x
Mi Enfoque # 82 19 de febrero, 2005

Mi Enfoque # 82   19 de febrero, 2005

• Fue una política contraproducente, dice el ejército
• El costo de salir de Gaza
• Fumar en Israel
 "Bo habayta" (Regresa a casa)
 Biografía de una agente del Mossad

*******************************************************************

Fue una política contraproducente, dice el ejército

Durante los últimos 4 años Israel ha luchado una guerra, que en varios aspectos fue muy distinta de todas las anteriores:
• Ha sido la guerra de más larga duración en la historia del país.
• Nuestros caídos, muertos y heridos, fueron, en su gran mayoría, civiles y no soldados, en contraste diametral a las guerras anteriores.
• Los enemigos en esta guerra no fueron soldados de un ejército organizado sino terroristas fanáticos y bombas suicidas.
En una guerra "normal" el combatiente, cuando ve que no tiene otra salida, se rinde, o se escapa, como escribió Oliver Goldsmith (1730­1774) For he who fights and runs away may live to fight another day but he who is in battle slain can never rise and fight again ("Quien lucha y se escapa, vive para luchar otro día, pero quien muere en batalla nunca se volverá a levantar y luchar").
O, como dijo el General George Patton, (1885­1945), "No seas idiota y mueras por tu país. Haz que el otro desgraciado muera por el suyo".
Pero, durante la Guerra del Terror, Israel se vio enfrentada a individuos que buscaban su propia muerte para utilizarla como recurso táctico. ¿Cómo luchar contra alguien que no solamente no teme la muerte sino que la busca con avidez?
El ejército israelí encontró varias respuestas:
• Énfasis en el Servicio de Inteligencia para descubrir a los suicidas antes de que lleguen a Israel
• La construcción de una Cerca de Seguridad para impedir, o por lo menos dificultar, el pase de los suicidas a Israel.
• Liquidación selectiva de los dirigentes terroristas que reclutaban y enviaban a los suicidas
• Demolición de las casas de las familias de los suicidas como argumento para disuadir a futuros suicidas potenciales.
Las dos tácticas primeras dieron el resultado esperado, y continuarán siendo usadas por el ejército hasta que la paz sea real y definitiva.
La tercera táctica, que se considera tuvo excelentes resultados en la guerra contra el terror, ha sido suspendida como parte de los acuerdos de la reciente Conferencia de Sharm el Sheik.
La cuarta táctica, que siempre fue la mas controversial, ha sido descontinuada por una decisión tomada esta semana por el Ministro de Defensa, luego de que el ejército llegó a la conclusión de que la demolición de casas de familiares de suicidas no solamente no disuadía a futuros suicidas sino que aumentaba el odio y la motivación de los palestinos.

*******************************************************************

El costo de salir de Gaza

La Knesset aprobó el Plan de Indemnizaciones de la Salida de Gaza y de varios asentamientos aislados de Cisjordania que autoriza al gobierno a pagar el equivalente de 870 millones de dólares a las 9,000 personas que saldrán voluntariamente de sus hogares o serán desalojadas. Esta suma no incluye los gastos de reubicación de las instalaciones militares, que se calculan en alrededor de 450 millones de dólares.
De los 120 parlamentarios que tiene la Knesset, 59 parlamentarios votaron a favor, 40 en contra, y 5 se abstuvieron. La propuesta de realizar un referéndum nacional sobre la Salida de Gaza fue rechazada por una abrumadora mayoría de 72 votos contra 26.
Todavía está en debate que hacer con las casas, invernaderos y fábricas que los desalojados dejan en Gaza. En junio del año 2004 el gabinete ministerial decidió que se demolerían, pero hace unos días un multimillonario de Abu Dhabi ha ofrecido comprar todas las propiedades por un total de 56 millones de dólares.
La evacuación comenzará en el mes de julio de este año. Aquellos que no hayan salido en forma voluntaria hasta el fin del año podrán ser castigados hasta con seis meses de cárcel, y los que se encuentren allí en forma ilegal podrán recibir hasta dos años de prisión. En un gesto que me imagino es humanitario, se permitirá a miembros de una misma familia que cumplan juntos la condena en la misma cárcel.

*******************************************************************

Fumar en Israel

Fumar es un placer
genial, sensual.
Fumando espero
al hombre a quien yo quiero,
tras los cristales
de alegres ventanales.

escribió Félix Garzo en el año 1922 sin saber lo que hoy sabemos, que el cigarrillo, a través del cáncer, las enfermedades respiratorias y las circulatorias, mata anualmente a millones de personas en el mundo, tanto a fumadores como a no fumadores, los llamados "pasivos", cuyo "crimen" es aspirar involuntariamente los elementos carcinógenos del humo de los fumadores activos.
En Israel mueren cada año cerca de 10,000 personas por causa del cigarrillo. El costo económico anual del tratamiento de enfermedades relacionadas al uso del tabaco es de varios billones de shekels.
El porcentaje de la población israelí que fuma está bajando en los últimos años y hoy bordea el 24%, pero hay ciertos grupos social­étnico­económicos (Árabes ­hombres, no mujeres­, inmigrantes del ex imperio soviético, mujeres judías solteras, y jóvenes con poca educación) que continúan fumando con entusiasmo y haciendo caso omiso de las advertencias médicas.
El promedio de edad de los adolescentes al comenzar a fumar ha bajado a los 13 años. Muchos otros jóvenes adquieren el hábito durante su servicio militar.
Israel tiene leyes que prohíben fumar en sitios públicos bajo pena de multa, pero esta prohibición se honra más en su infracción que en su cumplimiento (it is a custom more honored in the breach than the observance, ­ Shakespeare, Hamlet, Primer Acto, Escena 4). Las multas, por sumas irrisorias, son impuestas a los fumadores, y no a los dueños de los establecimientos a diferencia de lo que sucede en otros países. Las municipalidades no hacen cumplir la ley ni imponen multas, y el máximo esfuerzo que se hace en sitios públicos es colocar letreros prohibiendo fumar.
Una anécdota personal: hace un par de semanas, en el lobby de un teatro en Tel Aviv, vi a una señora fumando y le señalé el letrero "Está prohibido fumar aquí" que estaba en la pared cerca a ella. Me contestó con indignación, "¡Por supuesto que vi el letrero! Dice bien claro que allí no se puede fumar ¿Por qué cree usted que me he movido un par de metros?"
Algunas autoridades religiosas opinan que fumar cigarrillos no debe permitirse ya que la "Halajá" (ley religiosa judía) prohíbe hacerse daño a si mismo, y, por supuesto, también al prójimo. En contraste, hay círculos ultra­ortodoxos, en los cuales las opiniones de los rabinos controlan todos los aspectos de la vida de sus seguidores pero que no consideran que fumar transgrede los preceptos religiosos.
Incluso hay rabinos, evidentemente mas expertos en el Talmud que en medicina, que han declarado no estar convencidos de que el cigarrillo daña la salud.
Me atrevería a decir que esa opinión no sería compartida, si viviese hoy, por Rambam (Maimónides), médico extraordinario y la mayor autoridad rabínica de los últimos mil años.

*******************************************************************

"Bo habayta" (Regresa a casa)

600,000 israelíes viven en el extranjero, la mayoría de ellos en los Estados Unidos. 7,000 regresaron en el año 2004, un aumento de 20% sobre el año anterior, lo cual significa que a ese ritmo, y si es que no hay nuevos emigrantes, en algo menos de cien años (100) habrán regresado todos.
El Ministerio de Absorción de Inmigrantes, cuya responsabilidad es convencer a los emigrantes para que regresen, no tiene suficiente paciencia para esperar esos 100 años, y está ofreciendo ya hoy un programa, llamado Bo habayta que ha desarrollado en cooperación con el Movimiento del Kibbutz Unido.
Mediante este programa las familias que regresen podrán adquirir casas en nuevas vecindades que los kibbutzim están construyendo en sus terrenos, y así podrán formar parte de pequeñas comunidades integradas.
Por supuesto que si la situación de seguridad mejora en Israel, la economía también mejorará, y el número de 7,000 emigrantes que regresaron en 2004 tal vez se duplique o triplique en años venideros.

*******************************************************************

Biografía de una agente del Mossad

Esta semana murió Silvia Rafael en Sud África, su país natal, y fue enterrada en Israel. La familia pidió no revelar la fecha y el lugar del entierro.
Silvia vino de voluntaria a un kibbutz en la década de los 60, y fue reclutada por el Mossad, el Servicio de Inteligencia de Israel. Participó en muchas operaciones que hasta ahora no han sido hecho públicas.
En 1972 los palestinos fueron responsables de la masacre de once deportistas israelíes en la Olimpiada de Munich. Golda Meir, la entonces Primer Ministro de Israel, ordenó buscar, encontrar y liquidar a los responsables. Silvia formó parte de un equipo al que se encomendó encontrar a Ali Hassan Salameh, jefe de Setiembre Negro, grupo terrorista palestino.
El equipo creyó haber identificado a Salameh trabajando de mozo en el pueblo de Lillehammer en Noruega, y lo asesinó. Resultó que la identificación había sido errada y que el mozo era un hombre inocente procedente de Marruecos. Rafael y otros cinco agentes del Mossad fueron capturados y sentenciados a prisión. Silvia recibió cinco años pero después de solo once meses fue deportada a Israel. Luego regresó a Noruega donde se casó con su abogado noruego.
Después de 10 años de vivir en Noruega, período durante el cual se realizaron varios intentos de asesinarlos, la pareja se mudó a Sud África, donde Silvia murió esta semana de leucemia.
Miembros del Mossad que conocieron a Silvia dicen que algún día, cuando se haga público todo lo que ella hizo por Israel, se escribirán libros acerca de ella, se harán películas de su vida, y se dará su nombre a calles.

 

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui