x
Mi Enfoque # 73 18 de diciembre, 2004

Mi Enfoque # 73   18 de diciembre, 2004

• Su mejor contribución al proceso de paz fue morirse
• Los árabes cristianos
• En los últimos 4 años: 1,000 muertos por terror y 2,000 muertos en accidentes de tráfico
• Mediocres resultados de los alumnos israelíes en matemáticas y ciencias
 La aliá de los Estados Unidos

*******************************************************************

Su mejor contribución al proceso de paz fue morirse

Sydney Carton, el protagonista de la novela de Charles Dickens, Una historia de dos ciudades, exclamó, cuando lo llevaban a la guillotina,  "It is a far, far better thing that I do, than I have ever done", (en traducción libre: "lo que estoy haciendo – morir – es lo mejor que he hecho en mi vida").
Esa frase podría servir de epitafio en la tumba del difunto (¡que bien suena!) Yasser Arafat, terrorista per excellance. Bastó que se muera para que los políticos y diplomáticos del mundo, dieran un gran suspiro de alivio, y dijeran en coro "Ahora hay oportunidad para hacer la paz". Por ejemplo, Miguel Moratinos, el Ministro de Relaciones Exteriores de España, quien no tiene, ni aspira tener, el título de  amigo de Israel, declaró "La desaparición de Arafat da una oportunidad para una nueva dinámica".
Otras consecuencias positivas de la muerte de Arafat:
• Mubarak liberó a un israelí injustamente condenado a prisión en Egipto por espionaje, y declaró lo que nunca se esperó que diría: "Sharon es la mejor esperanza para la paz".
• Mahmoud Abbas, candidato favorito para ser elegido presidente de la Autoridad Palestina, declaró a un periódico árabe que la violencia de los cuatro últimos años había sido un error.
• El 80% de los palestinos, de acuerdo a una encuesta, expresaron su apoyo a un cese de fuego y a un inmediato reinicio de las negociaciones.
Tomando en cuenta el beneficioso efecto de la muerte de Arafat, estoy seguro que si él realmente hubiese deseado la paz, habría escogido morirse hace años con lo cual habría evitado a ambos pueblos tanto sufrimiento y tantos muertos.

*******************************************************************

Los árabes cristianos

En los primeros siglos de la Era la tierra de Israel (Eretz Israel) estuvo bajo el control primero de los romanos paganos y luego de los bizantinos cristianos, excepto por un breve período bajo el dominio persa entre los años 614 a 629.
Los árabes musulmanes conquistaron Eretz Israel en el año 634, dos años después de la muerte de Mahoma. La población de ese entonces era cristiana en su mayoría, (también habían judíos), muchos de los cuales eventualmente se convirtieron al islamismo y adoptaron el idioma árabe. (Las conversiones en los países musulmanes siempre fueron del cristianismo - o judaísmo - al islamismo, y nunca al revés, ya que el Islam castiga la apostasía con pena de muerte).
Los cristianos se identificaron completamente con la cultura árabe, y hoy se consideran árabes de religión cristiana, aunque no descienden de los árabes del Hejaz (i.e.Arabia Saudita) ya que sus antecesores fueron bizantinos o descendientes de los pueblos semíticos de la región.
Los cristianos árabes empezaron a emigrar a fines del siglo 19, muchos de ellos a Sudamérica. Esa emigración se aceleró desde que Arafat asumió la administración de los territorios palestinos, y hoy quedan menos de 50,000
En 1948 Belén era 80% cristiana. Hoy es 80% islámica. (En Israel, por el contrario, la población cristiana desde 1948 hasta hoy se ha cuadruplicado).
El alcalde de Belén y grupos antagónicos a Israel, incluyendo cristianos del exterior, bien intencionados pero mal informados, atribuyen la emigración de los cristianos a la "ocupación israelí", pero no explican porque los musulmanes no emigran. ¿Será que los árabes cristianos sufren más de la ocupación que sus vecinos musulmanes, o que los cristianos están emigrando a Sudamérica y a Canadá porque están convencidos de que el slogan de sus vecinos musulmanes, "primero acabaremos con la gente del sábado, luego nos ocuparemos de la del domingo" no es una amenaza vana?

*******************************************************************

En los últimos 4 años: 1,000 muertos por terror y 2,000 muertos en accidentes de tráfico

Las muertes por el terror son publicadas, merecidamente, en grandes titulares en las primeras páginas de los periódicos. Las muertes por accidentes de tráfico, si que es que son publicadas, aparecen en breves párrafos en páginas interiores.
Ambas son muertes violentas. Ambas destruyen familias. Se diferencian en que las muertes por el terror son deliberadamente causadas por nuestros enemigos, mientras que las muertes por accidente de tráfico son el producto del descuido, la negligencia, y en ciertos casos, la falta de consideración, de nosotros mismos.
En los últimos 4 años 1,000 israelíes han muerto víctimas del terror, mientras que 2,000 han perdido sus vidas en accidentes de tráfico. Es un chiste macabro que, durante estos últimos 4 años, 1,000 israelíes más han muerto - por culpa de otros israelíes, o por culpa de ellos mismos - que los que fueron asesinados por los terroristas palestinos.
Y desde el punto de vista económico los accidentes de tráfico también son una catástrofe que le cuesta al país cerca de 3,000 millones de dólares anuales.
Es cierto que las estadísticas de muerte por accidentes de tráfico en relación a la población demuestran que hay países donde el índice de accidentes mortales es mayor que en Israel, pero hay que tomar en cuenta que en esos países manejar bajo la influencia del alcohol es mucho mas frecuente que en Israel. En Israel hay que buscar otras causas.
Un multimillonario retirado, Avi Naor, fundador y ex­presidente de Amdoc (una de las cinco compañías tecnológicas mas grandes de Israel, con un valor de 5,300 millones de dólares) está dedicando su tiempo y su fortuna para combatir la mortalidad causada por los accidentes de tráfico. A raíz del accidente fatal de su propio hijo fundó Or Yarok (Luz Verde), donde anualmente invierte 8 millones de dólares con el propósito de reducir el número de muertos de 500 a 250, y el de heridos graves de 3,000 a 1,500.
Para Naor la lucha contra los accidentes mortales es tan importante como la lucha contra los terroristas.

*******************************************************************

Mediocres resultados de los alumnos israelíes en matemáticas y ciencias

Los alumnos israelíes lograron el puesto 19 en matemáticas y 23 en ciencias de 45 naciones que participaron en un estudio internacional de dichas materias en el año 2003. Tomando en cuenta que Israel es un líder mundial en tecnología e investigación científica estos puestos, a mitad de la tabla, no son muy impresionantes. Esto no fue obstáculo para que la Ministra de Educación, Limor Livnat, expresara su satisfacción y su orgullo de que los alumnos israelíes en los últimos 4 años han progresado del puesto 28 en matemáticas al 19, y del puesto 26 en ciencias al 23.
4,000 alumnos israelíes participaron en el estudio. 48% provenían de los colegios estatales, 25% de los colegios estatales religiosos, y 27% de los colegios árabes. Los alumnos de los colegios árabes mejoraron su puntaje, de 85 puntos menos de promedio de los alumnos judíos a solo 40 puntos menos.
Los alumnos de los colegios ultra-religiosos no participaron en el estudio porque su currículum no incluye matemáticas ni ciencias.
Todavía le falta al sistema educacional israelí mejorar mucho para justificar el yidishe kopf que muchos judíos, con un optimista auto-engaño, se jactan de tener.

*******************************************************************

La aliá de los Estados Unidos

En Estados Unidos viven en la actualidad 6 millones de judíos, pero se calcula que ese número se está reduciendo debido a la preponderancia de matrimonios mixtos y falta de identificación con el judaísmo.
Una organización llamada Nefesh be nefesh se dedica a alentar la aliá (inmigración) de los judíos americanos, y han conseguido que los 2,500 que inmigraron este año 2004 sea el más alto de los últimos 20 años. En números absolutos no es una cifra muy impresionante, (menor que el número de israelíes que este año han emigrado a Estados Unidos), pero es una aliá de primera calidad, cuyo alto nivel de educación (89% tienen diploma universitario y 34% son post graduados) es aún mas alto que el de los inmigrantes rusos.
Se estima que el valor de su educación, su experiencia y los bienes que traen, es una contribución de más de $200,000 por persona a la economía israelí.
La economía de Israel ha progresado tanto en la última década que hoy puede ofrecer a profesionales del mundo occidental, especialmente en los campos de tecnología y finanzas, puestos de trabajo que previamente no existían.

 

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui