x
Mi Enfoque # 91 22 de mayo, 2005

Mi Enfoque # 91   22 de mayo, 2005

 Amos Schocken, dueño y editor de Haaretz, acusa a Israel de apartheid
• Curiosa forma de demostrar su deseo de vivir en paz con Israel
 El espía olvidado
 Los asesinos suicidas, una epidemia que se propaga*
• A mí me revienta, pero yo también lo hago


Amos Schocken, dueño y editor de Haaretz, acusa a Israel de apartheid

Aunque Haaretz, considerado el periódico de la élite del país, tiene un número de columnistas (como Amira Hass, Gideon Levy y otros) que supuran odio hacia Israel en todo lo que escriben, hasta ahora no pensé que el anti sionismo y el anti judaísmo de estos (quinta) columnistas fuese la línea oficial del periódico.
Un artículo que Amos Schocken, editor y dueño de Haaretz, publicó recientemente me ha demostrado la verdad del antiguo proverbio El pez apesta desde la cabeza.
Schocken propone que la solución (final) para el problema de los judíos y de Israel está en matrimonios mixtos entre judíos y árabes. Así, eventualmente, no habrá necesidad de un estado judío. Judíos o descendientes de judíos podrán vivir en los países vecinos, (me imagino que esto incluye a Saudi Arabia que no permite la entrada a judíos, y Jordania, que no permite que judíos residan en su país).
Según Schocken la misión de Israel no es lo que la Declaración Balfour menciona, "un hogar para el pueblo judío" sino establecer la paz entre los pueblos, aún al costo de la desaparición de Israel como estado judío.
El hecho de que Israel no permite automáticamente que cónyuges extranjeros de ciudadanos israelíes residan en Israel es prueba, para Schocken, de que Israel es un estado apartheid que no quiere la paz, aunque reconoce que otros países democráticos, (por ejemplo Holanda y Dinamarca) tienen disposiciones similares sobre inmigrantes.
El "humanismo" y "liberalismo" de Schocken lo hace vivir en un mundo de fantasía, bordeando en lo sicótico, donde no existen amenazas contra la existencia del estado de Israel ni para la vida de sus ciudadanos donde los países árabes son más democráticos y amantes de la paz que Israel donde la religión islámica es tolerante y donde no existe el antisemitismo.
Si dependiese de Schocken, el himno de Israel ya no debería ser Hatikvah, sino la canción de los Beatles, All we need is love.


Curiosa forma de demostrar su deseo de vivir en paz con Israel

Mahmoud Abbas (también llamado Abu Mazen), sucesor de Arafat, dice que su objetivo es un estado palestino que viva en paz con el estado de Israel.
Lamentablemente, Abu Mazen y otros palestinos expresan este anhelo en una forma tan curiosa que, si yo fuese algo más paranoico de lo que ya soy, me harían dudar de su sinceridad.
Como decía Manuel A. Odría, presidente del Perú durante la década de los cincuenta, Hechos y no palabras, aquí van algunos hechos ocurridos en los últimos días:
• Un grupo de judíos ultra ortodoxos fueron a rezar a la Tumba de José, en las afueras de Nablus. Los palestinos los recibieron con ráfagas de balas.
• El día de la Independencia de Israel, Abu Mazen declaró que la creación del Estado Judío ha sido un crimen.
• En estos últimos días los palestinos han disparado cerca de 50 morteros contra Gush Kativ, asentamiento judío en Gaza que será desocupado durante las próximas semanas.
• El viernes de la semana pasada la Televisión Palestina presentó en vivo el sermón de un clérigo islámico, donde este religioso llamó a los judíos "cáncer del mundo" y "virus tipo SIDA para la humanidad". Agregó "no pregunten que hicieron los alemanes a los judíos, sino que hicieron los judíos a Alemania" y "los judíos exageran el número de sus víctimas para comprarse simpatía y hacer propaganda".


El espía olvidado

Jonathan Jay Pollard, de 31 años de edad, miembro del Departamento de Inteligencia de la Fuerza Naval de Estados Unidos, fue investigado por la FBI en el mes de noviembre, 1985, bajo sospecha de espionaje. Pollard y su esposa Anne partieron aceleradamente a la Embajada de Israel en Washington, que les cerró la puerta y les negó su pedido de asilo. La pareja fue arrestada por la FBI. Pollard se declaró culpable y en 1987 fue condenada a prisión perpetua en una celda solitaria, pena mucho mas severa que la que se dio a otros espías cuyas actividades a favor de la Unión Soviética habían resultado en la muerte de agentes americanos.
Anne fue sentenciada a cinco años de prisión. Luego de cumplida su sentencia vino a Israel. Luego de varios incidentes de crisis de nervios abandonó Israel y se divorció de Jonathan, el cual años mas tarde se caso con una mujer llamada Esther que esta dedicando su vida a la liberación de su esposo.
En 1998 el primer ministro Netanyahu reconoció que Pollard había espiado para Israel, y le concedió la ciudadanía israelí.
Hace una semana el embajador de Israel en Washington lo visitó en su prisión, por la primera vez en veinte años.
El gobierno de Israel ha pedido repetidamente que lo liberen, sin ningún resultado hasta el momento.


Los asesinos suicidas, una epidemia que se propaga*

Los asesinos suicidas en Israel, cuyo número ya pasa de 200, fueron siempre aplaudidos y elogiados por los países árabes, y considerados héroes y “mártires”. Algunos países, como Arabia Saudita e Irak bajo Saddam Hussein, otorgaron fuertes sumas como “compensación” a los familiares, premios que sirvieron de aliciente para futuros suicidas.
En los últimos días se han producido múltiples asesinatos suicidas en Arabia Saudita y Marruecos. Es de imaginarse que los dirigentes de Arabia Saudita no premiarán a los familiares de los suicidas.
En el caso de los países europeos, allí no se llegó al punto de aplaudir a los suicidas terroristas que sembraron la muerte y la destrucción en Israel, pero si de “entenderlos” y “simpatizar con sus sufrimientos” que los impulsaron a “tan trágica decisión”. Aún un famoso escritor como Vargas Llosa, liberal y auto-titulado simpatizante de Israel, escribió que los palestinos “no tenían otra alternativa”.
No me las doy de profeta, ni quiero ser pájaro de mal agüero, pero es inevitable que dentro de los millones de islámicos fanatizados que viven en Europa, principalmente en Francia e Inglaterra, se darán, tarde o temprano, casos de asesinos suicidas. Si eso ocurre, es de imaginarse que los dirigentes europeos no expresarán simpatía y comprensión a los suicidas, porque, después de todo, las victimas en este caso no serán israelíes.

* Este artículo, que escribí hace dos años, el 20 de mayo de 2003, lo publiqué en el número 12 de Mi Enfoque. La epidemia se ha seguido propagando. Los asesinos suicidas son hoy cosa de todos los días en Irak. También han ocurrido casos en Egipto y Pakistán. Respecto a mi "profecía" de hace dos años de inevitables desmanes islámicos en Europa, los fanáticos musulmanes volaron un tren en una estación madrileña en marzo del 2004, y asesinaron a un director de cine en Holanda en noviembre del mismo año.


A mí me revienta, pero yo también lo hago

Cada vez que hay un boicot, o una campaña antisemita, circulan por Internet, en automática reacción defensiva, artículos acerca de la contribución de los judíos al progreso de la humanidad, o estadísticas de como el número de premios Nobel a judíos es proporcionalmente mucho mayor que el número de judíos en el mundo.
Esto me revienta porque demuestra que constantemente tenemos que estar a la defensiva constantemente tenemos que probar a nuestros detractores que sus acusaciones no tienen fundamento constantemente debemos demostrar, para justificar nuestra existencia, (algo que no se le pide a ningún otro pueblo), que el pueblo judío merece vivir.
Pero, aunque a mi me revienta, yo hago lo mismo, en igual reacción pavloviana.
Y aquí va mi contribución:

Aunque los judíos constituyen menos del 0.25% de la población mundial, el 22% (167) de todos los premios Nobel, entre los años 1901 al 2004, han sido otorgados a judíos o a personas cuyo padre o madre eran judíos.

Química: 28 judíos o hijos de judío, 19% del total
Física: 45 judíos o hijos de judío, 26% del total
Economía: 21 judíos o hijos de judío, 38% del total
Literatura: 12 judíos o hijos de judío, 12% del total
Medicina: 52 judíos o hijos de judío, 29% del total
Paz: 9 judíos o hijos de judío, 10% del total

 

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui