x
Mi Enfoque # 215 21 de diciembre, 2007

Mi Enfoque # 215  21 de diciembre, 2007

• Bombas de tiempo
• ¿Hay solución efectiva al problema de los Kassams?
• Ironía histórica
• La Biblia en la cabeza de un alfiler
• Discusión teológica
_________________________________________

Bombas de tiempo
Mi Enfoque #215, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

Israel hoy pasa por el mejor momento económico de su historia. La inflación ha sido vencida. El desempleo está disminuyendo. Tel Aviv se está convirtiendo en una ciudad de rascacielos. El país, que en 1948 con  65,000 personas trabajando en 2,300 compañías, exportó 5 millones de dólares hoy con 350,000 trabajadores en 12,000 compañías, exporta 29,000 millones de dólares anuales.

Pero no todo es color de rosa. Israel está amenazada por tres tipos de bombas de tiempo, algunas de largo plazo, una de mediano plazo, y la tercera que está explotando diariamente.

Hay varias bombas de tiempo a largo plazo que pueden explotar durante las siguientes décadas:
• El sistema educacional, cada vez peor, es culpable de colocar a los estudiantes de los colegios en un ranking similar al de los países del Tercer Mundo.
• Emigración de los profesionales más capaces hacia países con menos impuestos y posibilidades de mejores ingresos.
• Pérdida gradual de la identidad judía en la nueva generación, por ignorancia de la historia y de la religión,
• La diferencia de ingresos entre ricos y pobres está aumentando. Mientras los ricos se hacen más ricos, no se logra sacar de la pobreza a grandes sectores de la población.
• La población ultra-ortodoxa, que va aumentando en porcentaje, no contribuye en forma proporcional a la defensa del país ni a su economía.
• Las difíciles relaciones con la minoría árabe israelí, que abiertamente demuestra antagonismo al estado y a sus símbolos, presentan un grave peligro a la futura estabilidad e integridad territorial del país.
 
Hay una bomba de tiempo cuya explosión está  más cercana. Irán, según un Departamento de Inteligencia de los Estados Unidos, cesó el desarrollo de armas nucleares en el año 2003, pero es muy probable que lo reanudó poco tiempo después. Se cree que para el año 2009 o 2010 los Ayatolas tendrán la bomba atómica, y podrán cumplir con su amenaza de borrar del mapa a Israel.

La bomba que explota todos los días la constituyen los misiles Kassam que diariamente disparan los palestinos de Gaza a las zonas fronterizas de Israel. Israel hace años advirtió a los palestinos que el disparo de cohetes Kassam a poblaciones civiles, significaba cruzar una línea roja. Los palestinos hicieron caso omiso de la advertencia, y, en los últimos seis años, han cruzado esa línea roja, no una vez sino 2,380 veces, que es el número de misiles que han disparado, 50% de ellos a la ciudad de Shderot. En los últimos seis meses, desde que la organización terrorista Hamás se apoderó de Gaza, los palestinos han disparado más de 400 misiles y más de 600 bombas de mortero a Shderot y pueblos vecinos. Los mísiles pueden hoy alcanzar a 190,000 israelíes. Si los palestinos aumentan dicho alcance en unos cuantos kilómetros, los habitantes de Ashkelon, Ashdod, Netivot, Kiriat Gat y otras ciudades también estarán a merced de los cohetes Kassam.
_________________________________________

¿Hay solución efectiva al problema de los Kassams?

El Primer Ministro Ariel Sharon estaba convencido que extraer de Gaza a los 8,000 judíos que residían allí privaría a los palestinos de su justificación para disparar Kassams. Los hechos históricos han demostrado que esa fue una esperanza irrealista e ingenua. La conclusión a la que llegaron los palestinos fue diametralmente opuesta a lo que Sharon esperaba. En vez de que los palestinos digan, "ya no hay necesidad de disparar Kassams", dijeron "los Kassams causaron que los judíos abandonen Gaza. Disparemos a Shderot y abandonarán Shderot". En el año 2005, año de la retirada de Gaza, los palestinos dispararon 235 Kassams. El año siguiente, cuando ya no quedaba un solo judío en Gaza, los palestinos dispararon 698 Kassams.

Ehud Barak, el actual Ministro de Defensa, ha dicho repetidas veces que la única forma de acabar con los Kassams es una incursión masiva del ejército israelí a Gaza. Pero, en una demostración clásica de la frase "agárrenme que le pego", añade que eso significaría la muerte de más soldados israelíes que los que murieron en la Guerra del Líbano del 2006.

Reciprocar los mísiles disparados a poblaciones civiles israelíes con cañonazos a las áreas de donde disparan los palestinos, causaría inevitablemente víctimas civiles.

Cortar o limitar el suministro de electricidad y combustible a Gaza cada vez que los palestinos disparan cohetes Kassam ha provocado que los defensores de los derechos humanos (que, es curioso, no protestan contra los disparos de Kassams) hayan puesto el grito en el cielo y solicitado al Poder Judicial que no lo permita.

Liquidar (como se ha hecho con éxito esta semana) a los líderes que dan las órdenes de disparar ha dado como resultado que, después de un corto plazo, surjan nuevos dirigentes.

Mientras Egipto siga cerrando los ojos al contrabando de explosivos del Sinai a Gaza los palestinos continuarán fabricando y disparando misiles.

¿Hay solución efectiva para el problema de los Kassams?

Ningún gobierno de Israel, incluyendo especialmente el de Olmert, ha podido responder a esta pregunta.
_________________________________________

Ironía histórica
Mi Enfoque #215, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

El presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, quiere destruir a Israel, el estado del pueblo judío que, ironía de la historia, debe su supervivencia a dos reyes persas (Persia era el nombre internacional de Irán hasta 1935), Ciro II el Grande (600 AEC a 530 AEC), y Artajerjes I (465 AEC a 424 AEC).
Después de la muerte del Rey Salomón (928 AEC) las 10 tribus que vivían en el norte del país se declararon independientes y formaron el reino de Israel. Las otras dos tribus, Judá y Benjamín, permanecieron leales a la dinastía davídica, y formaron el reino de Judá. Durante los siguientes siglos los reinos hermanos alternaron las guerras fratricidas con épocas de paz y alianza contra enemigos comunes.
En el año 722 AEC los asirios conquistaron el reino de Israel, destruyeron a la capital, Samaria, y deportaron a la mayoría de la población a otras regiones del imperio asirio. Los israelitas deportados se asimilaron en sus nuevas localidades, perdieron su identidad, y desaparecieron de la historia, que hoy los recuerda como "las 10 tribus perdidas".
Siglo y medio más tarde, en el año 587 AEC, los babilonios, cuyo imperio había sucedido al de los asirios, conquistaron el reino de Judá, destruyeron a la capital, Jerusalén, y deportaron a la mayoría de la población a otras provincias del imperio babilónico. Los deportados no se asimilaron, y son los antecesores del pueblo hoy denominado "judío".
¿Porqué los israelitas del norte, conquistados por los asirios, perdieron su identidad, mientras los israelitas del sur, conquistados por los babilonios, la conservaron?
El mérito lo tiene el rey Ciro de Persia, quien, luego de conquistar Babilonia, alentó a los judíos deportados a que regresen a su país natal. 50 años después, el rey persa Artajerjes nombró al judío Nehemías gobernador de la provincia de Judea, y permitió a los judíos reconstruir el Templo y las murallas de la ciudad. El profeta Isaías reconoció la enorme importancia de los actos del persa Ciro al llamarlo "Mesías enviado por Dios", (Isaías 44:28).
Si los exilados no hubiesen retornado a Judea, el destino de ellos habría sido igual al de sus hermanos del reino del norte, se habrían asimilado y perdido su identidad. Sus descendientes no serían hoy judíos. No existiría el pueblo judío. No habría habido un movimiento sionista, y, por lo tanto, no existiría hoy el estado de Israel. Y, "last but not least", el Presidente Ahmadinejad no tendría que hacer hoy grandes inversiones y esfuerzos para desarrollar el armamento nuclear que le permita destruir a los descendientes de los judíos que su predecesor Ciro permitió regresar a Israel.
_________________________________________

La Biblia en la cabeza de un alfiler
Mi Enfoque #215, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

Uno de los temas que  los teólogos de la Edad Media solían debatir era el máximo número de ángeles que podían caber parados juntos en la cabeza de un alfiler. A pesar de largas - a veces violentas - discusiones los eruditos nunca lograron ponerse de acuerdo.
 
(Digresión: Tampoco pudieron determinar la razón por la cual los ángeles estarían aglomerados en un lugar tan pequeño, apachurrándose el uno al otro, sin espacio para poder abrir sus alas y sin casi poder respirar. Habrían estado mucho más cómodos cada uno en su propia blanca nube. En cuyo caso me los imagino cantando, acompañados por el arpa, el bello bolero de Paquito López Vidal, "Espérame en el cielo": Y ahí entre mil nubes de algodón haremos nuestro nido").

Los teólogos, durante el curso de los siguientes siglos, encontraron otros temas menos controversiales de que ocuparse. Hoy son muy pocos los que continúan interesados en determinar el número de ángeles u otros seres o materiales que caben en un área tan minúscula como es la cabeza de un alfiler. Han sido reemplazados en este campo por científicos expertos en nanotecnología.

Los científicos del Departamento Nanotecnológico del Instituto Technion de Haifa han inscrito el texto completo del Tanaj (la Biblia Hebrea) en una superficie de silicona más pequeña que la cabeza de un alfiler. Su propósito no es hacer que la Biblia sea más liviana y portátil, (el texto sólo se puede leer con la ayuda de un microscopio electrónico), sino despertar el interés y la curiosidad del público, especialmente de los jóvenes, por la nanotecnología, industria que tiene el potencial de revolucionar el mundo en que vivimos.

Shimon Peres, nuestro octogenario presidente, tiene, como muchos otros visionarios en Israel, el ferviente deseo de que Israel se convierta en un líder mundial en el desarrollo de la nanotecnología. Hace 2,500 años el profeta Isaías profetizó "De Zion saldrá Tora" (Isaías 2:3). Hoy, el presidente Peres profetiza "De Israel saldrá nanotecnología".

Nota.- El nanómetro es la unidad de longitud que equivale a una milmillonésima parte de un metro. La nanotecnología es la ciencia que estudia materiales que poseen dimensiones de unos pocos nanómetros.
El objeto del experimento de los científicos del Technion fue demostrar la enorme cantidad de información que se puede almacenar en un espacio microscópico. 
_________________________________________

Discusión teológica
Mi Enfoque #215, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

Seis días trabajarás, pero el sétimo día es el sábado del descanso, sagrado para Dios el que haga cualquier trabajo en el día sábado morirá ciertamente. Éxodo 31:15

La institución de un día de descanso semanal, una de las más importantes contribuciones del judaísmo a la humanidad, es hoy universalmente respetada. No hay persona religiosa, agnóstica o atea en el mundo que no considere que es su derecho natural descansar un día por semana.

Hace algunos días tuve ocasión de discutir con un amigo mío ultra-ortodoxo un punto teológico relacionado con el sábado.

Mi amigo, al igual que la mayoría de los judíos ultra-ortodoxos en Israel (me refiero a los hombres ya que muchas de las mujeres trabajan para mantener el hogar) no tiene empleo y pasa sus días en la yeshiva, estudiando el Talmud.

Le mencioné que, aunque no soy experto en teología, leyendo la Biblia noté que el mandamiento que se refiere al sábado consta de tres partes: dos obligaciones expresadas en frases separadas: "Seis días trabajarás" y "El sétimo día es el día del descanso", y una amenaza divina de pena capital al que se atreve a trabajar el sábado*.

"En mi opinión", le dije, "tú no cumples ese mandamiento, ya que cumplirlo parcialmente equivale a no cumplir".

"¿A que te refieres?", me preguntó.

"Tu cumples solo con lo que impone la segunda frase: "El sétimo día es el día del descanso", pero no cumples con lo que obliga la primera frase: "Seis días trabajarás".

"¡Yo trabajo!", me contestó.

"¿Cuál es tu trabajo?", le pregunté sorprendido.

"Estudiar el Talmud cada día"

"¿También lo haces el sábado?"

"¡Por supuesto!"

"En ese caso estás incumpliendo la obligación de descansar el sábado de tu trabajo".

 Nos despedimos sin haber podido convencer el uno al otro, pero seguimos siendo amigos.

*  La amenaza divina no es una simple frase. Números 15:32-36 relata el caso de un hombre a quien se le vio recogiendo leña durante el día sábado. Dios, consultado por Moisés, ordenó que lo maten a pedradas.
____________________

 

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui