x
Mi Enfoque # 79 29 de enero, 2005

Mi Enfoque # 79   29 de enero, 2005

• "Si realmente lo desean…."
• Las tierras del Keren Kayemet
• El Arte de Negociar
• El Spectator de Londres "conmemoró" 60 años de la liberación del campo de exterminio comparando a Auschwitz con Jenin
• Perdió la oportunidad de callarse la boca

*******************************************************************

"Si realmente lo desean…."

En los últimos días el número de incidentes terroristas ha bajado a un nivel no visto desde hace 4 años. Esto ha causado que aún Ariel Sharon, a quien no se le ha escuchado expresar a menudo optimismo respecto a las intenciones de los palestinos, haya declarado en un discurso que las recientes acciones de Abu Mazen  han creado condiciones históricas que permitirán llegar a la paz.

Pregunta:  ¿En que se diferencia la situación de hoy de la que existía hasta hace poco tiempo?
Respuesta: En el lado israelí no hay ninguna diferencia. Ariel Sharon era entonces Primer Ministro y continúa hoy siendo Primer Ministro. La enorme diferencia es en el lado palestino: hasta hace algunas semanas el líder era Yasser Arafat, y hoy es Abu Mazen.

Pregunta:  ¿Cuál es la diferencia entre Abu Mazen y Arafat?
Respuesta: Abu Mazen es un dirigente pragmático que sabe que el principal resultado del terror palestino ha sido aumentar la miseria de su propio pueblo y la destrucción de su infraestructura. Para Arafat el bienestar de su pueblo era muy secundario a su verdadero objetivo, la destrucción de Israel.

Pregunta: ¿Si hoy la Autoridad Palestina usa su fuerza policial para evitar actos terroristas contra judíos, con excelentes resultados, esto demuestra que pudo haber hecho lo mismo durante los 4 años de la Intifada?
Respuesta: Definitivamente. El hecho de que la Autoridad Palestina haya decidido controlar y evitar o disminuir los actos de terror demuestra que también lo podía haber hecho en cualquier momento en los últimos 4 años.

Pregunta:  ¿Si podían haber controlado el terror, por que no lo hicieron?
Respuesta: Tenían la capacidad de hacerlo, pero no la voluntad. Lo que está ocurriendo en estos días prueba que si los palestinos realmente lo desean (utilizando la frase de Teodoro Herzl) pueden controlar el terror.

*******************************************************************

Las tierras del Keren Kayemet

Durante muchas décadas, desde antes de la independencia de Israel, en casi todos los hogares judíos del mundo, (incluyendo mi casa en Lima), se podía ver una pequeña alcancía blanquiazul del Keren Kayemet (Fondo de Existencia), donde poníamos monedas destinadas a comprar terrenos en Eretz Israel.
Luego de la independencia de Israel muchas organizaciones privadas pasaron a ser dependencias del gobierno. Entre ellas, desde 1961, está el Keren Kayemet.
Menahem Mazuz, una de las más altas autoridades legales del gobierno, ha dictaminado que no se puede discriminar entre judíos y no judíos en la venta de terrenos del Keren Kayemet, ya que todos los ciudadanos, sin diferencia en religión o identidad étnica, tienen iguales derechos en una democracia.
Aquí se presenta una clara contradicción entre el deber de un gobierno de no discriminar contra sectores de su población, y el derecho de los donantes de especificar el uso que se debe dar al dinero donado. Si alguien, por ejemplo, dona dinero a un hospital para comprar una máquina de Rayos X, el hospital no tiene ningún derecho a utilizar ese dinero para comprar un escritorio para el administrador. Y en el caso de las donaciones al Keren Kayemet, el dinero donado por judíos estaba única y exclusivamente destinado a comprar terrenos para ser usado por judíos. Ninguno de los donantes soñó que su donación serviría para que árabes compren terrenos.
La solución para cuadrar el círculo es volver a convertir al Keren Kayemet en organización privada, no dependiente del estado, para que continúe vendiendo terrenos solamente a judíos, cumpliendo así las disposiciones de los donantes, y, a la vez, evitar discriminación gubernamental.
Y hablando de igualdad de derechos entre diversos sectores de la población, el otro lado de la moneda es igualdad de obligaciones. No veo motivo por el cual jóvenes árabes israelíes no dediquen dos o tres años de sus vidas a contribuir sus servicios al estado del cual son ciudadanos. Estoy convencido de que la igualdad democrática exige que contribuyan, no con servicio militar, pero si con servicio civil en colegios, hospitales, y otras instituciones públicas incluso en sus propios pueblos

*******************************************************************

El Arte de Negociar

Entre las definiciones que da el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española a la palabra negociar están las siguientes:
a)  Tratar asuntos públicos o privados procurando su mejor logro.
b)  Tratar por la vía diplomática, de potencia a potencia, un asunto, como un tratado de alianza, de comercio, etc.
Como en toda otra actividad humana, negociar con éxito exige talento nato. Hay quienes creen que la falta de talento se puede reemplazar estudiando el tema y practicando, pero, lamentablemente, aquí se aplica el antiguo dicho lo que natura non da Salamanca non presta.
Uno de los más exitosos practicantes del arte de negociar es el magnate Donald Trump, (autor de un libro que justamente lleva ese título). En momentos que estaba prácticamente en la quiebra y sumamente endeudado, con su talento de negociador logró convencer a los bancos para que le otorgasen préstamos adicionales que le permitieron recuperar la solvencia, y, eventualmente, multiplicar su fortuna.
Los peores negociadores son aquellos que no solamente carecen de dicho talento sino que no saben o no quieren reconocer su incapacidad.
Un ejemplo de un negociador que no tiene condiciones para ello es el Dr. Yossi Beilin, actual jefe de Yahad, un partido de izquierda que en las últimas elecciones perdió la mitad de sus parlamentarios. En el currículum vitae del Dr. Beilin está haber sido el autor del Acuerdo de Oslo, tal vez la peor catástrofe en la historia de Israel, y su reciclaje de hoy bajo el nombre de Acuerdo de Ginebra.
Hace dos semanas, a consecuencia de la muerte de varios israelíes en un acto terrorista y de la lluvia de cohetes Kassam sobre el pueblo de Shderot, Ariel Sharon anunció que suspendía los contactos con la Autoridad Palestina. La reacción del Dr. Yossi Beilin fue ir inmediatamente a hablar con Abu Mazen para manifestarle que Sharon había cometido un tremendo error al suspender los contactos. Beilin con esto demostró no sólo su completa falta de talento en el arte de negociar, sino también, lo cual es peor, su falta de respeto a las víctimas israelíes y su intención de serrucharle el piso al Primer Ministro de Israel.
La táctica de Sharon dio completo resultado al hacer entender a Abu Mazen que si no asumía la responsabilidad de controlar el terrorismo, sería ignorado por el gobierno de Israel. El dirigente palestino de inmediato tomó todas las medidas iniciales necesarias, cuyos frutos de tranquilidad relativa estamos ahora apreciando. 

*******************************************************************

El Spectator de Londres "conmemoró" 60 años de la liberación del campo de exterminio comparando a Auschwitz con Jenin

La revista The Spectator de Londres fue fundada en 1828 y tiene la distinción de ser la mas antigua revista en idioma inglés que ha sido continuamente publicada. Al igual que muchas otras revistas, periódicos y medios de comunicación The Spectator no pudo dejar de lado la conmemoración del 60 aniversario de la liberación del campo de exterminio de Auschwitz donde fueron gaseados millones de judíos y gentes de otras nacionalidades.
Demostrando lo que algunos llaman "imparcialidad" y otros "la causa por la cual los actos antisemitas en Inglaterra han aumentado en el último año mas que en cualquier otro país de Europa", (aunque en números absolutos Francia todavía sigue a la cabeza), los editores de The Spectator se consiguieron un judío para que escriba un artículo al respecto. (Por lo menos el autor se llama a si mismo judío, aunque fue convertido por su madre a la Iglesia Anglicana a muy temprana edad, recién descubrió sus orígenes judíos a la edad de 16 años, y sigue considerándose un fiel anglicano).
Bajo el pretexto de conmemorar la liberación del campo de exterminio, Anthony Lippman, como se llama este caballero, usa la oportunidad para igualar a los israelíes con los nazis ("los perseguidos de hoy, los palestinos, que están sufriendo a manos de los judíos), y a Auschwitz con Jenin, (no sólo pensaré en los crematorios sino también en…. Jenin).
Lippman no se avergüenza de continuar propagando el burdo embuste de la masacre de Jenin, algo que ni siquiera los palestinos hacen. En la batalla de Jenin murieron 56 palestinos (según lista de los propios palestinos, según Israel 52), en su mayoría combatientes armados, y 23 soldados israelíes. Para el "judío" Lippman 56 palestinos equivalen a seis millones de judíos.
Es una conocida táctica de los medios de comunicación judeofobos el no atacar a los judíos en forma frontal sino conseguir a algún judío (lamentablemente no faltan, ni siquiera en Israel) o a alguien como Lippman (que se autodenomina judío con el propósito de denigrar a los judíos) para que haga el "dirty work" por ellos. Su slogan es ¡Pero si los judíos mismos lo dicen!
 
*******************************************************************

Perdió la oportunidad de callarse la boca

Algunas frases de políticos y figuras públicas han pasado a la historia. Por ejemplo:
Si lo queréis, no será un sueño. Teodoro Herzl, fundador del sionismo.
No preguntes lo que tu país puede hacer por ti sino lo que tú puedes hacer por tu país. John F. Kennedy, presidente de los Estados Unidos.
Lo único que debemos temer es al temor. Franklin Delano Roosevelt, presidente de los Estados Unidos.
¡Mr. Gorbachev, destruya este muro! Ronald Reagan, presidente de los Estados Unidos.
No tuve sexo con esa mujer. Bill Clinton, presidente de los Estados Unidos.
Perdieron una gran oportunidad de callarse la boca. Jacques Chirac, presidente de Francia.

La frase inmortal del presidente de Francia se puede aplicar a muchas personas y en muchas ocasiones. En este caso se aplica al Rabino Mordecai Eliyahu, ex-Gran Rabino sefaradí de Israel y experto en Halaja, (leyes religiosas). Esta semana, un mes después de la catástrofe del tsunami, donde murieron cerca de 200,000 personas, en su mayoría de Indonesia, Sri Lanka, Malasia y Tailandia, y también turistas de Europa, Israel, y otros países, el Rabino Eliyahu, luego de concienzudos estudios y revisión de textos sagrados, ha declarado que los cientos de miles de víctimas del maremoto son el resultado del castigo de Dios por apoyar el plan de separación unilateral de Gaza propuesto por Sharon.
No explicó si dicho apoyo era el dado por israelíes, o por las víctimas del sudeste de Asia, las cuales, creo yo, en su mayoría nunca escucharon de Israel, Gaza, y mucho menos del plan de separación unilateral.
La conclusión del erudito rabino es muy similar al de algunas autoridades religiosas musulmanes que también atribuyeron la tragedia a un castigo divino, aunque en el caso de ellos, la causa no era el apoyo a la salida unilateral de Gaza sino la poca ropa y mucha bebida de los turistas que visitaban los países afectados.
Ni el Rabino Eliyahu ni los clérigos musulmanes han explicado hasta el momento como lograron entender la mente y las decisiones de Dios.

 

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui