x
Mi Enfoque # 152 30 de julio, 2006

Mi Enfoque # 152   30 de julio, 2006

 ¿Las Granjas de Sheba son causa o pretexto de las acciones de Hizballah?
 Cambiando los nombres ya es distinto
 ¿Por qué apoyan los Estados Unidos a Israel?
• 16 rounds y Nasrallah aún sigue de pié
• El ministro cuando besa es que besa de verdad
___________________________________________________________________

¿Las Granjas de Sheba son causa o pretexto de las acciones de Hizballah?

La región denominada "Granjas de Sheba" es llamada así porque allí están situadas alrededor de una docena de granjas abandonadas, al sur del pueblo libanés de Sheba. La zona tiene unos catorce kilómetros de largo por un promedio de dos y medio kilómetros de ancho. El nombre israelí de la región es "Monte Dov".
Las Granjas de Sheba, de acuerdo a las fronteras trazadas por el Mandato Francés en la década de los 30, pertenecen a Siria, pero eran cultivadas por agricultores libaneses residentes en el cercano pueblo libanés de Sheba.
Aunque en el año 1964 un comité mixto libanés sirio declaró que las granjas eran libanesas, los mapas de ambos países continuaron mostrando que las granjas estaban en territorio sirio.
Siria, hasta hoy, se niega a cooperar con las Naciones Unidas y con el Líbano para delimitar la frontera común. La razón de esta negativa es que el gobierno siria no reconoce de jure la independencia del Líbano, Jordania e Israel, ya que considera que esos tres países son parte de la Gran Siria.
A consecuencia de la captura de las Alturas del Golán, en la guerra de 1967, las Granjas de Sheba quedaron aisladas de Siria. Durante años fueron tierra de nadie, hasta que la OLP la convirtió en centro de terrorismo contra Israel. En 1978, en la Operación Litani, Israel finalmente asumió el control de la zona.
El 22 de mayo del 2000 Israel se retiró de todas las zonas que había ocupado en el Líbano, de acuerdo a la resolución 425 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, pero no de las Granjas de Sheba. Hizballah, organización que se vanagloria de haber logrado con su resistencia que Israel se retirase del Líbano, anunció que la retirada israelí era incompleta ya que no incluía las Granjas de Sheba, territorio para ellos libanés, y, por lo tanto, continuarían luchando para liberar dicha región..
Líbano reclamó que Israel le entregase las Granjas de Sheba. El 20 de enero del 2005 Kofi Anan, el Secretario General de las Naciones Unidas, declaró que el reclamo del Líbano no era válido, y que el Líbano debería respetar la "línea azul", la frontera entre Israel y el Líbano, reconocida internacionalmente.
Israel se niega a entregar las Granjas de Sheba ya que, de acuerdo a todos los mapas, esa región siempre ha sido parte de Siria, y será materia de negociaciones entre Israel y Siria. La región tiene enorme importancia estratégica ya que desde ella Kiriat Shmona y otras ciudades del norte israelí están a merced de quien controle la zona.
Una razón aún de mayor fuerza por la cual Israel se niega a entregar las Granjas de Sheba al Líbano, es que Israel no puede permitir que Hizballah y el Líbano reciban un premio por su agresión. Esto alentaría a las organizaciones terroristas a realizar nuevos ataques para recibir nuevas recompensas.
Nasrallah no reconoce la legitimidad de la existencia del Estado Judío, y, cuando se refiere a las ciudades del norte de Israel, las llama ciudades palestinas, que promete que liberará luego de liberar las Granjas de Sheba.
Para Hizballah si las Granjas de Sheba no existiesen deberían ser inventadas. No son la causa de las acciones de Hizballah, pero si son un excelente pretexto en su afán de destruir Israel.
___________________________________________________________________

Cambiando los nombres ya es distinto

La guerra de los Estados Unidos contra la Milicia Moctezuma en el norte de Méjico (julio del año 2016)
Extracto del artículo publicado en la Enciclopedia de Universos Alternos, 4ta edición, impresa en el año 2028.

La Milicia Moctezuma fue fundada en el año 2007 para protestar contra la política de los Estados Unidos de impedir el ingreso de trabajadores ilegales mejicanos a su territorio. Su fundador fue Jorge Cáceres, un hombre carismático que odiaba en forma obsesiva a los Estados Unidos.
En el año 2008 los presidentes de Méjico y Estados Unidos firmaron el Tratado Robinson-García por el cual los dos países fijaron cuotas anuales de mejicanos a los cuales se permitiría entrar temporalmente a trabajar en los Estados Unidos.
Cáceres se encontró entonces ante un dilema. ¿Qué hacer con su organización a la cual el Tratado le había quitado su razón de ser? ¿Disolverla o encontrar otra causa para justificar su existencia?
Eventualmente Cáceres encontró dos soluciones. La primera fue participar en la vida política de la nación, lo cual logró con gran éxito. La cantidad de votos que recibió la Milicia en las elecciones nacionales convirtieron a la organización en una de las principales fuerzas en el Congreso, con dos ministros en el Gabinete.
La segunda solución fue exigir de los Estados Unidos que devolviese a Méjico la Sierra Blanca, una región de 160 kilómetros cuadrados situada en Texas cerca a la frontera con el estado mejicano de Chihuahua.
Estados Unidos replicó que estaba internacionalmente reconocido en todos los mapas que Sierra Blanca no se hallaba en Méjico. El presidente Robinson agregó que lo único que su país deseaba era vivir en paz con los vecinos.
Los milicianos construyeron fortificaciones y túneles adyacentes a la frontera, y se armaron con la cooperación tácita del gobierno mejicano. Ingresaron armamentos, misiles y explosivos, al país a través del puerto de Veracruz y del aeropuerto de la Ciudad de Méjico, con el consentimiento de las autoridades aduaneras.
Eventualmente la Milicia Moctezuma llegó a tener un arsenal de 11,000 misiles todos apuntando a las ciudades fronterizas de Texas. Esporádicamente disparó misiles a pueblos tejanos cercanos.
El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, en respuesta a la queja de los Estados Unidos, emitió la Resolución 1893 exigiendo al gobierno mejicano que desarme a la Milicia Moctezuma, y que la retire de la frontera con los Estados Unidos para reemplazarla con el ejército mejicano.
El gobierno mejicano hizo caso omiso de la Resolución 1893. Cuando se le mencionaba su incumplimiento, aducía que era demasiado débil para forzar a la Milicia a desarmarse y retirarse de la frontera.
El 12 de julio del año 2006 miembros de la Milicia Moctezuma entraron al territorio de los Estados Unidos, mataron a 8 soldados y raptaron a 2. Exigieron como rescate que los Estados Unidos liberen a tres asesinos mejicanos que estaban en las cárceles americanas, y a mil terroristas de Al Qaida presos en Guantánamo.
Estados Unidos reclamó al gobierno mejicano que se le devuelvan los dos soldados secuestrados sanos y salvos. Méjico contestó que eso no estaba en sus manos.
Estados Unidos, con el objeto de evitar que los soldados raptados fueran sacados del país y llevados a destinos desconocidos, bombardeó puentes y carreteras. La Milicia contestó disparando cientos, eventualmente miles, de cohetes a las ciudades americanas de San Antonio y El Paso.
Los Estados Unidos bombardearon el barrio del sur de la Ciudad de Méjico donde estaban los cuarteles de comando de la Milicia.
La Milicia bombardeó la ciudad de Houston. Medio millón de americanos se refugiaron en sótanos o encontraron refugio en ciudades alejadas de la frontera.
El ejército de los Estados Unidos advirtió a los pobladores de los pueblos fronterizos mejicanos, donde la Milicia tenía sus bases, que se fuesen al sur para no sufrir las consecuencias del esperado ataque militar. Las Milicias, usando la fuerza, obligaron a muchos de los pobladores a quedarse en sus pueblos, para utilizarlos como escudos humanos.
Los estados latinoamericanos, países hermanos de Méjico, responsabilizaron a la Milicia por iniciar el conflicto, y negaron toda ayuda y apoyo a Méjico. Con esto dieron claramente a entender que, para ellos, no había duda acerca de quien era el agresor en el conflicto, responsable por la muerte y destrucción en ambos lados de la frontera.
Los medios de comunicación internacionales se mostraron unánimes en condenar a las Milicias por iniciar el conflicto y al gobierno de Méjico por su inercia y cooperación pasiva con el terror.
España y Francia expresaron su apoyo incondicional a los Estados Unidos en su lucha contra una organización a la que calificaron de terrorista.
El Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Anan, condenó con duras palabras a las Milicias y exigió de Méjico que haga todo lo posible por devolver sanos y salvos a los dos soldados secuestrados. Anan agregó que se debería desarmar de inmediato a las Milicias. Respecto a Jorge Cáceres, el Secretario de las Naciones Unidas declaró que Méjico debería juzgarlo por haberse arrogado el derecho de provocar una guerra que causó la pérdida de cientos de vidas y la destrucción masiva de la propiedad en ambas naciones.
___________________________________________________________________

¿Por qué apoyan los Estados Unidos a Israel?

En 1956 el Presidente Eisenhower obligó a Israel a detener la campaña del Sinai contra Egipto. La acción de Estados Unidos fue un error histórico cuyos resultados repercuten con gran fuerza aún hoy, 50 años después. El triunfo de Israel hubiese causado la caída de Nasser no se hubiese producido la guerra de los Seis Días, once años después y hoy Jordania, que había anexado la Cisjordania, sería un país con mayoría palestina.
En el año 2006 el Presidente Bush no quiere cometer el mismo error. El entiende que el conflicto entre Israel e Hizballah, es en realidad una batalla en la guerra que se está librando entre el mundo occidental y el islamismo extremista.
Israel, para conservar su status de aliado estratégico de los Estados Unidos, debe derrotar a Hizballah, pues eso significaría un golpe para Siria e Irán, lo cual ayudaría a Estados Unidos en su propósito de pacificar Irak.
La imagen, hoy tan deteriorada, de los Estados Unidos en el Medio Oriente también tendría una gran mejoría con la creación de un Líbano independiente y democrático.
___________________________________________________________________

16 rounds y Nasrallah aún sigue de pié

Para los árabes Nasrallah es Rocky, el boxeador que resistió 16 rounds contra un campeón. Terminó agotado y sangrando, pero, al final del encuentro, aún se hallaba de pié.
El ejército israelí, que derrotó a los ejércitos de tres países árabes en seis días, hoy batalla ya más de dos semanas contra una organización terrorista que solo cuenta con varios miles de combatientes. A pesar de los fuertes golpes que Hizballah ha recibido, la cantidad de misiles que está disparando en los últimos días contra Israel es mayor que la que disparaba al comienzo del conflicto.
El hecho que Hizballah aún está luchando después de 16 días de guerra es un triunfo para Nasrallah y un motivo de júbilo para las muchedumbres islámicas.
Si Israel no consigue derrotar contundentemente a Hizballah, por knockout, aunque necesite para eso 20, 25 o 30 rounds, habrían peligrosas implicaciones para el futuro del Estado Judío:
• Significaría el final del poder disuasivo de Israel, que es lo que realmente convenció a Egipto y a Jordania a hacer la paz.
• El presidente de Irán estaría aún más alentado a atacar a Israel
• Los palestinos no verían ninguna necesidad en llegar a un acuerdo de paz con Israel.

Aunque el mundo no pueda o no quiera comprender, Israel está luchando en esta guerra por su supervivencia.
___________________________________________________________________

El ministro cuando besa es que besa de verdad

Haim Ramón, Ministro de Justicia del Estado de Israel, fue interrogado por la policía durante siete horas por estar bajo sospecha de haber tratado de besar a una joven.
El ministro negó la acusación, y declaró: "Yo, cuando beso, es que beso de verdad y a mi no me interesa besar por frivolidad. La puedo besar en la mano o puedo darle un beso de hermano y así la besaré cuando quiera pero un beso de amor, no se lo doy a cualquiera".
¿Es un beso lo que debe preocupar a la policía en momentos tan graves para la nación?
¿Se necesitan siete horas de interrogatorio para averiguar si es o no verdad este incidente de importancia nacional?
¿Y si las siete horas son necesarias, tal vez no sean suficientes?
Estas preguntas y otras más serán contestadas en el próximo capítulo de "El amor en el tiempo de los misiles".

 

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui