regresa a su país natal, y se da con la sorpresa de que la Embajada de Israel ocupa el departamento al lado. Los arreglos de seguridad hacen de su vida una pesadilla. Si trae alguna chica a su departamento la policía la interroga por horas, y durante horas de oficina le es prohibido salir del edificio.
El protagonista decide enjuiciar a la embajada para que abandone el edificio, lo cual lo convierte en héroe nacional, pero abandona el juicio cuando agentes israelíes lo filman en su dormitorio en circunstancias muy comprometedoras con una mujer.
Una escena satiriza a los fundamentalistas islámicos, cuando estos raptan al ingeniero y le tratan de convencer para que se vuelva un suicida bomba, asegurándole que con esa acción irá "arriba". El protagonista le contesta que sería mejor que ellos vayan "arriba", y que él prefiere quedarse "abajo".
Lo revolucionario del film, por lo menos durante la primera hora y 45 minutos, es que presenta al embajador israelí como un hombre simpático y amable, que representa los intereses de su gobierno.
Los últimos 15 minutos de la película son el otro lado de la moneda. Los israelíes, usando la amenaza del video comprometedor, presionan al protagonista para que les permita usar su departamento para una recepción ya que la embajada no es suficientemente grande. El protagonista baja al primer piso del edificio y allí ve en la televisión el funeral de un niño palestino, "asesinado por los israelíes". En la última escena se le ve, furioso, subir a su departamento y expulsar a todos los invitados de la embajada, gritándoles "asesinos de niños", "enemigos de la paz".
La gente sale del cine llorando y expresando odio a los israelíes.

 

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui