x
Mi Enfoque #332 14 de setiembre, 2010

Mi Enfoque #332  14 de setiembre, 2010

En este número:
• ¿Por qué Netanyahu insiste que los palestinos digan esta frase, y por qué los palestinos nunca la dirán?
• Mentira descarada, calumnia infame
 Lex Sanguinis y Lex Soli
• Un test para estudiantes de la Facultad de Política de la Universidad de Beersheba
 Confundiendo la religión con la superstición
_______________________________________

¿Por qué Netanyahu insiste que los palestinos digan esta frase, y por qué los palestinos nunca la dirán?
Mi Enfoque # 332, Setiembre 14, 2010, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

"Israel es el hogar nacional del pueblo judío"

Para los israelíes no hay problema en considerar árabes a los estados llamados República Árabe Siria ó República Árabe de Egipto, o considerar islámicos a la República Islámica de Irán o a la República Islámica de Pakistán. Pero a los árabes, y en especial a los palestinos, calificar de Estado Judío a Israel, se les atraca en la garganta.

La frase, "Israel es el hogar nacional del pueblo judío" es parte de la Declaración Balfour, fue confirmada por la Liga de las Naciones, y luego por las Naciones Unidas que, en 1947, aprobó la división de Tierra Santa en dos estados para dos pueblos, uno árabe, y el otro judío. Los árabes rechazaron el derecho de los judíos a tener su propio estado, y en mayo del 48, tan pronto Ben Gurión declaró la independencia de Israel, atacaron con el propósito de destruir el incipiente estado y exterminar o expulsar a los judíos.

El rechazo de los árabes a la existencia de un estado judío continúa hoy, tan o más fuerte que antes, entre los palestinos. Mahmoud Abbas, el presidente palestino, declaró, hace unos días, "los palestinos nunca reconocerán a Israel como el hogar nacional judío". En el mejor de los casos podrían aceptar que Israel tiene hoy mayoría judía, (situación que los palestinos esperan sea temporal).

Para Netanyahu es esencial que los palestinos reconozcan a Israel como Estado Judío, ya que para los israelíes la esencia del conflicto árabe-israelí es la no aceptación del estado judío en el Medio Oriente. Si los palestinos no aceptan a Israel como estado judío cualquier paz que se firme será efímera y servirá sólo de preludio a nuevas guerras.

Lamentablemente, los palestinos nunca reconocerán a Israel como Estado Judío por dos razones, una práctica, y, la otra, más importante, teológica.

La razón práctica por la cual los palestinos no pueden reconocer a Israel como Estado Judío es que eso significaría negar el derecho de los refugiados palestinos a retornar a los pueblos en Israel que abandonaron cuando los comandantes de los ejércitos árabes invasores, en 1948, les pidieron que se fueran para dejarles campo libre para exterminar a los judíos.

La razón teológica es la siguiente: cualquier tierra, región, territorio o país que un día estuvo bajo dominio islámico debe volver a estar bajo dominio musulmán. Es inadmisible aceptar que "infieles" gobiernen un país que un día fue islámico, lo cual es el caso de Israel, (y, no olvidar, Andalucía).

Aceptar que Israel es un estado judío sería incurrir en herejía y blasfemia. Un musulmán, por más secular que sea, nunca lo podría decir. Correría el riesgo mortal de ser considerado un apóstata.

¡Ni con tenazas podrá Netanyahu extraer esa frase de la boca de Mahmoud Abbas!

Silogismo:
- La paz llegará sólo cuando los palestinos acepten que Israel es el estado judío
- Los palestinos nunca aceptarán que Israel es el estado judío
- Por lo tanto….

No quiero escribir la conclusión obvia para no ser considerado pesimista.
_______________________________________

Mentira descarada, calumnia infame
Mi Enfoque # 332, Setiembre 14, 2010, por David Mandel

Israel expulsa a 400 niños, hijos de inmigrantes no judíos. Son hijos de filipinos, tailandeses, sudaneses o egipcios estos niños no pueden quedarse simplemente porque no son judíos
(Titular del artículo de Laura L. Caro, corresponsal de ABC en Jerusalén)

   En Israel, de los siete y medio millones de personas que viven hoy en el país,  1,500,000 son árabes (musulmanes y cristianos) y 320,000 no tienen religión (la mayoría de ellos son inmigrantes de la ex Unión Soviética). Podemos asumir que esa población de 1,820,000 personas no judías incluye 500,000 o más niños, los cuales, según la tergiversada y mal intencionada información de la corresponsal de ABC, estarían en peligro de ser expulsados por no ser judíos.

La Srta. Caro no mencionó en su artículo difamatorio que el Ministro del Interior, luego de estudiar el caso de 1,200 inmigrantes ilegales, decidió que 800 (ninguno de ellos judío) si podían permanecer en el país ya que cumplían con los requisitos que exigen las leyes en Israel (entre las cuales, a pesar de lo que pueda creer la Srta. Caro, no esta incluida la conversión forzosa al judaísmo) y 400 (que son el pretexto para que la corresponsal exprese su antisemitismo) no.

La ignorancia y/o el antisemitismo de la Srta. Caro le impiden mencionar que en Israel rige la lex sanguinis (como en muchos otros países) y no la lex soli, tema que trataré en el artículo que va a continuación.

Mientras tanto, envié un pequeño examen a la Srta. Caro, cuyo objeto es determinar si su ignorancia se extiende también a otros países o si se centra sólo en Israel:

Escoja la respuesta que considere correcta. Tiene un minuto para hacerlo.

La razón por la cual Estados Unidos deporta a inmigrantes ilegales es la siguiente:
a)  Son mejicanos
b)  Hablan español (la mayoría en USA habla ingles)
c)  Son católicos (la mayoría en USA son protestantes)
d)  El Secretario del Interior es un sádico cruel
e)  Han violado la ley del país al inmigrar ilegalmente o permanecer ilegalmente en el país después que su visa caducó.

Aún no recibí la respuesta de la Srta. Caro, pero lo más probable es que dirá: "todas las respuestas son correctas, menos la última, la que menciona que inmigraron ilegalmente o que su visa ya caducó".

Tengo una pregunta para el prestigioso periódico digital ABC de España: ¿Enviar a Israel una corresponsal, como la Srta. Laura L. Caro, que combina una abismal ignorancia con un franco antisemitismo, fue un acto deliberado o un error involuntario?
_______________________________________

Lex Sanguinis y Lex Soli
Mi Enfoque # 332, Setiembre 14, 2010, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

Lex Sanguinis, (frase latina que significa "derecho de sangre"), es la política social que determina la nacionalidad y/o ciudadanía, no por el lugar del nacimiento, sino por la nacionalidad y/o ciudadanía de los antecesores de la persona. Entre los países que se rigen por la lex sanguinis están Bulgaria, Bélgica, China, Croacia, Estonia, Finlandia, Alemania, Grecia, Hungría, Islandia, India, Irlanda, Italia, Japón, Filipinas, Polonia, Rumania, Serbia, Eslovaquia, Corea del Sur, España, Turquía, Ucrania.

Lex Soli, (frase latina que significa "derecho del suelo" otorga nacionalidad y/o ciudadanía a todo individuo que ha nacido en el territorio del estado. Entre los países que se rigen por la Lex Soli están Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Ecuador, Estados Unidos, Honduras, Méjico, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela.

Casi todos los países, aún los que se rigen básicamente por la lex sanguinis o por la lex soli tienen combinación de ambas leyes. Gran Bretaña, por ejemplo, da ciudadanía por lex sanguinis a los nacidos en el extranjero si uno de los padres es ciudadano británico, y por lex soli a los que nacen en Gran Bretaña y son hijos de ciudadanos británicos o de padre que tiene residencia legal en el Reino Unido. Mi nieta Amit nació en Londres, pero, (a pesar de ser rubia y tener ojos azules), no le otorgaron ciudadanía británica porque sus padres no eran residentes de Gran Bretaña.

Israel también se rige por una combinación de la lex solis y la lex sanguinis. De acuerdo a la lex solis todos los nacidos en Israel de padres con residencia legal en Israel, reciben ciudadanía israelí. De acuerdo a la lex sanguinis se promulgó la Ley del Retorno que otorga derecho a la ciudadanía automática a cualquier inmigrante a Israel que es judío por nacimiento o por conversión, que tiene un padre, un abuelo o un cónyuge que es judío. También al cónyuge del hijo o nieto de un judío.
______________________________________

Un test para estudiantes de la Facultad de Política de la Universidad de Beersheba

1. ¿En qué país del Medio Oriente los homosexuales disfrutan de todos sus derechos y el gobierno no los persigue?
2. ¿En qué país del Medio Oriente los homosexuales pueden servir en el ejército?
3. ¿En qué país del Medio Oriente las mujeres tienen iguales derechos que los hombres?
4. ¿En qué país del Medio Oriente los periodistas y artistas tienen completo derecho a expresar sus opiniones y no son perseguidos ni castigados por ellas?
5. ¿En qué país del Medio Oriente no se castiga ni se envía a prisión a políticos opositores?
6. ¿Qué país del Medio Oriente tiene un sistema judicial completamente independiente?
7. ¿En qué país del Medio Oriente no hay pena de muerte?
8. ¿En que país del Medio Oriente hay completa libertad de religión?
9. ¿En qué país del Medio Oriente las minorías tienen iguales derechos y no son perseguidas?
10. ¿En qué país del Medio Oriente hay elecciones libres de fraude, y los partidos políticos se intercalan pacíficamente en el poder?

Si contestaste "Israel" a las 10 preguntas, recibes 100 puntos y felicitaciones por no haberte dejado indoctrinar por tus profesores de extrema izquierda.

Si contestaste a una o más de las 10 preguntas, "Egipto, Siria, Jordania, Líbano, Arabia Saudita, Irak, ó Irán", felicitaciones a tus profesores post y anti sionistas por el éxito que han tenido en indoctrinarte y convencerte de que Israel es el peor país criminal.
______________________________________

Confundiendo la religión con la superstición
Mi Enfoque # 332, Setiembre 14, 2010, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

En Israel hay un número de rabinos y cabalistas que se ganan la vida vendiendo bendiciones y amuletos, y neutralizando el mal de ojo. Esto no es para extrañarse ya que en todos los países hay charlatanes que engañan a otros, y también, en muchos casos, a sí mismos, proclamando que poseen poderes especiales.

Lo que me sorprende es que hay personas cultas e inteligentes que consultan a estos rabinos milagreros. Un amigo mío, hombre de buena situación económica, educado, culto e inteligente, tuvo una racha de mala suerte en sus negocios y en su salud. La única explicación razonable que encontró fue que alguien le había hecho mal de ojo. Le recomendaron que vaya a consultar con un rabino cabalista. Fue, relató sus problemas, y el rabino le dio una bendición para liberarlo del mal de ojo. Mi amigo le pagó trescientos shekels y salió consolado y animado.

En mi caso, si algún día sospecho que sufro de mal del ojo, no iría a un rabino, sino a un oculista.
_______________________________________

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui