x
Mi Enfoque # 184 2 de marzo, 2007

Mi Enfoque # 184  2 de marzo, 2007

• El antisemitismo del apóstata judío
• El Museo Exótico de una Raza Extinguida
• ¿Más pruebas de apartheid en Israel?
• "Na Naj Najma Najman Me'Uman", mantra de una secta judía
• Los olim de Sudamérica
_________________________________________

El antisemitismo del apóstata judío

¿Qué dice el malvado? ¿Qué significa para ustedes este rito? Para ustedes y no para él. Al excluirse a si mismo de la comunidad, niega el principio básico del judaísmo.
 (De la Hagadá de Pesaj)

¡Hipócrita! Saca primero la viga de tu propio ojo, y sólo entonces podrás ver con claridad para sacar la mota del ojo de tu hermano.
                    (Mateo 7:5)

El fenómeno del apóstata judío, que odia a sus ex-correligionarios con  un odio extremo, intransigente y fanático, no es nuevo. El autor del Evangelio de Juan, presumiblemente un judío convertido al cristianismo, llamó a los judíos, "hijos del diablo" (Juan 8:44). Durante la Edad Media los apóstatas quemaban el Talmud y fomentaban las persecuciones a los judíos, para demostrar así que eran "más papistas que el Papa.".
En el siglo 19 la religión empezó a perder la importancia que había tenido en los siglos anteriores. Los apóstatas judíos ya no expresaron su repudio a los judíos en términos religiosos, sino sociales y económicos. Marx describió  a los judíos como explotadores económicos, cuyo dios era el dinero, y los acusó de corromper a la sociedad.
En la primera mitad del siglo 20 los apóstatas judíos tuvieron un grave problema, ya que para los nazis "un judío es un judío", aún si se hubiese convertido al cristianismo, incluso, hubieron casos, si fueran monjas o curas. Los apóstatas judíos también fueron enviados a los campos de exterminio. Convertirse, por convicción o por conveniencia, no los salvó.
En el presente siglo, cuando el Occidente está ingresando, principalmente en Europa, a una era post cristiana, (aunque hay quienes la llaman "pre musulmana"), los apóstatas judíos no tienen deseo ni necesidad de convertirse formalmente a otras religiones. Los apóstatas de hoy tampoco pueden acusar a sus ex-correligionarios del "crimen" de querer acumular dinero y riquezas, ya que eso sería un absurdo en una época cuando el capitalismo ha triunfado sobre el comunismo.
Y esto nos obliga a una nueva definición de apostasía: "apóstata no sólo es el que se convierte a otra religión sino también el que abjura de su identificación étnica."
La creación del estado de Israel proporcionó a los apóstatas un excelente pretexto para expresar su repulsa a sus ex-correligionarios. Gente como el lingüista Noam Chomsky el profesor Norman Finkelstein el historiador Tony Judt el activista Adam Shapiro, fundador de la organización Movimiento Internacional de Solidaridad el financista George Soros, todos ellos nacidos en hogares judíos, expresan su antisemitismo en la forma que hoy es aceptable, condenando a Israel y negando a los judíos el derecho a la auto determinación nacional que si reconocen en todas las otras naciones del mundo.
Resienten que los judíos, en Israel principalmente, pero también en otros países, hoy son seguros de si mismos, independientes, "hacen olas". Preferirían mil veces que los judíos se limiten sólo a rezar en sus sinagogas, que se dediquen calladamente a sus costumbres y tradiciones, que no sean agresivos, que sus actos no sean controversiales, y que pasen desapercibidos.
En Israel la apostasía judía ha llegado a excesos nunca antes vistos. Las universidades se han convertido en invernaderos de odio y prejuicio anti-judío. Numerosos profesores israelíes, (el más notorio es Ilan Pappe, profesor de la Universidad de Haifa, quien aboga por el boicot internacional de los académicos de su universidad), piden la destrucción del Estado Judío y su sustitución por un estado binacional con mayoría palestina. Activistas israelíes van al extranjero para pedir que se acuse a los generales del ejército israelí de crímenes contra la humanidad.
Hace dos meses la Facultad de Leyes de la Universidad de Tel Aviv organizó una conferencia titulada "Prisioneros de Seguridad o Prisioneros Políticos", cuyo objeto era presentar a los palestinos terroristas como prisioneros políticos. Entre los invitados de honor estaban una mujer israelí Tali Fahima, que hace poco cumplió pena de prisión por ayudar a terroristas palestinos, y un terrorista palestino que estuvo 27 años en prisión por lanzar una bomba a un ómnibus. Ninguna víctima del terror, o familiar de alguna víctima, fue invitada a participar. Una sesión entera se dedicó a analizar las dificultades que enfrentan los parientes de los terroristas presos cuando los quieren visitar en prisión. Ninguno de los participantes juzgó necesario mencionar el caso de los tres soldados israelíes secuestrados, a quienes sus familiares no han vuelto a ver y ni siquiera saben donde están, o si están vivos.
Los medios de comunicación israelíes no son mejores. Haaretz es hoy el vocero de la ultra izquierda anti-israelí. Sus columnistas, entre ellos Amira Hass y Gideon Levy, incesantemente, invariablemente, y monótonamente, publican artículos donde condenan a Israel, sin emitir una sola palabra de crítica a los palestinos.
David Mamet, dramaturgo ganador del Premio Pulitzer, publicó recientemente un libro, The Wicked Son (El Hijo Malvado) donde analiza el fenómeno del judío antisemita. El apóstata, profundamente avergonzado, en lo más íntimo de su ser, de su origen judío, se ve a si mismo como una persona con valores universales, y quiere que también el mundo lo considere así. Por eso, cuando el cristianismo era el valor universal de la sociedad, el judío que quería dejar de ser miembro de la "tribu" se convertía a dicha religión. Hoy ya no es necesario convertirse, pero el apóstata continúa con su obsesión de demostrar al mundo que él no es "un judío malo".
Para conseguir ese fin, no tiene escrúpulos en atacar y denigrar los valores de sus ex-hermanos. Al contrario, necesita hacerlo, ya que sólo así, cree el apóstata, el mundo se dará cuenta que él, aunque de origen judío, ya no se identifica, ni debe ser identificado, con una nación que durante siglos, por cualquier motivo o pretexto, ha sido odiada y despreciada.
_________________________________________

El Museo Exótico de una Raza Extinguida

Una de las principales atracciones de la bella ciudad de Praga es el histórico ghetto, el único en la Europa conquistada que sobrevivió a la destrucción nazi.
Los nazis no destruyeron las sinagogas ni el antiguo cementerio judío ya que su intención era hacerlas parte de un museo judío que pensaban construir después de la guerra, luego de haber exterminado a todos los judíos de Europa.
Hitler se entusiasmó con el proyecto, al que llamó "Museo Exótico de una Raza Extinguida". El primer paso fue organizar en Praga un almacén central, donde los nazis depositaron todos los objetos extraídos de las sinagogas de Checoslovaquia y de otros países. Hitler logró exterminar a seis millones de judíos, pero perdió la guerra y se suicidó antes de haber tenido la oportunidad de construir su museo soñado.
El sueño de Hitler se ha hecho realidad en Polonia, no con la construcción de un museo, sino con un "Festival de Cultura Judía", que los polacos celebran anualmente, desde 1988, en la ciudad de Cracovia. El Festival es organizado por no judíos para no judíos. Durante 9 días, a fines de junio o a principios de julio, (este año será del 23 de junio al 1 de julio), los asistentes pueden escuchar conciertos de compositores judíos, conferencias sobre judaísmo pueden aprender algo de la tradicional cocina judía, bailes, y música. También pueden hacer tours de las sinagogas, cementerios, y del ghetto de la época nazi.
Antes de la Segunda Guerra Mundial vivían tres millones trescientos mil judíos en Polonia, 10% de la población total de 33 millones. Los nazis, con la cooperación de los polacos, exterminaron a la gran mayoría. Los que sobrevivieron a los campos de exterminio, y regresaron a Polonia fueron víctimas de masacres y pogroms. Se calcula que más de 2,000 judíos fueron asesinados en Polonia, después de la guerra, entre los años 1945 a 1947. Polonia tiene hoy una población de 38 millones de habitantes, de los cuales sólo unos pocos miles son judíos.
Aunque la población judía en Polonia es ínfima, el antisemitismo continúa caracterizando a los polacos. En las elecciones, por ejemplo, la peor acusación que se le puede hacer a un opositor es decir que es de origen judío. El pueblo continúa convencido de que los inexistentes judíos controlan todo en Polonia.
¿Tal vez un nombre más apropiado para el Festival de Cultura Judía podría ser "Festival exótico de una raza extinguida"?
_________________________________________

¿Más pruebas de apartheid en Israel?

En febrero varias universidades de Inglaterra, Canadá, y Estados Unidos celebraron "La Semana del Apartheid Israelí", un evento organizado por la organización pro-palestina y anti-israelí "Movimiento Internacional de Solidaridad", fundada por el renegado Adam Shapiro.
Tengo ciertas dudas si, entre los ejemplos que citaron de política apartheid en Israel, mencionaron los siguientes casos:
• El Aeropuerto Internacional Ben Gurión ha habilitado una mezquita en el edificio del aeropuerto para la conveniencia de viajeros musulmanes que quieran rezar.
• La Agencia Judía está financiando un proyecto de enseñar el idioma árabe a 7,000 estudiantes judíos en el norte del país, con el objeto de que el conocimiento del lenguaje aminore las barreras culturales.
• Un árabe de la secta drusa, Majalli Wahaba, miembro de la Knesset, asumió temporalmente la jefatura de la Knesset y la presidencia de Israel, cuando la presidenta temporal Dalia Itzik, que reemplaza al suspendido presidente Moshé Katsav, viajó a los Estados Unidos.
_________________________________________

"Na Naj Najma Najman Me'Uman", mantra de una secta judía

Mantra  Frase religiosa o mística, cuya repetición, se supone, otorga espiritualidad y concentración al que la repite constantemente. Las mantras se originaron en la India y hoy son muy comunes en los movimientos espirituales que emulan o se inspiran en las tradiciones de las religiones hindúes.

La frase Na Naj Najma Najman Me'Uman se ve en Israel por todos lados, pintada en las paredes, sobre la cabina de camiones, en parachoques de automóviles, y hasta bordada en kipot, (yarmulkes). El que la reveló, enseñó y propagó fue el Rabino Yisroel Dov Ber Odesser (1905-1994), una figura controversial de la secta Breslov, que solía rezar en  la sinagoga con un fervor tan intenso que lo hacía aplaudir, bailar, y dar vueltas como trompo por horas.

Una digresión:
Los judíos ultra religiosos de la secta Breslov siguen las enseñanzas del Rabino Najman de Breslov (1772-1811), quien murió de tuberculosis a la temprana edad de 38 años y fue sepultado en la ciudad de Umán, Ucrania, hoy centro del peregrinaje de miles de judíos de todo el mundo.
El Rabino Najman, místico y cabalista, predicaba la necesidad de vivir con fe, honestidad y simplicidad. A su muerte, sus seguidores prefirieron no elegir un nuevo líder, y continuar utilizando las enseñanzas del "Rebbe" como inspiración y guía en sus vidas.

El rabino Odesser estaba profundamente convencido que la nota, (en hebreo "petek"), que incluía la mantra en su texto, fue escrita por el Rebbe Najman durante una visita que hizo a Tierra Santa en 1798*. En su libro Carta del Cielo, Odesser calificó de milagro el hallazgo de la nota dentro de un libro que agarro al azar, libro que se hallaba dentro de un mueble cerrado con llave, al cual sólo él tenía acceso.
Basándose en el "petek" y en la mantra, el rabino Odesser elaboró toda una teología:
• El "petek" fue escrito por el Rebbe Najman.
• Quien no cree en la veracidad del "petek" no tiene conexión con el Rebbe Najman.
• Quien niega la validez del "petek" no estuvo presente en el Monte Sinai cuando Dios otorgó la Torah.
• La frase Na Naj… es la esencia de toda la Torah.
• El hallazgo del "petek" es el más grande milagro en la historia judía.
Sus discípulos, a quienes otras sectas ultra ortodoxas llaman "la secta Na-naj", recitan constantemente la frase en sus rezos. Consideran que si un número suficiente de judíos la dice al mismo tiempo, el Mesías llegará más pronto. Su intención, al escribirla donde pueden, es causar que toda persona que pasa, al ver la frase y leerla, inconscientemente agregará su voz al coro que clama por la llegada del Mesías.
Cercano a la muerte, Odesser declaró ser Na Naj Najma Najman me'Uman él mismo. Sus discípulos interpretaron que esto significaba su identificación total con la mantra. Sus detractores presentaron otra explicación: Odesser, en su senilidad, se creía la reencarnación del Rebbe.
En su funeral cientos de personas marcharon en el barrio ultra ortodoxo de Mea Shearim cantando solemnemente, Na Naj…
El texto de la mantra fue grabado en la lápida de su tumba, que se encuentra en Jerusalén.

* Un condiscípulo del rabino Odesser confesó que él había escrito y escondido la nota para hacerle una broma, pero su versión nunca fue aceptada por Odesser. Un test realizado por un laboratorio policial confirmó que el papel del "petek" fue fabricado en las primeras décadas del siglo 20, y no a fines del siglo 18. No hay evidencia que el Rebbe Najman dijo esa frase alguna vez.
_________________________________________

Los olim de Sudamérica

El año pasado, 2006, llegaron 1,300 olim, (nuevos inmigrantes), de Sudamérica, número algo menor que en los años precedentes. De los 11,200 olim que llegaron de Argentina entre los años 2000 al 2006, 15% regresaron a su país de origen, principalmente por el motivo de no conseguir trabajo apropiado.
A diferencia de los inmigrantes rusos, (de los cuales sólo el 7% regresa a Rusia), los inmigrantes sudamericanos no están dispuestos a trabajar, aún si fuese temporalmente, en trabajos que consideran de menor categoría a los que tenían en sus países natales.
También hay que reconocer que los emisarios de la Agencia Judía no siempre explican con la debida franqueza lo difícil que es para los médicos inmigrantes, abogados, y miembros de otras profesiones, revalidar sus títulos en Israel y conseguir trabajo en sus profesiones. Y si el profesional es mayor de 45 años la posibilidad de que consiga trabajo es aún menor. Muchos inmigrantes llegan a Israel con falsas esperanzas, e, inevitablemente, sufren desilusiones.
Un vaso, conteniendo 50% de agua, puede ser considerado medio vacío o medio lleno. Hay que destacar, por lo tanto, que el 85% de los inmigrantes sudamericanos si permanecen en Israel. Es más satisfactorio ver que el vaso está lleno en un 85% y no vacío en un 15%.

 

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui