x
Mi Enfoque # 129 11 de febrero, 2006

Mi Enfoque # 129  11 de febrero, 2006

• Irán, como venganza, publicará caricaturas sobre el Holocausto
 Mis profecías, sin ayuda de una bola de cristal
• Cuando la bola está en el otro lado de la cancha
• El síndrome Sallah Shabati
• La casa en la estampilla


Irán, como venganza, publicará caricaturas sobre el Holocausto

Uno de los principales periódicos de Irán ha convocado un concurso para publicar caricaturas sobre el Holocausto (el exterminio de 6 millones de judíos a manos de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial) como respuesta a las caricaturas de Mahoma publicadas en periódicos occidentales.
Asumiendo que, desde el punto de vista de los islámicos, los periódicos occidentales, al publicar las caricaturas de Mahoma, han incurrido en una ofensa sin perdón, el concurso iraní da motivo a algunas consideraciones:
• ¿Si los periódicos de Irán consideran que una venganza apropiada es publicar las caricaturas del Holocausto, pues según ellos, esta sería una acción equivalente a la ofensa del occidente, no estarían ellos también "descendiendo al nivel de vergüenza de los periódicos occidentales"? ¿Y si este es el caso, tendrían los islámicos algún derecho a asumir una superioridad moral, o a quejarse contra los periódicos occidentales?
• El Holocausto es una tragedia principalmente judía. Los países europeos que han publicado las caricaturas de Mahoma son países de mayoría cristiana (el único país con mayoría judía en el mundo es Israel). ¿Por qué entonces la "venganza iraní" (hacer burla del Holocausto) está dirigida contra los judíos y no contra los cristianos?  (Nota del editor: Esta es simplemente una pregunta teórica, y de ningún modo significa la intención de dar ideas a los islámicos).
• Las caricaturas de Mahoma han ofendido los sentimientos de los religiosos islámicos. ¿Si quieren reciprocar la ofensa por qué burlarse de un episodio histórico que no tiene nada que ver con la religión? (los nazis liquidaron a los judíos aduciendo que eran una raza inferior, no una religión inferior) ¿No sería mas apropiado hacer burla de los símbolos religiosos del occidente cristiano? (Otra nota del editor: Esta también es una pregunta teórica, y tampoco significa un deseo de sugerir ideas a los islámicos).
• Los islámicos han pisoteado y quemado la bandera danesa, cuyo diseño es una cruz blanca sobre un fondo rojo. Tomando en cuenta que la cruz es el más importante símbolo de la religión cristiana, ¿no es pisar y quemar la representación de la cruz una ofensa a la religión cristiana tan o mas grave que lo que las caricaturas de Mahoma son a la religión islámica?


Mis profecías, sin ayuda de una bola de cristal

En un Enfoque pasado describí una futura guerra nuclear entre Irán y el occidente. Cuando algunos de mis lectores me escribieron acusándome de ser un profeta de mal agüero, les contesté en el siguiente número que mi más ferviente deseo era que algún día me tildasen de falso profeta.
A pesar de eso, de nuevo me las doy de profeta, y, sin ayuda de bola de cristal, aquí van mis predicciones de lo que pasará, mejor dicho de lo que no pasará, cuando el periódico iraní publique sus caricaturas sobre el Holocausto:
• No habrán disturbios ni demostraciones violentas en el Occidente
• Nadie quemará banderas de países islámicos
• No habrán turbas que asalten las embajadas de Irán, Saudi Arabi, Sudán, Yemen, etcétera.
• Nadie morirá en alguna demostración
• Nadie desfilará con cárteles pidiendo la muerte para los dibujantes
• Ningún país occidental boicoteará a algún país islámico debido a las caricaturas del Holocausto.
• Ningún editor de algún periódico occidental será despedido de su puesto si se le ocurre publicar las caricaturas del Holocausto
• Ningún periódico islámico que haya publicado las caricaturas del Holocausto pedirá disculpas
• Ningún miembro del gobierno de algún país islámico dirá que lo siente mucho y amonestará a sus periódicos para que tengan mas sensibilidad y respeto hacia los sentimientos de personas de otras religiones
• Ningún país del occidente llamará a los embajadores de los países islámicos para pedirles que controlen lo que escriben en los periódicos de sus países.


Cuando la bola está en el otro lado de la cancha

Dinamarca y Noruega están siendo amenazadas por un posible boicot islámico, lo cual, me es grato decir, no me molesta ni me produce insomnio.
Durante los últimos cinco años, desde que Arafat comenzó la Guerra de Terror contra Israel, esos dos países han sido los mas insistentes y efectivos en su demanda de boicot a Israel.
Hace dos meses la provincia noruega de Sor-Trondelag, donde viven cerca de 300,000 personas, aprobaron una moción para un completo boicot de artículos producidos en Israel. Kristin Halvorsen, ministra de Finanzas de Noruega, expresó públicamente su aprobación al boicot, diciendo: "Mi objetivo y el del Socialismo de Izquierda es que los consumidores noruegos no compren artículos ni servicios israelíes, y que escojan artículos de otras procedencias".
El mayor sindicato danés, Unión General de Trabajadores de Dinamarca, fue el primero en Europa en proponer un boicot de Israel, en abril del año 2002, un mes después de la muerte de 135 israelíes a manos de terroristas palestinos. La Unión General declaró: "Si no hay solución inmediata por medio de negociaciones recomendaremos un boicot no solo de las zonas ocupadas sino de todo Israel, y haremos todo lo posible para convencer a organizaciones internacionales para que sigan nuestro ejemplo".
El presidente de una compañía israelí afectada por el boicot viajó a Dinamarca a entrevistarse con Jens Meter Hansen, el jefe de la Unión General, para tratar de explicarle la situación y convencerlo de que no continúen con el boicot. En respuesta, la Unión General publicó un comunicado donde decía: "No hay ningún cambio en  nuestra posición. Pedimos a los cientos de miles de miembros de la Unión General que no compren productos fabricados en Israel".
Estoy seguro que si alguien preguntase a la ministra Halvorsen de Noruega, y al sindicalista Hansen de Dinamarca, sobre el boicot islámico a sus países, dirían que todo boicot es un acto agresivo e injustificado, donde inocentes pagan por pecadores.
Pero también estoy convencido que si preguntan a las dos personalidades lo que opinan hoy acerca de su boicot a Israel, ellos contestarían, "Por supuesto que hay que boicotear Israel. Una cosa no tiene nada que ver con la otra".


El síndrome Sallah Shabati

La película Sallah Shabati, que fue nominada para el Oscar como la mejor película extranjera del año 1964, es una excelente sátira sobre los primeros años del estado de Israel.
Una de las escenas muestra a Topol (que hizo el papel principal, con el cual saltó a la fama) trabajando en un parque. Su labor consistía en clavar un cártel donde el parque lucía el nombre del donante que estaba por visitar. Por ejemplo, cuando le avisaban que Mr. Cohen de Nueva York venía a ver "su parque", Topol clavaba el cartel que decía en grandes letras "Parque Cohen". Cohen llegaba y con orgullo se fotografiaba junto al cartel. Tan pronto se iba, Topol sacaba el cartel, y clavaba otro que decía "Parque Goldstein", en espera de la llegada del siguiente visitante, Mr. Goldstein de Chicago, que venía a ver "su parque".
42 años después nada ha cambiado. Los donantes todavía exigen como "pago" que su nombre figure en el parque, hospital o edificio a cuya construcción contribuyeron con su dinero.
Sami Ofer es uno de los hombres más ricos de Israel, con negocios e inversiones en muchos países. El y su esposa Aviva decidieron donar 20 millones de dólares para financiar parte de la construcción de un edificio adicional para el Museo de Arte de Tel Aviv. Lo único que los Ofer pidieron en cambio fue que se cambie el nombre del Museo a "Museo Sami y Aviva Ofer".
La municipalidad de Tel Aviv aceptó la condición, lo cual produjo numerosas protestas de otros donantes, del público, de la prensa, argumentando que más apropiado sería poner el nombre "Ofer" sólo al nuevo edificio y no a todo el museo.
Los opositores, para ridiculizar la propuesta de Ofer, pusieron carteles en los postes y tachos de basura cercanos al museo. "Poste Sami y Aviva Ofer". "Tacho de basura Sami y Aviva Ofer".
El resultado fue que Sami y Aviva Ofer declararon que se sentían ofendidos y retiraban su donación.
Si Sallah Shabati estuviese trabajando hoy en el Museo de Arte de Tel Aviv, el asunto se habría solucionado fácilmente. El hubiese colocado un gran cártel en la entrada con el nombre "Museo Sami y Aviva Ofer". Los Ofer se fotografiarían junto al cártel. Luego, una vez que los Ofer se hubiesen ido, Shabati hubiese bajado el cártel, y todos estarían felices.


La casa en la estampilla

El Servicio Filatélico de la Autoridad Postal de Israel sacará pronto una nueva estampilla cuya ilustración es una casa de ladrillos rojos, acompañada de dos símbolos judíos: velas de Shabbath y tefillin.
La casa, conocida por su dirección, 770 Eastern Parkway, Brooklyn, Nueva York, fue la residencia del rabino Menahem Mendel Shneerson, mejor conocido como el Rebbe de Lubavitch. Sus adherentes en Israel construyeron en Kfar Habad una réplica idéntica con la intención de que el Rebbe "se sienta como en casa" si en alguna oportunidad visitase Israel, lo que nunca llegó a hacer.
Los rabinos ortodoxos y ultra ortodoxos generalmente se han opuesto a que estampillas lleven la imagen de algún gran rabino o sabio, porque muchas personas tienen la costumbre anti-higiénica de mojar la goma con saliva, lo cual es una falta de respeto. Conmemorar al Rebbe enseñando solamente su casa es una forma de solucionar el problema.
Otra razón es que un buen número de "Lubavitchers" consideran que el difunto Rebbe es el Mesías, y, según ellos, en realidad nunca murió.
La Autoridad Postal se siente muy optimista acerca del potencial de venta de la nueva estampilla ya que el Rebbe fue una de las figuras más importantes del Siglo XX en el mundo judío.

 

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui