x
Mi Enfoque #409 Marzo 30, 2012

 
¿A que se debe el odio a Israel?
Olmert y su "socio para la paz"
 
Profecías que no se cumplieron, profetas que no acertaron
La sinagoga – su historia
Ley de la Knesset que combate la anorexia
Extracto del reporte de los viajeros marcianos al Presidente de la Federación Marciana

________________________________

¿A que se debe el odio a Israel?
Mi Enfoque #409, 30 de marzo, 2012, por David Mandel, www.mandeldavid.com

Es indiscutible que Israel es el país más odiado del mundo. ¿Hay razones objetivas que justifican, o, por lo menos, explican, ese odio, esa obsesión desproporcionada por condenar a un país pequeño en territorio y en población, cuando hay tantas otras disputas en el mundo?

Analicemos a continuación algunas posibles causas del odio que muchos países e individuos en el mundo sienten hacia el Estado Judío:

Israel ocupa territorio de otra nación
Israel ocupó la Cisjordania en 1967 como consecuencia de su triunfo en una guerra defensiva. El territorio ocupado nunca había sido independiente. Estuvo bajo el control de Jordania del 48 al 67, de Gran Bretaña desde el fin de la Guerra Mundial hasta el 48, y durante los siglos anteriores fue provincia del Imperio Otomano. Hoy Israel está dispuesto a entregarlo a la Autoridad Palestina mediante negociaciones que decidan la frontera final y que tomen en cuenta las necesidades de seguridad de Israel.
Hay otras ocupaciones en el mundo que no producen protestas ni demostraciones:
• Rusia ocupa las islas Kurile que pertenecían a Japón hasta el final de la Segunda Guerra Mundial, lo cual impide que hayan transcurrido más de seis décadas, los dos países aún no han firmado la paz. Pero esto no molesta nadie en el mundo.
• Tibet perdió su independencia y fue absorbido por China, desde que el ejército chino derrotó al débil ejército tibetano en el año 1950. Esto tal vez moleste al Dalai Lama, a sus seguidores, y a los tibetanos étnicos, pero a nadie más.
• Turquía ocupa gran parte de la isla de Chipre, desde su invasión en 1974, lo cual no produce protestas de nadie, excepto tal vez de los griegos chipriotas.
• Sahara Occidental está ocupada por Marruecos. ¿A alguien le interesa?
• A raíz de la derrota de Alemania en 1945, 13 millones de alemanes étnicos que habían vivido durante cientos de años en lo que se llamaba Prusia Oriental, fueron expulsados, y Prusia Oriental desapareció del mapa. Ni siquiera Alemania se queja.

CONCLUSIÓN:
El hecho de que Israel ocupa la Cisjordania no es la causa del odio, es sólo un pretexto.

La existencia de refugiados palestinos
La Guerra de Independencia de Israel, (1948-1949) iniciada por la invasión de cinco ejércitos árabes que no aceptaron el Plan de Partición de las Naciones Unidas, y que estaban empeñados en exterminar, (usando el eufemismo de "echarlos al mar") a la población judía, produjo dos grupos de refugiados: 800,000 judíos quienes, durante milenios, habían vivido en los territorios islamizados por las conquistas árabes, y 500,000 árabes palestinos.
Las Naciones Unidas crearon, para ocuparse de los refugiados palestinos, una organización que reconoce y perenniza―sin precedentes y sin equivalente en otras naciones―el status de refugiados de los hijos, nietos y bisnietos de los descendientes de los refugiados palestinos originales. Respecto a los refugiados judíos, las Naciones Unidas no crearon ninguna organización especial ni les dieron a ellos y a sus descendientes el status de refugiados. Israel los absorbió sin ayuda de las Naciones Unidas.
Durante el Siglo 20 hubo numerosos casos de refugiados e intercambios de poblaciones, cuyo número, como en el caso de India y Pakistán, de los alemanes étnicos expulsados de Europa Oriental, y de los turcos y griegos, no era de cientos de miles sino de millones. Todos ellos, a diferencia de los refugiados palestinos, fueron absorbidos por los países que les dieron acogida, y no transfirieron su status de refugiados a sus descendientes.

CONCLUSIÓN:
El hecho de que aún existan refugiados palestinos no es la causa del odio, es sólo un pretexto.

Israel practica el apartheid y el genocidio y viola los derechos humanos de sus ciudadanos árabes y de los palestinos.
Se necesita una total ignorancia de lo que fue apartheid en Sud África y de la democracia y liberalidad imperante en Israel para acusar al Estado Judío de apartheid.
Respecto a la acusación de genocidio, esta no se basa en la ignorancia sino en la malevolencia y falsedad de los autores de tan absurdo infundio.
Los que acusan a Israel de violar los derechos humanos de árabes israelíes y de palestinos son los mismos a quienes no les interesa lo que ocurre en el Sudán, en el Congo, en Rwanda, en China, en Siria, en Egipto, y en tantos otros países donde los gobiernos no respetan los derechos humanos, persiguen a minorías étnicas y religiosas, consideran a las mujeres ciudadanos de segunda categoría, y a los homosexuales los juzgan como criminales.

CONCLUSIÓN:
Acusar a Israel de apartheid, genocidio y violación de derechos humanos, acto de la más pura hipocresía que ignora a los verdaderos culpables, no es la causa del odio, es sólo un pretexto.

¿Si todas las acusaciones son sólo pretextos, cual son las verdaderas causas del odio a Israel?

Antisemitismo
Este antiguo prejuicio no desapareció a raíz del Holocausto, pero dejó de ser expresado durante varios años. El triunfo de Israel en la Guerra de los Seis Días ocasionó que los antisemitas sintieran que ya no necesitaban continuar aparentando tener simpatía a los judíos como víctimas. La creación de Israel les permitió negar que son antisemitas y poder declarar que sólo son anti-sionistas, lo cual no sólo está de moda sino que es respetable, y hasta admirable. Dejó de estar de moda decir que los judíos tienen demasiada influencia, lo cual se reemplazó con la frase "el lobby pro-Israel tiene demasiada influencia".

Petróleo
Desde la década de los 60 el Occidente depende del petróleo del Golfo Pérsico y del norte de África. En 1973, con el boicot del petróleo, los árabes descubrieron la fuerza y efectividad que les da el control del petróleo. El petróleo también los ha enriquecido a niveles sin precedentes que les permiten, mediante donaciones, influir en universidades occidentales y en los medios de comunicación. Es dudoso, si los países árabes no tuviesen petróleo, que el problema palestino preocupase al mundo.

Territorio y demografía
Los países árabes tienen un total de 350 millones de habitantes. Israel tiene cerca de 8 millones de habitantes, de los cuales 6 millones son judíos.
Los países árabes abarcan un territorio de 13 millones de kilómetros2. Israel tiene, dentro de los límites de las fronteras del armisticio, 21,000 kilómetros2
En las Naciones Unidas hay 21 países árabes y solamente uno judío.
La gran inmigración árabe e islámica a Europa ha aumentado en el continente el número, la frecuencia y la violencia de actos antisemitas, incluyendo vandalismo y asesinatos.

Terrorismo
El Mundo Occidental ha aprendido la lección de que no es sano ofender a los árabes. Una caricatura de Mahoma ocasiona violencia y muerte. Una caricatura de Moisés puede provocar sonrisa o indiferencia, pero nunca temor. Los europeos en general, y los que trabajan en medios de comunicación en especial, han aprendido a ser "prudentes". No quieren ser asesinados como el director holandés de cine Van Gogh o vivir bajo sentencia de muerte como el escritor Salman Rushdie.

Popularidad
Criticar o difamar a judíos no acarrea riesgos, por el contrario gana popularidad. Son pocos los conferencistas simpatizantes de Israel que son invitados a dar una conferencia. Los que expresan antipatía y odio son bienvenidos y aplaudidos en todo el mundo. Artículos que expresan simpatía y comprensión a Israel no son publicados, ya que los periódicos reservan sus espacios a columnistas que apoyan incondicionalmente a los palestinos.

NOTA.- Este artículo está basado en un artículo escrito por Víctor Davis Hanson, erudito en la Civilización Clásica y en el arte de la guerra. Es autor de 20 libros, uno de los cuales, The Western Way of War, que leí hace poco es una brillante muestra de su profunda erudición y de la elegancia y claridad de su estilo.
________________________________

Olmert y su "socio para la paz"
Mi Enfoque #409, 30 de marzo, 2012, por David Mandel, www.mandeldavid.com

Ehud Olmert, ex-Primer Ministro de Israel, está muy ocupado en estos días, tratando de convencer a los jueces, en diversos juicios que le han abierto, de que ciertos actos que él realizó cuando era alcalde de Jerusalén o ministro en el gabinete de Ariel Sharón, fueron completamente legales y correctos.

Olmert argumenta que no hay nada de malo en el hecho de que un judío americano millonario le entregaba sobres llenos de dólares

Explica que las financiaciones duplicadas que recibió de diversas instituciones para sus viajes oficiales, donde cubría el costo con el dinero de sólo una de ellas, y guardaba el resto para pagarse viajes familiares es un simple problema de contabilidad.

Defiende el hecho de que aprobó la construcción de un conjunto de enormes edificios donde la zonificación lo prohibía, y que lo hizo, no para recibir un soborno sino para el bien de la ciudad.

Aún así, estando tan ocupado, se dio el tiempo para viajar a Washington y dar una conferencia a los participantes en la convención anual de J Street, organización cuyas declaraciones de apoyo a Israel no son muy creídas por el gobierno israelí, ("con amigos como ellos no necesitamos enemigos")-

Olmert fue sumamente aplaudido cuando dijo que los cientos de horas de negociaciones que había tenido, cuando era Primer Ministro, con Mahmoud Abbas, Presidente de la Autoridad Palestina, durante 36 encuentros, eran evidencia del sincero deseo de Abbas por la paz y su aceptación de la existencia de Israel. Olmert terminó su discurso diciendo "Abbas es nuestro socio para la paz". La concurrencia entera se puso de pie y lo ovacionó.

Es de conocimiento público que Olmert le ofreció a Mahmoud Abbas dividir Jerusalén, retirarse de casi todas las áreas de Judea y Samaria, evacuar a la mayor parte de los judíos que viven allí desde hace décadas, y entregar territorios israelíes a cambio del pequeño porcentaje de territorio que Israel retendría. También es de conocimiento público que, a pesar de los 36 encuentros y cientos de horas de negociaciones, Abbas no aceptó las propuestas de Olmert y se negó a firmar la paz.

Yo tenía una tía, (que en paz descanse), que acostumbraba decir, "Disculpa que te haga eine tume frage, (una pregunta ingenua)". Siguiendo su ejemplo, me habría gustado hacerle a Olmert eine tume frage:

"Tomando en cuenta que los cientos de horas de negociaciones que usted tuvo con Abbas, durante las cuales usted propuso entregarle todo lo que él pedía, no fueron suficientes para convencerlo a que firme la paz con Israel, no lograron que reconozca a Israel como Estado Judío, no consiguieron que acepte modificar, aunque sea ligeramente, las líneas fronterizas del armisticio de 1949, y no le hicieron abandonar la exigencia del retorno a Israel de millones de descendientes de refugiados, lo cual equivale a la destrucción demográfica de Israel, 

¿Me podría decir en que se basa usted para considerar a Abbas nuestro socio para la paz?"

Con socios como Abbas nos iríamos directo a la quiebra.
________________________________

Profecías que no se cumplieron, profetas que no acertaron
Mi Enfoque #409, 30 de marzo, 2012, por David Mandel, www.mandeldavid.com

Las profecías de políticos, que en realidad son expresiones de wishful thinking, (hacerse ilusiones), son peligrosas porque dan fundamento a decisiones que luego resultan equivocadas y hasta fatales. Algunos ejemplos:

• Ya es un año que Gaza está siendo gobernada por la Autoridad Palestina. No ha habido un solo disparo de cohetes Katyusha. Y no habrá ninguna Katyusha,
(Yitzhak Rabin, 24 de julio, 1995, en una entrevista radial).

La optimista profecía de Rabin no se cumplió. Los palestinos han disparado, desde entonces hasta ahora, miles de cohetes a Israel, no solamente los relativamente primitivos Katiushas, sino también los avanzados cohetes Grad. Hace dos semanas, en el curso de pocos días, dispararon más de 300 cohetes.

• Estoy convencido de que esta retirada [de Gaza] será apreciada por todos, reducirá la hostilidad, y nos avanzará en el sendero de la paz con los palestinos.
(Ariel Sharon, Octubre 25, 2004, en un discurso a la Knesset)

La retirada unilateral de Gaza fue apreciada por muy pocos, y por poquísimo tiempo. Los opositores de Israel continúan acusando a Israel de bloquear a Gaza, "la prisión más grande del mundo". Lo que Sharon consideraba era un sendero a la paz con los palestinos fue en realidad un camino al infierno que sufren los cientos de miles de israelíes, desde Beersheba hasta Ashdod, (y en un futuro próximo incluso Tel Aviv) que son blanco de los cohetes de los palestinos de Gaza.

• La retirada es necesaria y correcta. Dará más seguridad a los ciudadanos de Israel, reducirá los gastos de seguridad, y permitirá conversaciones para lograr la coexistencia.
(Shaul Mofaz, entonces Ministro de Defensa, hoy líder del partido Kadima)

La historia ha convertido estas profecías en un chiste. Si el trauma causado por los miles de cohetes a los niños israelíes no fuese tan triste, me reiría a carcajadas.
________________________________

La sinagoga – su historia
Mi Enfoque #409, 30 de marzo, 2012, por David Mandel, www.mandeldavid.com

Dos elementos esenciales de nuestra civilización, el monoteísmo y el día semanal de descanso, fueron inventados por los judíos, y adoptados posteriormente por otras culturas.

En la antigüedad todas las naciones, con excepción de los judíos, eran politeístas, y consideraban absurda la creencia judía en un solo dios universal. El hecho de que los judíos se abstenían de trabajar un día a la semana era motivo de burla y desprecio por los romanos, que lo atribuían a la flojera.

Los paganos que se convirtieron al cristianismo, religión fundada por judíos, hicieron suyos el monoteísmo y el día semanal de descanso, (pero, para diferenciarse de los judíos, lo cambiaron de sábado a domingo). Los árabes que Mahoma, siglos después, convirtió del paganismo al Islam, también adoptaron el monoteísmo y el día de descanso semanal, (viernes, para los musulmanes).

Hay otra institución, inventada por los judíos hace 2,500 años, que ha sido adoptada por cristianos y musulmanes. Me refiero a la sinagoga, cuyo equivalente en el cristianismo es el templo o la iglesia, y en el Islam la mezquita.

En la antigüedad, en Grecia, Roma y también en Jerusalén, los que rezaban y cantaban en los templos de los dioses eran los sacerdotes. El público estaba limitado a ofrecer sacrificios de animales. En el judaísmo bíblico esto estaba centralizado y limitado al Templo de Jerusalén. Cuando el rey Nabucodonosor destruyó el Primer Templo, los judíos que fueron exilados a Babilonia adoptaron la costumbre, inicialmente por motivos de solidaridad y para organizar su vida comunal, de reunirse en lugares a los que llamaron Beit haKnesset, ("Casa de reunión", hoy llamada "sinagoga", palabra derivada de un vocablo griego que significa "asamblea").

Los judíos que retornaron del exilio a Israel trajeron con ellos la costumbre de reunirse en sinagogas, en las cuales leían y estudiaban los libros sagrados y rezaban. Había sinagogas en todas las ciudades y pueblos. Jesús, según lo describe el Nuevo Testamento, (que menciona "sinagoga" o "sinagogas" 68 veces), era un asiduo asistente a las sinagogas, en las cuales predicaba y enseñaba, y donde era llamado a leer de los libros sagrados. "Su costumbre era ir a la sinagoga los sábados", (Lucas 4:16). El libro de Hechos de los Apóstoles y las epístolas de Pablo atestiguan que existían sinagogas en todas las comunidades judías dispersas en el imperio romano.

Los romanos destruyeron el Templo de Jerusalén en el año 70 de esta era, y exilaron a gran parte de la población. Los judíos cesaron de ofrecer sacrificios, ya que estos sólo se podían realizar en el Templo, que había dejado de existir. La sinagoga se convirtió en la principal institución religiosa del judaísmo reemplazando al Templo. La lectura de la Torah y las plegarias de los asistentes sustituyeron a los sacrificios de animales.

La sinagoga fue un factor esencial en la supervivencia del pueblo judío. A diferencia del Templo, que sólo puede estar en Jerusalén, la sinagoga es universal. La casta sacerdotal, imposibilitada de hacer sacrificios, perdió su importancia en el culto, y fue reemplazada por líderes y estudiosos provenientes de todas las clases socio-económicas. En la sinagoga todos participan, a diferencia de lo que ocurría en el Templo, donde los que no habían traído animales para sacrificar, debían permanecer en patios exteriores.

La sinagoga, aunque siguió sirviendo de centro comunal, (función que hasta ahora desempeña, especialmente fuera de Israel), gradualmente adquirió el status de santuario, su construcción fue orientada hacia Israel, sus decoraciones son símbolos religiosos, y la presencia de la Torah, guardada en un mueble especial, es esencial.
________________________________

Ley de la Knesset que combate la anorexia
Mi Enfoque #409, 30 de marzo, 2012, por David Mandel, www.mandeldavid.com

La anorexia se ha vuelto, en las últimas décadas, una plaga mundial, que ha afectado la salud de miles de jóvenes mujeres, causando incluso la muerte en muchos casos. Es una enfermedad mental que se origina debido una falsa auto-imagen de la joven basado en un concepto de belleza femenino propagado por los desfiles de modas que emplean a mujeres sumamente delgadas y por compañías fabricantes de productos dietéticos.

El problema empieza cuando la joven, al compararse con las modelos de los avisos publicitarios y de los desfiles de moda,  se ve a si misma gorda, subida de peso y poco atractiva. Decide comenzar con una dieta, que luego se convierte en obsesión, acompañada de vómitos auto-inducidos, ejercicio excesivo, y uso de laxantes y diuréticos, cuyo objeto es bajar de peso. Paradójicamente, mientras más adelgaza, más "gorda" se ve cuando se contempla en el espejo.

La anorexia trae consigo problemas físicos, provocados por una desnutrición grave que causa depresión, ausencia de la menstruación, estreñimiento, caquexia (extrema delgadez) y trastornos al sistema endocrino que pueden causar la muerte, como ocurre en Israel con un promedio anual de 35 personas, la mayoría mujeres adolescentes.

Israel es el primer país del mundo que ha aprobado una ley que combate la anorexia, declarando ilegal que los medios de comunicación muestren fotos de modelos excesivamente delgadas. La ley determina que modelos cuyo índice de masa corporal es menor de 18.5 no pueden aparecer en avisos publicitarios.

La Knesset está ahora debatiendo una segunda ley que obligaría a la persona diagnosticada de anorexia a hospitalizarse, aunque fuese contra su voluntad.

Si los parlamentos de otras naciones adoptarían la misma ley se evitarían muertes de muchas jóvenes.
________________________________

Extracto del reporte de los viajeros marcianos al Presidente de la Federación Marciana
Mi Enfoque #409, 30 de marzo, 2012, por David Mandel, www.mandeldavid.com

Sr. Presidente:

Nos  complace informarle que el viaje de Marte a la Tierra transcurrió sin novedad. Aterrizamos, como estaba programado, en la ciudad de Nueva York, frente al edificio de las Naciones Unidas. Nos recibieron con la mayor amabilidad, y al día siguiente el New York Times publicó en su primera página, en grandes titulares, "Los marcianos llegaron ya, y llegaron bailando el chachachá".

El Secretario de las Naciones Unidas nos invitó a entrar al salón de la Asamblea General, y nos hizo sentar en primera fila. Inmediatamente comenzaron los discursos, los cuales, después de darnos la bienvenida, tuvieron como único tema la crítica, la denuncia y la condena de una nación, Israel. La acusaron de expansionismo, de practicar el apartheid y de genocidio, "actos inhumanos que los israelíes aprendieron de los nazis".

Como usted sabe, antes del viaje recibimos clases especiales en las cuales nos explicaron todo lo que atañe al planeta Tierra, país por país, así que, sin falsa modestia, nos consideramos bastante bien enterados de lo que ocurre aquí. Con franqueza, y sin intención de ofender a los distinguidos miembros de la Naciones Unidas, nos pareció absurdo e ilógico acusar de "expansionista" a Israel y denunciar su "ambición de crear un Gran Israel", (por proponer anexar un área mínima del West Bank, Cisjordania, territorio que en total tiene solo 5,640 kmts.2), sin tomar en cuenta que, a pesar de su "ambición territorial", Israel devolvió a Egipto, a cambio de una dudosa promesa de paz, toda la península del Sinai, (territorio de 60,000 kmts.2, doce veces el tamaño de la Cisjordania).

 También olvidaron mencionar, tal vez debido a una epidemia de amnesia colectiva, que el hecho de que Israel retiró por la fuerza a 8,000 israelíes que habían vivido en Gaza durante décadas, sin exigir nada en cambio, no es evidencia de "expansionismo".

Luego, fuimos invitados a tomar parte en una reunión, en un Templo en Newton, Massachusetts, donde participaron cinco parlamentarios israelíes. El ambiente fue cordial y cortes hasta el momento cuando un grupo de estudiantes de la Universidad Brandeis, donde, según nos informaron, gran parte del alumnado es judío, empezaron a gritar "Apartheid, apartheid, ustedes pertenecen a una Knesset que practica el apartheid". No pudimos reprimir la risa, ya que uno de los parlamentarios a quienes estos ignorantes, (utilizamos esta descripción sin intención de ofender, porque no hay otra que los describa mejor) acusaron de practicar el apartheid era Raleb Majadele, un árabe que fue ministro en un gobierno israelí anterior.

Al terminar la reunión nos llevaron en uno de sus primitivos aviones a Suiza, donde tuvimos la oportunidad de observar una sesión del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Teníamos mucho interés en ver que decisiones tomarían para evitar que el gobierno sirio continúe masacrando a su población. Nos quedamos con la boca abierta al ver que toda la discusión fue sobre el "impacto de las construcciones de casas en los asentamientos judíos sobre los derechos humanos de los palestinos". Después de la discusión, la mayoría de los delegados votaron a favor de enviar una delegación al Medio Oriente, no para detener la masacre en Siria, sino para investigar las construcciones judías en la Cisjordania.

Debido a todo lo que hemos observado y escuchado, hemos decidido regresar de inmediato a Marte, y cesar todo contacto con los habitantes del planeta Tierra hasta que su civilización, tal vez en un par de miles de años, se libre del prejuicio, del odio sin base y de la hipocresía.

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui