x
Mi Enfoque # 72 11 de diciembre, 2004

Mi Enfoque # 72   11 de diciembre, 2004

• La Guerra de Independencia de Israel, (168-164 AEC)
• Corta historia de la dinastía de los Macabeos
• Francia y los judíos
•㺊 años más tarde: "Arafat mereció el Premio Nobel", afirman los jueces que se lo otorgaron
• Breves descripciones de israelíes judeofobos (Advertencia: este artículo no es recomendado para gente de estómago delicado).

*******************************************************************

La Guerra de Independencia de Israel, (168-164 AEC)

A la muerte de Alejandro Magno, en el año 323 AEC, a la edad de 33 años, el imperio que conquistó fue dividido entre sus generales. Ptolomeo se hizo rey de Egipto y Seleuco de Siria. Israel, que geográficamente está entre los dos reinos, perteneció primero a la dinastía fundada por Ptolomeo, y luego pasó a manos de los Seleucidas durante el reino de Antioco IV, rey megalómano, auto titulado Epiphanes, palabra griega que significa Dios manifiesto.
Antioco se puso como objetivo "civilizar" a los judíos obligándolos a adoptar la forma de vida helénica y a abandonar su religión. Invadió Jerusalem, erigió una estatua a Zeus en el Templo, y prohibió el estudio de la Torah y la circuncisión, bajo pena de muerte.
Matatías, un sacerdote residente en la ciudad de Modiin, situada a unos 30 kilómetros al noroeste de Jerusalem, (en las cercanías donde hoy se encuentra la moderna ciudad de Modiin), vio a un judío acercarse a un ídolo para ofrecerle un sacrificio. No pudo contener su indignación y mató al apóstata y a un oficial sirio parado al lado. El y sus cinco hijos, (llamados Macabeos por los historiadores, palabra derivada del hebreo que significa "martillo"), huyeron a los montes e iniciaron una guerra de guerrillas contra el ejército de Antioco, que eventualmente culminó en la liberación de Jerusalem, en la purificación del Templo, en su consagración (Hanukah en hebreo) a Dios, y en el establecimiento de un estado judío independiente que duró cerca de 150 años, hasta que los romanos lo anexaron y convirtieron en una provincia de su imperio.
Aunque sin los Macabeos es muy probable que el judaísmo hubiera desaparecido, el Talmud solo dedica unas pocas líneas al festival de Hanukah y los sabios que compilaron la Biblia no consideraron que los Libros de los Macabeos, donde se relatan las hazañas de los hermanos, eran dignos de tal honor. Esto tal vez se deba a las siguientes razones:
•        Los Macabeos asumieron el puesto hereditario de Sumo Sacerdote sin tener derecho a ellos, pues aunque descendían de sacerdotes, no pertenecían a la línea directa de Aarón.
•        Eventualmente también asumieron el título de rey, lo cual contradice la promesa de Dios a David de que su dinastía será la única que gobierne Israel.
•        A diferencia de la conquista de Canaan por Josué, (pero al igual que en la Guerra de Independencia de 1948), no hubo intervención divina explicita en la Guerra de Independencia de 164 AEC. (El único acto sobrenatural reportado fue el hecho de que el escaso aceite utilizado en el Templo para prender la Menorah alcanzó para 8 días).
Hanukah es hoy una las fiestas religiosas más populares en el mundo judío. En Israel, porque los israelíes se identifican con la lucha de los Macabeos y en el extranjero, porque la fecha cae muy cercana a la Navidad, y permite a las familias judías tener su propia celebración, dar regalos a los niños, y prender la Menorah en vez del arbolito navideño.

*******************************************************************

Corta historia de la dinastía de los Macabeos

El sacerdote Matatías y sus cinco hijos pertenecía a la familia de los Hashmoneos, (así llamados tal vez en honor a uno de sus antecesores, o porque la familia se originó en el pueblo de Heshmon). El sobrenombre de Macabeo fue originalmente dado a Yehuda, el tercer hijo de Matatías, posiblemente porque su arma era un martillo, y luego se extendió a sus hermanos y descendientes.
Luego de la muerte de Matatías en el año 166 AEC, Yehuda asumió el liderazgo de la rebelión. En el mes de diciembre del año 164 AEC los Macabeos capturaron Jerusalem, purificaron el Templo y lo reconsagraron.
Yehuda murió en una batalla en el año 161 AEC. Anteriormente su hermano Eleazar murió aplastado por un elefante del ejército sirio. Yehuda fue sucedido por su hermano Jonatan que fue elegido Sumo Sacerdote en 152 AEC. Jonatan murió en batalla y fue sucedido por su hermano Simón, quien fue asesinado en 134 AEC
Yohanan, luego llamado Hircanus I, hijo de Simón, sucedió a su padre, y gobernó hasta su muerte en 104 AEC. Conquistó Samaria y forzó a los Idumeos, antiguos enemigos de los judíos, a convertirse al judaísmo.
Su hijo Aristobulus I asumió el título de rey, pero su reinado duro solo dos años durante los cuales convirtió al judaísmo a los Itureanos, una nación del norte. Fue sucedido por su hermano Alejandro Yannai (103-76 AEC) quien extendió el territorio desde la frontera con Egipto hasta el Monte Carmel, donde hoy está la ciudad de Haifa, y conquistó algunas de las ciudades griegas en Transjordania. A su muerte reinó su viuda Salomé Alejandra (76-67 AEC), que fue sucedida por su hijo Aristóbulus II, (67-63 AEC).
Cuando Hircanus II, hermano de Aristóbulus, ascendió al trono el general romano Pompeyo anexó el país y abolió la monarquía, pero le permitió a Hircanus que continuase siendo Sumo Sacerdote. El hijo de Aristóbulus II, Antígonus Matatías, se rebeló contra los romanos pero fue derrotado y muerto por ellos en el año 37 AEC.
Herodes, hijo de Antipater, (idumeo de religión judía, que había sido nombrado regente de Judea por Julio Cesar) fue nombrado rey por los romanos en el año 37 AEC. Para asegurar su posición hizo matar a los miembros de la familia Hashmonea, incluyendo al anciano Hircanus II y a Aristóbulus, el joven Sumo Sacerdote, con cuya hermana Mariamne se había casado y tenido dos hijos Alejandro y Aristóbulus. Años más tarde Herodes acusó de adulterio a Mariamne, y la hizo matar. A sus dos hijos los acusó de conspiración y también los mató. (El emperador Augusto comentó que era preferible ser el cerdo de Herodes a ser su hijo).
La familia que luchó heroicamente contra una forzada conversión a otra religión fue aniquilada por un idumeo descendiente de aquellos a quienes Yohanan Hircanus forzó a convertirse al judaísmo.

*******************************************************************

Francia y los judíos

Hace unos días Su Excelencia Gerard Araud, embajador de Francia en Israel, manifestó en una entrevista que le hiciera el Jerusalem Post, que "Israel había actuado con la máxima moderación en el curso del conflicto de los últimos 4 años". Este lapsus linguae debe haberle ocasionado al embajador una fuerte reprimenda del Ministerio de Relaciones Exteriores francés ya que dos días más tarde declaró en una entrevista radial que los israelíes sufrían de un trastorno psicológico llamado "neurosis anti-Francia". Se quejó amargamente que en los programas satíricos de la televisión se burlan de Francia, y que un comentarista político escribió en el periódico Maariv que "los franceses son una m..rda".
Araud parece no recordar que un colega de él, el embajador de Francia en Inglaterra, fue el primero que introdujo tal término al describir a Israel como "un pequeño país de m..rda que ocasionará la Tercera Guerra Mundial".
Las relaciones de Francia y los judíos desde la época de Napoleón hasta hoy siempre han sido ambivalentes. Napoleón proclamó la emancipación de los judíos en su imperio, pero también dio una ley, conocida en la historia judía, como "el Decreto Infame" que limitaba durante 10 años la libertad económica y de movimiento de los judíos en las regiones orientales de su imperio.
La más famosa manifestación de antisemitismo en Francia, el caso Dreyfus, contribuyó a la fundación del Movimiento Sionista y a la independencia de Israel 50 años más tarde.
En 1936 León Blum fue el primer judío (y el primer socialista) que fue elegido Primer Ministro de Francia. En 1954, otro judío, Pierre Mendes-France fue elegido Primer Ministro. Ambos fueron simpatizantes del Movimiento Sionista.
Durante la Segunda Guerra Mundial el gobierno de Petain deportó cerca de 80,000 judíos a los campos de exterminio nazis.
En 1956 Israel y Francia fueron aliados en la Campaña del Sinai, y Francia en esa época fue el principal proveedor de armas a Israel.
In 1967, General Charles de Gaulle decidió abandonar la amistad con Israel y apoyar a los países árabes. Una semana antes de la Guerra de los Seis Días anunció que Francia descontinuaba la ayuda militar a Israel, y describió a los judíos como "un pueblo elitista y dominador".
En 1976 el entonces primer ministro (hoy presidente de Francia) Jacques Chirac vendió un reactor nuclear a Saddam Hussein, que fue destruido por los israelíes. La única visita que Saddam hizo a una capital occidental fue a Paris en 1976, donde Chirac lo recibió y saludo llamándolo "mi amigo personal".
Hoy viven en Francia cerca de medio millón de judíos a quienes Israel considera el mayor potencial para la siguiente ola de aliá.

*******************************************************************

10 años más tarde: "Arafat mereció el Premio Nobel", afirman los jueces que se lo otorgaron

Diez años han transcurrido desde que Arafat recibió el Premio Nobel a la Paz (la frase suena hoy a "chiste" surrealista). Diez años que nos han servido para abrirnos los ojos y darnos cuenta, pagando un precio de miles de familias enlutadas, que el Acuerdo de Oslo fue un engaño deliberado de Arafat para lograr por medio del embuste, la mentira y la hipocresía lo que nunca habría podido conseguir por otros medios.
Aunque todos somos hoy 10 años más viejos que en 1994 y la frase popular asegura que Más sabe el diablo por viejo que por diablo,  no todos nos hemos vuelto más sabios.
Por ejemplo, los jueces del comité noruego que otorgó el premio de Paz en 1994 a Arafat, Rabin y Peres, siguen firmemente convencidos de que Arafat mereció el Premio Nobel. Reconocen que el Acuerdo de Oslo terminó en un rotundo fracaso, pero para ellos la causa de la debacle fue el asesinato de Rabin en 1995, y no la Guerra de Terror iniciada por Arafat en el año 2000.
A los ancianos jueces no les interesa en lo más mínimo que Rabin fue sucedido por Peres, otro ganador del Premio Nobel, quien continuó apoyando el Acuerdo de Oslo que Netanyahu, el siguiente Primer Ministro, entregó Hebrón a Arafat y, last but not least, que Ehud Barak en la conferencia de Camp David, en el año 2000, ofreció devolver prácticamente todos los territorios e, incluso, compartir Jerusalem.
Siguen empecinados en que Arafat mereció el Premio de Paz, lo cual prueba que los últimos 10 años les han servido a los jueces noruegos solo para envejecer.

*******************************************************************

Breves descripciones de israelíes judeofobos (Advertencia: este artículo no es recomendado para gente de estómago delicado).

Haim Bresheeth, nacido en Israel y profesor en una institución inglesa de segunda categoría, University of East London, participó en la reciente conferencia internacional, "Resistiendo al apartheid israelí" que se llevó a cabo hace unos días en Londres. Su contribución a la discusión fue una conferencia llamada "Organizando a los académicos: nuestro deber para denunciar a Israel, el estado paria extrajudicial". Entre otras dijo lo siguiente: La ocupación comenzó en 1948. No hay comparación válida entre lo que era Sudáfrica e Israel. Israel es mucho peor. Sudáfrica explotó a su población nativa, pero Israel la expulsó y cometió genocidio contra ellos.

Ilan Pappe es israelí y profesor de Historia de la Universidad de Haifa. Participó en la conferencia arriba mencionada. Su contribución fue "El significado y objetivo del boicot". Hace dos años, en setiembre del 2002, cuando cada semana ocurrían casos de suicidas  asesinos, el Sr. Pappe dio una conferencia en Escuela de Estudios Orientales y Africanos de Londres bajo el título "La Nakba de 1948 y los intentos del sionismo para completarla". (Nakba significa "catástrofe" en árabe y es el nombre del evento histórico que los israelíes llaman Guerra de Independencia). Pappe explicó que la política sionista desde sus inicios utilizó dos métodos, la desposesión de la población indígena de la tierra y la repoblación con recién llegados, es decir, asentamientos y expulsión. Respecto a la oferta de Ehud Barak en Camp David dijo Si este proceso hubiera tenido éxito, la historia habría sido testigo no solo de la expulsión de los palestinos de sus hogares en 1948, sino de la erradicación de nuestra memoria colectiva de los refugiados, de la minoría palestina de Israel y, quizá, incluso, de Palestina. Fue un proceso de eliminación que tuvo éxito hasta cierto punto si no hubiera sido por el segundo levantamiento. Me pregunto qué habría pasado si la segunda Intifada no hubiera estallado. Si el liderazgo palestino hubiera seguido tomando parte en la estratagema de reducir Palestina física y moralmente, si hubiera tenido éxito. La segunda Intifada trata de paralizar esto. Que lo consiga o no, no lo sabemos.

Israel Shamir, escritor, intelectual, nació en Rusia, vive en Israel desde 1969, y luchó en la Guerra de Yom Kipur. En su artículo Porque apoyo el retorno de los palestinos Shamir da rienda suelta a su inspiración poética y escribe Sin los palestinos Palestina muere. Sus ríos tendrán agua envenenada y sus hijos serán encarcelados en ghettos. Los palestinos escribieron la Biblia, construyeron el Templo de Jerusalem, caminaron con Jesús y derrotaron a Napoleón. En sus venas está la sangre de los héroes de David, de los apóstoles de Cristo y de los compañeros del profeta. El fervor de sus oraciones y el valiente coraje de la Intifada así  lo prueba.

Israel Shahak, fallecido hace tres años, fue profesor de Química en la Universidad Hebrea de Jerusalem. Al retirarse se dedicó a viajar por el mundo condenando al sionismo y a la religión judía. En su libro Jewish History, Jewish Religión, the Weight of three thousand years (Historia judía, Religión judía, el peso de 3,000 años) escribe que hay que tener una actitud positiva hacia los movimientos populares anti-judíos del pasado que los judíos se lavan las manos antes de comer (adorando a Dios) y después de comer (adorando a Satán) que los judíos ortodoxos matan a los heréticos que el Talmud permite asesinar a no-judíos que los judíos de Israel, y la mayor parte de los judíos en el mundo, están en un proceso de nazificación.

 

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui