x
Mi Enfoque # 221 31 de enero, 2008

Mi Enfoque # 221   31 de enero, 2008

• Está muy bien, pero está muy mal
• Acusaciones anti-israelíes y respuestas en contra
• Un lector me escribe
_________________________________________

Está muy bien, pero está muy mal
Mi Enfoque #221, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il     

Está muy bien, para el éxito de las relaciones públicas de Hamás, que una foto de sus líderes sesionando en la oscuridad, con sólo la luz de las velas prendidas, se haya publicado en todo el mundo.
Pero está muy mal que en la foto se nota que la cortina entreabierta de la ventana deja entrar los rayos del sol de mediodía.

Está muy bien que las organizaciones de derechos humanos, demostrando su buen corazón, hagan demostraciones de protesta a favor de los palestinos de Gaza por las inconveniencias que les puedan causar las reducciones de combustible y electricidad que Israel les proporciona.
Pero está muy mal que la bondad de su corazón no se extienda a protestar contra los disparos de cohetes Kassam realizados a diario por los palestinos a Sderot y a otras ciudades israelíes con el objeto de matar israelíes.

Está muy bien que Norman Finkelstein, académico anti sionista, haya defendido el derecho de existencia del estado de Israel en el reciente debate en la Universidad de Oxford.
Pero está muy mal que, cuando llegó el momento de la votación, Finkelstein votó en contra del derecho de existencia de Israel.

Está muy bien que los palestinos han cesado de introducir armas y explosivos a través de túneles cavados debajo de la frontera entre Egipto y Gaza.
Pero está muy mal que eso se debe a que ahora pueden introducir las armas y los explosivos cruzando tranquilamente sobre las ruinas del muro fronterizo destruido por Hamás.

Está muy bien que varios parlamentarios árabes israelíes hayan viajado a Amman, Jordania, para participar en el funeral de un líder palestino, y que Mahmoud Abbas, presidente de la Autoridad Palestina, haya decretado tres días de duelo con banderas a media asta.
Pero está muy mal que se trataba del funeral de George Habash, jefe del Frente Popular de la Liberación de Palestina, y responsable de numerosos ataques terroristas, incluyendo el ataque al aeropuerto de Ben Gurión en el año 1974 y el secuestro de Entebbe en 1976.

Está muy bien que Arun Gandhi, nieto del líder espiritual hindú Mohandas Gandhi, apóstol de la tolerancia y la no-violencia, haya sido miembro del Instituto M. Gandhi de la No Violencia de la Universidad de Rochester.
Pero está muy mal que haya declarado que los judíos exageran la experiencia del Holocausto, y que Israel y los judíos son los peores culpables en la cultura de violencia que algún día podría destruir a la humanidad.
_________________________________________

Acusaciones anti-israelíes y respuestas en contra
Mi Enfoque #221, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il     

Israel es blanco constante de acusaciones y condenas de los gobiernos árabes e islámicos, de las Naciones Unidas, de ciertas organizaciones académicas, medios de comunicación, periodistas, activistas de derechos humanos, ultra izquierdistas, derechistas fanáticos, antisemitas tanto francos como disimulados, y, last but not least, de judíos renegados anti sionistas y post sionistas. Lo único que tienen en común estas organizaciones e individuos es un odio obsesivo hacia el estado judío, que los ha convencido, o los hace pretender que están convencidos, de que Israel tiene el monopolio mundial de la injusticia y de la maldad.

Sus acusaciones son siempre las mismas:
• Israel no tiene derecho a existir como estado.
• Israel no debe llamarse "Estado Judío".
• Israel discrimina contra los no judíos
• Israel ha construido una muralla "apartheid"
• Jerusalén debe ser dividida entre judíos y palestinos.
• Israel debe aceptar el retorno de los refugiados palestinos.
• La ocupación de territorios es injustificada.
• Israel utiliza fuerza desproporcionada contra los militantes islámicos.

Presentemos estas acusaciones, una a una, y veamos posibles respuestas en contra.

Israel no tiene derecho a existir como estado

Acusación:  El Estado Judío no tiene derecho a existir, ya que es un ente artificial cuya creación se debió únicamente a los remordimientos de los aliados por no haber hecho esfuerzos para evitar el Holocausto.
Respuesta:  Israel fue creado (por la Declaración Balfour de 1917, por el Mandato otorgado por la Liga de las Naciones en 1922, por el voto de las Naciones Unidas en 1947, y por la Guerra de la Independencia en 1948-49) para que los judíos tengan su propio estado. Su legítimo derecho a existir es el mismo que tiene Pakistán, que fue creado en 1947 para que los hindúes de religión musulmana tengan su propio estado o el Líbano, que fue creado por los franceses en 1926 para que los árabes cristianos de Siria tengan su estado independiente.

Israel no debe llamarse "Estado Judío"

Acusación:  Israel no debe llamarse "Estado Judío" ya que ningún otro país en el mundo tiene una denominación o nombre oficial que lo identifica con una religión específica.

Respuesta:  La frase "no hay ningún otro país en el mundo cuya denominación o nombre oficial lo identifica con una religión especial" no es verdad, ya que hay varios estados en el mundo musulmán que incluyen la palabra "Islam" en su nombre, como, por ejemplo, las Repúblicas Islámicas de Irán, Pakistán, Afganistán y Mauritania.
 "Estado Judío" no es un término teológico como si lo es el nombre oficial de Irán, "República Islámica". Israel no tiene religión oficial, a diferencia de países fundamentalistas como Irán y Arabia Saudita, o liberales como la Gran Bretaña, donde la reina es la jefa de la religión episcopal, o Noruega, Dinamarca e Islandia, países donde la religión protestante luterana es la oficial.
Israel se considera el "Estado Judío" debido a que la gran mayoría de la población israelí (80%) pertenece a la nación o etnia judía. El término es el equivalente del nombre oficial de Egipto,  República Árabe de Egipto, que se refiere al hecho de que la gran mayoría de la población egipcia es árabe.

Israel discrimina contra los no judíos

Acusación:  Israel discrimina contra los no judíos al favorecer la inmigración de judíos y descendientes de judíos al otorgar a judíos la ciudadanía del país con más rapidez y facilidad que a los no judíos al dar beneficios a judíos que han hecho el servicio militar y al no vender a no judíos terrenos adquiridos por el Fondo Nacional Judío (Karen Kayemet).

Respuesta:  La Ley del Retorno otorga a todo inmigrante que tiene abuelo judío la ciudadanía israelí, (Israel también da la ciudadanía a parientes no judíos de judíos, y, con mayor trámite, a otros no judíos). El fundamento de la ley es el hecho que Israel fue creado para proveer refugio a los judíos que históricamente han sido víctimas de expulsiones, persecuciones, discriminaciones y genocidio en países donde eran minoría
 El favoritismo en otorgar ciudadanía a judíos no es exclusivo de Israel. España, donde la ley exige diez años de residencia legal para recibir la ciudadanía, ha pasado una ley que da la ciudadanía española a judíos sefarditas (descendientes de los expulsados en 1492) luego de solo dos años de residencia. Alemania, también por razones históricas, otorga la ciudadanía alemana a inmigrantes judíos con más rapidez que a otros.
 Nadie critica ni condena a Japón, Irlanda, Armenia, Grecia, Bulgaria, Finlandia, Alemania y otros países que tienen leyes de retorno similares a las de Israel, favoreciendo a los descendientes de sus nacionales emigrados que desean regresar a su país ancestral y recibir la ciudadanía.
 Respecto a los beneficios que reciben los que han servido en el ejército (judíos, drusos, circasianos y beduinos) esto es común en los países que reconocen y recompensan a los que arriesgan sus vidas para defender a su patria. Se han presentado proyectos de ley sobre servicio civil que permitiría a aquellos que no tienen obligación de servicio militar (es decir a los árabes israelíes) de servir a sus propias comunidades y hacerse acreedores a los mismos beneficios. Los parlamentarios árabes, por motivos políticos, se oponen a que se establezca el servicio civil.
 Y por último, es cierto que hasta el momento el Fondo Nacional Judío no vende sus propiedades a no judíos, basado en que fueron adquiridas con donaciones de judíos de todo el mundo que dieron dinero con el propósito específico de comprar propiedades para que vivan allí judíos. La Corte Suprema de Israel está revisando esa política para determinar si es o no justificada.
 
Israel ha construido una muralla "apartheid"

Acusación:  La muralla que Israel ha construido, separando las zonas palestinas de Israel, y las barreras de control en las carreteras que dificultan el libre tránsito de los palestinos son la expresión de la política de "apartheid" de Israel. Un objetivo adicional de la muralla es apoderarse de áreas pertenecientes a los palestinos.

Respuesta:  Desde 1967 hasta mediados de la década de los 90, cuando Arafat, luego de recibir el control de las zonas palestinas, incitó el terrorismo palestino, no existían cercas de seguridad (el término "muralla" corresponde sólo a áreas pequeñas) entre Israel y las zonas palestinas, ni tampoco habían barreras de control en las carreteras. Tanto palestinos como israelíes disfrutaban del libre paso tanto en Israel como en todas las regiones palestinas. (Nota personal: durante esos años visité en muchas ocasiones Belén, Nablus, Gaza y otras ciudades palestinas sin temor de que me linchen).
 La construcción de la Cerca de Seguridad fue ocasionada por los numerosos atentados de terroristas suicidas que causaron la muerte a más de mil israelíes, y el hecho de que, aunque siguen habiendo intentos de asesinos suicidas, no han tenido éxito prueba lo acertado de la medida.
 Respecto a que el Cerco de Seguridad incluye áreas palestinas, su ubicación de hoy es temporal. Las fronteras finales entre las dos naciones serán fijadas en las negociaciones de paz. El Cerco se podrá mover o podrá haber intercambio de territorios.

Jerusalén debe ser dividida entre judíos y palestinos.

Acusación:  Jerusalén es una ciudad sagrada, no sólo para los judíos, sino también para los musulmanes y los cristianos. El futuro estado palestino tiene derecho a exigir que Jerusalén sea la capital de su futuro estado.

Respuesta:  Durante los 19 años, desde 1948 hasta 1967, que Jerusalén Oriental fue parte del reino de Jordania, ningún palestino (que constituyen la mayoría de la población en Jordania) propuso transferir la capital de Amman a Jerusalén. Durante todos esos años, contraviniendo los acuerdos firmados, a ningún judío se le permitió rezar en los lugares santos de la ciudad. La Legión Jordana profanó el milenario cementerio judío del Monte de los Olivos y utilizó las lápidas para construir letrinas.
Si Jerusalén es nuevamente dividida es probable que las alambradas y las minas regresen al corazón de la ciudad, y los sitios sagrados para los judíos que queden en poder de los palestinos serán destruidos, (como sucedió en el año 2000, en el inicio de la Guerra del Terror, con la Tumba de José en las afueras de Nablus).
Respecto a su santidad para las tres religiones, Jerusalén es mencionada cientos de veces en la Biblia, y ni una sola vez en el Corán.

Israel debe aceptar el retorno de los refugiados palestinos.

Acusación:  Los palestinos fueron expulsados de sus tierras milenarias por invasores judíos llegados de Europa, y ya tienen 60 años de vivir en escuálidos campos de refugiados, esperando retornar a sus hogares.

Respuesta:  Los palestinos huyeron de sus hogares a pedido de los ejércitos árabes invasores que no querían obstáculos en su objetivo de liquidar el incipiente estado judío, esperando regresar muy pronto. En la misma época cientos de miles de judíos, que huyeron o fueron expulsados de los países árabes, encontraron refugio en Israel.
 La diferencia entre los refugiados palestinos y los refugiados judíos es que los palestinos fueron obligados por los países árabes anfitriones, con el apoyo de las Naciones Unidas, a permanecer en sus campos como refugiados, sin derecho a nacionalizarse, mientras que los judíos fueron absorbidos por Israel.
 El caso de los refugiados palestinos es sui generis. Millones de alemanes fueron expulsados de Europa Oriental, donde habían vivido por generaciones, después de la derrota del nazismo. Millones de hindúes huyeron a la India cuando se creó Pakistán. Cientos de miles de griegos y turcos fueron intercambiados entre las dos naciones al terminar la guerra que tuvieron en 1922. Todos estos millones de refugiados fueron absorbidos por los países donde encontraron refugio. Los palestinos que emigraron a Estados Unidos, Canadá, Europa y América Latina, son ciudadanos de esos países y gozan de los mismos derechos que cualquier otro ciudadano. Es sólo en los hermanos países árabes donde se negó la absorción a los palestinos y se les recluyó en campos de refugiados.
 Los hijos y nietos de los refugiados palestinos han sido indoctrinados desde su nacimiento en el odio a Israel y a los judíos. Su regreso a Israel significaría guerra civil y la destrucción del estado judío.
 La solución al problema de los refugiados palestinos es su absorción en los países árabes o, cuando haya paz y exista un estado palestino en la Cisjordania y Gaza, su regreso a dicho estado. Esto debe ser acompañado por compensación por las pérdidas que sufrieron los refugiados de ambos lados, tanto los palestinos como los judíos.

La ocupación de territorios es injustificada

Acusación:  Israel ocupa por la fuerza áreas palestinas.

Respuesta:  El Medio Oriente (incluyendo lo que hoy es Israel, Cisjordania, Gaza, Líbano, Jordania, Siria e Irak) durante siglos fue provincia del imperio otomano.
 El imperio otomano fue desmembrado por los aliados victoriosos en la Primera Guerra Mundial. La Liga de las Naciones le dio un mandato a la Gran Bretaña para crear en lo que llamaron Palestina (lo que los judíos llaman Eretz Israel) un hogar nacional judío en ambas márgenes del Río Jordán. La Gran Bretaña unilateralmente creó el Emirato de Transjordania y se lo entregó a la familia Hashemita recientemente expulsada de Arabia Saudita, quedando sólo la Cisjordania como hogar nacional judío. En 1947 las Naciones Unidas decretaron una nueva partición, que fue aceptada por los judíos y rechazada por los árabes. Los ejércitos árabes invadieron, fueron rechazados, pero Jordania anexó las áreas árabes de Cisjordania y Egipto quedó en control de Gaza.
 La Guerra de 1967, causada por el bloqueo egipcio del Estrecho de Tirán, concluyó cuando Israel asumió el control de la Cisjordania, hasta ese momento territorio jordano, y de Gaza, que estaba bajo el control egipcio. Israel, pocos meses después de la guerra, ofreció retornar esas zonas y firmar la paz, pero su oferta fue rechazada por los países árabes en su reunión en Khartoum el 1 de setiembre de 1967, con sus famosos tres No: No a la paz con Israel, No al reconocimiento de Israel, y No a las negociaciones con Israel.
 En la década de los 90 Israel entregó el control de las áreas palestinas de Cisjordania y Gaza a Yasser Arafat, con la esperanza (que el tiempo demostró haber sido un error garrafal) que los palestinos crean un estado independiente que viva en paz, cooperación y buena vecindad con Israel.
 En el año 2005 el gobierno de Ariel Sharon retiró unilateralmente a todos los judíos residentes en Gaza para que los palestinos inicien la infraestructura de su futuro estado. La desilusión fue inmediata. Los palestinos celebraron la retirada de Israel destruyendo los invernaderos e instalaciones industriales que los judíos habían dejado intactos para servir de fuente de ingreso a los palestinos. Poco tiempo después reiniciaron los disparos de cohetes Kassam a poblaciones civiles israelíes, eligieron a la organización terrorista Hamás, dedicada a la destrucción de Israel, como mayoría en el parlamento. Hamás el año pasado se apoderó por la fuerza del control de Gaza y arreció sus ataques contra Israel.
 A pesar de todas estas experiencias Israel apoya la creación de un estado palestino que viva en paz al lado del Estado Judío. Mientras tanto, en las circunstancias actuales, si Israel entregase hoy el control de la Cisjordania a los palestinos, es inevitable que muy pronto los cohetes Kassam caigan, no sólo en Shderot, sino también en Tel Aviv, en el aeropuerto Ben Gurión, en Haifa, Natania, Kfar Sabah y muchas otras ciudades.

Israel utiliza fuerza desproporcionada contra los militantes islámicos.

Acusación:  Hamás dispara cohetes Kassam que son inefectivos y han matado sólo una docena de personas en los últimos años, mientras que Israel utiliza helicópteros y tanques que han causado la muerte de cientos, incluyendo civiles.

Respuesta:  Hamás ha disparado en los últimos años miles de cohetes a poblaciones israelíes con el objeto de matar y herir a tantos israelíes como les sea posible. El hecho de que sólo han logrado matar a una docena de personas se debe únicamente a la suerte o a la protección divina. No se debe a sus buenas intenciones.
 Las acciones de Israel, en cambio, no están dirigidas contra civiles (aunque lamentablemente, como en toda guerra, a veces es inevitable que, por error o por mala suerte, son alcanzadas personas inocentes) sino contra los terroristas.
 ¿Cuál sería una reacción "proporcional"? ¿Que Israel, al recibir un cohete dispare uno de regreso al recibir tres, dispare tres, y así sucesivamente? Y, por supuesto, de ningún modo debería Israel tratar de destruir las bases de donde los palestinos disparan cohetes Kassam. Eso tampoco sería proporcional.
 La reacción de Israel a los disparos de cohetes Kassam a centros civiles, que no habrían sido tolerados por ningún otro país, es sumamente moderada comparada a la reacción de otros países al terror islámico. Los rusos mataron a decenas de miles en Chechenia, y el mundo no reaccionó con furia como lo hizo en la "masacre de Jenin" donde murieron 52 palestinos y 23 israelíes. En la provincia de Gujarat, India, cientos, tal vez miles, de musulmanes inocentes fueron asesinados en el año 2002 como represalia a la violencia islámica. Siria, para destruir a la Hermandad Musulmana que tenía su sede en Hama, destruyó la ciudad por completó matando a más de 30,000 personas.
_________________________________________


Un  lector me escribe
Mi Enfoque #221, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il     

Sr. David Mandel:
  Considero sus opiniones como una irreverencia hacia Haaretz, un prestigioso diario que refleja en sus páginas objetividad y raciocinio en la cobertura de un conflicto  que no es entre los buenos y los malos, sino entre dos pueblos que luchan por la posesión de un territorio.
Es evidente que la solución del  conflicto esta en un compromiso territorial que las corrientes mesiánicas y  ultra nacionalistas de Israel se han consagrado a sabotear con la creación de colonias desparramadas por los territorios ocupados,  en tal forma que sea imposible todo compromiso territorial. La ubicación de los asentamientos y colonias exige la protección por parte de nuestro ejército y una dura política de control y vigilancia sobre la población palestina.
El periodista Gideon Levy ha tomado a su cargo la ingrata tarea de hacer conocer al público israelí las tragedias que sufre el pueblo palestino a través  de conmovedoras experiencias particulares, llenando así una importante función informativa.
  Las tragedias que ocurren en el pueblo israelí, como consecuencia del terror palestino, tienen amplia cobertura en nuestro periodismo, pero si queremos llegar a vivir en paz con nuestros vecinos es también nuestra obligación conocer la tragedia y los problemas que ocasionan la prolongada ocupación militar.
  Considero que tanto el maestro musical Barenboim, al aceptar la ciudadanía palestina, como el periodista Gideon Levy al reportar los sufrimientos palestinos, la Asociación de Paz Ahora (Shalom Ajshav) y otras personas e instituciones similares, son pilares de un futuro puente que permita la convivencia y  el intercambio en esta región tan castigada. Si no conseguimos llegar a eso, no tenemos futuro como Estado como lo acaba de declarar con franqueza nuestro Primer Ministro. 
Le saluda atentamente
I.S.

  MI RESPUESTA:

Estimado amigo:
Le agradezco por los comentarios que me ha enviado, los cuales he leído con gran interés.
Los artículos del Sr. Gideon Levy, parcializados, muchas veces exagerados y, en no pocas ocasiones hasta falsos, son usados por anti israelíes, e incluso por antisemitas, para sus propios fines. En mi opinión el daño que ese periodista causa al país es mayor que su contribución a una posible paz.
Otra observación: creo que el termino "irreverencia" no es aplicable a un diario, por mas prestigioso que usted lo considere. También discrepo de su opinión sobre la objetividad de Haaretz, especialmente en lo que se refiere a sus editoriales cuando demuestran incondicional simpatía a la causa palestina.
Le saluda cordialmente.
David Mandel 

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui