x
Mi Enfoque # 218 10 de enero, 2008

Mi Enfoque # 218   10 de enero, 2008

• El hombre que lee almas
• El "Dreyfus" portugués
 ¿Quién quiere vivir en Israel? ¡Nosotros! responden árabes israelíes y palestinos
 El "Efecto Mariposa" y la creación del Estado de Israel
• ¿Farsa, comedia o tragedia? Obra de teatro en 5 actos
_________________________________________

El hombre que lee almas
Mi Enfoque #218, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

Si le preguntas [a Abu Mazen, presidente de la Autoridad Palestina] si ve a Israel como a un Estado Judío, no lo dirá. Pero, si me preguntas a mi si en su alma acepta a Israel tal como Israel se define a si misma, yo creo que si.
(Ehud Olmert, Primer Ministro de Israel, en una reciente entrevista)

La semana pasada, en una entrevista que otorgó a periodistas del Jerusalem Post, Ehud Olmert reveló tener una facultad sobrenatural que hasta ahora no se le conocía, y es la de leer almas. Haciendo uso de ese don descubrió que, aunque Abu Mazen en repetidas ocasiones ha declarado que no considera a Israel como estado judío, en lo íntimo de su alma si lo acepta.

Olmert también posee otro maravilloso talento: puede entrever el futuro sin necesidad de una bola de cristal. A raíz de la Conferencia de Annápolis del mes pasado, Olmert tuvo una visión dramática y declaró "sin la solución de dos estados, Israel no sobrevivirá".

Lamentablemente, este hombre, dotado de tan extraordinarias facultades, está cansado. En un discurso que dio en el mes de junio del 2005, cuando era Vice Primer Ministro, declaró que "estamos cansados de luchar, estamos cansados de ser valientes, estamos cansados de ganar, estamos cansados de derrotar a nuestros enemigos".

¿No sería mejor para Olmert (y para Israel) si, en vez de continuar cansado y agotado en el puesto de Primer Ministro, renunciase al cargo para poner a buen uso sus dotes sobrenaturales abriendo un consultorio psíquico, donde pueda, previo pago correspondiente, concentrarse en leer almas y predecir el futuro?
_________________________________________

El "Dreyfus" portugués
Mi Enfoque #218, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

Hay muchas similitudes entre los casos del militar francés Alfred Dreyfus y el militar portugués Arturo Carlos de Barros Bastos. Ambos tuvieron el rango de capitán. Ambos defendieron a sus países en la Primera Guerra Mundial. Ambos eran judíos. Ambos fueron expulsados injustamente de sus ejércitos.
Pero hay diferencias básicas entre los dos casos. La discriminación de Dreyfus fue de conocimiento internacional, gracias principalmente a la valiente defensa del escritor Emilio Zola, mientras que sólo sus allegados en la ciudad de Porto se enteraron de la injusticia cometida contra Barros Bastos. Otra diferencia es que en el caso de Dreyfus la justicia finalmente triunfó, y el capitán judío fue rehabilitado y reincorporado al ejército, mientras que Barros Bastos continuó viviendo en la humillación hasta su muerte.
El capitán Arturo Carlos de Barros Bastos nació en 1881 en Oporto, Portugal, hijo de una familia descendiente de judíos que fueron forzados, cuatro siglos antes, a convertirse al catolicismo. Al igual que otras familias de conversos los Barros Bastos conservaban en secreto algunas tradiciones judías, tales como prender velas en la víspera del sábado.
Durante su juventud Arturo Carlos no demostró mayor interés por las curiosas costumbres de sus padres y abuelos, hasta que en 1916, mientras luchaba en Bélgica contra las tropas alemanas, tuvo una experiencia que cambió su vida. Entró a la carpa de un oficial francés y vio que el oficial estaba prendiendo velas. Arturo Carlos recordó que su abuela hacía lo mismo los viernes, y le preguntó al francés que significaba su acción. El oficial le explicó que era una tradición judía para recibir al Shabbat. Preso de una gran emoción, Arturo Carlos tomó la decisión de regresar abiertamente al judaísmo.
Después de la guerra viajó a Marruecos donde estudió judaísmo con un rabino y asumió el nombre hebreo de Abraham Ben Rosh. A su regreso a Oporto se casó con una mujer judía y dedicó todo su tiempo libre para viajar de pueblo en pueblo y convencer a los conversos, que clandestinamente seguían sintiéndose judíos, a que asuman abiertamente esa identidad. En 1920 fundó la sinagoga "Makor Haim" en Oporto, donde funcionó durante nueve años una yeshiva que llegó a tener 90 alumnos.
La iglesia católica no veía con buenos ojos las actividades proselitistas de Barros Bastos. En 1935 un capellán de Oporto, apoyado por la jerarquía de la Iglesia católica, fabricó una serie de cargos contra Barros Bastos, acusándolo de homosexual e indecente. El ejército portugués le inició un proceso militar que duró dos años y fue desestimado por falta de pruebas. Pero los enemigos de Barros Bastos consiguieron lo que querían. Las acciones de la Iglesia y del ejército fueron tomadas por los conversos como evidencia de que aún no era aconsejable su regreso al judaísmo. Dejaron de asistir a la sinagoga y retornaron a practicar las tradiciones judías únicamente en la clandestinidad.
En 1943, sin dar ninguna explicación, el Ministro de Defensa de Portugal expulsó del ejército al capitán Arturo Carlos de Barros Basto, quien vivió humillado y frustrado hasta su muerte en 1961.
Hoy, casi cincuenta años más tarde, en Oporto, Lisboa y otras ciudades de Portugal, hay un renacimiento del interés de los descendientes de los conversos por retornar al judaísmo, siguiendo el luminoso ejemplo del Capitán Barros Bastos.

¡Tú puedes ayudar a corregir la terrible injusticia!
La comunidad judía de Oporto ha preparado una petición vía Internet al gobierno de Portugal para limpiar el nombre del héroe judío Capitán Barros Bastos.
Esta petición, para poder ser recibida por las autoridades portuguesas, necesita un mínimo de 2,500 firmas. Visita la página Web http://www.petitiononline.com/benrosh/petition.html
Firma allí la petición y envía copia de esta información a tus amistades.
_________________________________________

¿Quién quiere vivir en Israel? ¡Nosotros! responden árabes israelíes y palestinos
Mi Enfoque #218, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

La vida está llena de paradojas. Tomemos el caso de dos judíos ingleses, uno de ellos nacido en Israel, y comparemos su posición respecto a Israel con la de un grupo de árabes israelíes y palestinos recientemente encuestados o entrevistados.
Judy Price, activista en la organización anti-israelí "Judíos pro justicia a los palestinos" ha sido nombrada por el British Council para dirigir este año el festival anual de cine británico en Israel. Ella, a su vez, pidió a Haim Bresheeth, conferencista de cine, ex-israelí, anti-sionista furibundo, para que tome parte en el festival. Bresheeth, (pronunciado Bre-shit), rechazó indignado la invitación diciendo que él no iría a un estado "racista" que niega los derechos de los palestinos, o participaría en un festival que celebra la victoria de los opresores.
Una encuesta* realizada el mes pasado de árabes israelíes reveló que la mayoría de ellos no concuerdan con las opiniones del ex-israelí Bresheeth. Por el contrario aprecian a Israel y no renunciarían a su ciudadanía israelí.
En una entrevista** realizada por el periodista Mark Mackinnon y publicada hace algunas semanas por el periódico canadiense The Globe and Mail,, palestinos residentes en Jerusalén Este manifestaron un deseo similar de permanecer bajo el gobierno de Israel.
514 árabes israelíes, mayores de 18 años, fueron encuestados por teléfono. Les hicieron la siguiente pregunta: "Si las negociaciones de paz resultan en la creación de un estado palestino, y usted continuaría viviendo donde vive hoy, ¿preferiría conservar la ciudadanía israelí o la cambiaría por la ciudadanía palestina?"
62% de los encuestados manifestaron que querían seguir siendo ciudadanos israelíes. 14% cambiarían a la ciudadanía palestina. 24% no tenían opinión al respecto o rehusaron contestar. Los drusos fueron los más entusiastas por retener la ciudadanía israelí, 84% de ellos escogieron Israel.
Otros resultados interesantes de la encuesta: más hombres, 67%, que mujeres, 56%, prefirieron Israel 21% de los estudiantes demostraron tener más sentimientos pro-palestinos que el 14% promedio de los encuestados los que más evadieron manifestar una posición específica fueron los árabes israelíes cristianos con 43% comparado con el promedio general de 24%.
Respecto a los sentimientos de los palestinos residentes en Jerusalén Este, el periodista Mackinnon escribió en su artículo que muchos de ellos se opondrían, al extremo de usar la fuerza si fuera necesario, a que sus barrios pasen al control de la Autoridad Palestina.
Mackinnon entrevistó a Nabil Gheit, alcalde de un barrio de Jerusalén Este, quien, a pesar de haber estado dos veces preso en cárceles israelíes, dijo que lo peor que podría pasar a los palestinos residentes en Jerusalén era ser transferidos al control de la Autoridad Palestina. Gheit declaró que miles de palestinos como él prefieren vivir en un país donde la ley se respeta, donde uno puede ganarse la vida honestamente y donde tienen a su disposición un avanzado sistema de salud pública, en vez de vivir bajo un régimen corrupto, ineficiente, y caótico, donde prima la violencia.
Como dice la frase, hay de todo en el viñedo del Señor. Judíos que aborrecen la idea de pisar el suelo de Israel y palestinos que no cambiar¬ían su vida en Israel por cien Arafats.

www.keevoon.com
** http://www.spme.net/cgi-bin/articles.cgi?ID=3044
_________________________________________

El "Efecto Mariposa" y la creación del Estado de Israel
Mi Enfoque #218, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

El "Efecto Mariposa", término atribuido al meteorólogo Edward Lorenz, y usado en meteorología y en matemáticas (teoría del Caos), se refiere al hecho que un evento insignificante puede llegar a tener impresionantes e inesperadas consecuencias. En el caso de la mariposa el batido de sus alas puede crear un disturbio minúsculo en el aire, que luego se amplifica y llega a causar un huracán.

En 1894 la empleada de limpieza del Agregado Militar alemán en Francia encontró un papel arrugado tirado en la cesta de basura en la oficina de su empleador. Este incidente trivial provocó una cadena de eventos que culminó 54 años más tarde en la creación del Estado de Israel.

La empleada abrió el papel y leyó una nota que mencionaba el desarrollo de nuevas armas de artillería del ejército francés. Entregó la nota a las autoridades francesas, que de inmediato iniciaron una investigación, y decidieron que el autor era el Capitán de Artillería Alfred Dreyfus, ya que "debido a su origen judío no era leal a la patria". (El verdadero traidor era el Mayor Ferdinand Walsin-Esterhazy, hijo de un general francés, quien, protegido por las autoridades, nunca fue castigado. Años después, huyó de Francia y publicó un artículo en un periódico confesando su traición).

El periodista judío austriaco Theodor Herzl presenció el juicio a Dreyfus y el clamor antisemita contra él. Herzl, impactado por las manifestaciones antisemitas del pueblo francés (con honrosas excepciones, especialmente el escritor Émile Zola) llegó a la conclusión de que la solución para terminar con el antisemitismo era la creación de un estado judío independiente. Abandonó su profesión de periodista y dedicó todo su tiempo y energía al sionismo, movimiento pro independencia del pueblo judío.

Cinco décadas más tarde, como resultado imprevisto de la limpieza de una cesta de basura, Ben Gurión declaró la independencia del estado judío.
_________________________________________

¿Farsa, comedia o tragedia? Obra de teatro en 5 actos
Mi Enfoque #218, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

Primer acto Miembros de la organización Fatah, presidida por Abu Mazen, Presidente de la Autoridad Palestina, matan en una carretera a un automovilista israelí. Israel protesta.

Segundo acto La Autoridad Palestina anuncia que ha desarmado a los militantes del Fatah, y que la brigada "Mártires de El Aksa", responsable de numerosos atentados, ha cesado de existir.

Tercer acto Dos miembros del Fatah asesinan en una emboscada a dos paseantes israelíes.

Cuarto acto Fuerzas israelíes, con información proporcionada por el Servicio de Inteligencia israelí, entran en la ciudad palestina de Nablus. Decomisan explosivos y una correa bomba, lista para ser usada. Desmantelan una fábrica de misiles. Toman prisioneros a más de 20 miembros del Fatah, varios de ellos responsables por colocar bombas en la carretera y cometer otros actos de terror. Los israelíes se retiran de Nablus sin haber causado una sola muerte entre los palestinos.

Quinto acto Salaam Fayad, el Primer Ministro de la Autoridad Palestina, acusa a Israel de sabotear las negociaciones de paz con su "prepotente e injustificada" acción en Nablus.

Los comentaristas opinan que esta obra de teatro (ya clásica, pues en variadas versiones tiene más de seis décadas de antigüedad), continuará siendo puesta en escena durante muchos años más. Hasta hay quienes creen que su duración nunca tendrá término.
_________________________________________

 

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui