x
Mi Enfoque #331 7 de setiembre, 2010

Mi Enfoque #331  7 de setiembre, 2010

• El sutil antisemitismo de la revista Time
 La estupidez de los intelectuales
• ¿Mahmoud Abbas está autorizado a representar a los palestinos?
• Un diplomático nada diplomático
• Todo es según el ángulo de donde se toma la foto
• La mezquita cercana a las Torres Gemelas
• Contribución al progreso demográfico de Israel
_______________________________________

El sutil antisemitismo de la revista Time
Mi Enfoque # 331, Setiembre 7, 2010, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

El artículo principal del último número de la revista americana Time lleva el titular "Por qué Israel no se interesa por la paz".

Una de las frases claves del artículo dice "Los israelíes no están interesados por la paz. Están demasiado ocupados haciendo dinero", lo cual es otra forma de repetir la sempiterna acusación antisemita: "Los judíos sólo piensan en hacer plata".

El artículo, en su primer párrafo, describe a un grupo de israelíes discutiendo que "intereses", cobrar, (el columnista debe haber estado inspirado consciente o subconscientemente por el interés que Shylock quería cobrar al cristiano Antonio, en "El Mercader de Venecia"), sin importarles el conflicto con Gaza a pocos kilómetros de distancia. "¡Aún cuando los cohetes Kassam caen, seguimos vendiendo!", dice, vanagloriándose, uno de los israelíes.

El artículo de Time acusa a los israelíes de darse la buena vida, ir a la playa, y beneficiarse de las ganancias de compañías de alta tecnología, "sin preocuparse por el sangriento conflicto con los árabes cuyas familias habían anteriormente vivido en el país".

El columnista da la impresión de que la prosperidad de Israel es criticable, y que, en alguna forma, el éxito de Israel le quita legitimidad al Estado Judío para ser parte del Medio Oriente.

No hay mención en el artículo de que Israel está amenazado por una hecatombe atómica, que Hamás tiene 5,000 cohetes apuntando a las ciudades israelíes, y que Hizballah tiene más de 40,000. Tampoco menciona que los gestos de paz de Israel a los palestinos, incluyendo el Acuerdo de Oslo y la retirada unilateral de Gaza, fueron retribuidos con miles de cohetes disparados desde Gaza y cientos de suicidas asesinos, que causaron miles de víctimas israelíes entre muertos y heridos.

Tampoco menciona la obsesión de Hamás por destruir Israel, ni cita encuestas que demuestran que la mayoría de los palestinos apoyan el uso del terror y la violencia contra los israelíes.

No es gran sorpresa comprobar que el columnista no considera necesario mencionar la existencia de suntuosas villas en Ramallah, y en Gaza (¡en Gaza también las hay!). Y, por supuesto, la gente de Gaza, aunque Time no lo dice, disfruta de sus playas, del mar, y del sol veraniego tanto como la gente de Tel Aviv.

¿Es ingenuidad esperar que Time publique algún día un artículo titulado "Por qué los palestinos no se interesan por la paz"?
_______________________________________

La estupidez de los intelectuales
Mi Enfoque # 331, Setiembre 7, 2010, por David Mandel

And then I go and spoil it all, by saying something stupid
(Letra de la canción Something stupid por Frank Sinatra)
 
   Mi admiración por el escritor israelí Amos Oz se inició cuando tuve el placer de leer su primer libro, y continuó aumentando con la lectura de cada uno de sus siguientes libros, y llegó al punto que, al finalizar su Historia de amor y oscuridad, comenté, a cualquiera que quería o no escuchar, que Oz merecía recibir el Premio Nobel de Literatura.

Las probabilidades de que Oz reciba este año el Premio Nobel han aumentado tremendamente, luego de la noticia de que el eminente escritor se ha unido al boicot de artistas, académicos e intelectuales israelíes contra los 20,000 habitantes de la ciudad de Ariel. Si esto no convence  a los que otorgan el Premio Nobel de que Oz reúne todos los requisitos para ser premiado*, no sé que más podría hacer el escritor al respecto.

Lamentablemente, (para mi, no para Oz) el aumento de sus probabilidades de recibir el Premio Nobel ha sido proporcional a la disminución de la admiración que yo sentía hacia él, no por su calidad de escritor (continúo apreciando su talento) sino a su inteligencia, sentido ético, y conocimiento de la situación política.

¿Cómo puede una persona, que se considera inteligente, imitar las tácticas contra Israel de los anti-semitas y de los anti-sionistas?, (lo sé, los dos términos son sinónimos y estoy pecando de redundancia).  Eso significa no sólo justificar las tácticas que condenan y castigan a todo una población, sino alentarlas. Con el mismo criterio, los anti-sionistas tienen igual derecho a boicotear los libros de Amos Oz, escritor que vive en un "país ocupante".

¿Cómo puede una persona, que se enorgullece de su elevado sentido de la ética y de la moral, imitar las tácticas de los anti-semitas y de los anti-sionistas que condenan y castigan, sin distinción de sexo, edad, convicciones religiosas o actitudes políticas, a toda una población sólo por no aprobar el lugar donde viven?  Los anti-sionistas no toleran que judíos vivan en Israel. Oz no tolera que judíos vivan en Ariel.

¿Cómo puede un respetado intelectual, culto y muy bien enterado de la situación política, ignorar que, en cualquier negociación de paz, habrá necesidad de un arreglo de las fronteras e intercambio, si fuese necesario, de territorios? Ni un  solo político sionista, aún si es de izquierda, considera que Ariel, después de un acuerdo final de paz, dejará de ser parte de Israel. (Y, aún en el caso improbable de que Ariel quede en territorio palestino, ¿por qué pueden un millón de árabes vivir en Israel y ni siquiera un solo judío en territorio palestino?).

George Orwell tenía toda la razón cuando dijo: "Algunas ideas son tan estúpidas que sólo los intelectuales pueden creerlas".

* Sospecho que el escritor peruano-español Mario Vargas Llosa usa la misma táctica para ganar puntos con los jueces del Premio Nobel. Llamar "carnicero" a Ariel Sharon y "lunático" a Netanyahu, aunque no llega al extremo de las expresiones del Premio Nobel José Saramago ("Ramallah es peor que Auschwitz"), no daña las posibilidades de recibir el Premio. Au contraire como diría el personaje principal de "Travesuras de la niña mala".
_______________________________________

¿Mahmoud Abbas está autorizado para representar a los palestinos?
Mi Enfoque # 331, Setiembre 7, 2010, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

Mahmoud Ahmadinejad, el presidente de Irán, dio hace dos días un discurso en el cual negó el derecho de su tocayo Mahmoud Abbas a representar a los palestinos en las negociaciones con Israel.

A pesar de mi intensa antipatía al presidente de Irán, (causada por su intención de borrar del mapa a toda mi familia, incluyéndome a mí y a los otros 6 millones de judíos israelíes) en esta ocasión debo reconocer que, como dicen en inglés, he has a point.

Los palestinos están divididos en dos facciones, enemigas a muerte. Una es Hamás, que gobierna la región de Gaza, y la otra es la Autoridad Palestina, cuyo presidente, Mahmoud Abbas, gobierna a  los palestinos que viven en la Cisjordania. Cualquier acuerdo que firme Abbas será rechazado por la mitad de la población que vive bajo el régimen islámico extremista de Hamás.

La presidencia de Mahmoud Abbas es tan ilegítima como la presidencia de Mahmoud Ahmadinejad. El iraní es presidente gracias a un fraude electoral. Abbas fue elegido presidente en enero del año 2005, para un período presidencial de 4 años, pero este ya caducó hace un año y medio, en enero del 2009. Abbas unilateralmente y sin elecciones prolongó indefinidamente su presidencia.

Si Mahmoud Abbas representa sólo a un sector de los palestinos, y esa representación no es legítima, ya que su período presidencial ha caducado, la respuesta a la pregunta del titular es: ¡Ahmadinejad tiene razón al decir que Mahmoud Abbas no está autorizado a representar a los palestinos, y que cualquier acuerdo que él firme será ilegítimo!
______________________________________

Un diplomático nada diplomático

En la religión cristiana existe la figura del anticristo, ser que aparecerá antes de la segunda venida de Jesús para sabotear su llegada. Aún no apareció ni ha sido identificado.

Similarmente, en el mundo de la diplomacia existe la figura del antidiplomático,  personaje que se caracteriza por expresar sus verdaderas opiniones en la forma más franca y brutal posible, sin importarle las consecuencias o la impresión que da. Ya apareció y ha sido identificado. Se llama Avigdor Lieberman, y es el actual Ministro de Relaciones Exteriores.

Mientras que Netanyahu negociaba diplomáticamente en Washington con los dirigentes palestinos, Lieberman, en Israel, le serruchó el piso anunciando que no habrá paz por muchas generaciones, y que los esfuerzos diplomáticos del Primer Ministro son una pérdida de tiempo.

El diccionario de la Real Academia de la Lengua Española tiene varias definiciones para la palabra "diplomacia". Entre ellas están:
 Servicio de los Estados en sus relaciones internacionales
 Cortesía aparente e interesada
 Habilidad, sagacidad y disimulo

Mi propia definición es la siguiente: "Diplomacia es el arte de decir si, en tal forma que todos entiendan que es no".

Uno pensaría que el requisito indispensable para que una persona sea nombrada Ministro de Relaciones Exteriores es un talento nato, o adquirido, en el arte de la diplomacia. Este no es el caso de Avigdor Lieberman, que fue nombrado al cargo, no por sus virtudes de diplomático sino como pago a su partido para que forme parte de  la coalición que Netanyahu necesitaba para tener mayoría.

La realidad es que la gran mayoría de los israelíes, (me incluyo a mí en el grupo) piensa, al igual que Lieberman, que estas negociaciones, al igual que todas las anteriores, terminarán en fracaso, pero una cosa es pensarlo y otra es expresarlo en público.

Tampoco el lado palestino se puede vanagloriar del talento diplomático de sus representantes. Mahmoud Abbas acaba de anunciar públicamente que no transará con Israel ni modificará sus exigencias. En otras palabras, no hay nada para negociar.

En referencia a Lieberman y a Abbas sólo me cabe decir La hipocresía en el diplomático es una virtud.  La franqueza y la sinceridad son defectos deplorables.
______________________________________

Todo es según el ángulo de donde se toma la foto
Mi Enfoque # 331, Setiembre 7, 2010, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

Y es que en el mundo traidor nada es verdad ni es mentira
todo es según el color del cristal con que se mira
(Ramón de Campoamor 1817-1901)

Eso era antes. Hoy el color del cristal no tiene ninguna importancia. Lo importante es el ángulo desde el cual se toma la foto o se filma el video. Los chinos dicen que una ilustración vale mil palabras. Hoy podemos decir que una foto arregladita vale mil calumnias. Y muchas veces no es necesario "arreglar" la foto. Basta escoger el ángulo apropiado desde donde tomarla.

Un amigo mío, cuya posición respecto al conflicto del Medio Oriente fluctúa entre la simpatía a los palestinos y la antipatía a los israelíes, me envió por Internet una serie de fotos de Gaza, mostrando ruina tras ruina. Yo reciproqué su amable gesto enviándole fotos de Gaza, donde se ve un moderno centro comercial, una piscina olímpica y un restaurante de lujo. ¿Cuál es la realidad? Todo depende de que ángulo se toma la foto.

El significado e impacto de una foto también dependen del título que se le da. Hace algunos años circuló en los periódicos del mundo una foto donde se ve un muchacho ensangrentado, tirado en el suelo, y, parado junto a él, un policía israelí está alzando su cachiporra. El título de la foto era "Palestino víctima de la policía israelí". La realidad era completamente opuesta. El muchacho, un turista judío, estaba siendo salvajemente golpeado por un grupo de palestinos, y el policía había corrido a socorrerlo.

Respecto a los videos, es suficiente editarlos un poco. Por ejemplo, en el caso de la flotilla, en Youtube vi un film que muestra como se descuelgan los soldados y son recibidos por un grupo de "activistas" armados de palos y tubos de fierro. Este "comité de recepción" procedió a golpear a los soldados y tratar de lincharlos. Luego, horas más tarde, vi el mismo film en la televisión, en la red CNN, y, para mi sorpresa, el film termina en el momento donde se ve a los soldados que se descuelgan. La versión de la CNN no dura lo suficiente como para mostrar la violenta recepción que esperaba a los soldados, y el espectador que no vio el film completo, se queda con la impresión de que los soldados fueron recibidos por almas nobles y pacifistas.
_______________________________________

La mezquita cercana a las Torres Gemelas
Mi Enfoque # 331, Setiembre 7, 2010, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

Un clérigo islámico ha comprado un edificio cercano a lo que fueron, hasta el 9 de setiembre del año 2001, las Torres Gemelas. Su intención es construir allí un centro islámico que incluye una mezquita.

Ciertos factores han dado motivo para sospechar la pureza de sus intenciones:
• No se sabe quien financiará la construcción
• El clérigo ha expresado en el pasado su comprensión y simpatía a los suicidas bombas.
• El nombre que habían escogido originalmente para el Centro Islámico, Córdoba, tiene connotaciones de revanchismo y sugiere un deseo por el resurgimiento de la Andalucía árabe.
• Su insistencia en levantar el Centro Islámico en la cercanía de un lugar donde fanáticos islámicos causaron la muerte a 3,000 personas, a pesar de que les han ofrecido otros lugares, da lugar a pensar que para los organizadores del proyecto la ubicación de la mezquita tiene un importante significado simbólico, posiblemente triunfalista.

El factor que más oposición ha provocado al proyecto de la mezquita es el hecho de que la destrucción de las Torres Gemelas fue obra de fanáticos islámicos motivados por su religión.

Del punto de vista legal, los organizadores tienen todo el derecho de construir su mezquita donde a ellos mejor les parezca, y nadie les niega ese derecho. Lo que sorprende a muchos es que los organizadores, y las almas nobles y liberales que los apoyan (entre ellas el alcalde de Nueva York), insisten en defender sus derechos legales y no entienden que para la gran mayoría de los americanos, especialmente para las familias de los que allí murieron, la construcción de una mezquita, tan cercana al lugar de la tragedia, sería un insulto añadido a la injuria.

Tanto los organizadores como los que los abogan por ellos podrían aprender de dos precedentes similares. Uno sucedió en Polonia, y el otro en Israel.

El caso de Polonia fue el siguiente: en el año 1984 monjas carmelitas instalaron un convento cerca de la entrada del campo de exterminio Auschwitz. Numerosas organizaciones judías protestaron diciendo que casi todas las víctimas que murieron en Auschwitz eran judíos. En 1987 los representantes de la Iglesia Católica aceptaron retirar el convento, pero esto recién se consiguió cuando, en 1993, el Papa Juan Pablo II ordenó a las 14 monjas que desocupen el lugar.

En Israel en el año 1999 los musulmanes de Nazareth (dos terceras partes de la población de 60,000 habitantes) decidieron construir una mezquita al lado de la Basílica de la Anunciación. Los cristianos se opusieron, y los ánimos se caldearon. En el año 2002 el gobierno ordenó el cese de la construcción y ofreció siete sitios alternativos a los musulmanes.

Insistir tercamente en la construcción de la mezquita, a poca distancia de lo que habían sido las Torres Gemelas, sería un error que acarrearía repercusiones negativas, incluso a los mismos musulmanes, y no contribuiría a promover la concordia entre el Islam y la gran mayoría de americanos que pertenecen a otras religiones.
_______________________________________

Contribución al progreso demográfico de Israel
Mi Enfoque # 331, Setiembre 7, 2010, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

Admito que lo que va a continuación no habría sido posible sin la inapreciable e insustituible cooperación de mi esposa Ruth, de mi hijo e hijas, sin olvidar, por cierto, a sus cónyuges:

 

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui