x
Mi Enfoque #519 Agosto 17, 2014

"¡Viva Palestina! ¡Muera Israel!" – mail que recibí
Un congresista pidió "expulsar a patadas" al embajador de Israel en el Perú

La existencia de judíos anti-sionistas no invalida al sionismo
Los crímenes de guerra de Hamás
Los cohetes de Gaza

El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas quiere investigar a Israel
La Falacia de Apelacion a la Autoridad
________________________________

"¡Viva Palestina! ¡Muera Israel!" – mail que recibí
Mi Enfoque #519, Agosto 17, 2014, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

Hace unos días recibí un e-mail de una persona que no está en mi lista de lectores, con sólo una línea de texto: "¡Viva Palestina! ¡Muera Israel!"

Le respondí lo siguiente:

Estimado Señor:

Agradezco a usted que se haya tomado el tiempo y el trabajo de escribirme una carta describiendo su ideología política.

Primero de todo deseo expresarle mi admiración por su capacidad en resumir en sólo cuatro palabras una ideología que hoy es tan popular en el mundo. No todos tienen su talento. Por ejemplo, la constitución de Hamás expresa la misma ideología pero lo hace en miles de palabras, 8,950 para ser exactos. Entre nos, y sin animo de ofender, ¿para que cansarse y dedicar tanto tiempo leyendo miles de palabras cuando uno puede leer lo mismo en las cuatro palabras de su mail?

También es admirable la forma directa con la que usted expresa su deseo de muerte a Israel. Hay gente hipócrita que desea lo mismo pero no lo expresa tan clara y directamente como usted por carecer de su sinceridad y franqueza. Se van por las ramas, no saben como decirlo, utilizan eufemismos, pero usted expresa sus sentimientos en la forma más clara posible. No hay duda de que usted es una persona que tiene convicciones y las expresa con la mayor sinceridad posible.

Tal vez le sorprenda a usted de que yo comparto su ideología. Bueno, no el 100%. Sólo la primera parte, donde usted escribe "¡Viva Palestina!" Yo también deseo igual que usted que los palestinos vivan bajo un régimen democrático, un régimen de leyes humanas, un régimen en el cual serían libres para expresar sus opiniones, en el cual las mujeres tendrían iguales derechos, en el cual los cristianos no serían perseguidos, en el cual no enseñarían odio a niños pequeños, en el cual sus clérigos no predicarían la demonización de otros seres humanos, en el cual sus medios de comunicación promoverían la tolerancia, un régimen en el cual la muerte propia o del enemigo ya no sería el ideal sino la vida.

No estoy de acuerdo con su segunda parte, donde usted escribe "¡Muera Israel!" Una ideología fanática, que desea la muerte de una nación, el exterminio de millones, es una ideología genocida. Con esa frase nunca va usted a convencer a Israel de que corra riesgos por la paz. Con esa frase sólo logra perennizar el conflicto.

Si usted y la gente que comparte su ideología, en vez de decir "¡Viva Palestina! ¡Muera Israel!" dirían  "¡Viva Palestina! ¡Viva Israel!" el mensaje del profeta Isaías de paz, amor y tolerancia tendría muchas más posibilidades de hacerse realidad.

Le saluda atentamente

David Mandel
________________________________

Un congresista pidió "expulsar a patadas" al embajador de Israel 
Mi Enfoque #519, Agosto 17, 2014, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

Un congresista peruano de origen palestino, que en el pasado pidió romper relaciones con Israel,  declaró hace unos días que hay que expulsar del Perú a patadas al embajador de Israel.

Es probable que el distinguido congresista aprendió, cuando jugaba fútbol durante su juventud, que las patadas son un excelente argumento para refutar posiciones y expresiones con las cuales uno no está de acuerdo. Tal vez sea una sorpresa para él pero esa no es la forma más adecuada de tratar al representante de un país amigo con el cual temporalmente hay diferencias de opinión.

Entiendo que la ideología gobierna nuestras acciones, pero no todos compartimos la misma ideología. Por ejemplo, nadie en Israel reparte caramelos ni baila en los tejados al escuchar la muerte de un palestino o la destrucción de las Torres Gemelas de Nueva York. El odio que obsesiona a Hamás, y, aparentemente, también al congresista, no existe en Israel.
 
Hamás es una organización terrorista reconocida así por la Unión Europea, por los Estados Unidos y por otros países. Como dice el Nuevo Testamento, "por sus frutos los reconocerán". Y los frutos de Hamás son enviar suicidas bombas a asesinar indiscriminadamente a hombres, mujeres, niños y ancianos, como lo hicieron matando a más de mil personas en la Guerra del Terror (2000 al 2004) más conocida como Segunda Intifada. Otros "frutos” de Hamás son los más de 15,000 cohetes disparados a los pueblos fronterizos de Israel en los últimos 13 años, aparte de los 3,500 cohetes, (gran parte de ellos fabricados por Siria e Irán), disparados por Hamás a Israel durante las últimas semanas, que tenían como objetivo matar el máximo de civiles posible. Los túneles cavados por Hamás, (en cuya construcción murieron 160 niños palestinos, tragedia que nadie considera necesario mencionar) no fueron designados para que turistas palestinos visiten Israel sino para masacrar civiles y secuestrar a los sobrevivientes. Si no lo lograron no fue por falta de intención.

Retirar al embajador del Perú de Israel, sin condenar o siquiera mencionar los actos terroristas que Hamás ha cometido en esta guerra, es, como dijo el embajador israelí, tal vez no con suficiente diplomacia, "premiar a Hamás".

La reacción grosera y vulgar del congresista, de proponer dar de patadas al embajador de un país amigo, es una vergüenza para el Congreso y para el Perú.

¿Podría ser, debido a que Qatar, el Estado árabe que financia a Hamás, ha sido elegido por la FIFA como futuro escenario para la Copa Mundial, que el congresista peruano, con sus patadas, tal vez quiere hacer méritos para integrar el equipo de fútbol de Hamás?
________________________________

La existencia de judíos antisionistas no invalida al sionismo
Mi Enfoque #519, Agosto 17, 2014, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

Ahora que el conflicto con Gaza ha dado pretexto y aparente legitimidad a la expresión de odio, no solo al Estado de Israel sino a los judíos en general, es evidente que el antisemitismo es expresado en diversas formas.

Las turbas enfurecidas en Paris, Londres, Berlín, que portan carteles donde hacen equivalencia de la Estrella de David con la esvástica nazi mientras gritan en coro "Hamás, Hamás, judíos al gas", vandalizan sinagogas y rompen vitrinas de establecimientos de judíos, expresan su antisemitismo en la forma más clara posible. Son "antisemitas de la calle".

Los "antisemitas de salón"  son más cultos. Se precian de ser intelectuales y expresan su judeofobia en forma más sofisticada, (Por ejemplo, hace unos años el embajador de Francia en Inglaterra, durante una comida se refirió a Israel, diciendo: "Es un paisito de mie.da"). Estos señores han descubierto que identificar y citar a judíos anti-sionistas les es muy útil para aparentar ser imparciales, atribuir su propio prejuicio a los judíos y poder decir "¿Ven ustedes? ¡Hasta los mismos judíos son anti-sionistas!" 

Un antisemita de salón se tomó el tiempo y el trabajo de compilar una lista de judíos anti-sionistas, puso a la cabeza a Albert Einstein y a Noam Chomsky, y se dedicó a distribuirla por Internet.

En mi opinión su labor fue una perdida de tiempo. Una lista de judíos anti-sionistas no aumentará el grado de odio que ya sienten los antisemitas hacia Israel, y tampoco afectará a quienes sienten que el pueblo judío, al igual que toda otra nación, tiene legítimo derecho a su propio Estado independiente.

Por supuesto que hay judíos antisemitas, incluyendo algunos que han nacido en Israel (para muestra un botón, Gilad Atzmon―a quien se le encuentra buscando en Google―deja chico a Torquemada), que expresan el odio a sus ex-hermanos difamando a Israel. Esto no es una novedad de nuestra época.

En la Edad Media, en España, hubo numerosos casos de apostatas judíos, o descendientes de judíos, que se "oponían" (eufemismo por "perseguían") a los judíos y al judaísmo. Eso no significa que el judaísmo no es valido y que no fue apreciado y valorizado por cientos de miles de judíos que continuaron fieles a su religión a pesar de las persecuciones y pogroms.

El hecho de que hay cien, mil o diez mil judíos anti-sionistas no significa que el pueblo judío carece del derecho legitimo a tener un Estado propio, que, en los 66 años de su existencia, ha contribuido mas que el 95% de otros Estados del mundo al adelanto de la agricultura, medicina, tecnología, comunicaciones, beneficiando así a toda la humanidad.
 
Aunque Einstein inicialmente no abogaba por un Estado político sino cultural, en los últimos años de su vida manifestó solidaridad con el Estado Judío. Cuando el presidente Weizmann murió, pidieron a Einstein que fuese presidente (es lógico que nunca habrían ofrecido tan alta posición a un anti sionista).  Einstein declino diciendo: "Estoy muy emocionado por la oferta de nuestro Estado de Israel, y me da tristeza que no puedo aceptar." Al morir dejó los derechos literarios de su obra a la Universidad Hebrea de Jerusalén.

Respecto a Noam Chomsky, él es respetado en su especialidad, pero en sus declaraciones políticas expresa un odio obsesivo no sólo a Israel sino también a los Estados Unidos.

Mientras que Einstein tiene avenidas a su nombre en muchas ciudades de Israel, ni un solo callejón de mala muerte llevará el nombre de Chomsky. Tal vez le den ese honor en Gaza.

Con todo respeto al recopilador de la lista de judíos anti-sionistas y a los distribuidores de dicha lista, la antipatía que Chomsky y otros sienten hacia Israel y hacia el sionismo interesa menos a quienes viven en Israel, orgullosos de ser judíos, orgullosos de ser israelíes, que un debate sobre la inmortalidad del mosquito.
________________________________

Los crímenes de guerra de Hamás
Mi Enfoque #519, Agosto 17, 2014, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

Una delegación de judíos americanos se reunió hace unos días con Ban-Ki Moon, Secretario General de las Naciones Unidas, para darle una relación de 19 crímenes de guerra realizados por Hamás:
1.      Hamás disparó cohetes a la población civil de Israel, lo cual es un crimen de guerra, según el Estatuto de Roma, art. 8 (2)(b)(i), con el propósito expreso de atacar ciudades y centros poblados.
2.      Sus ataques los hizo desde zonas residenciales y lugares protegidos, violando las leyes internacionales que exigen diferenciar entre sus combatientes y sus propios civiles. El Artículo 51 (7) del Protocolo Adicional 1 dice que "la presencia o movimientos de la población civil no deben ser usados para conferir inmunidad a operaciones militares o para proteger objetivos militares de ataques."
3.      Usó casas de civiles e instituciones públicas como bases de operaciones.
4.      Hizo uso inapropiado de facilidades médicas y ambulancias. Hamás usó ambulancias para movilizar a sus combatientes.
5.      Minó áreas civiles.
6.      Mezcló a combatientes con civiles y usó a civiles como escudos humanos.
7.      Abusó de de niños. Hamás tiene campos de instrucción militar para niños, que fueron usados también para cavar túneles.
8.      Interfirió con esfuerzos de ayuda humanitaria. Hamás utilizó las treguas humanitarias para disparar cohetes a Israel, incluyendo a Kerem Shalom por donde entran los bienes humanitarios a Gaza.
9.      Tomar rehenes está prohibido por la Cuarta Convención de Ginebra, artículo 34. Rehenes, a diferencia de prisioneros de guerra, son usados para obligar a la otra parte a hacer o abstenerse de hacer ciertos actos como condición para la liberación de los rehenes.
10.  Utilizó el uniforme del enemigo, al enviar a sus combatientes por los túneles vestidos con el uniforme del ejército de Israel.
11.  Usó violencia para provocar terror y pánico en la población civil, lo cual era uno de los objetivos de Hamás al disparar sus cohetes.
12.  Disparó cohetes a aeropuertos y plantas nucleares.
13.  Disparó indiscriminadamente sus cohetes a blancos civiles.
14.  Los ataques que pueden causar daño a civiles deben ser proporcionales a la ventaja militar que se obtiene. Disparar cohetes a ciudades y poblaciones civiles de Israel no confieren ventaja militar, por lo tanto son desproporcionales.
15.  La ley internacional exige avisar con anticipación cuando se va a realizar un ataque que puede afectar a la población civil. Hamás nunca avisó de los disparos de sus cohetes.
16.  Hamás no protegió a sus propios civiles, no les construyó refugios anti-bombas y los expuso deliberadamente a que estén en lugares que eran bombardeados.
17.  Hamás atacó a unidades médicas, incluyendo el hospital de campo que Israel preparó para gente herida de Gaza, cerca al cruce Erez.
18.  En vez de proteger a periodistas, Hamás los amenazó explicita e implícitamente, acusando a algunos de ser espías, y prohibiendo a otros salir de Gaza.
19.  Los cuerpos de muertos deben ser respetados, y su mutilación es prohibida. Hamás cortó un pedazo del cadáver del soldado Shaul Orono.
________________________________

Los cohetes de Gaza
Mi Enfoque #519, Agosto 17, 2014, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

Desde el año 2001 hasta principios de julio de este año los palestinos (Hamás, Frente popular de Liberación Palestina, Brigadas al-Aqsa, Yihad islámico y otras organizaciones) han disparado desde Gaza cerca de 15,000 cohetes a poblaciones civiles de Israel, y, desde que comenzó el presente conflicto, más de 3,500 cohetes.

Los palestinos han expresado varios objetivos que motivan sus disparos:

•        Matar a judíos es una obligación religiosa
•        Es una venganza contra lo que ellos consideran "agresión israelí"
•        Lo consideran una reacción legítima al hecho de que judíos ocupan una tierra que fue islámica, no sólo la Cisjordania sino Israel propiamente dicho.
•        Es un método efectivo para que el mundo preste atención al problema palestino
•        Forzar la emigración de judíos de Israel a otros países.
•        Disturbar la vida de la población judía

Los cohetes, inicialmente de fabricación local, fueron disparados en los primeros años solo a la ciudad de Shderot, cuya densidad de población es mayor que la de Gaza. En el año 2007 los palestinos dispararon un cohete Katyusha, cuyo alcance es de 20 kilómetros, a Ashkelon. En el año 2008 un cohete cayó en los terrenos del Hospital Barzilai en Ashkelon. En el año 2009 los cohetes disparados desde Gaza ya tenían un alcance de 40 kilómetros y cayeron por primera vez en Ashdod, Beersheba y Gedera. En el presente conflicto los cohetes de los palestinos han llegado hasta Tel Aviv, Jerusalén y Haifa, con lo cual prácticamente toda la población de 8 millones está al alcance de los cohetes de Gaza.
________________________________

El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas quiere investigar a Israel
Mi Enfoque #519, Agosto 17, 2014, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

Primero la sentencia, luego el veredicto
(Alicia en el País de las Maravillas, capítulo 12, por Lewis Carroll)

En el mes de abril del 2009 el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas estableció una comisión para investigar si se habían cometido crímenes de guerra en el conflicto de Israel contra Hamás, en enero del 2009. Israel se negó a cooperar con la investigación debido a que no considera que el Consejo de Derechos Humanos sea una institución imparcial.

El Consejo de los Derechos Humanos sólo conoce un trasgresor en todo el mundo: Israel. En su reunión inaugural en el año 2006 declaró que permanentemente, en cada sesión, se examinarán los actos de Israel, lo cual no hace con ningún otro país. Fiel a su palabra, el Consejo, hasta el momento, ha emitido 50 condenas a Israel, casi más que a todo el resto del mundo junto. Respecto a otros países, por ejemplo Sudán, culpable de la muerte de 500,000 personas en Danfur, se limitó a expresar "grave preocupación".

El 15 de setiembre del 2009 la comisión emitió un reporte que lleva el nombre del jefe de la comisión de Richard Goldstone en el cual se condenaba tanto a Israel como a los palestinos de posibles crímenes contra la humanidad. Israel rechazó el reporte tachándolo de estar lleno de errores y prejuicios. También rechazó la acusación de que había atacado deliberadamente a civiles.

El 11 de abril del 2011 Richard Goldstone se retractó de sus acusaciones y declaró que Israel no había atacado deliberadamente a civiles. Pero, el daño a la imagen de Israel ya estaba hecho.

El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas acaba de nombrar una comisión para investigar si se han producido crímenes de guerra en el reciente conflicto entre Israel y Hamás. El jefe de la comisión es el jurista canadiense William Schabas, conocido por su crítica de Israel, y su pedido hace algunos años de enjuiciar a Benjamín Netanyahu (bajo la equivocada impresión de que era Primer Ministro de Israel cuando en realidad en ese momento lo era Ehud Olmert) y a Shimon Peres por "crímenes contra la humanidad"..

Israel está convencido de que la comisión ya ha llegado a conclusiones antes de empezar las investigaciones, y hay un debate en el gobierno acerca de que es preferible, cooperar o no cooperar con la investigación de la comisión.

________________________________


La Falacia de Apelación a la Autoridad
Mi Enfoque #519, Agosto 17, 2014, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

Una persona que no está en mi lista, pero que leyó mi carta abierta a Mario Vargas Llosa―en la cual atribuí los errores que plagan su articulo "Entre los escombros" a la ignorancia del escritor, es decir a su falta de conocimiento o a un conocimiento sólo parcial del tema―me reprocha el hecho de que yo, no habiendo ganado ningún premio mundial, cometí un crimen de lesa majestad al considerar "ignorante" a un Premio Nobel de Literatura.

Mi corresponsal, como muchos otros ingenuos, comete aquí la conocida falacia llamada "Apelación a la Autoridad" que considera que una afirmación es verdadera basándose solamente en quien la dice, pero que en realidad carece de valor por no tener fundamento real.

No hay duda de que Vargas Llosa es un gran escritor, merecedor del Premio Nobel de Literatura, pero eso no lo hace omnisciente en todos los campos del saber humano. Al único a quien se puede atribuir omnisciencia es a Dios. Dudo que Vargas Llosa sea una autoridad, por ejemplo, en medicina, astronomía u otras ciencias. También dudo, por la evidencia de sus artículos, que sea una autoridad en lo que se refiere al conflicto del Medio Oriente.

El mismo Vargas Llosa contradice la conmovedora fe de mi corresponsal en su omnisciencia cuando cita a su esposa Patricia, en su discurso de aceptación del Premio Nobel: "Mario, para lo único que tú sirves es para escribir".

Y no para otras cosas, incluyendo opinar con poco conocimiento, compensado con mucho prejuicio, sobre la situación en el Medio Oriente.

 

Imprimir
   
Envíalo a un amigo
   
Añadir una nueva respuesta
   
Comentarios de los lectores
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui