x
Mi Enfoque # 48 8 de mayo, 2004

Mi Enfoque # 48    8 de mayo, 2004

Corte de justicia egipcia: “No hay necesidad de falsa amistad con Israel”
Breve historia de los samaritanos
El cigarrillo y la Halajá (ley religiosa judía)
¿Cuantos de los bombas-suicidas son palestinos cristianos?
El abuso y la humillación física y mental horrorizan más a los árabes que los linchamientos, la profanación de cadaveres, y el asesinato de pequeñas niñas

 

Corte de justicia egipcia: “No hay necesidad de falsa amistad con Israel”
Mi Enfoque # 48    8 de mayo, 2004

La franqueza del poder judicial egipcio, y su reconocimiento de la realidad, son dignos de encomio.
La Corte de Segunda Instancia del Cairo confirmó la sentencia de una corte inferior prohibiendo a un director de cine que establezca una Asociación de Amistad Egipcio-Israelí. La corte, (que no mencionó que Egipto ha firmado un acuerdo de paz con Israel), declaró: “La nación árabe y el público egipcio no necesitan falsa amistad con israelíes”.
Como dicha noticia no constituye ninguna novedad, el periódico Haaretz se limitó a mencionarla en un pequeño artículo en una página interior, sin darle mucho espacio ni prominencia. Por supuesto, habría sido distinto si una corte europea hubiese declarado ilegal a una Asociación de Amistad Suizo-Israelí.
Otra pequeña noticia: el Príncipe Abdula, quien gobierna de facto Saudi Arabia, acusó a los “usual suspects”, los sionistas, de ser culpables del atentado terrorista de hace unos días donde siete personas, incluido cinco occidentales, fueron asesinados.
Esta clase de noticias, aunque pasan desapercibidas, confirman lo que todos sabemos en Israel, pero que los Europeos y las Naciones Unidas, en terca demostración de que “no hay peor ciego que el que no quiere ver” se niegan a admitir: la raíz de los conflictos árabe-israelí y palestino-israelí no es la ocupación israelí de territorios tomados en la Guerra de los Seis Días en 1967, sino la negativa de los árabes, desde la fundación, hace cien años, del sionismo, a aceptar la existencia de un estado judío en el Medio Oriente.
Epílogo: el valiente, pero irrealista, director de cine ha sido expulsado de su organización profesional por sus escandalizados colegas.

 

Breve historia de los samaritanos
Mi Enfoque # 48    8 de mayo, 2004

Hay dos versiones distintas del origen del pueblo samaritano.
Según la versión judía, relatada en la Biblia, Sargón II, el rey de Asiria, capturó Samaria, (en el año 722 AEC), destruyó el reino norte de Israel, y desterró a la mayor parte de la población a otras regiones del imperio asirio. Los deportados se asimilaron en sus nuevas localidades, y la historia los llama desde ese entonces, las 10 tribus perdidas.
El capítulo 17 del Segundo Libro de Reyes, (versos 23 al 35) relata que el rey de Asiria trajo gente de Babilonia, Cuthah, Ava y Hamath y los asentó en los pueblos despoblados de Samaria.
En esa época habían leones en Israel. Los nuevos pobladores, atacados por las fieras, consideraron que esto se debía a que ellos no rendían culto a la divinidad local, y pidieron al rey de Asiria que les envíe un sacerdote para que les enseñe como apaciguar al dios de Samaria. El rey asirio envió de regreso uno de los sacerdotes exilados quien les enseñó la religión hebrea, que ellos mezclaron con sus previas creencias paganas.
Los judíos del reino sur de Judah, considerando que sus nuevos vecinos del norte continuaban sirviendo a sus previos dioses y no seguían los mandamientos de la Torah, siempre sintieron antagonismo hacia ellos, como se refleja en la parábola de Jesús en el Nuevo Testamento del “Buen Samaritano”, en contraposición a todos los otros samaritanos “malos”.
La versión samaritana, basada en documentos de los mismos samaritanos, afirma que son los descendientes de las tribus de Efraín y Manasés, y que siempre vivieron en la zona hoy llamada Samaria.
Su templo sagrado se hallaba en el Monte Gerizim, cerca a la antigua ciudad de Shechem, hoy llamada Nablus, (derivación del griego Neo Polis – Nueva Ciudad).
Su número, que en una época llegaba a cientos de miles, ha declinado tremendamente, y hoy consta de sólo algunos cientos de personas, parte de los cuales residen en Nablus y hablan árabe, y otros residen en Holon, ciudad cercana a Tel Aviv.
Las creencias de los samaritanos son las siguientes: monoteísmo, Moises es el primero y último de los profetas, la Torah es el libro sagrado, Gerizim es la sede de su templo, circuncisión el octavo día, Juicio Final, Resurrección de las almas, y no cocinan leche con carne.
Sus rezos son en una antigua versión del hebreo. Guardan el sábado, Pesach, Rosh Hashaná, Yom Kippur, y Succoth

 

El cigarrillo y la Halajá (ley religiosa judía)
Mi Enfoque # 48    8 de mayo, 2004

¡No fumarás! no está entre los Diez Mandamientos, ni tampoco aparece en la lista de 613 mandamientos positivos y negativos que Rambam (Maimónides) encontró en la Torah.
Tomando en cuenta que el cigarrillo es la principal causa de la muerte prematura de millones de personas, debido al cáncer del pulmón y a las enfermedades del corazón, no deja de sorprender que el consejo de no fumar es, como dijo Shakespeare, more honored in the breach than the observance, (Hamlet, acto 1, escena 4).
Hay un sector de la población en Israel que dejaría de fumar si sus líderes se lo indicasen. Se trata de los ultra-ortodoxos. (Los hombres, no las mujeres, ya que son poquísimas las mujeres ultra-ortodoxas que fuman, pues en su sociedad se considera que este es un hábito puramente masculino).
Sería suficiente que respetados rabinos declarasen públicamente que fumar es contra la Halajá, (pues es un suicidio lento, y contribuye a enfermar a las personas que aspiran el humo de segunda mano), para que miles de sus seguidores dejen el hábito.
Bastaría que los rabinos digan: Fumar es un pecado tan grande como comer un sándwich de jamón ya que viola el mandamiento No matarás.
¿Por qué no condenan los rabinos el hábito de fumar? La respuesta es que muchos de los principales rabinos son ellos mismos pertinaces fumadores e incapaces de vencer su propio hábito.

 

¿Cuantos de los bombas-suicidas son palestinos cristianos?
Mi Enfoque # 48    8 de mayo, 2004

Hay palestinos islámicos y hay palestinos cristianos. Hasta hace pocos años el 75% de la población de Belén era cristiana. Hoy, después que muchos de ellos han emigrado, y su porcentaje ha bajado notablemente, aún quedan muchos miles, pero ninguno de ellos, (o, que yo sepa, prácticamente ninguno), se ha “auto-sacrificado” hasta ahora como suicida-bomba.
¿Cual de las tres siguientes alternativas será la causa de esta estadística?
a) Los palestinos cristianos que viven con sus hermanos islámicos en los mismos pueblos no sufren los efectos de la ocupación israelí ni sienten la misma desesperación de sus vecinos islámicos.
b) A pesar de que los palestinos cristianos sufren de la misma ocupación israelí y sienten la misma desesperación que sus vecinos musulmanes no tienen la valentía que tienen los islámicos de luchar contra el enemigo sionista mediante el auto-sacrificio.
c) La religión y los clérigos cristianos, a diferencia del Islam y de los imanes islámicos, enseñan que suicidarse y matar a inocentes es un pecado.

 

El abuso y la humillación física y mental horrorizan más a los árabes que los linchamientos, la  profanación de cadáveres, y el asesinato de pequeñas niñas
Mi Enfoque # 48    8 de mayo, 2004
 
Hace unos días los periódicos del mundo publicaron fotos documentando abusos y humillaciones físicas y mentales de prisioneros iraquíes a manos de un grupo de carceleros americanos. El mundo árabe quedó horrorizado y en “shock”. El gobierno americano condenó estos actos vergonzosos de sadismo, y de inmediato inició una investigación que culminará en el castigo al cual los carceleros abusivos se han hecho acreedores.
Hace algunas semanas cuatro americanos fueron linchados en Irak y sus cuerpos profanados y desmembrados por una entusiasta multitud. Esto fué una repetición casi exacta de lo que ocurrió, al principio de la presente campaña de terror palestina, a dos reservistas israelíes que entraron por error a Ramallah. El mundo árabe no condenó estos actos.
Esta semana el automóvil de una madre en cinta con sus cuatro pequeñas hijas, cuya edad iba de dos a once años, fué abaleado por terroristas palestinos. La señora perdió el control del auto que se detuvo, los terroristas se acercaron al vehículo, y a quemarropa asesinaron a la familia con disparos a la cabeza. El mundo árabe no condenó esos asesinatos. Por el contrario, la emisora radial oficial,  “La Voz de Palestina”, elogió a los autores del atentado calificándolos de “mártires heroicos”. La misma emisora condenó el ataque de helicópteros israelíes a la estación de radio de Hamas en Gaza como un “acto cobarde de criminales de guerra”.
Annan, Secretario de las Naciones Unidas, Jack Straw, Ministro de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, y otros diplomáticos europeos como Solana y Patten, todos los cuales condenaron a Israel por la “liquidación extra judicial” de Ahmed Yassin y Rantisi, fundadores y dirigentes de la organización terrorista Hamas, se abstuvieron de condenar el asesinato a sangre fría de una madre en cinta y sus cuatro pequeñas hijas.
Parafraseando a Sir Arthur Conan Doyle en su cuento Silver Blaze (Llamarada de plata):
> “¿Hay algún punto que merece atención?
> “La reacción de los diplomáticos por el asesinato de la madre y sus cuatro hijitas”
> “No vi en ellos ninguna reacción”
> “Eso es lo extraño del caso”, comentó Sherlock Holmes.

 

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui