Sátiras bíblicas

Sátiras bíblicas

• Si Netanyahu regatease con Dios
• Titulares de periódicos en la época de Moisés
• ¿Qué opinaba el Rey Salomón sobre los izquierdistas?
• El Libro de Job, actualizado y modernizado, versión 2008
• Si algunos personajes de la Biblia viviesen hoy
• Discusión teológica
• ¿Cómo reaccionar frente a la agresión? Tres alternativas bíblicas
• Los párrafos picantes del Shulján Aruj
• Esther y Assuero, la continuación del libro bíblico

_______________________________________

Si Netanyahu regatease con Dios (a semejanza del diálogo de Abraham con Dios en el capítulo 18 de Génesis)

Netanyahu "¡Oh, Señor! Para lograr la paz con los palestinos estoy dispuesto a retirar a todos los israelíes de las ciudades y asentamientos de Judea y Samaria,  incluido aquellos establecidos hace décadas en terrenos estatales."
Dios "Hijo mío, ¿acaso no lees el periódico, escuchas la radio o ves televisión?"
Netanyahu "La verdad es que últimamente, con todos los viajes que hago a Washington, no he tenido mucho tiempo. ¿Por qué? ¿Hay alguna novedad?"
Dios "No se podría decir que es novedad, pero el Primer Ministro de la Autoridad Palestina en un discurso reiteró, ante miles de oyentes, que nunca reconocerá a Israel y que continuará con su guerra jihad hasta, lo que él llama, "liberar Jerusalén."
Netanyahu "¿Señor, si hubiese 50 palestinos que desean sinceramente la paz, podría yo sacar a todos los habitantes judíos de Judea y Samaria, tal como lo hicimos con los que vivían en Gaza?"
Dios "Si encuentro 50 palestinos que desean sinceramente la paz, estaría de acuerdo con que saques a todos los judíos de Judea y Samaria."
Netanyahu "Disculpa que me atreva a regatear con el Señor, pero, si faltasen 5 de esos 50, ¿podría yo desmantelar todas las ciudades y asentamientos de judíos en Judea y Samaria?
Dios "Si hubiese 45, te doy el visto bueno."
Netanyahu "Digamos que sólo hay 40."
Dios "OK, 40 estaría bien."
Netanyahu "Señor, perdona mi insistencia, pero tal vez sólo hay 30".
Dios "Si hubiese 30, puedes sacar a todos los judíos de Judea y Samaria."
Netanyahu "Pero, digamos que sólo hay 20."
Dios "Si hay 20, está bien. Puedes desmantelar todas las ciudades y asentamientos."
Netanyahu "Señor, no te molestes, pero déjame preguntarte una vez mas, ¿Y si sólo hubiese 10?"
Dios "Si hay 10, te doy luz verde."
Netanyahu (Desesperado) "Dios mío, ¿Tu crees que durante mi vida podrá haber paz entre israelíes y palestinos?"
Dios (Suspirando) "¡Ay, hijo mío! No la habrá en tu vida, y me temo que tampoco en la Mía."

_______________________________________

Titulares de periódicos en la época de Moisés
Mi Enfoque #233, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il     

Demanda exagerada del líder israelita Moisés
causa problemas al gobierno egipcio

Moisés, el líder israelita, ha presentado una demanda al gobierno del Faraón, exigiendo en términos inaceptables que deje salir a su pueblo de Egipto. El gobierno egipcio ha rechazado la demanda ya que la pérdida de la mano de obra barata de los esclavos ocasionaría graves problemas a la economía nacional.

Los israelitas dañan la infraestructura egipcia
La infraestructura del estado egipcio ha sido gravemente impactada por acciones israelitas que incluyeron el uso de armas químicas que tornaron las aguas del Nilo en sangre, y armas biológicas que causaron la proliferación de sapos, piojos, moscas y langostas en todo el país. Estas acciones criminales han afectado a cientos de miles de ciudadanos egipcios.

Los israelitas causan una oscuridad total en Egipto
El gobierno egipcio ha denunciado que los israelitas, no satisfechos con las plagas que han causado sufrimiento a ciudadanos inocentes, han provocado una oscuridad total en todo el país. El gabinete del faraón tuvo que sesionar a la luz de velas, aunque en una de las pinturas que confirma este último desmán israelita se vislumbra luz a través de las cortinas cerradas.

El mundo protesta por la reacción desproporcionada de los israelitas
Se han producido manifestaciones multitudinarias en las más importantes capitales del mundo, incluyendo Nínive y Babilonia, contra las acciones desproporcionadas de los israelitas. Los manifestantes portaban carteles que decían "¡Faraón, estamos contigo!" y "¡No los dejes salir!"

El Faraón está dispuesto a llegar
a un acuerdo con los israelitas
Durante una visita de Nabucarter, ex rey de Babilonia, el Faraón declaró que, aunque nunca reconocerá al pueblo israelita, está dispuesto a firmar una tregua por diez años, que permitiría salir a los israelitas al desierto si no se alejan mucho, si no se llevan con ellos el ganado, y si dejan de causar plagas. Nabucarter felicitó al Faraón por su buena voluntad y criticó severamente la intransigencia israelita, causa de todos los problemas en esa sufrida región del Medio Oriente.

Gobierno de Babilonia pide a Moisés que continúe las negociaciones con el Faraón
El Ministro de Relaciones Exteriores de Babilonia ha pedido a Moisés que continúe las negociaciones con el Faraón, y se abstenga de causar plagas.
 El líder israelita Moisés declaró que el Faraón ha hecho muchas promesas pero no ha cumplido ninguna. El Ministro expresó que no se debe culpar al Faraón por los abusos de los capataces de los esclavos. "Son actos realizados sin conocimiento del gobierno oficial", y agregó "Las plagas son contraproducentes y no contribuyen a la solución del problema".

Organizaciones de Derechos Humanos acusan a los israelitas de crimen contra la humanidad
Las principales organizaciones mundiales de defensa de los derechos humanos han condenado las acciones de los israelitas que causaron la muerte de los primogénitos egipcios, y las consideran un crimen contra la humanidad. Los israelitas evaden su responsabilidad aduciendo que Dios fue el que hirió a las víctimas.

_______________________________________

¿Qué opinaba el Rey Salomón sobre los izquierdistas?
 Mi Enfoque #34, enero 30,2004, por David Mandel,

La Biblia atribuye tres de sus libros al Rey Salomón: El Cantar de los Cantares, escrito cuando era joven y romántico Proverbios, escrito años más tarde cuando había adquirido sabiduría y Eclesiastés, cuando ya era un hombre anciano a quien la vida le había quitado las ilusiones.
Es en este último libro donde Salomón da una opinión corta pero aplastante sobre los izquierdistas: “El corazón del sabio lo inclina a la derecha, y el corazón del necio hacia la izquierda”, (Eclesiastés 10:2).
(Me apresuro a dejar en claro que esa opinión es la del Rey Salomón, y el redactor de este boletín no necesariamente la comparte, aunque, ¿quién soy yo para discutirle al rey más sabio de la historia?).
_______________________________________

El Libro de Job, actualizado y modernizado, versión 2008
Mi Enfoque #253, 13 de octubre, 2008

Capítulo 1
1 Vivía un varón en tierra de USA, llamado John Oliver Barnes (JOB para sus amigos y colegas) y era éste un hombre perfecto y recto, temeroso de Dios, y apartado del mal, (lo cual significa que no vivía en la ciudad sino en los suburbios).
2 Y he aquí que JOB era presidente de una firma en Wall Street con dos mil empleados bajo él, y su sueldo era mayor que el de los dos mil empleados juntos. Era dueño de doce automóviles, incluyendo un Rolls Royce y un Jaguar, un yate, y una mansión de cinco mil metros cuadrados rodeada por un jardín con piscina y cancha de tenis. Su esposa (la segunda, ya que de la primera, luego de cuarenta años de matrimonio, se había divorciado, lo cual, gracias a sus excelentes abogados, no le costó nada) era una rubia despampanante, treinta años menor que él. Entre todos los habitantes de la zona JOB era el que tenía más renombre.
3 Y un día vinieron los ángeles a presentarse frente a Dios, y Satán vino con ellos.
4 Y Dios preguntó a Satán, "¿De donde venís?" (Dios habla con acento argentino, lo cual refuerza la teoría argentina de que Dios es argentino).
5 Y respondiendo Satán a Dios, dijo "Vengo de rondar por la tierra, y de andar por ella", contestó Satán.
6 "¿Y qué me decís de mi siervo JOB, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios, y apartado del mal? La bondad y virtud de su corazón le hace otorgar hipotecas aún a gente que no tiene donde caerse muerta", dijo Dios.
7 Y Satán que no tiene pelos en la lengua, se las cantó claras a Dios, "¿Acaso JOB te honra así nomás, sin recibir nada en cambio, por las puras como quien dice? ¿No tiene su puestazo? ¿Una mansión que hasta a mi me da envidia? ¡Apostaría que si le quitas lo que posee te maldecirá en tu propia cara!"
8 "¡OK! En tus manos pongo todas sus posesiones, pero a él no me lo toques", dijo Dios, entusiasmado con la apuesta. Y salió Satán de delante de Dios.
9 Y aconteció que JOB llegó la siguiente mañana a su oficina. No acababa de acomodarse en su sillón gerencial, cuando entró uno de los empleados y le dijo, "La bolsa ha caído, y nuestra empresa, que ayer valía diez mil millones de dólares, hoy vale cero".
10 Aún estaba este hablando, y vino otro empleado que dijo, "El Directorio de la compañía lo ha despedido".
11 Y he aquí que en ese momento sonó el teléfono. Era su segunda esposa.
12 "Acabo de ver la noticia en CNN quiero un divorcio y he tomado los mismos abogados que me contaste fueron tan buenos cuando te divorciaste de la vieja esa", le dijo la mujer, y le colgó el teléfono sin esperar la respuesta.
13 Y JOB se levantó del sillón, salió de su oficina, salió del edificio, y entró a un bar vecino a tomar un whisky.
14 Pero en todo esto JOB no pecó ni le echó la culpa a Dios.

Capítulo 2
1. Y otro día aconteció que nuevamente los ángeles se presentaron ante Dios, y Satán vino con ellos.
2. Y Dios preguntó a Satán, "¿De donde venís?"
3. "Vengo de rondar por la tierra, y de andar por ella", contestó Satán.
4. "¿Y qué me decís de mi siervo JOB? No hay ninguno como él, decente, temeroso de mí, que vive apartado del mal. A pesar de que me incitaste para que lo arruine sin motivo, todavía conserva su integridad", dijo Dios.
5. "¡Cosa por cosa! Con tal de salvar la vida el hombre da todo lo que tiene. ¡Pero extiende la mano y hiérelo, y apuesto que blasfemará en tu propia cara!" dijo Satán.
6. "OK. Está en tus manos, pero respeta su vida", contestó Dios, con menos entusiasmo que la vez anterior.
7. Y Satán se retiró de la presencia de Dios para afligir a JOB con dolorosas llagas desde la planta del pie hasta la coronilla.
8. Y a JOB no le quedó otra cosa que sentarse y rascarse las llagas con un pedazo de teja, porque sus médicos (todos ellos ateos y agnósticos) no tenían idea de cual era la causa.
9. Su segunda esposa, furiosa porque sus abogados le habían informado que JOB se había declarado en bancarrota, le gritó, "¿Todavía mantienes firme tu integridad? ¡Maldice a Dios y muérete de una vez!"
10. ¡Hablas como una tonta! Si sabemos recibir de Dios lo bueno, ¿no sabremos también recibir lo malo?", contestó JOB, (sonriendo para sus adentros, pues sus abogados le habían asegurado que la mujer no recibiría ni un cobre).
11. Y a pesar de todo esto, JOB no pecó ni se quejó de Dios
12. Y tres periodistas conocidos de JOB, Charles Shepherd del New York Times, Robert Lewis del Washington Post, y Richard Lippcot de la red de televisión NBC luego que oyeron todo el mal que le había ocurrido, vinieron, cada uno de su lugar, para entrevistarlo. Se sentaron a su lado sin hablar, con caras compungidas (lo cual no necesariamente coincidía con sus verdaderos sentimientos), esperando escuchar las declaraciones de JOB.

 Capítulo 3
1. Y abrió JOB su boca y rompió el silencio para maldecir el día que había nacido, y una serie de otros días. Y exclamó JOB y dijo:
2. "Maldigo el día en que fui concebido, y la noche en que se anunció '¡Ha nacido un niño!'"
3. "Maldigo el día en que se me ocurrió estudiar para MBA, en vez de dedicarme a un trabajo decente como gasfitero o plomero".
4. "Maldigo el día en que se me ocurrió dar hipotecas por valor del 100% del valor de sus casas a gente que sólo ganaba la décima parte de lo que tenía que pagarme al año en intereses".
5. "Maldigo el día en que no se me ocurrió vender todas mis acciones cuando su precio estaba tan alto".

 Capítulo 4
1. A esto respondió Charles Shepherd del New York Times:
2. "Espero que no se ofenda por lo que le voy a decir".
3. "Usted daba discursos optimistas, inspirando a sus empleados, animando a sus vendedores, y fortaleciendo a los que dudaban. Ahora que le ha tocado el turno de tener problemas, parece que no los puede afrontar".
4. "Usted, que todas las semanas iba a rezar, y que era decente en su vida, debería tener confianza y esperanza. A la larga las cosas se arreglarán".

 Capítulo 5
1. Y respondió JOB y dijo:
2. "Si mis problemas fueran pesados en una balanza pesarían más que todas las arenas del mar"
3. "¿Qué fuerzas me quedan para seguir esperando? ¿Qué fin me espera para querer vivir?"
4.  "Ahora que estoy en la ruina mis amigos me han dejado, como los ríos que se secan cuando no hay lluvia".
5. "Estoy cansado de vivir. Déjenme solo".

Capítulo 6
1. A esto respondió Robert Lewis del Washington Post:
2. "¿Hasta cuando va a hablar usted así? Sus palabras son como un ventarrón".
3. "Algo malo debe haber usted hecho para merecer lo que le ha ocurrido. Dios es justo. Pero si usted es tan honesto y puro como dice, recuperará con creces la riqueza que ha perdido".

Capítulo 7
1. Y respondió JOB y dijo:
2. "Todo eso ya lo he escuchado".
3. "¿Qué hice de malo, Dios mío?"
4. "Estoy en la miseria, cubierto de vergüenza".
5. "¿Por qué permitió Dios que yo naciera?"
6. "¡Déjenme morir solo!"

Capítulo 8
1. Richard Lippcot de la red de televisión NBC le respondió, diciendo:
2. "¿No hay alguien que pueda contestar sus tonterías? ¿Acaso hablar tanto prueba su inocencia?"
3. "Usted dice que no ha hecho nada malo. ¡Si Dios le respondiese, diría que lo ha castigado menos de lo que usted se merece!"
4. Usted debería arrepentirse de todo lo que ha hecho, y enfrentar al mundo con firmeza y coraje.

Capítulo 9
1. Y, de repente, retumbó la voz de Dios.
2. "¿Quienes son ustedes que hablan sin sentido?"
3. "¿Dónde estaban ustedes cuando Yo creé el universo?"
4. "¿Acaso alguno de ustedes tiene doctorado en economía? ¿Tienen la presunción de entender lo que está pasando? ¡Si ni siquiera Yo lo entiendo!"

Capítulo 10
1. Y respondió JOB a Dios, y dijo:
2. "Confieso que he hecho cosas que no alcanzo a comprender, y hablado de cosas que me son desconocidas".
3. "Por lo tanto, me retracto de todo lo que he hecho y dicho, y me arrepiento en el polvo y en la ceniza".

Epílogo
1. Y Dios hizo que el gobierno le regale a la firma de JOB un billón de dólares, y el Directorio lo volvió a nombrar Presidente.
2. Y he aquí que todos sus amigos, que no habían encontrado oportunidad de visitarlo durante sus sufrimientos, lo vinieron a ver, y le expresaron su simpatía por los problemas que había tenido.
3. Y Dios bendijo los últimos años de JOB más que los primeros. Su nueva casa tenía diez mil metros cuadrados. Su nuevo yate medía cien metros de largo con una tripulación de veinte personas. Su nueva esposa (la tercera), cuarenta años menor que él, firmó un acuerdo pre nupcial por el cual, en caso de divorcio, ella saldría del matrimonio al igual que entró: desnuda.
4. Y aconteció que, después de estos sucesos, JOB vivió durante muchos años más. Disfrutó de larga vida, y murió a una edad avanzada.
_______________________________________

Si algunos personajes de la Biblia viviesen hoy
Mi Enfoque # 199. 29 de junio, 2007
La Biblia se puede leer y estudiar desde muchos y diversos puntos de vista. Los creyentes la consideran la palabra de Dios o inspirada por Dios. Los arqueólogos la estudian para verificar sus descubrimientos. Los historiadores la comparan con crónicas e inscripciones de otras fuentes. Los interesados en literatura ven en la Biblia una obra maestra de los antiguos escritores hebreos.

En los siguientes párrafos, sin intención de irreverencia, presento, desde un punto de vista anacrónico, los posibles veredictos que un juez del siglo XXI emitiría respecto a las acciones de tres personajes de la Biblia.

Primer caso: Juicio a un padre de familia.
Acusado: el patriarca Abraham.
Usted ha sido encontrado culpable de negligencia y abandono de menores por haber expulsado de su hogar a su hijo adolescente Ismael, y a la madre del muchacho, lo cual casi causó la muerte del muchacho por sed y deshidratación. También ha sido hallado culpable de intento de homicidio en perjuicio de Isaac, su otro hijo. Su defensa de que una voz le ordenó sacrificar al niño no es aceptada por este tribunal.
(Sustentado por Génesis, capítulos 21 y 22).

Segundo caso: Juicio a un Jefe de Gobierno.
Acusado: el rey David
El Comité de Investigación lo ha encontrado culpable de acoso sexual por haber tenido relaciones sexuales con la esposa de un subalterno, oficial del ejercito. Respecto al segundo cargo, conspiración para causar la muerte de dicho oficial, la evidencia demuestra que usted es culpable de ser el autor intelectual de dicha muerte con premeditación y alevosía.
(Sustentado por 2 Samuel, capitulo 11)

Tercer caso: Juicio a un predicador por conducta publica anormal.
Acusado: el profeta Ezequiel
Numerosos testigos han declarado que lo han visto utilizar excrementos humanos para elaborar una torta, y permanecer inmóvil por muchos días en sitios públicos, hechos que han sido confirmados por usted. Por lo tanto he dado instrucciones para que lo hospitalicen y lo tengan bajo observación por el tiempo que los psiquiatras consideren necesario.
(Sustentado por Ezequiel, capítulo 4)
____________________

Discusión teológica
Mi Enfoque #215, por David Mandel, enfoque@netvision.net.il

Seis días trabajarás, pero el sétimo día es el sábado del descanso, sagrado para Dios el que haga cualquier trabajo en el día sábado morirá ciertamente. Éxodo 31:15

La institución de un día de descanso semanal, una de las más importantes contribuciones del judaísmo a la humanidad, es hoy universalmente respetada. No hay persona religiosa, agnóstica o atea en el mundo que no considere que es su derecho natural descansar un día por semana.

Hace algunos días tuve ocasión de discutir con un amigo mío ultra-ortodoxo un punto teológico relacionado con el sábado.

Mi amigo, al igual que la mayoría de los judíos ultra-ortodoxos en Israel (me refiero a los hombres ya que muchas de las mujeres trabajan para mantener el hogar) no tiene empleo y pasa sus días en la yeshiva, estudiando el Talmud.

Le mencioné que, aunque no soy experto en teología, leyendo la Biblia noté que el mandamiento que se refiere al sábado consta de tres partes: dos obligaciones expresadas en frases separadas: "Seis días trabajarás" y "El sétimo día es el día del descanso", y una amenaza divina de pena capital al que se atreve a trabajar el sábado*.

"En mi opinión", le dije, "tú no cumples ese mandamiento, ya que cumplirlo parcialmente equivale a no cumplir".

"¿A que te refieres?", me preguntó.

"Tu cumples solo con lo que impone la segunda frase: "El sétimo día es el día del descanso", pero no cumples con lo que obliga la primera frase: "Seis días trabajarás".

"¡Yo trabajo!", me contestó.

"¿Cuál es tu trabajo?", le pregunté sorprendido.

"Estudiar el Talmud cada día"

"¿También lo haces el sábado?"

"¡Por supuesto!"

"En ese caso estás incumpliendo la obligación de descansar el sábado de tu trabajo".

 Nos despedimos sin haber podido convencer el uno al otro, pero seguimos siendo amigos.

*  La amenaza divina no es una simple frase. Números 15:32-36 relata el caso de un hombre a quien se le vio recogiendo leña durante el día sábado. Dios, consultado por Moisés, ordenó que lo maten a pedradas.
____________________

¿Cómo reaccionar frente a la agresión? Tres alternativas bíblicas
Mi Enfoque por David Mandel # 270  Febrero 6, 2009

Mark Twain una vez dijo, "Todo el mundo habla del clima, pero nadie hace nada al respecto". Si el genial humorista americano estuviese vivo hoy y hubiese leído la enorme cantidad de editoriales y columnas que se han escrito y publicado en las últimas semanas sobre el conflicto entre Israel y Hamás, habría dicho "Todo el mundo menciona la reacción desproporcionada de Israel, pero nadie define lo que es proporcional".

La Biblia ofrece tres reacciones distintas frente a la agresión. Una de ellas es pacifista, la segunda es desproporcionada, y la tercera es proporcional, es decir, el término medio ideal.

a) PACIFISMO FRENTE A LA AGRESIÓN
No resistan al que les haga mal. Si alguien te da una bofetada en la mejilla derecha, ofrécele también la otra. (Mateo 5:39)

Israel provee de agua, combustible, electricidad y productos básicos a Gaza, y los palestinos, en retribución, disparan cohetes y morteros a poblaciones israelíes. Israel no debe defenderse sino cristianamente dar la otra mejilla.

Es irónico que el mundo exija que el estado judío cumpla con  la prédica de Jesús, pero no pide lo mismo, y nunca lo pidió, de los países cristianos. Desde que el mundo es mundo no ha habido un solo país o nación que se haya comportado así, ni ha habido un país al que se le haya exigido que no se defienda. Excepto Israel por supuesto.

b) REACCIÓN DESPROPORCIONADA A LA AGRESIÓN
¡Escuchen mis palabras! Maté a un hombre por haberme herido, y a un muchacho por golpearme. Si Caín será vengado siete veces, Lamec será vengado setenta y siete veces. (Génesis 4:23-24).

Al igual que los columnistas y los editorialistas de los periódicos de hoy, la Biblia no explica las razones que tuvo Lamec para reaccionar tan drásticamente. No menciona las provocaciones sufridas por Lamec, ni cuanto tiempo las soportó. ¿Tal vez se cansó de recibir bofetada tras bofetada?


c) REACCIÓN PROPORCIONAL A LA AGRESIÓN
Ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie, quemadura por quemadura, herida por herida, golpe por golpe. (Éxodo 21:24-25)

El mundo exige de Israel que su reacción a cualquier agresión sea proporcional. Aparte de merecer el beneplácito del mundo, la reacción proporcional tiene la ventaja de que es un procedimiento sencillo, automático, que no necesita análisis ni debate.

Un disparo indiscriminado de un cohete contra poblaciones civiles israelíes se responde proporcionalmente con el disparo indiscriminado de un cohete contra la población civil de Gaza.

Una explosión de un suicida palestino - en un bus israelí, en un restaurante israelí, o en un negocio israelí – se responde proporcionalmente con la explosión de un suicida israelí en un bus palestino, en un restaurante palestino, o en un negocio palestino, según fuera el caso.

Un asesinato de un israelí en la carretera a manos de una emboscada palestina se retribuye proporcionalmente con el asesinato de un palestino en una carretera a manos de israelíes.

Sólo una reacción proporcional de Israel, como en los ejemplos de arriba, puede merecer la aprobación del mundo.
_______________________________________

Los párrafos picantes del Shulján Aruj
Mi Enfoque #97, por David Mandel, 2 d julio, 2005

Estuve hojeando esta mañana el Shulján Aruj, y de acuerdo al hábito que adquirí a los doce años y del cual nunca he logrado librarme, busqué de inmediato los párrafos "picantes". Los hay, y son muy instructivos.

Aquí van algunos ejemplos:
• Durante la relación sexual uno debe pensar solo en la Torah o en otros temas sagrados.
• Está prohibido tener relaciones sexuales con la luz prendida.
• Está prohibido tener relaciones sexuales durante el día, excepto si el cuarto está oscuro.
• Está prohibido mirar las zonas genitales, y el que lo hace es un desvergonzado.
• Hombres de constitución sana y fuerte, de buena posición económica y que no pagan impuestos deben cumplir con sus "obligaciones maritales" cada noche.
• Trabajadores que laboran en su propia ciudad deben cumplir dos veces a la semana.
• Trabajadores que laboran en otra ciudad deben cumplir una vez a la semana.
• Mercaderes que viajan a pueblos cercanos montados en burros deben cumplir una vez a la semana.
• Mercaderes que viajan en camellos a pueblos lejanos deben cumplir una vez al mes.
• La relación sexual no debe ser realizada a principios de la noche ni a fines, sino idealmente a media noche.
• Un invitado puede tener relaciones con su esposa si la pareja ha recibido un cuarto separado, siempre y cuando no utilice la sábana del anfitrión.
• No hay que tener demasiadas relaciones sexuales porque eso envejece a la persona, lo debilita, le afecta la vista, la da mal aliento y hace que los dientes se le caigan. Los médicos dicen que uno de cada mil personas que mueren es por enfermedad, los otros 999 mueren por exceso de cohabitación.

Voy a tener que cuidarme.

_______________________________________

Esther y Assuero, la continuación del libro bíblico
Mi Enfoque #310 Febrero 23, 2010, por David Mandel

Un autor que ha escrito un libro cuyos personajes se han ganado la simpatía y el interés de los lectores, suele ceder a la tentación, para beneplácito de sus lectores, de volver a escribir más libros usando los mismos personajes.
Los ejemplos son múltiples. Shakespeare creó su personaje Falstaff, quien primero apareció en un papel secundario en Enrique IV parte 1 y parte 2, y luego, a pedido del público de su teatro, fue el personaje principal de su comedia Las esposas alegres de Windsor. El Quijote de Miguel de Cervantes adquirió una segunda parte cuando el escritor vio que el público lo exigía. Alejandro Dumas utilizó el mismo personaje, D'Artagnan en Los Tres Mosqueteros, Veinte años después y El Vizconde de Bragelonne. Arthur Conan Doyle escribió numerosos cuentos acerca de su famoso detective Sherlock Holmes. Mario Vargas Llosa presentó al niño Fonchito, a doña Lucrecia y a don Rigoberto en 1988 en su libro Elogio a la Madrastra, y una década después, en 1997, los volvió a presentar en Los cuadernos de don Rigoberto.
En el cine sucede lo mismo. Si, por ejemplo, una película tiene éxito con el espía James Bond, o con el arqueólogo aventurero Indiana Jones, los directores vuelven a presentar a los mismos personajes en nuevas películas.
Con los personajes de la Biblia es diferente, debido, principalmente, a que el relato, en casi todos los casos, incluye su fallecimiento, lo cual imposibilita la continuación.
Una excepción es el libro de Esther, donde los principales personajes, (la reina Esther, el rey Assuero y Mordejai) continúan vivos al final del décimo capítulo, el último del libro, donde se establece la obligación de celebrar anualmente el Festival de Purim, para recordar la salvación de los judíos de un genocidio promovido por Hamán.
Lamentablemente, el libro termina sin aclarar ciertos interrogantes, el más importante de los cuales es el origen de la costumbre de beber vino en el festival de Purim hasta llegar al extremo de no poder distinguir entre el malvado Hamán y Mordejai.
Por suerte, en uno de los más grandes descubrimientos arqueológicos de los últimos años, los arqueólogos han encontrado, en una cueva del Mar Muerto, un pergamino con el texto completo del libro de Esther. Más que completo, ya que contiene once capítulos, uno más de los diez que tiene la versión que se conocía hasta hoy. Y lo más interesante, aclara el origen de la costumbre de beber vino durante Purim, en cantidades excesivas, hasta el punto de no poder distinguir entre el villano y el héroe.

Aquí va el Capítulo 11 del Libro de Esther, inédito hasta hoy:

1. Y Esther fue al rey, y el rey vio a la reina Esther parada frente al trono.
2. Y el rey extendió a Esther su cetro de oro, y Esther lo tocó.
3. "¿Cuál es tu deseo, reina Esther?", preguntó el rey. "Aunque sea la mitad del reino te será concedido".
4. "Justo de eso le quería hablar. Todo el tiempo usted me promete la mitad del reino, pero ni siquiera grushim me da para ir al shuk", contestó Esther.
5. "¡Okey, okey!", dijo el rey. "Repito, te daré la mitad del reino, pero no molestes más con eso. ¿Recuerdas lo que le pasó a Vashti, la reina anterior? A buen entendedor pocas palabras".
6. "Deseo que Su Majestad y mi pariente Mordecai vengan hoy a mis aposentos al banquete que les he preparado", dijo Esther, cambiando apresuradamente de tema.
7. Y el rey y Mordecai fueron esa noche al banquete que la reina Esther les había preparado.
8. Después de cenar, el rey y Mordecai se sentaron a beber. El rey bebió tanto que ya no pudo diferenciar entre Mordecai y Hamán.
9. Y el rey llamó a los guardias y les ordenó colgar a Mordecai, creyendo que era Hamán.
10. Y esto fue el origen de la costumbre de Purim: beber hasta que sea imposible diferenciar entre Mordecai y Hamán.
_______________________________________

 



Imprimir
   
Envíalo a un amigo
Suscripcion Gratis

GRATIS Inscribete en la lista para recibir Mi Enfoque semanalmente

Nombre:
País:
Correo electrónico*:
Me añado a la lista
Anulame de la lista - haz click aqui