x
Mi Enfoque # 87 22 de abril, 2005

Mi Enfoque # 87   22 de abril, 2005

• ¿Cuál hubiese sido el veredicto del Rey Salomón?
• ¿Por qué se convirtió el Gran Rabino de Roma al catolicismo en 1945?
• Los ingresos extras del cónsul israelí
• De Cajamarca, Perú, a Alon Moreh: Operación "Manco Capac"
• El festival de Pesaj y el antisemitismo


¿Cuál hubiese sido el veredicto del Rey Salomón?

En mi Enfoque del 19 de junio del 2004 mencioné que el país estaba siguiendo con gran interés el juicio que una joven madre hacía a los padres adoptivos de su niño para que se lo devuelvan.
El Rey Salomón, en un caso muy parecido, el de dos mujeres que se disputaban a un bebe, ofreció cortarlo por la mitad (I Reyes, capítulo 3), bluff psicológico mediante el cual descubrió quien era la verdadera madre.
Hoy, casi un año después, el juicio, que llegó hasta la Corte Suprema, ha finalizado. La Corte Suprema de Israel dictaminó que el niño se quedará con los padres adoptivos anulando así el dictamen de la Corte inferior que le había otorgado el niño a la madre biológica.
Los dos casos, aunque aparentemente similares, son distintos. El propósito de Salomón, hace tres mil años, era descubrir quien era la madre biológica, y no cual de las dos mujeres era la que mejor podía criar al niño.
En el caso de ahora no había ninguna duda ni discusión sobre la identidad de la madre. El propósito de los jueces de la Corte Suprema era completamente otro: decidir que sería mejor para el niño, quedarse con los padres adoptivos que lo habían criado durante dos años, desde que tenía una semana de vida, o entregárselo a la madre que lo había entregado voluntariamente para adopción, pero que luego se había arrepentido de su acción.
Los jueces decidieron que sería traumático para el niño separarlo de los únicos padres que había conocido, y que ese trauma podía influenciarlo negativamente para el resto de su vida. Así que tomando en cuenta lo mejor para el niño, decidieron que deberá quedarse con sus padres adoptivos.
Tal vez el juicio habría durado mucho menos tiempo si los jueces de la instancia inferior hubiesen ofrecido cortar al bebe por la mitad, de acuerdo al precedente bíblico.


¿Por qué se convirtió el Gran Rabino de Roma al catolicismo en 1945?

Con motivo del fallecimiento del papa Juan Pablo II y la elección del papa Benedicto XVI estuve leyendo sobre los últimos papas. Mientras leía sobre Pío XII, cuyas acciones durante el Holocausto son hasta hoy muy controversiales, encontré algo que me llamó la atención: el Gran Rabino de Roma se convirtió al catolicismo al finalizar la Segunda Guerra Mundial, acto que causó gran conmoción en el mundo judío.
Esta conversión, aunque similar a la de algunos rabinos durante la expulsión de los judíos de España, no fue causada por el mismo motivo. Los rabinos españoles, para evitar ser expulsados de lo que durante muchas generaciones consideraron que había sido su patria, se vieron obligados a convertirse. El rabino de Roma se convirtió cuando los alemanes estaban en total retirada y ya no era un peligro mortal ser judío. 
El 17 de febrero de 1945, Israel (Zolli) Zoller, el Gran Rabino de Roma, y su esposa fueron bautizados en la Basílica Santa María de los Ángeles. Zolli asumió el nombre de Eugenio María en honor al papa reinante Eugenio Pacelli, Pío XII. La comunidad judía lo condenó como apóstata y declaro varios días de ayuno.
El rabino Zolli, descendiente de una larga línea de rabinos, judío ortodoxo nacido en Polonia, estudiante erudito del Talmud, y autor de muchos libros, fue Gran Rabino de Trieste durante tres décadas, antes de asumir en 1939 el puesto de Gran Rabino de la milenaria comunidad judía de Roma.
Hay dos explicaciones de la conversión, la de Zolli y la de la comunidad judía de Roma.
Zolli explicó que hacía muchos años que había llegado al convencimiento de que Jesús era el Mesías, pero que él, aunque oficialmente ya  era católico, se seguía sintiendo tan judío como se habían sentido Pedro, Pablo y los demás primeros cristianos. Por el contrario, afirmaba considerarse ahora mas completamente judío.
La comunidad judía atribuyó su conversión a otro motivo. Cuando los alemanes entraron a Roma en el mes de setiembre de 1943 Zolli abandonó la comunidad a su suerte, y se refugió en el Vaticano, donde permaneció hasta el fin de la guerra. Cuando cesaron las hostilidades salió del Vaticano y pretendió reasumir su puesto de Gran Rabino, pero la comunidad, indignada, lo rechazó por su cobarde comportamiento durante la guerra. La reacción de Zolli fue convertirse y regresar al Vaticano.
Durante los siguientes años enseñó hebreo en la Universidad de Roma, y murió en 1956.


Los ingresos extras del cónsul israelí

Uriel Yitzhaki, el cónsul de Israel en La Haya, Holanda, no contento con el sueldo que recibía del Ministerio de Relaciones Exteriores como cónsul, encontró la forma de aumentar sus ingresos vendiendo pasaportes israelíes a personas que no tenían derecho a recibirlos, tales como gente de otra nacionalidad o criminales. Se calcula que desde que ejerce como jefe del Departamento Consular en La Haya ha vendido más de 150 pasaportes recibiendo en pago decenas de miles de dólares. La policía está investigando si en sus anteriores puestos en Nueva York, Nairobi, Singapur y Viena, también tenía el mismo negocio.
La policía de Israel ha arrestado a Yitzhaki, y lo acusa, aparte de la venta de pasaportes, de mantener relaciones amorosas ilegales con una empleada del consulado, contraviniendo las disposiciones del Ministerio de Relaciones Exteriores amenazar de muerte a individuos envueltos en el mismo trafico de venta de pasaportes y lavado de dinero.
No hay duda que Uriel es un hombre de múltiples talentos, aunque no da gran honor al país que hasta ahora representaba.

Posible interrogatorio policial:
Interrogador: "¿No pensó que terroristas podrían usar los pasaportes para sus actos de terror?
Yitzhaki:  "Por supuesto, y por eso les cobraba mas".


De Cajamarca, Perú, a Alon Moreh: Operación "Manco Capac"*

En 1989, David y Niela Kiperstok, pareja judía peruana residente en Israel, fueron al Perú de visita. Allí escucharon que en la ciudad norteña de Cajamarca había una congregación que practicaba los preceptos del judaísmo, los cuales habían aprendido de la lectura de la Biblia. Intrigados, los Kiperstok decidieron visitar Cajamarca y conocer a los autodidactas.
La devoción, la sinceridad y la profunda fe de los cajamarquinos les emocionó. De regreso en Tel Aviv David contactó al rabino Eliyahu Avijail, fundador de Amishav, (Mi pueblo retorna), organización que se dedica a buscar, identificar, y traer de regreso a los descendientes de las 10 tribus. Aunque los cajamarquinos siempre han declarado que no son judíos por descendencia ni pretenden descender de las legendarias 10 tribus perdidas, si se consideran judíos por corazón y convicción.
Persuadido por David Kiperstok el rabino Avijail, acompañado por otro rabino, viajó al Perú, para entrevistar a los miembros de la congregación. Luego de tres días de examinar intensamente sus conocimientos sobre el judaísmo, y su deseo de vivir una vida judía en Israel, los rabinos decidieron convertir a ocho familias, un total de 60 personas. Los llevaron en ómnibus al Río Moche, y allí los sumergieron tres veces en las aguas del río.
En el mes de febrero de 1990, seis meses después de la conversión, la Agencia Judía les comunicó que el gobierno de Israel les había hecho reservaciones de avión y les había comprado los pasajes. A su llegada a Israel un ómnibus los esperaba para llevarlos al asentamiento de Alon Moreh.
El primer grupo ha sido seguido por otros, y hoy su número en Israel llega a varios cientos. Su adaptación al país fue exitosa, su dominio del hebreo es perfecto, y su fe es más fuerte que nunca.

*  A diferencia de los nombres oficiales Operación Salomón y Operación Moisés, que describen la acción del gobierno de Israel de traer decenas de miles de judíos etíopes, el nombre Operación Manco Capac no fue dado por el gobierno. Es el nombre que yo he dado a los exitosos esfuerzos de mi admirable amigo David Kiperstok, judío peruano residente en Israel, para traer a los cajamarquinos a Israel.


El festival de Pesaj y el antisemitismo

El festival de Pesaj, (la Pascua Judía, llamada Passover en inglés), es el primer festival mencionado en la Biblia, (Éxodo, capítulo 12), y el más celebrado por todos los judíos del mundo. Una encuesta en Israel encontró que el 99% de la población judía lo celebra, sea realizando un Seder en el seno familiar, comiendo matza o absteniéndose de comer alimentos prohibidos en Pesaj, (especialmente aquellos que tienen levadura).
No es difícil entender la popularidad de Pesaj, festival que celebra la transformación de un grupo de esclavos en un pueblo que ha sobrevivido ya más de 3,000 años, y nos recuerda que la lucha por nuestra libertad y sobrevivencia continúa en cada generación. El ritual de la comida y la lectura de la Hagadah, que básicamente es la explicación de nuestra historia a los niños de la familia, hacen de Pesaj un festival especial.
Pesaj también es especial para los antisemitas, los cuales inventaron en la Edad Media la leyenda de que los judíos asesinan cristianos, especialmente niños y usan la sangre para la preparación de la matza. La acusación se originó en Inglaterra en 1144 cuando los judíos fueron culpados del secuestro, tortura y asesinato de un niño, llamado William, de 12 años.
El autor de esta infame calumnia fue un judío converso que se hizo monje bajo el nombre de Teobaldo. El apóstata relató que los judíos están obligados por su religión a sacrificar un niño cristiano en Pesaj.
Durante los siglos siguientes estas acusaciones se hicieron frecuentes en toda Europa, y dieron como natural resultado persecuciones y muertes, a pesar de que las autoridades de la iglesia sabían muy bien que la Torah prohíbe a los judíos consumir sangre en cualquiera de sus formas. Basta una pequeña gota de sangre en un huevo para causar su prohibición a ser usado como alimento. El proceso de hacer kasher la carne del animal requiere que toda la sangre se extraiga, luego de lo cual se sala y lava para eliminar cualquier residuo de sangre que pueda haber quedado.
Uno de los más famosos casos de esta calumnia sucedió no en Europa sino en Siria, en el año 1840 cuando un fraile italiano y su sirviente desaparecieron misteriosamente. Los monjes capuchinos acusaron a los judíos de Damasco de secuestrar y asesinar a los dos hombres para usar su sangre en la preparación de la matzá de Pesaj. Varios prominentes miembros de la comunidad judía de Damasco fueron arrestados, torturados y sentenciados a muerte. Las autoridades luego se apoderaron de 63 niños judíos para obligar a la comunidad a revelar donde habían escondido la sangre.
Si uno pensase que hoy en día hasta el antisemita mas empedernido tendría vergüenza en usar una acusación tan burda y absurda contra los judíos, y que refleja tanta ignorancia de la Biblia y de la religión judía, se equivocaría completamente.
Los antisemitas y los que odian fanáticamente a Israel no conocen el significado de la palabra vergüenza. Uno de ellos es Mustafa Tlass, durante muchos años Ministro de Defensa de Siria y vice primer ministro del presidente Bashar Al Assad.
Tlass escribió en 1983 "La matzá de Zion", un libro que relata el  "asesinato ritual" de 1840. En 1986 publicó una edición ampliada. En la cubierta de ambas ediciones se ve a un hombre degollado, cuya sangre se vierte dentro de un balde. En la primera edición se ve un grupo de judíos a su lado. En la segunda edición la Menorah es la que corta el cuello de la víctima. El libro sigue imprimiéndose, y es tan popular en los países árabes que ya va por la octava edición. Su éxito comercial ha hecho que lo traduzcan al francés, italiano y otros idiomas, y que se pueda adquirir a través del Internet.

 

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui