x
Mi Enfoque # 34 30 de enero, 2004

Mi Enfoque # 34    30 de enero, 2004

Aritmética del Medio Oriente: 3 restos humanos + 1 sospechoso de narcotráfico = 429 prisioneros palestinos y libaneses
Valerosa opinión del escritor Mario Vargas Llosa
Ciento cincuenta mujeres quieren divorciarse pero no pueden
Rincón bíblico: ¿Qué opinaba el Rey Salomón sobre los izquierdistas?
“No hay nada nuevo bajo el sol” o “What else is new?”

 

Aritmética del Medio Oriente: 3 restos humanos + 1 sospechoso de narcotráfico = 429 prisioneros palestinos y árabes
Mi Enfoque # 34    30 de enero, 2004

En el mes de octubre del año 2000 la organización terrorista Hizbullah secuestró tres soldados israelíes, dos de ellos judíos y el tercero druso, que estaban patrullando la frontera israelí-libanesa. Y también por esa época, Elhanan Tannenbaum, un hombre de negocios, cuya ambición declarada es enriquecerse rápidamente, fue secuestrado en circunstancias que aún no están claras.
Aunque los servicios de inteligencia israelí manifestaron su convencimiento de que los tres soldados fueron muertos poco después de su captura, Hizbullah a travez de su jefe, el Sheikh Hassan Nasrallah, con la arrogante sonrisa que lo caracteriza, siempre dejó el interrogante sobre si los tres soldados seguían con vida o no. Inclusive, pocos días antes del intercambio de Tannenbaum y de los cuerpos de los tres soldados por 429 prisioneros palestinos y árabes, Nasrallah se limitó a decir, “Pronto sabrán quienes viven y quienes no”, alimentando así, con un sadismo cruel y burlón, la esperanza de las tres familias.
Muchos consideran que liberar a 429 enemigos, que pronto se reintegrarán a las filas activas de una organización terrorista que ha jurado la destrucción de Israel, es pagar un precio excesivamente alto por tres restos humanos más un hombre que, muy probablemente, será encarcelado en Israel por sus actividades ilegales e inmorales. Sin contar que esta transacción, por un lado, convierte a Hizbullah y a sus jefes en heroes del mundo árabe, aumentando tremendamente su prestigio e influencia, y, por el otro lado, le da a Israel, en los ojos de sus enemigos, una imagen de debilidad y de fácil víctima de extorsión, alentando así futuros intentos de secuestros.
Otros opinan que, por el contrario, los extremos a los que Israel está dispuesta a llegar, y los riesgos que está dispuesta a asumir, para repatriar los restos de tres israelíes que cayeron en defensa de su patria más la liberación de un israelí que estaba vegetando en una prisión extranjera, prueban la fuerza de su humanismo y la decencia de su corazón.
Los palestinos, por su parte, celebraron ese mismo día la liberación de sus compañeros mediante un suicida-bomba que asesin¬¬¬ó a diez personas e hirió a más de 45 en un ómnibus de Jerusalem. El “mártir”, un policía de Belén, fué enviado por Al-Aksa, organización perteneciente a Fatah, cuyo jefe vitalicio es Arafat. En esta ocasión, en contraste con el previo suicidio-bomba, Ahmed Qurei, Primer Ministro palestino, en usual demostración de que “lo valiente no quita lo cortés” condenó el atentado. Por su lado, la familia del suicida, rodeada por cientos de visitantes que vinieron a felicitar y celebrar, declaró su orgullo por el “acto heroico” del “mártir”.

 

Valerosa opinión del escritor Mario Vargas Llosa
Mi Enfoque # 34    30 de enero, 2004

Mario Vargas Llosa, prestigioso escritor y ex-candidato a la presidencia de Perú, es famoso no sólo por sus excelentes novelas sino también por sus artículos sobre la actualidad política, que, cuando tratan del Medio Oriente, no ahorran la crítica acerba contra Israel, ni los improperios contra su primer ministro, Ariel Sharon, quien, evidentemente, le cae gordo al escritor.
En su último artículo Vargas Llosa, en forma sorprendente, expresa las siguientes opiniones:

La existencia de Israel, argumento histórico esgrimido para explicar el atraso económico y la pobreza de los países árabes, tema al que recurrían los presidentes y dictadores cada vez que necesitaban conjurar las divisiones internas o disimular su impopularidad. Porque, en efecto, el reclamo de Palestina es en la historia de los árabes uno de los pocos asuntos que consolida la unidad nacional, una aspiración que prevalece siempre sobre todas las divisiones étnicas, regionales e ideológicas entre los árabes.
La aspiración palestina a tener su propio país y la de Siria a recibir las Alturas del Golán merecen la simpatía y solidaridad de todo el mundo ‘ de hecho, las tienen. Pero a condición de no plantear este asunto como un derecho imprescriptible que Israel deba reconocer........ Porque si se plantea de este modo, los palestinos y los sirios no tienen la menor posibilidad de materializar su sueño y el resultado sería más bien encender hogueras reivindicatorias de territorios perdidos en toda América Latina, desde México, que podría reclamar a Estados Unidos la devolución de California y Texas.....
Tratar de corregir a estas alturas los entuertos, brutalidades, abusos e indebidas apropiaciones territoriales del pasado no sólo es una quimera,  es también la mejor manera de atizar los nacionalismos.

¡Mea culpa! ¡Confieso!: He sustituido ciertas palabras en los párrafos arriba citados del artículo de Vargas Llosa. El escritor no critica las aspiraciones territoriales revanchistas de los palestinos y sirios, sino la de los bolivianos que perdieron su salida al mar a manos de los chilenos hace más de cien años.
Para volver al texto original de Vargas Llosa por favor reemplaza:
“la existencia de Israel”¸  con “la pérdida de la salida al mar”
“paises árabes” con “bolivianos”,
“el reclamo de Palestina” con “el reclamo marítimo de Bolivia”
“historia de los árabes” con “historia de Bolivia”
“Palestina y Siria” con “Bolivia”
“palestinos” y “ sirios” con “bolivianos”
“Israel debe reconocer” con “Chile debe reconocer”.
Parafraseando a George Orwell en Animal Farm, si comparamos la aspiración boliviana con las aspiraciones palestinas y sirias, “algunas aspiraciones territoriales son menos iguales que otras”. La explicación de esta diferencia es que, como dice la frase peruana, “unas son con guitarra, pero otras son con cajón”. 
  

Ciento cincuenta mujeres quieren divorciarse pero no pueden
Mi Enfoque # 34    30 de enero, 2004

El periódico Haaretz reporta que en este momento hay ciento cincuenta mujeres en Israel a quienes sus esposos les niegan el divorcio.
La ley religiosa judía (que es la que rige en Israel para los matrimonios y divorcios de los ciudadanos israelíes de religión judía) establece que depende del esposo, en pleno uso de sus facultades y actuando de su propia y libre voluntad, otorgar el divorcio, (“get” en Hebreo) en las manos de su esposa para completar y finalizar el procedimiento. Si el esposo rehusa hacerlo, la mujer se convierte en “aguná”, (mujer encadenada), a la cual le esta prohibido volver a contraer matrimonio mientras no reciba el “get”.
La Knesset pasó una ley que permite sentenciar a los esposos recalcitrantes a siete meses de prisión, dentro de cuyo término se autoriza a las autoridades a aislarlos en celdas individuales hasta un máximo de cinco días seguidos, (que un proyecto de ley quiere ahora prolongar a catorce días), para que en ese ambiente tranquilo y sin distracciones puedan reflexionar y tomar la decisión que sus esposas esperan con ansiedad para poder rehacer sus vidas.
Hasta el momento la Corte ha condenado a dieciseis hombres a prisión, dándoles así la oportunidad de que recapaciten, y, “actuando de su propia y libre voluntad”, otorguen el “get” a sus esposas.
Ocho de los tercos esposos alojados en la cárcel fueron convencidos por este “argumento”. Cambiaron de actitud y accedieron a completar el procedimiento del divorcio. Los ocho restantes no se han dejado persuadir hasta el momento.
  

Rincón bíblico: ¿Qué opinaba el Rey Salomón sobre los izquierdistas?
Mi Enfoque # 34    30 de enero, 2004

La Biblia atribuye tres de sus libros al Rey Salomón: El Cantar de los Cantares, escrito cuando era joven y romántico Proverbios, escrito años más tarde cuando había adquirido sabiduría y Eclesiastés, cuando ya era un hombre anciano a quien la vida le había quitado las ilusiones.
Es en este último libro donde Salomón da una opinión corta pero aplastante sobre los izquierdistas: “El corazón del sabio lo inclina a la derecha, y el corazón del necio hacia la izquierda”, (Eclesiastés 10:2).
(Me apresuro a dejar en claro que esa opinión es la del Rey Salomón, y el redactor de este boletín no necesariamente la comparte, aunque, ¿quién soy yo para discutirle al rey más sabio de la historia?).

 

“No hay nada nuevo bajo el sol” o “What else is new?”
Mi Enfoque # 34    30 de enero, 2004

Otra cita más de Salomón: “Lo que ha pasado volverá a pasar, y lo que se ha hecho se volverá a hacer, y no hay nada nuevo bajo el sol”, (Eclesiastés 1:9) 
El Corriere della Sera, un periódico italiano, realizó hace unos días una encuesta sobre la opinión de los europeos hacia los judíos. El cuestionario fue contestado por 3,353 personas en Austria, Bélgica, Francia, Alemania, Luxemburgo, Holanda, España y la Gran Bretaña. La mayor incidencia de prejuicio anti-judío se encontró en los países que fueron fascistas en la primera mitad del siglo 20: Alemania, Italia, Austria y España.
Para determinar sus conocimientos sobre el conflicto del Medio Oriente se les hizo a los participantes cuatro preguntas. Sólo el 6% las contestó correctamente.
De acuerdo a la encuesta el 46% de los europeos consideran que los judíos tienen “una mentalidad diferente” al resto de la población.
El 40% dice que los judíos tienen un apego especial al dinero.
El 35% opina que ya es tiempo que los judíos dejen de hacerse las víctimas pues el Holocausto sucedió hace más de medio siglo.
El 16% cree que la solución al problema del Medio Oriente es que Israel cese de existir.
Los directores del Museo de Antiguedades de Estocolmo, Suecia, comisionaron una obra de arte, con el inocente nombre de “Blanca Nieves”, que presenta la foto de la suicida-bomba que mató en Haifa a más de 20 personas, flotando serenamente en un estanque de agua roja simulando sangre, y, para su mayor difusión, colgaron grandes cartelones de la obra de arte en las estaciones del tren subterraneo de la ciudad.
Y en el Museo de Ana Frank, en Amsterdam, Holanda, los directores de la institución han colgado un retrato de Ariel Sharon al lado de una foto de Adolfo Hitler.

 

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui