x
Tres ideologias, nazismo, comunismo e islamismo

El Islamismo
Tres ideologias: nazismo, comunismo e islamismo

Mi Enfoque por David Mandel, www.mandeldavid.com

Durante nuestra época, tres ideologías, basadas en conceptos completamente diferentes, han tenido el mismo objetivo: la conquista del mundo. Dos de ellas, el nazismo y el comunismo, fracasaron, y aunque cada una de ellas todavía tiene algunos seguidores fanáticos y obstinados, ya no constituyen un peligro para el mundo. La tercera ideología, el islamismo, está ganando posiciones mediante actos terroristas, inmigración a países no islámicos y demografía.

El nazismo es una ideología basada en la teoría pseudo científica de que hay diversas razas humanas, que una de ellas es superior, y las otras son inferiores. La superioridad racial confiere, según el nazismo, el derecho de conquistar a los grupos inferiores, quitarles sus derechos y libertades, y hasta exterminarlos si así lo consideran conveniente. La ideología terminó en la lata de basura de la historia cuando su proponente, Alemania, fue derrotada por los aliados en la Segunda Guerra Mundial.

El comunismo, ideología sociopolítica, basada en las teorías económicas y sociales de Karl Marx y de Vladimir Lenin, tiene como objetivo la creación de una sociedad sin clases sociales o económicas, donde la propiedad y los medios de producción pertenecen a la sociedad y no a personas privadas. La ideología cambió cuando sus proponentes se adueñaron del gobierno en Rusia y declararon que el poder pertenecía, no a los trabajadores sino al partido comunista, lo cual George Orwell satirizó en su libro Granja animal, al escribir que "algunos animales son más iguales que otros". El comunismo fracasó cuando la economía de la Unión Soviética y de sus países satélites no pudo competir con los países capitalistas occidentales. Aunque aún existen partidos comunistas en varios países, en algunos de ellos formando parte de la coalición gobernante, sólo quedan cuatro países comunistas en el mundo, Cuba, Laos, Vietnam, la República Popular China, y de los cuatro el único que aún se rige por el modelo social económico de Marx y Lenin es Cuba. Los otros tres países han adaptado en sus economías muchos aspectos del sistema capitalista de libre comercio.

El término islamismo, (que no es sinónimo de Islam, nombre de la religión de los musulmanes), se refiere a una ideología política-teológica extremista que está basada en la religión islámica. Exige que el Islam constituya el fundamento religioso-judicial-político del país y que la ley islámica, (Shaaría) rija en el sistema judicial y esté sobre todas las otras leyes. Rechaza la influencia cultural, militar, económica, política y social de los países del Occidente en el mundo musulmán. Su ideal es restaurar y expandir en todo el mundo el califato musulmán. Su principal exponente es el régimen de los clérigos en la República Islámica de Irán. Pertenecen al islamismo organizaciones que no tienen escrúpulos en usar el terror para lograr sus fines. Entre ellas están la Hermandad Musulmana, Al Queida, Hamás, Hizballah.

Sus principales ideas y objetivos son los siguientes:
• El Islam, para los islamistas, no es simplemente una religión sino un sistema teológico, político y social, completo y absoluto.
• El Islam está basado en las leyes de Dios, no en las leyes promulgadas por los hombres, y, por lo tanto, es incompatible con las ideas democráticas del Occidente.
• Los gobiernos democráticos seculares deben ser reemplazados por el gobierno de Dios, expresado en el Corán y detallado en la Shaaría.
• Todo aquel que no es gobernado por Dios vive en un estado de Jahiliya (ignorancia y oscuridad).
• El poder del Islam debe ser establecido mediante el Jihad, (Guerra Santa), que incluye actos terroristas.

No todos los musulmanes están de acuerdo con la interpretación del Corán que hacen los islamistas, con sus ideas políticas, sociales y económicas. Se calcula que el 15% de los musulmanes son islamistas.

Hay una frase muy popular hoy en día, "Choque de Civilizaciones", refiriéndose a un posible conflicto entre el mundo musulmán y el Occidente. La frase es errada. El conflicto no es entre los musulmanes y el occidente, sino entre los islamistas y el mundo entero. Los islamistas no pueden aceptar que existan regímenes gobernados por leyes hechas por los hombres, y no por la ley Shaaría.

Aquellos que creen que los islamistas están motivados por causas económicas, o que la solución del conflicto israelí-palestino hará que la República Islámica de Irán, la Hermandad Musulmana, Al Queida, Hamás e Hizballah abandonen su ambición de conversión y dominio, primero regional y luego mundial, están terriblemente equivocados.

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui