x
Mi Enfoque #394

¿A quien representan los partidos árabes en la Knesset? 
A, B y C de la "Ocupación Israelí".

¿Habrá quien sirva en el ejército de Israel en el año 2050? 
Dos leyes controversiales
El problema de los inmigrantes ilegales
________________________________

¿A quien representan los partidos árabes en la Knesset?
Mi Enfoque #394, 19 de noviembre, 2011, por David Mandel, www.mandeldavid.com

En los sistemas parlamentarios de gobierno, (como es el caso de Israel), el término "Oposición Leal", (originado en Gran Bretaña) se refiere a los partidos de oposición en el parlamento, e indica que los partidos no-gobernantes, aun cuando no están de acuerdo con la política y las acciones del gobierno, son leales al estado.

En la Knesset (Parlamento israelí) los partidos árabes tienen hoy 10 parlamentarios* a los cuales, ni con el mayor esfuerzo de imaginación, se les podría aplicar la frase "Oposición Leal".

En teoría, sus votantes, árabes israelíes, los eligieron para que defiendan sus intereses y propongan leyes que los beneficien. Pero, la teoría es una cosa y la realidad es otra. Los 10 parlamentarios árabes no consideran que fueron elegidos para trabajar en pro de sus votantes, o, por lo menos, eso está lejos de ser su primera prioridad. Más parece que son representantes de Hamás y de la Autoridad Palestina, como lo demuestra el hecho de que dedican su tiempo y sus esfuerzos para calumniar, ilegitimizar y demonizar al Estado de Israel, con el propósito de contribuir a causar su desaparición.

Problemas de espacio me impiden dar una reseña personal de cada uno de los diez parlamentarios, así que solo mencionaré a dos, Haneen Zoabi y Ahmed Tibi.

Haneen Zoabi
"Haneen Zoabi, nacida en Nazareth, es miembro del Political Bureau del partido Árabe Nacional [Balad] en la Palestina ocupada por los Sionistas", la describe una página Web anti-israelí (http://www.al-awda.org/convention6/speakers.html).
Estudió filosofía y psicología en la Universidad de Haifa, y Comunicaciones en la Universidad Hebrea de Jerusalén, donde no le molestó el hecho de que el "gobierno sionista" subsidia a las universidades y a los estudiantes.
Rechaza la idea de que Israel es el Estado Judío, (aunque así fue designado por las Naciones Unidas en el Plan de Partición de 1947). 
Se opone a que los jóvenes árabes israelíes realicen cualquier tipo de Servicio Nacional Civil, aun si fuese en sus propios pueblos.
Califica a todos los políticos israelíes judíos de fascistas, incluyendo al Primer Ministro Netanyahu y a Zippi Livni, que encabeza el partido Kadima.
Apoya la intención de Irán de proveerse de armas nucleares, "para hacer balance al poder de Israel".
Dice que no se considera israelí sino palestina.
Viajó en la flotilla de Gaza, en el barco Mavi Marmaris, donde un grupo de "activistas pro paz" pertenecientes a una organización terrorista turca, armados de palos y fierros, trataron de linchar a los soldados israelíes que abordó la nave.
Describió la acción israelí como un acto de piratería, y dijo que la intención de los soldados era matar al máximo posible de "activistas".
Hace poco viajó a Sud África donde tomó parte en el llamado Tribunal Russell, (un grupo auto elegido de antisemitas y antisionistas que se reúnen cada cierto tiempo para acusar y condenar a Israel), donde "atestiguó" que el apartheid en Israel es peor de lo que había sido en Sud África, que Israel era un estado racista, que hacía "limpieza étnica", y que la vida de los palestinos es un infierno debido a la "brutalidad israelí".
 
Ahmed Tibi
El Dr. Ahmed Tibi, (médico graduado en la Universidad Hebrea de Jerusalén). Hizo su residencia médica en el Hospital Hadassah. Fue consejero político y hombre de confianza de Yasser Arafat durante varios años, y representó a Palestina en la Conferencia del Río Wye en 1998.
En 1999 fue elegido miembro de la Knesset, en la cual sirve hasta el día de hoy.
Se considera "patriota palestino", y aconseja a Mahmoud Abbas, Presidente de la Autoridad Palestina, que no reconozca a Israel como Estado Judío.
En varias ocasiones ha sido acusado por otros miembros de la Knesset de actividades anti-israelíes, incitación y expresiones de solidaridad con los enemigos de Israel. El Comité Central de Elecciones lo descalificó como candidato a la Knesset, pero la Corte Suprema rechazó los argumentos del Comité y anuló la decisión.
Hace algunas semanas viajó con Abbas a Nueva York, y lo acompañó cuando Abbas dio su discurso en la Asamblea General de las Naciones Unidas.
En el reciente aniversario del fallecimiento de Arafat fue a Ramallah a dar un discurso de alabanza al finado jefe de la OLP.

Queda entonces la pregunta, ¿A quien representan los partidos árabes en la Knesset? ¿A los árabes israelíes que votaron por ellos o a la OLP?

* La falta de lealtad de los 10 parlamentarios de los partidos árabes no refleja los sentimientos de la gran mayoría de los árabes israelíes, quienes, al igual que la gran mayoría de los judíos israelíes, desean principalmente la paz y el progreso. En la Knesset la comunidad árabe también es representada por otros cuatro parlamentarios árabes, (tres de ellos drusos) que pertenecen a los partidos Likud, Kadima, Israel Beiteinu y Laboral. Uno de ellos se desempeñó como Ministro de Cultura y Deporte. Y otro asumió la presidencia de Israel durante la ausencia del Presidente.
________________________________

A, B y C de la "Ocupación Israelí"
Mi Enfoque #394, 19 de noviembre, 2011, por David Mandel, www.mandeldavid.com

La palabra "Ocupación" produce, en cualquier persona que la escucha, una imagen condenable, debido a la ocupación nazi de Europa, en la cual cometieron terribles crímenes de guerra y atroces crímenes contra la humanidad, incluyendo genocidio.

Ese es el motivo por el cual "Ocupación Israelí" es la frase favorita que utilizan los enemigos de Israel, (árabes, ultra-izquierdistas y antisemitas), para implantar en forma subliminal una imagen negativa de Israel a la opinión mundial, que, por lo general, es  ignorante de la historia del conflicto, de sus causas y de su realidad actual.

Pero, al igual que muchas otras facetas del conflicto árabe-israelí, la "ocupación" israelí es sui generis. Es la única "ocupación" en la historia del mundo en la cual los "ocupados" realizan elecciones para elegir presidente y parlamentarios, y tienen embajadas en decenas de países. También es la única "ocupación" en la historia en la cual el "ocupador" quiere sentarse a negociar una solución pacífica y satisfactoria para ambos lados de la "ocupación", y los "ocupados" se niegan a negociar.

Los Acuerdos de Oslo, entre la OLP dirigida por Yasser Arafat, y el gobierno del Primer Ministro Itzjak Rabin, dividió el West Bank (Ribera Occidental del Jordán – Cisjordania), territorio que quedó bajo control israelí como resultado de la Guerra de los Seis Días, en tres áreas separadas, (sin incluir Jerusalén Oriental, que es hoy parte de Israel):

Área "A" 
Es un territorio autónomo, bajo completo control de la Autoridad Palestina, civil y de seguridad. Incluye todas las ciudades palestinas en Cisjordania con sus alrededores. No hay allí un solo asentamiento israelí. Los israelíes están prohibidos de ingresar al Área "A" si no tienen un permiso especial. El ejército israelí no tiene presencia en la zona, pero en ciertos casos entra para arrestar a sospechosos de actos terroristas.

Área "B" 
Es un territorio que está bajo control civil palestino. El control de seguridad es compartido por la Autoridad Palestina e Israel. No hay allí un solo asentamiento israelí.

Área "C" 
Territorio bajo control israelí civil y de seguridad. Incluye todos los asentamientos israelíes (ciudades y pueblos). Las carreteras que conectan los asentamientos son restringidas para evitar actos terroristas.

En Cisjordania viven 1.5 millones de palestinos, de los cuales 1,440,000 (96%) viven en las Áreas "A" y "B", bajo control palestino. En el Área "C" viven (aparte de 350,000 israelíes) 60,000 palestinos, (4% de la población palestina de la Cisjordania).
Gaza, donde viven 1.6 millones de palestinos, está bajo total control interno, civil y militar, de la organización terrorista islámica Hamás.
Según interpretación de los anti-israelíes, aunque ya no hay ni un solo israelí en la región―el último que quedaba, el secuestrado Gilad Shalit, fue liberado a cambio de mil terroristas―Gaza sigue ocupada, porque Israel, por temor al contrabando de armas ilegales, bloquea a naves que quieren llegar a Gaza.
Lo que no mencionan los anti-israelíes es que, a pesar de los (antes constantes, hoy esporádicos) disparos de cohetes a ciudades y poblaciones israelíes, Israel provee de agua, electricidad y combustible a Gaza, y les permite realizar importaciones y exportaciones, a través de Ashdod, puerto israelí a sólo 50 kilómetros de distancia.
________________________________

¿Habrá quien sirva en el ejército de Israel en el año 2050?
Mi Enfoque #394, 19 de noviembre, 2011, por David Mandel, www.mandeldavid.com

En Israel el servicio militar es obligatorio, pero la realidad es que hoy, de los que tienen obligación de hacerlo, el 40% de las mujeres y el 25% de los hombres no entran al ejército.

Las mujeres por aducir ser religiosas. (Una anécdota apócrifa cuenta que una joven solicitó no ir al ejército por ser religiosa. El oficial entrevistador le preguntó, "¿Con que frecuencia vas a la sinagoga?". La muchacha le preguntó, "¿Qué es sinagoga?").

Respecto al 25% de los hombres que no cumplen con hacer el servicio militar, muchos de ellos son realmente religiosos, o, por lo menos, son estudiantes perennes de las yeshivot. Otros están exentos por razones médicas, la mitad de ellos por "enfermedades mentales".

El sector demográfico israelí que más rápidamente crece es el de los ultra ortodoxos, población que en su gran mayoría no hace servicio militar. Una estadística revela que en el año 1960, el 7% de los niños que comenzaban la escuela primaria eran de familias ultra ortodoxas. Hoy, en el año 2011, el porcentaje ha llegado al 26%, y continuará aumentando.

Hay que temer que la famosa profecía de Isaías, "Nunca más se adiestrarán para la guerra", (Isaías 2:4) se cumplirá en Israel en algunas décadas, no porque ya se habrá establecido la paz universal, sino porque no quedará en Israel quien esté dispuesto a servir en el ejército.
________________________________

Dos leyes controversiales
Mi Enfoque #394, 19 de noviembre, 2011, por David Mandel, www.mandeldavid.com

Hay dos leyes que están siendo estudiadas en la Knesset y han provocado oposición, que es directamente proporcional a las simpatías izquierdistas de quienes se oponen a su promulgación. Mientras más extrema es su ideología de izquierda, más fuerte es su oposición.

La primera ley limitaría las contribuciones de gobiernos extranjeros a Organizaciones No Gubernamentales israelíes a la suma de 20,000 shekels por año, (alrededor de US $5,200 dólares). Otra versión de la misma ley anularía la actual exención de impuestos, (la exención equivale a un subsidio gubernamental) y aplicaría un impuesto de 45% a las contribuciones de gobiernos extranjeros.

Los países europeos financian principalmente organizaciones israelíes de ultra izquierda, como BTselem que proporcionó información falsa y difamatoria a la Comisión Goldstone que investigó la Guerra de Gaza. La suma que dan anualmente, entre $75 millones de dólares a $100 millones de dólares, es mayor que la que donan a las ONG de todos los otros países de la región.

(Imaginemos, por ejemplo, que Hugo Chávez, el Presidente de Venezuela financia a una ONG de Colombia que apoya a la guerrilla colombiana. ¿Colombia lo toleraría?).

Aunque la ley no especifica ni diferencia entre las ideologías de las ONG, y no las limita ni penaliza sus actividades, las ONG de izquierda han acusado histéricamente al gobierno de limitar la libertad de expresión, atentar contra la democracia, incitar violencia contra los activistas de los derechos humanos y crear la base para una futura dictadura.

La segunda ley concierne al proceso de selección de jueces para la Corte Suprema. Actualmente, los jueces son elegidos por un Comité de Selección compuesto de nueve miembros, el Presidente de la Corte Suprema más otros dos jueces, el Ministro de Justicia y otro ministro, dos miembros de la Knesset, y dos representantes de la Asociación de Abogados. En la práctica esto significa que son los jueces los que eligen a los nuevos jueces, con el resultado que, no por coincidencia, todos comparten la misma ideología, lo cual se expresa en sus veredictos.

El proyecto de ley especifica que los candidatos a juez de la Corte Suprema aparezcan públicamente ante el Comité de Ley, Constitución y Justicia de la Knesset, para expresar sus opiniones, puntos de vista, ideología y actividades, procedimiento que es el seguido en los Estados Unidos.

Las ONG de izquierda también se oponen a esta ley, ya que daría posibilidad de que personas que no comparten su ideología sean elegidos jueces de la Corte Suprema, y ya no podrían contar con la simpatía y el automático apoyo de esa augusta institución.
________________________________

El problema de los inmigrantes ilegales
Mi Enfoque #394, 19 de noviembre, 2011, por David Mandel, www.mandeldavid.com

Más de 40,000 sudaneses y eritreos han entrado ilegalmente en Israel, atravesando el desierto de Sinai con la ayuda de beduinos, quienes, a veces, no satisfechos con el dinero que reciben, les roban, violan a las mujeres y hasta los asesinan. También arriesgan ser matados por los soldados egipcios en la frontera, como ha ocurrido ya en varias oportunidades.

 La semana pasada entraron más de 600, pero ha habido semanas cuando llegaron cerca de 2,000. No escapan de persecuciones políticas, sino que vienen en busca de trabajo.

Israel, para controlar esta inmigración ilegal y descontrolada, está construyendo en la frontera con Egipto una cerca de 5 metros de altura, que tendrá una longitud de 230 kilómetros, 65 de los cuales ya han sido construidos.

Israel es uno de los países que firmaron la Convención de las Naciones Unidas sobre Refugiados en 1951, por la cual el país se compromete a recibir refugiados, a permitirles trabajar, y a proporcionar servicios médicos. El país cumple con la Convención.*

Es un grave problema no solo legal sino también ético y moral, y, hasta el momento, el gobierno de Israel no sabe como enfrentarlo.

* Personalmente conozco a varios refugiados de países latinoamericanos, entre ellos colombianos y venezolanos.

 

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui