x
Mi Enfoque # 216 27 de diciembre, 2007

Mi Enfoque # 216  27 de diciembre, 2007

• Sus convicciones políticas son más fuertes que sus convicciones religiosas
 ¡La guerra debería ser la guerra!
• Los chistes de las décadas 50 y 60 y la realidad de hoy
• Idealizar a Israel
• Una ilustración vale mil palabras
_________________________________________

Sus convicciones políticas son más fuertes que sus convicciones religiosas
Mi Enfoque #216, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

El Patriarca Michel Sabbah, el principal clérigo del Vaticano en Israel, declaró hace unos días que es una discriminación contra los no judíos el hecho de que Israel se considera el estado judío.
Esta declaración refleja mala intención, ignorancia, hipocresía y descaro, defectos que, por lo general, una persona dedicada a la religión no tiene o no debería tener.
Sabbah es mal intencionado cuando acusa falsamente de discriminación religiosa a Israel ya que alguien como él, que ha vivido toda su vida en esta región, sabe muy bien que en Israel (a diferencia de los países islámicos) no existe religión oficial del estado. Por el contrario hay completa libertad de cultos.
Sabbah demuestra ignorancia cuando asume que la denominación "estado judío" es una definición religiosa, cuando él debería saber que es una definición nacional. Demuestra ignorancia al contradecir al Papa Juan Pablo II quien, en el año 1987, manifestó que los judíos tenían el mismo derecho de ser una nación que todas las otras naciones. Demuestra ignorancia cuando no recuerda que la Declaración de las Naciones Unidas en 1947 pidió el establecimiento de dos estados, uno judío y el otro árabe. Demuestra ignorancia de su propia religión, basada en la Biblia, ya que hace caso omiso de los numerosos versos donde Dios promete la Tierra de Israel a los descendientes de Abraham, Isaac y Jacob.
Sabbah es hipócrita al acusar a Israel de discriminación contra otras religiones cuando él, mejor que nadie, sabe que sus hermanos palestinos musulmanes son los culpables de discriminación y persecución de árabes cristianos, lo que ha provocado la emigración de la mayoría de ellos a otros países. La población de Belén, la cuna del cristianismo, en el año 1948 era 85% cristiana. Hoy los cristianos que aún quedan, muchos de ellos con las maletas listas, no llegan al 15%. Por el contrario, mientras que en todo el Medio Oriente los cristianos están desapareciendo, en Israel hoy el número de cristianos (150,000) es mayor al número que había en el año 1948.
El descaro de Sabbah es de proporciones gigantescas. ¿El representante del Vaticano, estado católico por antonomasia, donde el Papa es soberano absoluto, se atreve a criticar a un país por auto titularse judío? ¿Se ha quejado alguna vez de que varios países, entre ellos algunos de sus hermanos árabes, se auto denominan "islámicos"?
En realidad la declaración de Sabbah no constituye una sorpresa. En una ocasión dijo de los israelíes, "Los expulsaremos al igual que expulsamos a los Cruzados".
Nuestro consuelo es saber que Sabbah no es el peor clérigo cristiano que nos ha tocado la suerte de tener entre nosotros. En 1971 el sacerdote anglicano Elías Khoury fue deportado por haber transportado terroristas que colocaron una bomba en un súper mercado de Jerusalén. La explosión mató a dos personas e hirió a otras 11. Khoury, luego de ser deportado, fue nombrado obispo de la Iglesia Anglicana en Amman, y posteriormente fue miembro del ejecutivo de la OLP.
Otro sacerdote, cuya caridad cristiana no incluía a los judíos, fue el arzobispo griego católico Hilarión Capucci. Este religioso fue atrapado in fraganti contrabandeando armas del Líbano a Israel, destinadas a las actividades terroristas de la OLP. Fue enjuiciado y condenado a pena de cárcel, pero, a solicitud del Vaticano, fue puesto en libertad.
_________________________________________

¡La guerra debería ser la guerra!
Mi Enfoque #216, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

Los soldados invasores entran a una casa donde encuentran a una joven y a la abuela. Uno de ellos se abalanza sobre la anciana para violarla.
"¡No, no!" grita la joven, "No violen a mi abuelita"
"Niña, no interfieras, la guerra es la guerra", le amonesta la abuela.

Es sabido que en las universidades de Israel abundan académicos, (auto titulados "post-sionistas", a quienes yo prefiero llamar "potz-sionistas"), quienes realizan máximos esfuerzos para imbuir a los estudiantes de sus sentimientos ultra izquierdistas, pro-palestinos y anti-israelíes.

(Antes de continuar debo advertir que este artículo cae bajo el rubro de la columna de Ripley: "Es verdad aunque usted no lo crea"). 

Un comité de profesores de la Universidad Hebrea de Jerusalén ha otorgado un premio a la disertación doctoral de la Señorita Tal Nizán, donde ella argumenta que, aunque es común que soldados violen a mujeres de países conquistados u ocupados, esto no sucede con soldados israelíes debido a una política deliberada de deshumanización de las mujeres árabes de parte del ejército israelí.

La Srta. Nizán resume su tesis con el siguiente párrafo, "El hecho de que en el conflicto israelí-palestino no se producen casos de violaciones se debe a una política deliberada. La ausencia de violaciones refuerza las diferencias étnicas entre los lados del conflicto".

La disertación de la Srta. Nizán también dedica mucho espacio a otra posible explicación de la razón por la cual los soldados israelíes no se comportan "normalmente" como lo harían los soldados de otros países.

¡No, no es porque el ejército israelí está compuesto solo de homosexuales, sino todo lo contrario! Los soldados israelíes, según la Srta. Nizán, saben que los niños productos de las violaciones serán criados por sus madres árabes y, por lo tanto, aumentarán la amenaza demográfica.

En mi opinión la Srta. Nizán olvidó mencionar la razón principal: violaciones de mujeres en la guerra son contrarias a la tradición judía o israelí.

¿Tal vez los soldados israelíes son más decentes de lo que la Srta. Nizán y sus doctos profesores quisieran que fuesen?
_________________________________________

Los chistes de las décadas 50 y 60, y la realidad de hoy
Mi Enfoque #216, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

Los judíos, indefensos durante la mayor parte de los últimos 20 siglos, - lo cual, para irritación de sus enemigos, ha cambiado desde la independencia de Israel en 1948 -, y a merced de una mayoría generalmente intolerante, usaban el humor como defensa psicológica. No es coincidencia que los más grandes comediantes de nuestra época hayan sido judíos: los hermanos Marx, Jack Benny, los 3 Chiflados, Milton Berle, Lenny Bruce, Eddie Cantor, George Burns, Sid Caesar, Billy Cristal, Jerry Lewis, Larry David, Woody Allen, Mel Brooks, Jerry Seinfeld, Jackie Mason, y muchos otros.

En Israel el humor judío, comentando la realidad del país, perdió su elemento defensivo y se tornó cínico.

Los años pasan, la realidad cambia y chistes que en su momento causaban gracia ahora son incomprensibles. (Un ejemplo clásico es el chiste semi pornográfico de la aguja y el disco*, que no tiene ningún sentido para la generación de hoy que sólo conoce el CD y nunca ha visto los discos de 33 o 78 revoluciones, que eran la última palabra en la tecnología de reproducción de música durante mi época de colegio).

Abajo van dos chistes que fueron populares en Israel durante las décadas de los 50 y 60. La realidad de hoy los ha despojado de todo vestigio de humor y los ha vuelto obsoletos.

Pregunta: ¿Cómo hacer una pequeña fortuna en Israel?
Respuesta: Trae una gran fortuna. Muy pronto la verás convertida en pequeña.
El Israel del año 2007, próspero y capitalista, no es el Israel de las décadas de los 50 y 60, pobre y socialista. Hoy hay más de seis mil millonarios (en dólares), decenas de millonarios con más de 30 millones de dólares, y varios súper millonarios cuya fortuna sobrepasa los mil millones de dólares.

El último que se va del país que apague las luces.
Este chiste fue popular durante la década de los 60 cuando el número de emigrantes excedía al de los inmigrantes. Hoy, aunque el número de inmigrantes a Israel es más bajo que el de los años anteriores, el aumento natural de la población hace que el número de judíos en Israel se incremente año a año.

Toda regla tiene su excepción y algunas cosas no cambian, especialmente la geografía. El siguiente chiste era válido hace 50 años y sigue siendo válido hoy:

Una mañana un israelí va al aeropuerto a recoger a un pariente que por primera vez visita Israel.
"¿Qué deseas hacer durante tu estadía en Israel?" le pregunta el israelí a su primo turista.
"¡Quiero ver todo el país!" contesta entusiasmado el visitante.
"¿Y en la tarde que te gustaría hacer?"
Bastan seis horas para viajar en auto desde la ciudad de Metula en la frontera norte hasta el puerto de Eilat en la frontera sur. Y si uno viaja de oeste a este, a la altura de Natania, en 15 minutos puede hacer los 14 kilómetros que es allí todo el ancho de Israel. Respecto al "West Bank", (Judea y  Samaria), se puede atravesar de lado a lado en una hora. La franja de Gaza, (zona que, proporcionalmente al espacio que ocupa en las primeras páginas de los periódicos, debería ser del tamaño de Rusia), tiene sólo 40 kilómetros de largo, los cuales, esquivando con suerte los Kassams, los morteros y los suicidas-bombas, se pueden recorrer en media hora.

* El disco le dice a la aguja: "Levántate que ya hemos terminado".
 Y la aguja le contesta "Voltéate para comenzar por el otro lado".
_________________________________________

Idealizar a Israel
Mi Enfoque #216, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

En un número anterior escribí que Israel afronta problemas internos que a la larga pueden ser graves para el futuro del país. Entre ellos mencioné el deficiente sistema educacional, la emigración de profesionales, la pérdida gradual de la identidad judía en las nuevas generaciones, la brecha que está aumentando entre los ingresos de los ricos y los pobres, las difíciles relaciones con la minoría árabe israelí, y el aumento demográfico de los ultra-ortodoxos, que no contribuyen a la defensa o economía del país.
Un amigo que reside en Sud América me escribió que mis observaciones constituían una crítica a Israel declaró que los israelíes se distinguen por su dignidad y fuerza moral y terminó preguntándome si yo volvería al Perú.
Le contesté que tengo gran afecto y deuda de gratitud al Perú, mi país natal, al cual visito con frecuencia, pero nunca, en los casi 40 años que estoy aquí, me he hecho a mi mismo esa pregunta.
La carta de mi amigo, especialmente los encomios que prodiga a Israel y a los israelíes, me dejó pensando. Llegué a la conclusión que Israel, para los judíos que no viven aquí, es el equivalente de una mujer que uno ha visto de lejos, cuya belleza y perfección idealiza.
Israel, para los que residimos aquí, es la mujer con la cual vivimos día y noche, a veces cariñosa, otras veces frustrante, y en algunas ocasiones hasta inaguantable, a la cual, aún sabiendo que es imperfecta, y que no solo tiene cualidades sino también defectos como los tenemos todos los seres humanos, amamos de todo corazón. (Debo reconocer, que en algunos casos hay esposos que no ven otra alternativa que divorciarse e irse lejos).
_________________________________________

Una ilustración vale mil palabras
Mi Enfoque #216, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

La organización Fatah, cuyo jefe es Abu Mazen, el Presidente de la Autoridad Palestina, cumple este año 43 años desde que fue fundada en 1964 (tres años antes de que Israel en la Guerra de Seis Días conquistase Gaza y la Ribera Occidental) con el propósito de "liberar Palestina", eufemismo por "destrucción de Israel".

Para celebrar tan importante aniversario Fatah ha impreso carteles donde se ve el mapa de Israel cubierto por completo con una kefiyeh palestina, y con un rifle al lado que simboliza la lucha armada.

Esta ilustración niega la posibilidad de la co-existencia de dos estados, uno judío y el otro palestino, y lo reemplaza por un estado único palestino.

El hecho de que este cartel contradice las declaraciones expresadas en la conferencia de Annápolis y el objetivo de paz de las negociaciones entre israelíes y palestinos no parece molestar a Abu Mazen. Lo que es sorprendente es que tampoco parece molestar a Olmert, ya que ni él ni sus asesores han hecho algún comentario público al respecto.
_________________________________________

 

 

 

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui