x
Mi Enfoque # 45 16 de abril, 2004

Mi Enfoque # 45    16 de abril, 2004
 
Comentarios cortos
Una semana sin mayor novedad
Los puntos sobre las íes
¿En que se diferencia el inteligente del sabio?
Arafat ha heredado el viento

 

Comentarios cortos
Mi Enfoque # 45    16 de abril, 2004

“¡Sharon ha abierto las puertas del infierno!” – Declaración de Rantisi, el nuevo jefe de Hamas, refiriéndose a la liquidación de Ahmed Yassin.
Aunque generalmente no comparto las opiniones del Dr. Rantisi, (quien ejerce de médico pediatra en el tiempo libre que le permite su ocupación de jefe terrorista), en esta ocasión concuerdo 100% con él. Sharon abrió las puertas del infierno para que Ahmed Yassin pueda ser recibido allí con todos los honores que se merece.

“La frase de George Santayana ‘Los que no recuerdan el pasado están condenados a repetirlo’ no es cierta” – Bret Stephens, Editor del Jerusalem Post.
A diferencia de las opiniones del Dr. Rantisi, generalmente si comparto las opiniones del joven y brillante editor del Jerusalem Post, y en esta ocasión también.
Stephens se refiere aquí a los palestinos que, aunque recuerdan muy bien el pasado, (que por supuesto lo ven, usando la frase de Vargas Llosa, según su propio cristal), están condenados a repetirlo una y otra vez.
Ya lo dijo Aba Eban, (cuya memoria ha sido recientemente honrada por la municipalidad de Herzlía dando su nombre a una importante avenida de dicha ciudad), Los árabes nunca pierden la oportunidad de perder una oportunidad.
O como dijo el Ministro francés Talleyrand en 1796: No han aprendido nada y no han olvidado nada.

“¡Juro que vengaré la muerte del anciano inválido Ahmed Yassin!” – Osama Bin Laden, jefe de Al-Qaida.
Lo único que cabe comentar aquí es, Dios (en este caso Allah) los crió, pero el diablo los juntó. O, también, Dime con quien andas y te diré quien eres.

 

Una semana sin mayor novedad
Mi Enfoque # 45    16 de abril, 2004

La semana pasada transcurrió sin mayor novedad. Celebramos el festival de Pesaj, y disfrutamos de lindos días soleados, ideales para visitar los parques nacionales.
Durante esa semana las fuerzas de seguridad israelíes consiguieron frustrar diez atentados de bombas suicidas, en uno de las cuales los terroristas intentaban usar sangre infectada de SIDA para que los sobrevivientes salpicados de sangre se contagien de la enfermedad mortal.

Los hoteles estaban llenos de familias, padres y niños, disfrutando alegremente de unos días de vacaciones. La semana pasó tranquila, y sin mayor novedad.
Dos de los suicidas frustrados durante esa semana eran mujeres, una de ellas una mujer adúltera a la que le ofrecieron la posibilidad de recuperar su honor suicidándose.

Hay pocos lugares en el mundo más bellos y pastorales que la Galilea en la primavera.
Uno de los ataques durante esa semana iba a ser realizado simultáneamente por tres suicidas en una de las principales ciudades israelíes.

En resumen, una semana sin mayor novedad.

 

Los puntos sobre las íes
Mi Enfoque # 45    16 de abril, 2004

Hace unos días en la reunión que el Presidente Bush tuvo con el Primer Ministro de Israel Ariel Sharon se mencionaron clara y específicamente dos principios básicos:

a) La línea del armisticio de 1949, (“Línea Verde” en los mapas de Israel) nunca fue ni lo es frontera definitiva de Israel. Recién en las últimas dos décadas las fronteras de Israel con Egipto, Jordania y El Líbano han sido mutuamente definidas e internacionalmente reconocidas. Respecto a la Ribera Occidental y a Siria la Línea Verde continúa vigente, y, aunque hasta hoy no es reconocida por los árabes y la comunidad internacional como frontera legal de Israel, Arafat y sus seguidores le atribuyen la calidad de inmodificable, prácticamente sagrada, esencial para la primera etapa de su plan de destruir el estado judío de Israel.

b) El llamado “derecho al retorno” de los palestinos no será a Israel propiamente dicho sino a un futuro estado de Palestina. La guerra de independencia de Israel y la invasión de los países árabes causó la aparición de refugiados en ambas partes. Los palestinos que se refugiaron en Egipto, Jordania, Siria y Líbano  fueron 726,000 personas a las que se obligó hasta hoy a permanecer en campos de refugiados. El número de refugiados judíos fue aún mayor, (850,000), miembros de comunidades que habían vivido en el Medio Oriente desde la época de Babilonia, mil años antes de la aparición del Islam y de la conquista árabe. Es decir lo que ocurrió fue un intercambio de población como el que realizaron Turquía y Grecia en la década de los 20. Los refugiados judíos fueron absorbidos por el Estado de Israel. Los refugiados palestinos en Egipto, Jordania, Siria y Líbano continúan constituyendo un arma de reserva contra Israel, que Arafat pretende usar para destruir al estado judío, no por las armas, sino por la demografía. Aceptar el “derecho al retorno”, con el resultante influjo de cientos de miles de fanáticos llenos de odio, hambrientos de revancha y venganza, sería para Israel el suicidio como estado judío, y muy posiblemente resultaría en la muerte de muchos de sus ciudadanos.

Los autores de ese error histórico, casi fatal, llamado Oslo, tal vez por timidez, tal vez por incapacidad de saber defender los intereses de su país y de su pueblo, nunca pusieron los puntos sobre las íes, y se apresuraron a entregar el control de los territorios al terrorista Arafat sin haber previamente haber aclarado que la línea del armisticio de 1949 no era final, y que el “derecho al retorno” se rechazaba de plano. Más que dirigentes del gobierno de Israel dan la impresión de haber sido Chelmer Jajumim, los “Sabios de Chelm”, ese famoso pueblo de ingenuos y bobalicones.

 

¿En que se diferencia el inteligente del sabio? 
Mi Enfoque # 45    16 de abril, 2004
 
Hay un proverbio hebreo que dice “La diferencia entre el inteligente y el sabio es que el inteligente cree que puede salir de situaciones a los cuales el sabio no entra”
A fines de la década de los 80 Rabin y su gobierno no supieron como encarar el levantamiento espontáneo de los palestinos en Gaza y la Ribera Occidental. Shimon Peres y su “poodle” (como Rabin lo solía llamar) Yossi Beilin, en clásica demostración de que el optimismo ingenuo es más fuerte que la experiencia, le propusieron a Rabin la idea “genial” de traer a Yassir Arafat, uno de los principales inventores del terrorismo moderno, para que les sirva de “policía” y mantenga el orden entre los Palestinos.
Rabin, en vez de asumir la responsabilidad y la iniciativa de llegar a un acuerdo con líderes locales que estaban dispuestos a la convivencia, se dio a si mismo la excusa de que “El pueblo está cansado”.
Cuando le preguntaron a Rabin que haría si Arafat continuase en su línea y usase Gaza y la Ribera Occidental como base para actividades terroristas, contestó, “En 24 horas entramos y solucionamos el problema”.
Estas 24 horas están durando ya cerca de 4 años, desde setiembre del año 2000, y han causado miles de muertos en ambos lados. La población palestina, que desde 1967 hasta principios de los 90, había visto aumentar año tras año su ingreso per cápita hasta llegar a sobrepasar a la mayoría de los países árabes, está hoy empobrecida, fanatizada, y convertida en una sociedad patológica dirigida por líderes sicopáticos que proclaman a los asesinos suicidas como ejemplos ideales para la niñez y la juventud.
Si Peres, Beilin, y Rabin hubiesen sido más sabios que inteligentes, Arafat estaría hoy sin influencia en Túnez en vez de estar en Ramallah incitando a un millón de “mártires” a marchar hacia Jerusalem miles de muertos (incluyendo los suicidas-bombas) estarían hoy aún con vida y, muy posiblemente, los palestinos se estarían ya gobernando a sí mismos.

 

Arafat ha heredado el viento
Mi Enfoque # 45    16 de abril, 2004

Evidentemente Arafat entre sus muchos talentos, - militar, auto-titulado “general” y originador de numerosas tácticas terroristas financista, con cientos de millones escondidos en Suiza historiador, que niega que el pueblo judío se originó en Israel y arqueólogo que sostiene que en el Monte del Templo en Jerusalem nunca existió un Templo judío -  no incluye ser un estudioso de la Biblia. Si lo fuese habría leído en el libro de Proverbios, (11:29) que aquel que turba su casa heredará el viento.
En julio del año 2000, cuando Arafat aún no se había sacado la máscara, Ehud Barak, el entonces primer ministro de Israel, le ofreció en la Conferencia de Camp David entregarle prácticamente todos los territorios en disputa, incluyendo áreas de Jerusalem, cumpliendo así con lo que Barak creía eran todas las demandas de Arafat. Para asombro de Barak y del Presidente Clinton, Arafat rechazó la oferta y regresó a Gaza, donde recibió un recibimiento de héroe.
Pocas semanas después, poniendo en práctica la frase de Shakespeare en Julio Cesar, Acto 3, Escena 1, (“Griten, ‘Hagan estragos’ y suelten a los perros de guerra”), liberó a todos los terroristas que había tenido presos en sus cárceles, y les dio luz verde para cometer actos de terrorismo, explotar bombas suicidas en vehículos públicos, restaurantes y centros comerciales, y asesinar a choferes y pasajeros en las carreteras.
Lo único que consiguió, (aparte de matar a más de mil israelíes y tullir a varios otros miles) fue heredar el viento y quitarle la venda de los ojos a los israelíes.

 

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui