x
Mi Enfoque # 207 28 de setiembre, 2007

Mi Enfoque # 207   28 de setiembre, 2007

• La estupidez de algunos intelectuales
 ¿El Fondo Nacional Judío (Keren Kayemet Le Israel) discrimina?
• Hizo el amor y no la guerra
• ¡Bondsky, James Bondsky!
• Los judíos, la decadencia de España y el siglo de oro de Holanda
_________________________________________

La estupidez de algunos intelectuales
Mi Enfoque #207 por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

Algunas ideas son tan estúpidas que sólo los intelectuales pueden creerlas.
      (George Orwell)

El señor Lee Bollinger, Presidente de Columbia University, y el señor John Coatsworth, Decano de la Facultad de Política Internacional, tuvieron la "brillante" idea de aprovechar la visita de Mahmoud Ahmadinejad, presidente de la República Islámica de Irán, a las Naciones Unidas para invitarlo a que dirija la palabra a los alumnos y profesores de la universidad en un debate público y exponga sus puntos de vista.
La invitación indignó a numerosas personas, instituciones y medios de comunicación que no pueden comprender como una destacada universidad facilita su prestigiosa tribuna a un individuo que, al mismo tiempo que niega el Holocausto, está planeando un nuevo genocidio con armas nucleares un individuo que es presidente de un país que apoya y financia a grupos terroristas, que ha clausurado universidades, que ha apresado a miles de estudiantes y cientos de profesores, que oprime a las mujeres y persigue y tortura a los homosexuales.
John Coatsworth contestó a sus críticos diciendo que también a Hitler lo hubiese invitado para que exponga y defienda sus teorías racistas y su solución final del pueblo judío, si el Fuhrer habría estado dispuesto a tomar parte en un debate y a contestar las preguntas de los alumnos y profesores. Esta respuesta dejó pasmados a los críticos.
(Me imagino que es probable que Columbia University invite en un futuro a Bin Laden para debatir con él los motivos que lo impulsaron a destruir las Torres Gemelas).
Guardando las distancias, los intelectuales del Departamento de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Tel Aviv están estudiando la posibilidad de invitar al escritor Mario Vargas Llosa a que dé una conferencia con motivo del aniversario de la Declaración Balfour. El escritor ha calificado a Ariel Sharon, ex Primer Ministro de Israel, de "carnicero, demente y salvaje". En su más reciente artículo escribe que "con excepción de algunas gentes dignas e idealistas… los israelíes han perdido la cabeza y la decencia y se han vuelto racistas". Su libro anti-israelí "Israel/Palestina: paz o guerra santa" lleva en la portada la foto de una niña palestina haciendo con la mano el signo V de la victoria. Su amigo, el columnista pro-palestino Gideon Levi, escribió en una ocasión un artículo titulado "Vargas Llosa se avergüenza de Israel", citando las palabras del escritor, quien luego dijo que no dijo lo que dijo.
Si el Departamento de Estudios Latinoamericanos está decidido a dar tribuna a un escritor anti-israelí, ¿no sería preferible invitar a un escritor de mayor prestigio, cuya antipatía hacia Israel es aún más grande que la de Vargas Llosa? Me refiero a José "Ramallah es igual a Auschwitz" Saramago, Premio Nobel de Literatura.
Los intelectuales de la Universidad de Tel Aviv se portan como las mujeres de la serranía peruana que dicen a sus maridos abusivos, "Más me pegas, más te quiero".
¿Acaso les es difícil entender que si uno no se respeta a si mismo, no puede esperar que otros lo respeten?
Al invitar a una persona que no pierde oportunidad en insultar y demonizar a Israel, se hacen eco de lo que confesaron los espías derrotistas que Moisés envió a Canaan:
"Nos vimos a nosotros mismos [pequeños] como saltamontes, y así también nos vieron ellos a nosotros" (Números 13:33).
_________________________________________

¿El Fondo Nacional Judío (Keren Kayemet Le Israel) discrimina?
Mi Enfoque #207, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

El Fondo Nacional Judío (FNJ) fue fundado el 29 de diciembre del año 1901 en Basilea, Suiza, durante el Quinto Congreso Sionista, con el objeto de comprar tierras en Palestina, donde se construirían casas para judíos. Con el correr del tiempo sus alcancías azules se hicieron presentes en casi todos los hogares judíos (incluyendo, durante mi niñez, en mi casa en Lima, Perú).
El dinero, donado por millones de judíos, sirvió para comprar tierras en lo que en esa época se llamaba Palestina. Hoy se utiliza para apoyar importantes proyectos de infraestructura, tales como preservar las escasas fuentes de agua de la nación y plantar árboles en los bosques. La JNF alquila sus tierras por 49 años, que pueden ser prolongados. Estas tierras no pueden ser divididas entre los herederos. Debido a su razón de ser y a que su presupuesto, hasta el día de hoy, continúa siendo financiado por las donaciones de los judíos del mundo, el FNJ solo vende propiedades a judíos. 
En 1960 la Knesset aprobó una ley que declara "Tierras de Israel" a las propiedades del FNJ. Su manejo fue adjudicado a la Administración de Tierras de Israel, (ATI -Minhal Karkei Israel).
En el año 2004 una familia árabe israelí presentó a la Corte Suprema una petición para que el departamento que había comprado en un edificio construido en tierra perteneciente al FNJ, en la ciudad de Carmiel, fuese registrado oficialmente a su nombre, a pesar de no ser judíos. Diversas asociaciones de árabes israelíes presentaron dos peticiones adicionales contra "las prácticas discriminatorias de la FNJ y la ATI".
La Corte Suprema esta semana decidió postergar por tres meses el examen de las tres peticiones, y pidió al FNJ y a la ATI que utilicen el período para preparar una política que no discrimine contra los árabes israelíes.
La ATI ha declarado que durante los próximos tres meses venderá tierras, incluyendo aquellas que pertenecen al FNJ, sin restricciones, pero, en cada caso donde el comprador sea un no-judío, la ATI compensará al FNJ con tierras del estado. Las organizaciones árabes han manifestado que se oponen a este arreglo, diciendo que "esto perpetuaría la política de que las tierras del FNJ son sólo para judíos".
Un grupo de prominentes personalidades judías ha presentado su oposición a las tres peticiones ya que "las tierras del FNJ fueron compradas con dinero donado por judíos con el específico fin de construir viviendas para judíos".
Tomando en cuenta la procedencia del dinero con el cual se compraron las tierras y el fin para el que se compraron, ¿se puede decir que la limitación del FNJ de vender las tierras sólo a judíos es discriminatoria?
La Corte Suprema lo decidirá dentro de tres meses. Si es que no posterga su decisión.
_________________________________________

Hizo el amor y no la guerra
Mi Enfoque #207, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

Parece más un guión de película de espías y suspenso que un caso de la vida real. En un barrio de Beirut, donde viven fanáticos partidarios de Hizballah, la policía fue llamada por los vecinos de un departamento en el cual se habían escuchado disparos. Encontraron allí el cuerpo sin vida de Moussa al-Shalaani, muerto de un balazo. La bala, extraída durante la autopsia, resultó haber sido disparada por un revolver que pertenece a un miembro de la seguridad libanesa, compañero de cuarto del asesinado.
La policía, en el curso de la investigación, entrevistó a un turista alemán, de 30 años de edad, amigo del difunto, y descubrió que, aparte de su pasaporte alemán, el interrogado también llevaba consigo la fotocopia de un pasaporte israelí, con el nombre de Daniel Sharon. Inmediatamente lo detuvieron bajo sospecha de asesinato y espionaje.
Sharon declaró a sus interrogadores que en 1994 se mudó de Israel a Jordania, donde estudió en la universidad y se convirtió al Islam. La nacionalidad alemana la tiene por su madre, nacida en Alemania y hoy residente de Australia. Se declaró inocente y agregó que el único motivo de las once visitas que ha hecho al Líbano durante los últimos dos años fue para tener relaciones homosexuales. "¡Hago el amor, no la guerra!"
_________________________________________

¡Bondsky, James Bondsky! 
Mi Enfoque #207, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

Un hombre se acerca furtivamente a un edificio en un barrio de Tel Aviv, mira cuidadosamente a la derecha y a la izquierda, y, luego de verificar que nadie lo ha seguido, aprieta el altoparlante del departamento del tercer piso donde aparece el nombre "Rapaport".
"¿Si?", pregunta una voz.
"El águila ha emprendido el vuelo", murmura el visitante.
 "Usted se ha equivocado. Yo soy Rapaport el sastre. Rapaport el espía vive en el cuarto piso".

No todos creen que las visitas de Daniel Sharon al Líbano se originaron por ansias amorosas. Hay gente cínica que no cree en el amor, e insiste en manifestar que Daniel Sharon trabaja para el Mosad.

Mi Enfoque, con el fin de descubrir la verdad, realizó una entrevista imaginaria con el jefe del Mosad, cuyo verdadero nombre, por razones de seguridad, no nos es dable revelar, así que lo llamaremos simplemente "Jefe del Mosad".

Mi Enfoque Aquellos que no pueden controlar su paranoia y ven conspiraciones en todos lados dicen que Daniel Sharon fue enviado por los jefes del Mosad para contagiar de SIDA a Nasrallah, jefe de Hizballah, "al igual que hace un par de años lo hizo, con gran éxito, con el hoy difunto Arafat". ¿Qué me puede usted decir al respecto?
Jefe del Mosad (Sonríe y guiña un ojo).
Mi Enfoque Otros, basándose en el hecho de que dos de los amantes libaneses de Daniel son miembros de la seguridad del estado, están convencidos que Israel envió a Daniel Sharon a comprobar la efectividad de un arma química desarrollada en los Estados Unidos. Esta arma ultra secreta contiene una fuerte sustancia afrodisíaca. Su propósito es lograr que los soldados enemigos encuentren sexualmente irresistibles a sus compañeros de armas. Esto, por supuesto, provocaría un comportamiento homosexual generalizado que desmoralizaría a las tropas. ¿Israel tiene dicha arma en su arsenal?
Jefe del Mosad (Sonríe y guiña un ojo).
Mi Enfoque ¿Tiene usted algo mas que agregar?
Jefe del Mosad (Sonríe y guiña un ojo).
_________________________________________

Los judíos, la decadencia de España y el siglo de oro de Holanda
Mi Enfoque #207, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

¿Hay relación entre la aceptación sin discriminación de los judíos y el subsecuente auge de la nación que los acoge? ¿O es simplemente una coincidencia?
Un análisis del siglo 17 en España y en Holanda nos puede indicar cual es la respuesta más probable.
España, durante la segunda mitad del siglo 17, inició un proceso gradual de decadencia que convirtió a la mayor potencia política y económica de Europa en un país empobrecido, casi perteneciente al tercer mundo, status del cual se empezó a recuperar solamente después de la muerte del dictador Franco en 1975.
Las causas de la decadencia fueron varias: una gran inflación causada por el oro y plata traídos de las Américas, lo cual hizo subir los salarios y convirtió a las industrias en no competitivas una enorme burocracia: prácticamente el 20% de la población eran cortesanos y funcionarios decadencia de la agricultura y ganadería mentalidad poco emprendedora disminución de la población por la emigración a América y las guerras fanatismo religioso y last but not least la expulsión en siglos anteriores de los judíos, con lo cual España perdió el sector de su población más económicamente productivo, y de mayor capacidad empresarial y financiera. La desaparición de los judíos tuvo efectos negativos para la evolución de una clase media capitalista en España y el desarrollo económico del país, pero la perdida de España resulto ser una bendición para Turquía y Holanda que acogieron a los judíos expulsados.
La decadencia de España coincidió con el auge de Holanda. El siglo 17 es llamado el Siglo de Oro de Holanda por su dominio cultural y comercial.
Holanda fue un caso excepcional de tolerancia religiosa en Europa. Los judíos de Holanda gozaban de los mismos derechos de los otros holandeses, no vivían en ghetos ni estaban obligados a vestir ropa especial como en otros países. La famosa sinagoga de Ámsterdam era tan bella como una iglesia. Las mansiones de los judíos ricos no tenían nada que envidiar a las residencias de los holandeses protestantes. Los judíos reciprocaron con una contribución desproporcionada a su número a la economía del país. Por ejemplo 13% de los depositantes del Banco de Ámsterdam eran judíos, y el comercio con Turquía y Brasil era prácticamente un monopolio judío debido a las conexiones familiares.
El caso de Holanda, donde los judíos contribuyeron al progreso del país que los había acogido y reconocido los mismos derechos que tienen los ciudadanos de otras religiones, no es único. En el siglo 19 la aceptación de los judíos en Gran Bretaña, (cuyo ejemplo es la prominencia de un financista como Lord Rothschild o un político como Benjamín Disraeli), coincidió con el auge del imperio británico.
La inmigración masiva de los judíos a los Estados Unidos a principios del siglo 20 coincidió con la subida de los Estados Unidos a su actual posición de la nación más rica y poderosa del mundo.

 

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui